El cerebro del profesor, importa

       


La importancia de un buen profesor en la educación y en el aprendizaje de los alumnos es indiscutible.  Sin embargo, ¿Cuáles son los parámetros que distinguen al buen profesor del malo? Un reciente estudio descubre reacciones en el cerebro del profesor ante las respuestas de sus alumnos. 
Además de sus conocimientos y su capacidad para comunicarlos, por lo general se recurre a los rasgos psicológicos y conductuales del maestro como fundamentales para repercutir en el buen aprendizaje del alumno: ¿Domina su materia?, ¿Cuál es su metodología?, ¿empatiza con los niños?…

La ONG americana National Board for Professional Teaching Standards, creada en 1987 con el fin de mejorar la metodología identificando los principios de la enseñanza efectiva, refiere hasta cinco cualidades como importantes en la tarea de transmitir conocimientos entre el profesor y su alumno:

  • Compromiso en el aprendizaje del alumno.
  • Conocimiento de la materia y cómo enseñarla.
  • Supervisión del aprendizaje.
  • Autocrítica respecto a sus propios métodos
  • Interés y participación en comunidades vinculadas a la enseñanza y a las políticas educativas.

Las últimas noticias científicas y publicadas hace unos días en el Journal of Neuroscience a raíz de un estudio la Universidad Royal Holloway en Londres, señalan también algunas novedades referidas a la propia actividad cerebral del maestro. En concreto, han conseguido identificar la parte del cerebro que interviene a la hora de detectar errores conceptuales en los alumnos, definiendo el “cortex del cíngulo anterior” como el área que se activa en el profesor cuando ve que sus alumnos están equivocados. 

Este nuevo descubrimiento se entiende como revelador en la medida en que aporta fundamentos para entender el funcionamiento del cerebro cuando se está enseñando.  “Esto permitirá en el futuro el desarrollo de herramientas con las que ayudar al profesor a guiar el aprendizaje de sus alumnos”, explican desde el Departamento de Psicología de esta Universidad.

¿En qué consistió la investigación?

La investigación, que apareció publicada en la revista Journal of Neuroscience, consistió en una actividad realizada por voluntarios, en la cual cada uno de ellos tuvo que asumir el rol de profesor o de estudiante.

Los participantes que actuaron como alumnos debieron jugar con la computadora, mientras que quienes desempeñaron el rol de profesores tuvieron que indicar qué decisiones eran correctas y cuáles no, proceso que fue registrado en un escáner de imagen computarizada.

¿Qué descubrieron?

El principal avance de la investigación fue el descubrimiento de una zona del cerebro (cortex del cíngulo anterior), que parece estar directamente implicada en la manera en la que las personas comprenden el aprendizaje y en la toma de decisiones de las demás personas. La imagen cerebral demostró que esta parte del cerebro logró identificar las decisiones incorrectas tomadas por los alumnos mientras jugaban.

Sinc Matthew Apps, autor principal del artículo, sostiene que “Esta región cerebral está involucrada con cómo las personas entienden el aprendizaje y la toma de decisiones de los demás. Esto nos da pistas sobre las bases biológicas de los comportamientos asociados a la enseñanza y cómo el cerebro trabaja cuando interactuamos con otras personas”.

Del mismo modo, también se ha descubierto que otras regiones del lóbulo central del cerebro cumplen un rol fundamental cuando los profesores piensan acerca de las predicciones de sus alumnos o monitorean si sus respuestas son del todo correctas o no.

Apuesta a futuro

Los autores de esta investigación plantean que este descubrimiento puede contribuir con la optimización de la enseñanza entre profesores y alumnos. De todos modos, según Apps, el mayor problema de esta investigación radica en que no se ha trabajado con verdadero profesores, pero esto no quita que haya sido un significativo aporte para exploraciones futuras.

Apps también sostiene que “Hasta que aprendamos más acerca de los procesos básicos que subyacen los comportamientos asociados con la enseñanza, no seremos capaces de ofrecer ayuda o trucos a los profesores”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Universia (Argentina) en la siguiente dirección: universia.net



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: