La empatía del docente, puede reducir problemas de disciplina escolar

25K Compartidas
25K
0
0
0
0
El Portal PNAS publicó un artículo de Jason A. Okonofua, David Paunesku y Gregory M. Walton, editado por Susan T. Fiske, de la Universidad de Princeton Princeton, New Jersey (USA), cuya traducción compartimos por motivos únicamente educativos – pastorales.
El tema de la empatía en la vida escolar, y su importancia en la solución de conflictos, nos lo recuerdan el maestro zen Thich Nhat Hanh: “Lo más importante es que necesitamos ser entendidos. Necesitamos alguien que sea capaz de escucharnos y entendernos. Entonces, sufrimos menos”, y Daniel Goleman: “Si no tienes empatía y relaciones personales efectivas, no importa lo inteligente que seas, no vas a llegar muy lejos”.

A continuación compartimos con fines educativos el análisis que hizo DAVID CAMPS PONS para el portal Sel con fundamento, creemos que es una lectura obligatoria tanto para docentes como para padres de familia.  Esperamos que el siguiente tema sea de utilidad para toda la comunidad que nos sigue.

La empatía del docente, puede reducir problemas de disciplina escolar

Hoy resumo un artículo, sobre un nuevo e interesante estudio de la Universidad de Stanford, que apunta que cuando los docentes piensan de manera empática, y no punitiva, sobre problemas de comportamiento con los estudiantes, cultivan mejores relaciones y pueden reducir problemas de disciplina.

El hecho de recibir una suspensión del colegio es algo doloroso para los estudiantes, les resta oportunidades para el aprendizaje, mina relaciones, y les puede conducir a mayores riesgos de comportamiento.

Según este nuevo estudio, mediante un ejercicio que insta a profesores de Secundaria  a una toma de perspectiva empática frente a la disciplina estudiantil, se reduce a la mitad la suspensión de alumnos durante el año escolar (del 9´6 % al 4´8 %, según los resultados del citado estudio).

Según los investigadores, un aspecto central de la profesión docente es la de crear relaciones positivas con los estudiantes, de manera especial cuando pasan por apuros. Algunos profesores, en cambio, utilizan por defecto una mentalidad punitiva, debido a la política de tolerancia cero del centro, en la gestión del mal comportamiento estudiantil.

Algo descorazonador, según los investigadores. Los docentes están atrapados entre estos dos modelos, el punitivo que dice que hay que castigar para reconducir el comportamiento, y el vocacional, que está mas en consonancia con el espíritu docente que se refleja en crear y mantener relaciones fuertes y estables con los estudiantes.

¿Castigo o comprensión?

Los investigadores llevaron a cabo tres experimentos. El primero examinó si podían animar a 39 docentes, a adoptar un enfoque mas empático que punitivo, en relación a la disciplina. Los profesores escribieron, de manera breve, sobre como:

  • Buenas relaciones profesor-alumno son importantes para el aprendizaje de autocontrol de los alumnos (condición empática).
  • El castigo es importante para tomar el control, en la gestión del aula, por parte del docente (condición punitiva).

Los resultados mostraron que dando la oportunidad para expresar esos sentimientos de comprensión, con empatía, teniendo en consideración la perspectiva del alumno, y manteniendo la buena relación en caso de mal comportamiento. Se mejoró la relación alumno- docente y  el comportamiento.

En definitiva, en la condición empática, los docentes estaban más predispuestos a hablar con el alumno sobre su comportamiento, y menos a etiquetarlo como un alumno problemático, así como a no escalar el asunto a instancias superiores.

Esto se relaciona con las prácticas restaurativas, que se implementan también en el aula como herramienta relacional. Un foco en las relaciones, ayuda a humanizar a los estudiantes, más allá de etiquetas. Y se propicia el estado para que se pueda aprender a mejorar también el comportamiento, a partir del razonamiento y la toma de perspectiva. Que son habilidades que queremos ver , y entrenar, entre el alumnado.

En el segundo experimento, 302 estudiantes de Bachillerato  se imaginaron como alumnos de Secundaria, en una clase problemática. Se imaginaron siendo disciplinados, o de manera empática , o de manera punitiva. Los resultados mostraron que los participantes respondieron de manera bastante más favorable, en la condición empática. Dijeron que respetarían mas al profesor, recibiendo ese trato mas empático, y se sentirían mas motivados para comportarse mejor en el aula, en el futuro, de esa manera.

Mejorando relaciones

Los investigadores examinaron también, si la orientación empática creaba mejores relaciones entre docentes y alumnos, y reducía el número de suspensiones, en un año académico. Este tercer experimento, se llevó a cabo con 31 docentes de Matemáticas, y 1682 alumnos de 5 centros de Secundaria, con origen étnico diverso, de 3 distritos escolares de California.

Los docentes revisaron artículos e historias que describían como sentimientos negativos, entre el alumnado les inducía al mal comportamiento, y enfatizaban la importancia de la comprensión y el mantenimiento de las buenas relaciones, en la gestión de ese comportamiento.

Luego los docentes describian como ellos, llevaban a cabo esa estrategia, en un esfuerzo de ayudar a futuros docentes a mejorar problemas de disciplina.

Los resultados, revelaron que en el alumnado de los docentes, que completaron la condición empática, frente a otro ejercicio de control, se reducía a la mitad el porcentaje de suspensiones, en un año académico. E incluso, alumnos  de mas riesgo con historial de suspensión mayor, respondieron sentirse mas respetados por sus profesores, varios meses después de la intervención.

Los investigadores dijeron, que una intervención como esta, con ejercicios efectuados online, puede ser llevada a cabo a un coste bajo, y a casi cero de coste marginal, a muestras mayores de docentes y alumnos.

Un docente escribió, explicando sus estrategias de toma de perspectiva empática. “No me quedo con ningún rencor, en relación a los problemas de comportamiento. Trato de recordar que son todos el hijo o la hija, de alguien que les quiere mas que a nada en este mundo. Son la luz , en la vida de alguien”.

Esta investigación puede ser de utilidad para considerar en futuras intervenciones, en relación al aprendizaje socioemocional, y en la gestión de las relaciones en el aula.

Enlace al artículo original, en inglés.

Estudio: Brief intervention to encourage emphatic discipline cuts suspension rates in half among adolescents. Okonofua, Paunesku y Walton, 2015


Este contenido ha sido publicado originalmente por Sel Con Fundamento en la siguiente dirección: selconfundamento.wordpress.com / Autor: David Camps Pons



25K Compartidas
1 comment
  1. Siempre lo apliqué con mis alumnos y dio muy buenos resultados hasta ahora que me encuentro con un grupo de adolescentes que llegaron a faltarme el respeto. Suelo ser bastante tolerante y serena pero ésta situación me sobrepasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



You May Also Like