Normalmente vivimos aturdidos por tantos mensajes, palabras, sonidos, imágenes… Y necesitamos un tiempo de digestión

3 Compartidas
3
0
0
0
0

       


Pablo d´Ors (Madrid, 1963) es escritor, sacerdote y fundador de la red de meditadores “Amigos del desierto”. Estudió Filosofía y Teología en Roma, Praga y Viena.  y en 1991 Ha compaginado su trabajo pastoral con su labor docente y con una prolífica carrera como escritor. Es autor de once títulos: una colección de relatos, dos ensayos y ocho novelas. En la actualidad, Pablo d’Ors vive dedicado al ministerio del silencio e imparte conferencias y retiros de meditación por todo el mundo. Tras graduarse en Nueva York, se doctoró en Roma en 1996.

Publicación recomendada:

Gracias a la publicación Aprendemos Juntos, de El País (España), BBVA y Editorial Santillana, compartimos con fines únicamente educativos y de formación permanente, partes del diálogo entre la profesora Carolina Huerta, especialista en coaching personal y ejecutivo, es Licenciada en CCEE, consultora educativa y formadora de Disciplina Positiva y Comunicación, y  Pablo d´Ors, quienes dialogan sobre la meditación, el silencio interior, la toma de decisiones, la escucha, el disfrutar, el miedo, las emociones, benevolencia y ternura, la soledad, la felicidad, la influencia de grandes personalidad y el dilema, entre otros temas que nos pueden ser útiles en nuestra tarea educativa, y como insumos para las reuniones con padres de familia, estudiantes y colegas; y sin duda, muy buenos recursos para la vida personal.

En esta publicación compartimos los enlaces de tres videos, así como partes del diálogo, que recomendamos leer íntegramente en el enlace que indicamos al final del artículo. Es nuestro propósito que esta publicación sea una invitación a seguir entusiasmados en nuestra formación permanente, conociendo los aportes y la experiencia de especialistas cercanos al mundo educativo. Hacemos presente que las letras en negritas y cursivas son nuestras.

CAROLINA HUERTA: … ¿nos puedes comentar qué te ha aportado a ti la meditación y que nos puede aportar a los que no la practicamos?

PABLO D´ORS: “Yo no conozco un camino más radical y más, incluso diría salvaje y directo de conocimiento de uno mismo que la práctica de la meditación. O, si quieres, la práctica del silenciamiento interior. Normalmente vivimos aturdidos por tantos mensajes, palabras, sonidos, imágenes… Y necesitamos un tiempo de digestión. Y la meditación es una práctica de silenciamiento, consiste simplemente en sentarse, si es posible, todos los días, para que sea significativa; en silencio y en quietud, con la espalda erguida y simplemente tomar consciencia del propio cuerpo, seguir el ritmo, la respiración. […] el primer fruto que me ha regalado ha sido una mayor claridad, […] Quedarse quieto es difícil, cuando nos quedamos quietos descubrimos que estamos inquietos. […] Segundo, una gran distracción mental, es decir, estamos con un gran parloteo interior. […] Y tercero, nos encontramos con nuestras sombras, con el inconsciente […] tantas veces si no actuamos es porque tenemos miedo, porque no lo vemos claro, […] primero luz y luego coraje, como frutos de la meditación”.

TRES CONSEJOS PARA ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS A ESCUCHAR CON ATENCIÓN (MOMENTO DESTACADO 05´ 48”)

CAROLINA HUERTA: … ¿qué consejo, ¿qué me puedes plantear que haga con mis hijos para que ellos aprendan a escucharse, a mirarse a ellos mismos?

PABLO D´ORS: “Una cosa que se me ocurre de entrada es hablar bajo. Porque cuando hablas bajo, el otro necesariamente se acerca para intentar… Y él mismo también habla bajo. Entonces, eso nos coloca en un territorio no tan comanche, sino más de intimidad. […] contenerse las ganas de hablar. Y casi siempre que hay que hacer este ejercicio, yo lo hago con frecuencia, tengo ganas de intervenir y no intervengo, al cabo descubro que es mucho mejor no haber intervenido. […] Yo suelo hablar de que tenemos el mito del pensamiento y de la acción. Es decir, vemos un problema, vemos una situación, inmediatamente pensamos en qué hay que hacer […] antes de actuar hay que contemplar, hay que mirar, hay que escuchar, hay que dejar que la realidad te toque. Y que te toque significa que eres… es pasión, eres pasivo. Dejas que te toque. Pasión en sentido de pasividad y de padecimiento, […] el mundo no está en primera instancia para ser transformado, sino que en primera instancia está para ser recibido y para ser disfrutado. […] mucho de nuestra actuación, es muy violento. […] las pausas en la comunicación son fundamentales. Esto quiere decir que silencio y palabra, blanco y negro son las dos caras de la misma moneda. […]”.

Publicación relacionada:

CAROLINA HUERTA: … ¿Cómo nos ayudan la meditación, el silencio, a transitar, a gestionar esas emociones que no siempre son agradables?

PABLO D´ORS: “Solemos tener una idea un tanto idílica de la meditación como el encuentro con la paz, con lo profundo. […] no somos solamente verdad, belleza y bien, como nos gustaría, sino que también somos codicia, ambición y vanidad. Codicia en el tener, ambición en el poder y vanidad en el aparentar. […] ¿Por qué nos cuesta meditar? Porque no nos gusta ver eso que somos, preferimos saltarlo. […] Estamos escapando permanentemente, huyendo de las cosas que no nos gustan. […] Estamos escapando permanentemente, huyendo de las cosas que no nos gustan. […] “Los éxitos son el fruto de muchos fracasos”. […] los éxitos es lo que ven los demás, los fracasos son lo que vemos nosotros mismos. Pero la perseverancia en el fracaso, ese es el auténtico éxito. […] el dolor es nuestro principal maestro. […]”.

LA MEDITACIÓN ES UN CAMINO RADICAL PARA EL AUTOCONOCIMIENTO (MOMENTO DESTACADO 06´ 04”)

CAROLINA HUERTA:  … ¿Cómo podemos vivir la soledad de una manera que nos aporte? ¿Qué es para ti?

PABLO D´ORS: “[…] soledad y compañía también son las dos caras de la misma moneda. […] La mejor escuela para aprender a estar con los demás, aunque pueda parecer una ironía, es estar solo. Y la mejor escuela para estar solo, fecundamente, es aprender a estar con los demás. Es decir, que van en correlación. […] Es lo mismo que el silencio, aprendemos a meditar, a sentarnos en silencio y en quietud en un entrenamiento paulatino, guiado, acompañado. Porque de lo contrario, pues nos resulta muy arduo. En el desierto, acabamos perdidos o muertos. […] a lo mejor si no has estado solo nunca, pues no te vayas una semana tú solo al monte, porque entonces te vas a morir de asco. Pero a lo mejor puedes decir: “Voy a estar una hora solo, a ver qué pasa, sin recurso, sin teléfono”. Poco a poco, entrenándose. […] yo creo que la soledad, el silencio, no son palabras que estén en valor y que se consideren algo apetecible o algo a lo que uno pueda aspirar. Y yo eso lo entiendo, porque es que en realidad lo hermoso no es el silencio en sí mismo, sino aquello donde te conduce, a la receptividad, a la iluminación, el disfrute. Es decir, que no se trata de vender la purificación que supone todo esto, sino de vender la iluminación. Esta es la cuestión. […] Entonces, yo creo que educar, que es lo que planteas, es mantener las dos cosas, mantener el horizonte y la realidad. […] educar es eso. Es mostrar un camino. Mostrar un camino. En la medida en la que estamos en un camino, estamos bien. Si perdemos un camino, no estamos bien. […].

EL EJERCICIO LENTO DE LO COTIDIANO (Entrevista completa)

CAROLINA HUERTA: … ¿qué entendemos por felicidad? ¿Qué es para ti la felicidad, Pablo?

PABLO D´ORS: “[…] Me preguntabas. Pues significa ser yo mismo. O sea: “¿Tú a qué aspiras, Pablo d’Ors?”. “Yo aspiro a ser yo”. Es decir, escuchar la palabra que me habita dentro, llegar al fondo, al territorio de mi identidad más profunda y desplegarlo. Realizar aquello para lo que he venido a este mundo. Eso es lo que te va a dar plenitud, eso es lo que te va a dar la verdadera felicidad. […] Si estamos recitando un guion, si estamos repitiendo una cosa de memoria, no nos va a hacer felices. […]”.

CAROLINA HUERTA: … Y el miedo, ¿cómo nos puede ayudar la meditación a nosotros, padres, madres, educadores, a gestionar el miedo y ayudar a nuestros hijos a transitarlo de una manera saludable?

PABLO D´ORS: “[…] Yo suelo decir que el miedo es el cáncer del futuro, el apego es el cáncer del presente y la culpa es el cáncer del pasado. Es decir, todo lo que no hemos digerido de lo que hemos vivido, del pasado, con lo que no nos hemos reconciliado, cae sobre nosotros en forma de culpa. Todo lo que no… Todo aquello con lo que no nos relacionamos bien en el presente, porque dependemos de ello, relaciones dependientes, tantas cosas, eso se llama apego. […] Y el miedo es el cáncer del futuro y frente a él solo hay un antídoto, que es la confianza. Pero la confianza, como he dicho, no es simplemente un ideal, sino que es una tarea. […]”.

CAROLINA HUERTA: Tú dices en tu libro, Pablo, en ‘La biografía del silencio’, que de todos los dilemas que conoces, el más grande es el de la vida. ¿Cuál es este dilema para ti?

PABLO D´ORS: “Lo más inteligente que puedo decir es que no lo sé. No lo sé. Lo que sí sé es que ese dilema de la vida no cabe en palabras. […] Quiero decir, que tantas de nuestras preguntas nos alejan de la vida, en lugar de meternos en ella… Tantos de nuestros discursos intelectuales son paralizantes en lugar de movilizadores… […] el dilema de la vida te lo vas a ir respondiendo en la vida misma. […] Yo diría que el dilema de la vida es la muerte. Es decir, que vivimos en la medida en la que somos conscientes de que estamos muriendo. […] es la consciencia de nuestra temporalidad, nuestra fugacidad, nuestra caducidad, la que te da verdadera intensidad. […] En definitiva, lo que la vida nos pregunta a cada instante es: “¿Te entregas o no? ¿O te reservas?”. Entonces, el dilema de la vida es: entrégate”.

Publicación recomendada: JORGE NORO: NO HAY EDUCACIÓN SIN FORMACIÓN ACTITUDES, SIN CONTENIDOS ACTITUDINALES

La transcripción completa de este diálogo, que les sugerimos visualizar y leer completa, lo puede Usted leer aquí: TRES CONSEJOS PARA ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS A ESCUCHAR CON ATENCIÓN

Esta publicación corresponde a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN

“Lo sustancial es mirar a la pandemia a los ojos y mantener ahí́ la mirada. Esta oscuridad hemos de atravesarla para llegar al otro lado, donde se esconde y nos espera la luz. No estoy hablando de nada esotérico, sino de la necesidad de contemplar. La contemplación tiene su lugar ante esta situación que nos ha tocado vivir, no solo el pensamiento y la acción. Es ahí́ donde yo cifro mi esperanza y donde sé positivamente que la podremos encontrar”.

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: