Los trastornos mentales no se notan mucho y a veces se confunden con el propio desarrollo normal del adolescente

329 Compartidas
329
0
0
0
0

       


Dolz Abadia, Montserrat, Licenciada en Medicina por la Universidad de Barcelons (España), con la especialidad Psiquiatría. Infantil y juvenil, se desempeña como Jefe de Servicio de Psiquiatría Hospital de Sant Joan de Déu (Barcelona), y coautora de soy coautora del libro “Una mirada a la salud mental de los adolescentes”. Ella afirma que una observación precoz del malestar psicológico de los más jóvenes permitiría una mejora de su salud y calidad de vida en el futuro. “Según datos de la Organización Mundial de la Salud, un 10 o 20% de los adolescentes presentan o presentarán un problema de salud mental. Muchos trastornos mentales empiezan antes de los 18 años, en la infancia y adolescencia. Es importante estar atentos cuando observamos cambios notables y persistentes en el comportamiento de los chicos”.

Gracias a la publicación Aprendemos Juntos, de El País (España), BBVA y Editorial Santillana, compartimos con fines únicamente educativos y de formación permanente, partes del diálogo entre la psiquiatra Monserrat Dolz y la profesora Ana García. Ellas conversan sobre temas como la salud mental y la educación, la ansiedad, la tristeza, la depresión, la irritabilidad, el miedo, el ritmo del sueño, diferencias entre los chicos y las chicas en la etapa adolescente, la salud física, y la salud mental, el impacto del Covid 19, la asistencia al psicólogo, las tecnologías, la ayuda especializada del psicólogo, la escucha, el diálogo, el deporte y el establecer un ritmo de vida, entre otros temas de importancia para los padres de familia, los profesores y los mismos estudiantes.

En esta publicación compartimos los enlaces del video completo y el momento más destacado, así como partes del diálogo, que recomendamos leer íntegramente en el título que indicamos al final del artículo. Es nuestro propósito que esta publicación sea una invitación a seguir entusiasmados en nuestra formación permanente, conociendo los aportes y la experiencia de especialistas cercanos al mundo educativo. Hacemos presente que las letras en negritas y cursivas son nuestras.

ANA GARCÍA: … vemos que los alumnos llegan al cole y sabemos que tienen su familia, sus amigos, sus problemas… ¿Qué señales nos pueden alertar a nosotros de que puede que no tengan una buena salud mental?

MONSERRAT DOLZ: “[…] tenemos que estar atentos, porque los trastornos mentales, muchos, empiezan antes de los 18 años, es decir, empiezan en la infancia y en la adolescencia. […] las primeras fases de los trastornos mentales no se notan mucho y a veces se confunden con el propio desarrollo normal del adolescente. […] Hay datos de la Organización Mundial de la Salud que nos dicen que un diez o un veinte por ciento de los adolescentes presentarán o presentan un trastorno mental. […] es una etapa clave en lo que decíamos, en la detección en la prevención y en el tratamiento. [… pues sabemos] que los trastornos mentales generan discapacidad en la vida adulta. Generan muchos problemas. Por lo tanto, cuanto antes los tratemos, va a ser muchísimo mejor para la evolución de los casos. Esta mirada atenta en la adolescencia, desde las familias, desde las escuelas, es fundamental para prevenir que no se clarifiquen y que no se hagan más graves”.

UN DECÁLOGO PARA CUIDAR LA SALUD MENTAL DE LOS ADOLESCENTES (MOMENTO DESTACADO 06´ 15”)

ANA GARCÍA: ¿Y qué crees que podemos hacer nosotros desde la educación?

MONSERRAT DOLZ: “[…] en los últimos tiempos, se pone mucho en el entorno educativo, […] Yo creo que, quizá, estar atentos a las señales de alarma, poder tener una formación un poquito complementaria, sin ser médica ni sanitaria, pero sí estar atentos a las señales de alarma. […] hace falta tener algo de conocimiento sobre todo esto en el ámbito educativo para poder, […] ser detectores precoces. […] Por tanto, tened esa mirada atenta, ese ojo entrenado y, seguramente, algunas herramientas que os ayuden a poder levantar la mano y decir: “Aquí veo algo que me preocupa”. […]”.

Artículo relacionado:

ANA GARCÍA: La adolescencia es una etapa clave en la salud mental. ¿Nos podrías contar un poquito qué es lo que influye en la adolescencia?

MONSERRAT DOLZ: “[…] De la adolescencia hay muchos mitos. […] Realmente, es el cerebro lo que cambia. Las hormonas provocan cambios en todo el cuerpo y en el cerebro, pero el gran cambio es la reorganización cerebral. […] En la infancia, se generan muchas ramas, muchas interconexiones y en la adolescencia se podan algunas cosas que ya no hacen tanta falta y se generan otras. […] es una época fantástica, porque pasan tantas cosas que yo diría: “No nos lo tomemos como un problema”. Nos lo tenemos que tomar como una oportunidad, porque realmente, ahí está toda la capacidad. Es una época de muchísimos cambios. Hay toda una redefinición de uno mismo respecto a uno mismo y respecto al grupo, respecto a la familia… “.

ANA GARCÍA: ¿Cuáles son los trastornos más comunes hoy en día en la etapa adolescente?

MONSERRAT DOLZ: “[…] lo más habitual es que no le pasa nada. Pero cuando pasan cosas, los trastornos más frecuentes son los trastornos de ansiedad. […] los otros trastornos frecuentes son los trastornos depresivos, […] cuando decimos “depresión”, es una palabra que a veces confunde, porque se ha popularizado tanto que las personas, a veces, dicen: “Estoy deprimido”, y lo que están es tristes, o preocupados o han tenido un contratiempo. […] nuestro deber como adultos, como maestros, como padres, como cuidadores y referentes de niños y de adolescentes, es estar atentos, pero lo más normal es que no suceda nada y que sea un momento que, a lo mejor, dura unos días. La depresión es una enfermedad, es un trastorno mental […] Tiene su punto difícil, porque la adolescencia, con todos los cambios que tiene, también tiene esa fase, a veces, de pasar por pequeñas tormentas emocionales. […]”.

Publicación recomendada:

ANA GARCÍA: … ¿qué diferencias ves entre los chicos y las chicas en la etapa adolescente?

MONSERRAT DOLZ: “[…] Hay diferencias, tanto desde el punto de vista madurativo, de cómo es su desarrollo, cómo es su neurodesarrollo y cómo las diferentes fases de la adolescencia no son iguales en los chicos y en las chicas, y luego, también hay diferencias interesantes en cómo se presentan algunos trastornos mentales. […]”.

ANA GARCÍA: ¿Cuáles son las principales diferencias entre ansiedad y miedo?

MONSERRAT DOLZ: “Bueno, el miedo está más ligado a una cosa concreta que da miedo […] y en general, la respuesta que se produce es más física que cognitiva, mientras que la ansiedad generaliza más, afecta más toda la conducta, y la respuesta es más mental. […] cuando ya es un trastorno, se instala en la vida cotidiana, […]. Y no hay tantos mecanismos evitativos motores concretos, sino que estás permanentemente como preocupado, alerta, pendiente. […] si desarrollo un trastorno de ansiedad, voy a estar siempre pendiente […] estoy intranquilo, […] y es como un fuego que está siempre ahí, un poco candente, mientras que el miedo es mucho más recortado y focalizado”.

Publicación recomendada:

UNA MIRADA A LA SALUD MENTAL DE LOS JÓVENES (Versión completa 38´ 05”)

ANA GARCÍA:   … Siempre se ha hablado mucho de salud física, y la salud mental estaba un poco más relegada. ¿Tú crees que son dos aspectos para la vida que se complementan?

MONSERRAT DOLZ: “[…] La salud mental, de hecho, es un poco el tema… Es un tema bastante tabú. Todavía hoy en día, tiene muchísimo estigma. […] los aspectos relacionados con la salud física están relacionados con la salud mental. Es decir, no podemos tener salud mental si no tenemos unas pautas de sueño adecuadas, si no tenemos unos hábitos de alimentación correctos, si no tenemos… […] Es imposible que una cosa vaya sin la otra, y seguramente, va a ser una buena idea que, cuando hablemos de salud y cuando hablamos de salud física, ya incorporemos la salud mental y no lo tratemos aparte”.

