Recursos para fortalecer y mejorar el equilibrio emocional y la salud mental de los docentes (Parte I)

597 Compartidas
597
0
0
0
0
Los profesores necesitamos, en este tiempo de la educación a distancia, seguir respondiendo, dentro de nuestras capacidades y recursos personales, al desafío de mantener la comunicación sana y positiva, con nuestros estudiantes y padres de familia, como lo hacíamos en las clases presenciales, pero ahora única y exclusivamente a través de los medios digitales. Por esto, es muy importante que los profesores fijen los tiempos (días y horas) de lecciones, de trabajo personal, de descanso, de tareas, de trabajo en equipo, de consultas, de atención a padres de familia, …; y de manera más puntual y precisa si tuvieran estudiantes con necesidades de atención especial.

Artículo relacionado: ¿ERES UN PROFESOR EMOCIONALMENTE INTELIGENTE?

Sabemos que los profesores estamos usando ordinariamente los medios de comunicación digital, como las redes sociales, y esto ya no nos marca un horario laboral o de atención “muy definido”. Los padres de familia, incluso los mismos estudiantes, ante alguna duda o problema sobre las tareas que llegaron por internet o televisión, llaman (sin tener mucho en cuenta la hora) al (la) profesor (a). Algunos, como en clase preguntan en cualquier momento, no recuerdan que los profesores también tienen vida familiar y personal, o entienden que los profesores tienen un horario de atención abierto las 24/7. Y esto causa presión, tensión, estrés, …El cambio de la tarea docente presencial por la online, está teniendo efectos e implicaciones en la salud física, psicológica, el equilibrio emocional y la salud mental del profesor.

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL EN EL DOCENTE (01´56”)

Ser profesores es saber que estamos en la primera línea de una experiencia emocional y cognitiva que compartimos con nuestros estudiantes, ahora ayudados por sus padres (donde los tienen). Estamos ante un nuevo reto pedagógico que necesita nuestra imaginación, creatividad y mucha, pero mucha paciencia. No vamos a descubrir la pólvora, pero si vamos a hacer lo posible por hallar nuevos y eficaces caminos de enseñanza – aprendizaje, como dijo el filósofo chino Confucio: “Quien, volviendo a hacer el camino viejo, aprende el nuevo, puede considerarse un maestro”.

Artículo recomendado: PAUTAS PARA CUIDAR LA SALUD MENTAL EN ESTE TIEMPO DE CONFINAMIENTO EN EL HOGAR

Esperamos que el leer, visualizar los videos, reflexionar y disfrutar estos mensajes (que pueden ser una auténtica medicina para el alma abierta y sencilla), se conviertan en efectivos recursos de autoayuda. Podemos darnos verdadero un obsequio que podemos hacernos, si querernos. Ojalá tengamos tiempo para lograr el equilibrio entre la demanda de nuestros estudiantes y lo que nosotros mismos necesitamos. Unos pocos minutos (o el tiempo que cada uno disponga o “busque disponer”) puede hacer la diferencia, el punto de quiebre para mejorar (o recuperar) el equilibrio emocional y la salud mental que nos permita ser educadores felices y motivados.

Les compartimos, en esta primera parte, dos mensajes con sus respectivos videos: uno de la Premio Nobel de la Paz, Madre Teresa de Calcuta, quien se dio el tiempo y tuvo la serenidad de ayudar a todo aquel que le requirió o se presentó en su camino; y también dejamos a su reflexión otro mensaje del gran artista inglés, Charles Chaplin, quien “sin palabras” expresó tanto a nuestras generaciones precedentes.

“NO TE DETENGAS” (Madre Teresa de Calcuta)  (02´41”)

“NO TE DETENGAS” (Madre Teresa de Calcuta)  (02´41”)

Siempre ten presente qu
los días se convierten en años…
Pero lo importante no cambia,
tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier telaraña.
Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.
Detrás de cada logro, hay otro desafío.

Mientras estés vivo siéntete vivo.
Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas…

Sigue, aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que, en vez de lástima, te tengan respeto.

Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón…

¡Pero nunca te detengas!

Si hemos practicado, en el tiempo ordinario de clases, el silencio como fuente de fortaleza espiritual, esta publicación le puede ser de utilidad: EL SILENCIO COMO RECURSO PARA EL APRENDIZAJE

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD (Charles Chaplin) (04´41”)

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

«Cuando me amé de verdad
comprendí que en cualquier circunstancia,
yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta,
y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme.
Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima.

Cuando me amé de verdad,
pude percibir que mi angustia,
y mi sufrimiento emocional, no es sino una señal
de que voy contra mis propias verdades.
Hoy sé que eso es… Autenticidad.

Cuando me amé de verdad,
dejé de desear que mi vida fuera diferente,
y comencé a aceptar todo lo que acontece,
y que contribuye a mi crecimiento.
Hoy eso se llama… Madurez.

Cuando me amé de verdad,
comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona,
sólo para realizar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento,
o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.
Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto.

Cuando me amé de verdad,
comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable:
personas, situaciones y cualquier cosa
que me empujara hacia abajo.
De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo.
Hoy se llama… Amor Propio.

Cuando me amé de verdad,
dejé de temer al tiempo libre
y desistí de hacer grandes planes,
abandoné los mega-proyectos de futuro.
Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta,
cuando quiero, y a mi propio ritmo.
Hoy sé que eso es… Simplicidad y Sencillez.

Cuando me amé de verdad,
desistí de querer tener siempre la razón,
y así erré menos veces.
Hoy descubrí que eso es… Humildad.

Cuando me amé de verdad,
desistí de quedarme reviviendo el pasado,
y preocupándome por el futuro.
Ahora, me mantengo en el presente,
que es donde la vida acontece.
Hoy vivo un día a la vez.
Y eso se llama… Plenitud.

Cuando me amé de verdad,
percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme.
Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón,
ella tiene una gran y valioso aliado.
Todo eso es… Saber Vivir.

No debemos tener miedo de cuestionarnos,
de hecho hasta los planetas chocan,
y del caos suelen nacer la mayoría de las estrellas.»

Es de gran ayuda para lograr el equilibrio emocional y la salud mental, la voluntad de querer, la búsqueda de espacios para uno mismo que, como muchas otras cosas en la vida, solo se logran y se hacen realidad desde la conciencia. Ser capaz de identificar qué emociones estamos sintiendo, y por qué, es lo que determina el equilibrio emocional y la salud mental para desarrollar nuestra labor educativa y cuidar la salud mental. “Es una cuestión de autoconsciencia, a menudo porque sentimos emociones que no podemos explicar. Comprender nuestras emociones es la única manera de mantenerlas bajo control y sentirnos en equilibrio” (Psioactiva.com).

“Cada estructura debe concebirse como una forma particular de equilibrio, más o menos estable en su campo restringido y susceptible de ser inestable en los límites de éste” (Jean Piaget).


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF





ACTUALIZAMOS NUESTRA APP:
Puede descargar gratuitamente en: Google Play | Apple Store

597 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: