LOS DOCENTES TÓXICOS SON DESGASTANTES Y CONTAGIAN SU NEGATIVIDAD

73K Shares
73K
0
31
0
0
0

El artículo que publica la redacción de UNIVERSIA (México) nos plantea la dificultad en una comunidad educativa donde existen “personas tóxicas”, que nos es fácil reconocerle “ya que los sentimientos nos juegan una mala pasada. Sin embargo, compartir nuestro día a día con una persona así puede llegar a ser muy desgastante y, a la larga, terminará por contagiarnos su negatividad. Por eso, el primer paso para ponerle fin a ese tipo de relación, consiste en ser conscientes de que se trata de una persona tóxica”: “personas que nos roban nuestra energía y entusiasmo, afectando profundamente nuestro equilibrio emocional” (RINCÓN DE LA PSICOLOGÍA).

El tener un conocimiento mínimo sobre las características y/o la presencia de las personas llamadas “tóxicas” el ambiente educativo, es una obligación de todos y un deber funcional de los jefes. No para “sentenciar” o señalar a nadie, sino para buscar la prevención y cura, antes que sea demasiado tarde. En este corto artículo que compartimos con fines únicamente educativos – pastorales, se describe las características de un “docente tóxico”, y que serían (entre otras): es el que repite los mismos contenidos, se resiste al cambio, no se preocupa si sus alumnos entienden, culpar a los estudiantes o a la institución de los malos resultados y sólo le importa marcar la asistencia. Sería muy conveniente, para quienes deseen profundizar hacer un corto recorrido por internet, que tiene enlaces serios y de investigación.

¿Considera importante conocer y dialogar sobre las “personas tóxicas” en la comunidad educativa? ¿Qué tan “ligeros” somos para etiquetar a los colegas?

Cómo identificar a un docente tóxico

En la vida académica, como en la vida cotidiana, hay personas tóxicas. Descubre en esta nota cómo identificar a un docente tóxico.

La relación entre docentes y estudiantes es uno de los pilares del proceso de aprendizaje. Los profesores pueden marcar una gran diferencia en la vida de los jóvenes, no solo desde el punto de vista académico, sino también personal, ya que pueden llegar a ser toda una fuente de inspiración. Sin embargo, hay docentes que terminan convirtiéndose en una influencia negativa. Entérate cómo identificarlos y qué hacer con ellos.Click para Twittear

Si bien no es un fenómeno que ocurra con mucha frecuencia, algunos estudiantes han tenido la mala suerte de tener que tratar con un docente tóxico. Cuando esto sucede, es importante saber detectarlos para tratarlos con precaución y no dejar que sean una mala influencia en nuestra vida, y, de ser posible, intentar encontrar la mejor manera de relacionarnos con ellos sin salir afectados.

Lamentablemente, hay docentes que en vez de ser un valor agregado a la formación, terminan siendo una molestia, y hacen tanto daño a los estudiantes, como a la institución para la que trabajan. A continuación, te compartimos una lista de las caracteristicas de un docente tóxico, para que sepas identificarlo a tiempo y saber cómo tratarlo.

  • No trabaja contenido original: un docente tóxico es el que repite los mismos contenidos, de un curso a otro, sin preocuparse por adaptarlos. Es muy común entre sus actitudes, que trabaje siempre mirando el trabajo de sus colegas y robándoles algunas ideas.
  • No está abierto al cambio: si tienes un profesor que explica su metodología diciendo que “siempre se hizo así” es problable que estés ante un profesor tóxico. Estos se resisten al cambio porque requiere compromiso y voluntad. Prefieren hacer todo por costumbre, aunque no dé buenos resultados.
  • Explica sin enseñar: te enfrentas a un docente tóxico si en el aula este explica los contenidos, pero no se preocupa porque sus alumnos entiendan. Se preocupa más por cómo sale la clase, y no se fija en si todos los estudiantes comprendieron de qué trata el tema.
  • No es responsable por su curso: si los resultados del curso son malos, el docente tóxico tiende a culpar a los estudiantes o a la institución, pero jamás asumirá que él puede tener la culpa y que tiene que cambiar algo para obtener mejores resultados.
  • La vocación en segundo plano: el docente tóxico primero se preocupará de cumplir con los temas del programa y cumplir con su horario, lo que termina transformándolo en un funcionario. Si los estudiantes aprenden algo, esto será para el profesor un valor agregado a su trabajo, y no su labor.

Compartimos este video por razones únicamente educativas y, si bien hace referencia a versículos de la Biblia, (consideramos) no tienen fines de proselitismo.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Universia (México) en la siguiente dirección: noticias.universia.net.mx



Total
73K
Shares
73K Shares
2 comments
  1. Es impotante el artículo para que todos aquellos que trabajamos con mentes jovenes en proceso de aprendizaje, analicemos y reconozcamos en qué momento nos volvemos tóxicos y perjudicamos a los estudiantes, provocando la deserción en muchos de ellos. Sería genial que alguien le hiciera caer en cuenta.

  2. En todas las instituciones tenemos personas tóxica que sólo piensan en si mismo y no en el desarrollo físico y mental de los,sujetos que tienen bajo su dependencia. Éste artículo nos permitirá de ahora en adelante a tomar acciones beneficiosas.

Deja un comentario


You May Also Like

LA ENVIDIA Y EL SÍNDROME DE SOLOMON

El síndrome de Solomon es un trastorno que se caracteriza porque el sujeto manifiesta  reacciones como la toma de…