ANA GARCÍA: … Hoy en día, los adolescentes ya van con más asiduidad a los psicólogos. ¿Qué piensas tú sobre esto?

MONSERRAT DOLZ: “[…] Hemos mejorado. Creo que el estigma sobre el tema de la salud mental, sobre todo en estas franjas de edad, ha cambiado. […] sí que es verdad también que el propio adolescente, en general, es más capaz de decir y de pedir ayuda. […] ha habido un cambio de tendencia y creo que hay un estigma, sobre todo con la parte psicológica. Yo, que soy médico psiquiatra, lo nuestro todavía cuesta un poco más. Es un poco más duro de pelar. Pero ahí hay una cierta… Hay una mayor comprensión, y hay una mayor aceptación de que estas cosas pasan, tienen un nivel de prevalencia altísima y por tanto, se puede hablar de otra manera”.

Artículo relacionado:

ANA GARCÍA: Para padres y profesores, con el término de “salud mental”, ¿cómo crees que podemos prevenir problemas y fomentar esa salud mental que es tan necesaria hoy en día?

MONSERRAT DOLZ: “[…] hemos elaborado un decálogo de forma consensuada con todos los autores, para dar una especie de guías. Diríamos que tienen diez puntos. El primero es comprender que el cerebro… que la adolescencia es una época en la que el cerebro está cambiando. […] hay que estar atentos a ayudar a continuar ese crecimiento ofreciendo experiencias buenas para el adolescente, que sean creativas, de deporte, de socialización […] No son dos cosas desconectadas. […] Es una oportunidad para el adolescente y también es una oportunidad para todos los que conviven con el adolescente. […] Otro punto clave es promover una vida sana. […] Hay que insistir en la alimentación, en el sueño, en el deporte.  […] Otro punto clave es gestionar las tecnologías, […] para gestionar las tecnologías hay una frase que es muy importante, que es predicar con el ejemplo. […] Otro punto importante es entender que en la adolescencia vamos a tener que negociar. Negociar no quiere decir “ceder”, pero quiere decir “escuchar”, quiere decir “entender”. […] hay que aceptar algo que para el adolescente sea muy importante y a lo mejor, para ese adulto, pues no tanto. Y para negociar, hay que comunicar con calidad. Hay que buscar espacios para comunicarnos. […] Hay que escuchar de verdad. Hay que estar atentos de verdad a lo que nos dicen. […] Por otra parte, hay que ser capaces, como padres y como educadores, de pedir ayuda. […] hay que buscar ayuda profesionalizada, hay que intentar huir del alarmismo, pero hay que ser capaces de dar ese paso porque es lo que toca. […] Tenemos también que crear red, es decir, estamos en un sistema. Hay un sistema educativo que ofrece muchos recursos, hay un sistema sanitario que ofrece recursos, están también todos los recursos de tiempo libre, que también existen. Por tanto, tenemos que ser capaces de darnos cuenta de que solos no lo conseguiremos y tenemos que crear red. Tenemos que estar atentos a la red y ser capaces de ser partícipes de ella. […] hay que acompañar en los aciertos y en los errores, […] hay que estar cerca, porque ahí vamos a construir un sistema seguro, un adolescente seguro, porque se siente acompañado en los momentos en los que algo ha ido mal. Son una serie de puntos, en el fondo bastante, podríamos decir, intuitivos, pero que nos ha parecido interesante poderlos recoger y poder reflexionar sobre ellos”.

La transcripción completa de este diálogo lo puede Usted leer aquí: UN DECÁLOGO PARA CUIDAR LA SALUD MENTAL DE LOS ADOLESCENTES

Esta publicación corresponde a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN

«… una señal muy importante de alerta es el cambio, algo que se rompe, un cambio de conducta. Hay que preguntarse cómo era esta persona y como es ahora. ¿Era muy sociable y lo ha dejado de ser? Tener una escucha activa porque no siempre hay una demanda explícita de ayuda» (19/04/2021)

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: