¿CÓMO DESARROLLAMOS PROYECTOS EN EL AULA?

2 Compartidas en:
2
0
0
0
0

Que los niños y las niñas usen la biblioteca del aula con distintos propósitos (disfrutar, informarse, seguir instrucciones, saber más sobre algo, entre otros) nos hace mirarlos como lectores y escritores en formación desde la educación inicial. Esto supone pensar en la biblioteca como un espacio en el que los niños y las niñas puedan interactuar con diversos materiales de lectura. Esta diversidad permite que los niños conformen progresivamente una comunidad de lectores y escritores aun antes de leer y escribir de manera convencional.

La biblioteca se convierte entonces en un espacio vivo donde se generan interacciones entre niños, niñas, docentes y los materiales de lectura. A través de estos espacios, se busca que los niños tengan múltiples oportunidades de interacción con diversidad de géneros y subgéneros, autores, ilustradores, colecciones, editoriales, etcétera. También pueden ser espacios donde circulen comentarios y recomendaciones entre los niños, las niñas y el docente, y entre los niños y las niñas solos, con el propósito de profundizar y ampliar sus horizontes como pequeños lectores.

Si queremos que la biblioteca sea este espacio dinámico, es importante que los niños y las niñas se involucren desde la organización. Esto quiere decir que sean ellos, junto con el docente, quienes ordenen los libros, dispongan el espacio, establezcan acuerdos para su uso, etcétera.

Tomando en cuenta todo lo mencionado acerca de la biblioteca, consideramos conveniente embarcarnos en una nueva aventura y presentarte la experiencia de Mónica, una docente de educación inicial que se enfrenta a un problema: los niños y las niñas no usan con frecuencia la biblioteca. Para resolverlo, Mónica plantea desarrollar un proyecto de organización y uso de la biblioteca de aula.

A lo largo de este fascículo, te contaremos cómo la docente, a partir de la investigación, aclara ideas en torno a la biblioteca y su uso. Esto le permite plantear con solvencia el proyecto e involucrar a los niños y las niñas en su planificación, ejecución y evaluación. Luego de la evaluación del proyecto, la docente reflexiona en torno al uso de la biblioteca y plantea una situación de aprendizaje en la cual la biblioteca es un factor central.

Acompáñanos a disfrutar la historia de Mónica, quien nos narra lo vivido con sus niños en el desarrollo del proyecto “Organizamos y usamos la biblioteca de aula”. Día a día, veremos cómo la biblioteca va cobrando vida e invita a los niños a sentarse y quedarse en ella disfrutando de la magia de los libros.

Recuerda que generar momentos de encuentro de los niños con los libros facilita que estos se vinculen con los textos y avancen en el proceso de ser lectores y escritores competentes desde el inicio de la educación inicial.

Te invitamos a recorrer cada una de las páginas del fascículo y a acompañar a la docente Mónica en esta aventura cargada de emoción, que nos permitirá reflexionar sobre cómo los niños aprenden y cómo tienen un rol protagónico en la construcción de sus aprendizajes.

MATERIAL DE DESCARGA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.


DESCARGA: ¿CÓMO DESARROLLAMOS PROYECTOS EN EL AULA?



Total
2
Shares
2 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

900 juegos para clase de educación física

Además del clásico calentamiento que incluye carrera, estiramientos y ejercicios generales y específicos, también es interesante utilizar formas…