Por qué los niños no entregan la tarea (incluso si la hicieron)

118 Compartidas
118
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos | |


Es frustrante cuando los niños terminan la tarea pero no la entregan. Y puede ser aún más frustrante si no tienen una respuesta cuando se les pregunta: “¿Por qué no la entregaste?”. No es inusual que los niños se olviden de entregar su tarea de vez en cuando. Y algunos niños eligen no entregarla, aunque la hayan hecho.
Es posible que los estudiantes de escuela media y de bachillerato quieran hacerse los interesantes frente a sus amigos. Y preocuparse por hacer la tarea no es popular para algunos niños de esa edad.

Algunos niños podrían pensar que simplemente “no son buenos” en una asignatura o en la escuela en general. Tal vez tuvieron una mala experiencia en el pasado con una tarea o con un maestro. Así que ni siquiera se molestan en entregarla, incluso si la hicieron.

Sin embargo, entregar la tarea al maestro es un tipo de desafío diferente para algunos niños. Una cosa es hacer la tarea. Y otra es ponerla en la mochila, llevarla a la escuela, encontrarla en la mochila y recordar entregarla.

Podría parecer que los niños son perezosos o que no se están esforzando lo suficiente. Pero los desafíos con la organización son reales.

La tarea y los problemas con la organización

La rutina de salir de casa por la mañana ya es de por sí complicada para algunos niños. Y tener que ocuparse de llevar la tarea es una complicación adicional. Esto no significa que los niños no quieran hacerlo bien o no estén esforzándose. Tienen dificultad para ser organizados aunque quieran serlo.

Hay niños que llevan la tarea a la escuela pero olvidan entregarla. Tal vez no pueden encontrarla en su mochila porque está desordenada. Quizás se entretienen con algo y no la entregan.

También hay quienes olvidan por completo entregarla. Los olvidos no son inusuales, especialmente cuando los niños están estresados o cansados. Y son más comunes en niños que tienen problemas de concentración o para seguir instrucciones.

Cómo puede ayudar un contrato para las tareas

En un contrato para las tareas escolares todos los involucrados asumen responsabilidades para asegurarse de que la tarea se haga y se entregue.

Padres y cuidadores: Descarguen un contrato para las tareas escolares en el que destaquen las maneras en que ayudarán a su niño con la tarea, incluyendo cuánto lo ayudarán para que la entregue en la escuela.

Próximos pasos

Cuando los niños hacen la tarea pero no la entregan, las familias y los maestros deben estar en comunicación e intercambiar información sobre lo que están observando. Pregunte cuáles son las normas y rutinas en el aula con respecto a la tarea:

  • Qué medidas se toman cuando no se entrega a tiempo.
  • Dónde y cuándo se entregan las tareas.
  • Opciones en línea. ¿Pueden enviar la tarea por correo electrónico o entregarla en línea, usando por ejemplo Google Classroom?

Una vez que obtenga esta información úsela para buscar estrategias que pueda implementar.

Padres y cuidadores: También es importante hablar con su niño. Hagan preguntas específicas sobre cómo le va en la escuela. Por ejemplo, ¿le incómoda entregar la tarea?, ¿está pasando algo con el maestro? Hablen de lo que está sucediendo y dígale que juntos encontrarán la solución.

Artículo relacionado:

Por qué a los niños de hoy no les gusta hacer tareas

e has preguntado ¿Por qué a los niños de hoy no les gusta hacer tareas? Cada vez son más los disgustos que se presentan entre padres e hijos por cuenta de las tareas o deberes escolares. ¿Qué sucede?

Inconscientemente, juzgamos a nuestros hijos, los regañamos y, muchas veces, los castigamos. Sin darnos cuenta, afectamos su autoestima cuando les decimos: “Eres un irresponsable, cuando tenía tu edad, no me tenían que decir nada”.

Efectivamente, estos niños de hoy se rebelan, pero no hacia la tarea sino hacia todo aquello que ellos sienten que no va a generarles expansión en su ser y que no les aporta un significado evolutivo a su vida y, por supuesto, que no esté conectado con su corazón.

Los niños actuales vienen a mostrarnos cómo romper los viejos patrones de sumisión y, en este caso, cuando una tarea escolar los lleva a sentirse autómatas, y a hacer cosas mecánicas y robotizadas.

Estos chicos buscan trascender de otra forma en la que todo lo que ejecuten sea causa de armonía para su corazón y, además, les sirva para algo. De ahí que un buen número de jóvenes nos den cachetadas frente a la ignorancia y la mente ortodoxa de muchos que piensan que si no están en una universidad o no siguen los parámetros establecidos no van a surgir. Muchos han demostrado cómo hacer una fortuna a los 25 o 30 años de edad al estar conectados con sus talentos y a sus dones, lo que comúnmente la generación anterior lograba hacia los 50.

Es hora de cambiar los viejos paradigmas y de que sintamos que el ahora es el futuro que educa el pasado, es decir, son los niños, los que muchas veces nos educan; ellos son nuestros maestros.

Así que, si tu hijo se rebela por hacer una tarea que no tiene ningún sentido, pregúntate si estás alentando o quebrando su espíritu.

Este contenido ha sido publicado originalmente por understood.org y pedagogiasana.com

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

DESCARGUEN UN CONTRATO PARA LAS TAREAS ESCOLARES



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



También le puede interesar: