[Josh Borrás] Flipped Classroom: Qué es, Objetivos, Requisitos, Ventajas, Desventajas y Aplicación

Google News   | Grupo   | Grupo   | App   |  |   |

El Flipped Classroom es una metodología que está cambiando las clases para hacerlas más entretenidas. Si estás buscando una forma de darle una vuelta a tu práctica docente, y no tienes muy claro qué hacer, este modelo puede ayudarte.
En este artículo, vamos a abordar muchas de las preguntas que asaltan a los docentes, como los posibles miedos que se generan al enfrentarse a algo nuevo. Sin olvidarnos de abordar el propio concepto, sus características o qué puedes necesitar para implementarlo en tus clases. ¡Así que vamos a ello!
¿Qué es el Flipped Classroom?
Todo lo que necesitas saber para Llevarlo al Aula (16´ 23”)

La definición resumida y académica sería que se trata de un modelo pedagógico que traslada fuera del aula determinados aspectos del proceso de enseñanza aprendizaje.

Pero como esto es internet, te lo voy a explicar de una forma un poco más gráfica y sencilla.

Para ello, vamos a simular que somos alumnos y estamos en una clase normal. Llega el maestro, y empieza la clase repasando lo que ha dado el día anterior. Y cuando termina, continúa explicando los contenidos nuevos del día.

Esto le ha llevado unos treinta minutos, en los que nosotros lo único que hemos hecho es atender y tomar apuntes.

Después de la explicación, nos pone una serie de problemas en la pizarra para que intentemos resolverlos. Pasados unos 10 minutos, llama a alguno de nosotros a la pizarra para que resuelva el problema. El compañero que sale termina el problema, y el profesor se da cuenta de que ya no le queda más tiempo de clase. Por lo que de prisa y corriendo nos marca los ejercicios 5, 6 y 7 del libro como deberes para casa.

¿Qué pasa cuando esto sucede día tras día? Pues que alguno de nuestros compañeros de clase dirá algo así como: “jo profe, tus clases son muy aburridas, siempre haces lo mismo”.

Y el problema grave no es ese. Al final, una clase expositiva siempre es necesaria. El problema está cuando el alumno vuelve a casa. Intentará hacer la tarea, pero habrá algún problema que se le resista y no podrá consultar al profesor. Y a lo mejor, hasta tendrá que dejar la tarea incompleta.

¿A ti no te pasaba que en clase todo era muy fácil, y cuando llegabas a casa y no estaba el profe, todo era mucho más complicado? Pues a mí me pasaba en muchas ocasiones.

Pero recapitulemos. Este gráfico representa el modelo de clase tradicional. Al que hemos ido todos.

Como estás viendo, el 70% de la clase se nos va en explicar contenido nuevo. Y solo el 5% de ese tiempo, está destinado a resolver dudas puntuales a los alumnos. (Fuente: Manzano, 2014. Conferencia en Washington: “¿A qué dedicamos el tiempo en clase?).

¿Esto qué significa? Pues que, siendo alumnos, tendremos que encomendarnos a las alturas para que el profesor nos pueda resolver nuestra duda en clase. O que alguno de nuestros compañeros tenga la misma duda y se la resuelvan a él.

Este modelo tradicional hace que el alumno tenga un rol totalmente pasivo.

Ahora. Vamos a volver a imaginar. Vamos a seguir siendo alumnos, estamos en una clase, pero en esta ocasión, se trata de una clase en la que se está usando Flipped Classroom.

El docente, unos días antes, ha enviado una serie de vídeos que hemos tenido que ver en casa. En ellos aparecía el temario y algunas preguntas a modo de autoevaluación. Eso nos ayuda a darnos cuenta de si hemos asimilado el contenido, ya que, si fallamos en algo, podemos volver a ver el vídeo hasta que lo entendamos. Al llegar a clase el día siguiente, el profesor nos agrupa y nos pone un mismo reto para todos los grupos que debemos resolver. Y claro, cuando tenemos una duda, lo bueno es que el profesor está ahí para solucionarlas y guiarnos si estamos perdidos.

¿En qué se diferencia esto de lo que simulamos antes en la clase tradicional?

Como puedes ver en este nuevo gráfico, el 90% del tiempo en el aula que implementa el FC, se emplea para practicar los conocimientos adquiridos en casa y resolver dudas.  Y esto se debe a que el profesor ya nos ha dado el temario en los vídeos que hemos visto en casa. Por lo que, en el aula lo que hacemos es la tarea. Y la hacemos junto al profesor, que va a estar ahí para nosotros cuando más lo estamos necesitando.

Además, el profesor va a tener la oportunidad de utilizar en el aula la gamificación, la resolución de problemas, el aprendizaje cooperativo, propiciar el pensamiento crítico… ¿Y qué es lo que hacen todas estas metodologías activas? Fomentar la participación del alumno. ¿Ves ahora la diferencia entre un modelo y otro?

¿Cuál es el objetivo del Flipped Classroom?
Flipped Classroom (Objetivos y características) (03´ 28”)

En primer lugar, que los alumnos estudien y preparen las lecciones fuera de clase. Y, en segundo lugar, el aula pasa a ser el sitio donde se realizan los deberes, interactúan los alumnos y se desarrollan actividades más participativas.  Como podrían ser el análisis de ideas, debates, trabajos en grupo y demás. Y esto es un giro de 180 grados. Por eso se llama clase invertida.

¿Qué necesito para poner en práctica el Flipped Classroom?

Va a ser imprescindible tener ganas, y entender que esto no es una varita mágica que al agitarla todo va a funcionar a la primera. Como todo en la vida, es un proceso.

Además, vas a necesitar de las tecnologías. Y como docente, vas a pasar a un rol de guía y facilitador de aprendizajes. Por lo que podrás dejar de ser una enciclopedia de carne y hueso. Pero no nos olvidemos de algo muy importante. Los alumnos pasarán de un rol pasivo en el modelo tradicional, a uno activo en el FC.

Debes entender que lo importante ha dejado de ser memorizar, ahora prima aprender haciendo.

También vas a necesitar recursos multimedia, como los vídeos, y una plataforma en la que subirlos para que tus alumnos puedan acceder a ellos. Esta plataforma puede ser un canal de YouTube, un aula en Google Classroom o una página web en Google sites.

¿Cuánto dura un vídeo para una Flipped Classroom?

La primera duda que te puede estar asaltando es si vas a pasar de ser profesor a ser YouTuber. Y nada está más lejos de la realidad.

La gran mayoría de vídeos que se usan en el FC están en torno al intervalo de 5 a 12 minutos de duración como máximo. Debes tener en cuenta que, muchos de esos vídeos ya están hechos por otros compañeros docentes. Por lo que vas a poder reutilizarlos casi sin trabajo.

Como te muestro en el gráfico, los vídeos de 13 minutos o más son una minoría (fuente).

En este punto, mucha gente tiende a reducir a lo absurdo el FC como una metodología en la que los alumnos ven vídeos en casa (o en cualquier lugar), y ya está. Y eso, lo único que deja en evidencia, es su total desconocimiento.

7 ventajas y desventajas de la Clase Invertida (Posibles soluciones) (05´ 09”)

Desventajas:
  1. Tendrás que explicarle a tu alumnado cómo funciona: qué metodología vas a usar, cuáles son los objetivos y qué esperas de ellos.
  2. Habrá resistencias: cuando se trata de hacer algo nuevo, siempre las hay. El alumno deberá ser consciente de que pasa a un rol activo. Esto les puede asustar en un principio, puede parecerles que los dejas solos y será normal que algunos reclamen más ayuda que otros. Pero lo bueno es que vas a tener mucho más tiempo en el aula para ellos.
  3. Explica las consecuencias de no trabajar en casa: muchos pensarán que, si no hacen su trabajo en casa, no va a pasar nada. Pero luego vienen las sorpresas. Explicarles las consecuencias negativas que tiene no ver los vídeos es muy importante, porque cuando se den cuenta que el resto de sus compañeros están trabajando de forma colaborativa, divirtiéndose, intercambiando ideas, preguntas…, pueden sentirse totalmente desplazados. Pero, sobre todo, hazles ver que empezarás poco a poco para lograr una buena adaptación.
  4. Acceso a la tecnología: no todas las familias tienen acceso a internet en casa. Y eso es un problema. Cada caso será diferente, por lo que tendrás que buscar la mejor solución para cada uno.
  5. Motivación del alumnado: sí, el alumnado tiene que poner de su parte. Y en ocasiones puede ser complicado. Pero si incluyes estrategias gamificadas, todo será mucho más fácil.
  6. Desconocimiento de experiencias previas: es normal sentirse abrumados, o no saber por dónde empezar. Para eso no hay nada mejor que ver lo que han hecho otros y así copiarlo. Porque copiar a un compañero no tiene nada de malo. Y en el futuro, cuando ya te hayas hecho con el método, podrás crear tus propias experiencias. Y te copiarán a ti. Con la intención de facilitarte esta tarea, te recomiendo un libro con 33 experiencias que te ayudarán a empezar y encontrar tu camino.
  7. Aprender a usar determinadas herramientas: edición de vídeo muy básica, grabación de pantalla, tener un micrófono o una webcam…
Ventajas:
  1. Los alumnos son los protagonistas: pasan a ser sujetos activos, participan en clase, plantean dudas, trabajan en equipo y por proyectos, resuelven problemas, …
  2. Las clases son más interesantes: al volverse más participativas, tienes más probabilidades de captar el interés de tu alumnado. Se generarán debates improvisados, tus alumnos aprenderán a expresar sus puntos de vista y respetar el de los demás… Como no habrá tanto lugar para el aburrimiento, las probabilidades de que el rendimiento de tus alumnos aumente, serán mayores. Y si eso sucede, todos serán más felices.
  3. Consolida el conocimiento: al venir con el temario trabajado fuera de clase, en el aula se puede aprovechar mucho mejor el tiempo. Y podrás dedicar más tiempo a resolver las dudas de tus alumnos. Lo que te va a permitir conocerlos mejor.
  4. Favorece la diversidad en el aula: cada alumno trabaja a su propio ritmo, pudiendo ver los vídeos las veces que lo necesite, en el lugar que desee.
  5. Aprendizaje más profundo: cuando los alumnos tienen la oportunidad de hablar sobre un tema, o aplicar los conceptos a una situación propuesta por el maestro, el aprendizaje se vuelve mucho más significativo.
  6. Alumnos motivados: el FC es algo novedoso y divertido, tus chicos tomarán decisiones por su cuenta, participarán activamente en la clase, trabajarán codo con codo con sus compañeros para alcanzar objetivos comunes, etc.
  7. Temario siempre disponible: si por ejemplo, un alumno enferma por un período de larga duración, no perderá ese tiempo, ya que el temario lo tendrá siempre al alcance. Y si necesita de tu ayuda, siempre puedes usar videoconferencias. Personalmente, te recomiendo esta lista imprescindible para aprender a usar Google Meet.
7 pasos para aplicar el Flipped Classroom en el aula (03´ 17)

  1. Programación: lo primero que necesitas es elegir el tema a tratar y definir los objetivos que quieres alcanzar. Y de ahí, obtendrás las competencias que vas a trabajar. Busca algún vídeo, o recursos multimedia, que te puedan ayudar a despertar la curiosidad de tus alumnos. Luego, pasa a planificar las sesiones de aula.
  2. Preparación de materiales: en la programación buscaste algunos recursos, pero puede que necesites crear otros, o seguir buscando más. Pero recuerda, es importante que los recursos sean atractivos, interactivos, animados, etc. Además, es importante que hagas algún tipo de evaluación sencilla. Con ella podrás comprobar que tus alumnos han visto los materiales.
  3. Tiempo fuera del aula: los materiales que recopiles, o crees, deberás distribuirlos a tus alumnos. Ya sea por correo, redes sociales, YouTube, Google Classroom, Google Sites, Blogger… Elige lo que tú prefieras.
  4. Tiempo dentro del aula: gracias a la prueba de evaluación que creaste, podrás ver qué dificultades tienen los alumnos. Ahora te tocará diseñar y adaptar el tiempo de clase a los diferentes niveles, y desarrollar actividades individuales y grupales que exijan que el alumno desarrolle un aprendizaje activo.
  5. Resolución de dudas: debes fomentar la participación en el aula, así como resolver las posibles dudas en los primeros minutos de clase.
  6. Actividades de consolidación: es importante consolidar los conceptos abordados mediante actividades concretas en el aula.
  7. Evaluación y autoevaluación: no puedes cambiar el modelo de aula, y seguir evaluando el 100% de la asignatura con un examen final. Eso tiraría por tierra todo el trabajo que has hecho hasta ahora. Debes valorar lo que los alumnos hacen en clase en su justa medida. Para ello, puedes utilizar rúbricas en las que dejes claro cuáles son los objetivos y competencias que quieres conseguir. Compártela con tus alumnos para que sepan lo que estás buscando, y anímalos a autoevaluarse.

En el primer paso, la programación, hemos visto que teníamos que buscar recursos. Pero muchas veces se hace una tarea casi imposible. Encontrar lo que buscamos y que sea de nuestro agrado es complejo. En esos casos, lo mejor que podemos hacer es crear nuestros propios recursos multimedia.

Puede que estés pensando que no eres una persona creativa, que a ti eso de crear no te va. Lo más seguro es que no te gusta hablar a cámara, o salir en un vídeo. Pero no te asustes, siempre hay solución para todo.

En la próxima entrada, te voy a enseñar a usar la mejor de las aplicaciones para el Flipped Classroom.

¡Muchas gracias por tu tiempo!

.


Autor:
Josh Borrás, nacido en Islas Canarias (España).
Experiencia laboral: Lic. en Pedagogía por la Universidad de La Laguna. Investigador en proyectos relacionados con la integración de las TIC en la Educación para el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España. Ha escrito artículos para la Revista de estudios de juventud y la Revista interuniversitaria de formación del profesorado.
Correo electrónico: [email protected]
Cuenta de twitter: @educatutos

.



Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prev
¿Qué es la evaluación diagnóstica y para qué sirve?

¿Qué es la evaluación diagnóstica y para qué sirve?

Next
[Doctoranytime] Consejos para cuidar la vista de la luz azul

[Doctoranytime] Consejos para cuidar la vista de la luz azul



También te puede interesar esto




error: Contenido protegido