Instrumentos de evaluación en el proceso enseñanza – aprendizaje: Qué instrumentos puedes elaborar para evaluar las evidencias de los estudiantes

418 Compartidas
418
0
0
0
0
En el presente artículo se aborda el tema de los instrumentos de evaluación, caracterizando algunos de ellos, de acuerdo a las competencias que permiten evaluar. Contar con antecedentes como los que se entregan en este artículo es fundamental para seleccionar el tipo de instrumento a construir para evaluar el aprendizaje los alumnos/as.
A través de la observación se obtiene información sobre la conducta o comportamiento que los alumnos manifiestan espontáneamente. Los instrumentos de observación es un tema que abordamos en nuestro curso para crear instrumentos de evaluación. Para aprovechar mejor la información que pueden aportar estas observaciones, se pueden utilizar los siguientes instrumentos:
  • Las escalas de valoración. Contienen una listado de rasgos en los que se gradúa el nivel de consecución del aspecto observado a través de una serie de valoraciones progresivas (de nunca siempre; de poco a mucho de nada a todo; etc.)
  • Las listas de control. Contienen una serie de rasgos a observar, ante los que el profesor señala su presencia o ausencia durante el desarrollo de la actividad o tarea.
  • El registro anecdótico. Que consiste en fichas para recoger comportamientos no previsibles antemano y que pueden aportar una información significativa para evaluar carencias o actitudes positivas.

Cuaderno

El cuaderno de clase del alumno es un instrumento de recogida de información muy útil para la evaluación continua, pues refleja el trabajo diario que realiza el alumno. A través de él se puede comprobar:

  • Si el alumno toma apuntes correctamente.
  • Su nivel de comprensión, de abstracción y que ideas selecciona.
  • Su nivel de expresión escrita, la claridad y propiedad de sus expresiones.
  • La ortografía, la caligrafía, la composición de frases, etc.
  • Los planteamientos que hace de la información aportada, si ha entendido el contenido esencial, si llega a ordenar y diferenciar los aportados diferenciables en esos contenidos.
  • Si incluye reflexiones o comentarios propios.
  • Si amplía la información sobre los temas trabajados consultando otras fuentes.
  • Si realiza esquemas, resúmenes, subrayados, etc.
  • El cuidado o dedicación que emplea en llevar al día su cuaderno, etc.
  • Es necesario establecer unos criterios previos que faciliten la valoración de cualquiera de estos rasgos, evitando que ninguno de ellos por sí solos determine la evaluación propiamente dicha.

Además, desde el primer momento, se deberá informar al alumno de los aspectos que se van a valorar en su cuaderno y, realizada la valoración, aprovechar el momento de devolverlos para indicar cuales son los aspectos que lleva bien, en los que está mejorando y los que más necesita trabajar o cuidar.

Para sistematizar la recogida de la información que pueda aportar el análisis de los cuadernos de clase es conveniente utilizar fichas o escalas que orienten sobre los rasgos a valorar.

Exámenes tradicionales, en todas sus variedades, tanto orales como escritos

Son aquellas en las que la información se obtiene presentando al alumno una serie de tareas o cuestiones que se consideran representativas de la conducta a medir o valorar. A partir de la ejecución en las tareas propuestas o de las respuestas generadas en el proceso de su realización, se infiere la presencia o ausencia de esa conducta en los alumnos.

Se caracterizan porque:

  • Tratan de medir resultados máximos.
  • Las condiciones de aplicación son estándares.
  • Las tareas son uniformes para todos los alumnos.
  • Los alumnos se dan cuenta de que están siendo examinados.
  • Existen patrones externos que nos permiten realizar las medidas

Pertenecen a este tipo de técnicas los exámenes y demás pruebas escritas y orales, que también pueden resultar unos instrumentos válidos para la evaluación formativa, si se utilizan como fuente de información complementaria y no única, y se entienden como medios para analizar y valorar otros aspectos del trabajo de los alumnos.

En general, se consideran especialmente indicados para evaluar las capacidades de:

  • Recordar contenidos relevantes ya trabajados.
  • Asociar o establecer relaciones coherentes entre contenidos próximos.
  • Expresar opiniones personales o juicios de valor sobre cuestiones básicas de las materias tratadas.
  • Ejercitar la atención, la observación, la memoria, la curiosidad, el análisis reflexivo, etc.

Recordar que al atender a los errores, incorrecciones u omisiones que se ponen de manifiesto en los alumnos cuando se aplica esta clase de pruebas, se debe actuar con una actitud más investigadora que sancionadora. Desde esta perspectiva, tanto las respuestas correctas como las incorrectas aportan al profesor una información valiosa para orientar su práctica, y al alumno para corregir y superar sus deficiencias.

Existe una amplia posibilidad para elaborar y realizar este tipo de pruebas, cada una de ellas con ventajas e inconvenientes, por lo que es necesario seleccionar el tipo en función de la capacidad que se desea evaluar, y combinarlas entre sí al objeto de obtener la información más válida. A continuación se recogen algunas pruebas, así como sus principales características.

  1. Pruebas de composición y ensayo: Están encaminadas a pedir a los alumnos que organicen, seleccionen y expresen las ideas esenciales de los temas tratados. Son, así mismo, adecuadas para realizar análisis, comentarios y juicios críticos sobre textos o cualquier otro documento, visitas a exposiciones y empresas, salidas culturales, asistencia a conferencias, charlas-coloquio, etc.
  2. Preguntas de respuesta corta: En ellas el alumno debe aportar una información muy concreta y específica que podrá resumirse en una frase, un dato, una palabra, un signo, una fórmula, etc., evidentemente referidos a cuestiones de cierta relevancia. (Están especialmente indicadas para trabajar cuestiones numéricas)
  3. Preguntas de texto incompleto: Las respuestas quedan intercaladas en el texto que se les presenta a los alumnos (que deberá ser un enunciado verdadero al que le falten algunas palabras. Son adecuadas para valorar la comprensión de hechos, el dominio de una terminología exacta, el conocimiento de principios básicos, etc. Al redactarlas se debe evitar copiar enunciados textuales y se presentarán en un lenguaje adaptado, comprensible y que no añada mayor dificultad al contenido de la prueba.
  4. Preguntas de correspondencia o emparejamiento: Consisten en presentar dos listas, A y B, con palabras o frases breves dispuestas verticalmente para que los alumnos establezcan las relaciones que consideren adecuadas entre cada palabra de la columna A con la correspondiente de la B, argumentando la relación establecida entre las mismas. Al prepararlas es conveniente incluir en cada ítem un número desigual de elementos entre las columnas A y B para evitar que se establezcan relaciones por eliminación.
    Están especialmente indicadas para tareas de memorización, discriminación y conocimiento de hechos concretos.
  5. Preguntas de opción múltiple: Constan de un tronco o base en el que se fundamenta el problema, y un número indeterminado de respuestas opcionales de las cuales una es la correcta y las demás son distractores.
    Son recomendables para valorar la comprensión, aplicación, discriminación de significados, etc.
  6. Preguntas de verdadero – falso (justificadas): Pueden ser útiles para medir la capacidad de distinción entre hechos y opiniones o para mejorar la exactitud en las observaciones, argumentando la respuesta elegida.
  7. Preguntas analogías/diferencias: Se pretende establecer clasificaciones o características entre hechos, acciones… es un grado mayor de interiorización de los conceptos adquiridos y se trabaja sobre todo la comprensión y el razonamiento.
  8. Preguntas de interpretación y/o elaboración de gráficos, mapas, estadísticas, etc.: Por un lado, la elaboración de gráficos sirve para organizar y representar la información con códigos no verbales, es decir, otras formas de expresión; y por otro lado, la lectura e interpretación sirve para extraer conclusiones, posibilitando la generalización de la información.
Cuestionarios

Sirve para evaluar los conocimientos previos que tiene el alumno sobre una unidad didáctica determinada.

Mapa conceptual

Es un método para ayudar a educadores y alumnos a captar el significado de las materias que se van a aprender.

Dirigen la atención sobre el reducido número de ideas importantes en las que debemos centrarnos.

Permiten conocer qué sabe o comprende un alumno sobre una unidad cualquiera y permiten detectar conexiones equivocadas entre conceptos.

Resolución de problemas explicitando los pasos seguidos

Sirve para verificar que el alumno ha comprendido y razonado la situación problemática y su solución. Resaltar, que la importancia de este instrumento reside en la justificación de los pasos seguidos para la obtención de un resultado.

Fichas de recogida de información

Este instrumento tiene una doble utilidad:

  • Para el alumno: Sirve para sistematizar la recogida de información sobre pequeños trabajos de investigación.
  • Para el profesor: Sirve como guía, a tener en cuenta, para valorar otros instrumentos.
Trabajos monográficos y pequeñas investigaciones

Este tipo de tareas tiene como finalidad profundizar en algún conocimiento específico, favorecer la adquisición de determinados procedimientos y desarrollar actitudes relacionadas con el rigor, el gusto por el orden y la presentación correcta, tanto del resultado, como del proceso de elaboración del mismo, etc.

Rúbricas de evaluación 

Se tratan de un cuadro de doble entrada en el que se integran los criterios o indicadores a evaluar, los niveles de logro, así como los descriptores de logro. Este instrumento es muy útil ya que explicita de forma clara, tanto para los alumnos como para el propio docente, los criterios o indicadores de desempeño, así como los distintos niveles de calidad en ellos. Esta especificidad posibilita una adecuada evaluación y por ende se puede brindar una pertinente retroalimentación a los estudiantes.

Cuadernos de los alumnos 

El cuaderno es el espacio en donde el estudiante realiza las actividades que el profesor le indica, es también una evidencia de que el alumno trabaja y de que está aprendiendo. Es por ello que este instrumento puede resultar altamente útil para evaluar el aprendizaje. Para ello es necesario que se planifique bien el proceso, y que éste sea basado en los aprendizajes esperados.

Para emplear el cuaderno como instrumento de evaluación se promueve que el alumno integre un espacio para que pueda ir anotando sus opiniones, ideas y reflexiones acerca de las actividades que va realizando, así como de sus avances y dificultades. De igual manera es preciso que el docente realice retroalimentaciones (en el cuaderno) que fomenten la reflexión y la argumentación de los estudiantes.

Portafolio de evidencias 

Se trata de un concentrado de evidencias que posibilita integrar información acerca del desempeño del estudiante. Se compone de trabajos y diferentes producciones realizadas de forma individual o en equipo. Una de las condiciones es que las evidencias que se incluyan sean significativas y den cuenta del avance del alumno a lo largo de una secuencia didáctica, un trimestre, un proyecto o un curso.

 La implementación se realiza en conjunto con el estudiante, se establecen los objetivos o propósitos, se seleccionan las evidencias a integrar, las cuales deben ser previamente evaluadas y calificadas.  Posteriormente se establecen tiempos para analizar las evidencias, y reflexionar acerca de los avances y aspectos a mejorar.

Lista de cotejo 

Una lista de cotejo es un cuadro de doble entrada, en la columna izquierda se anotan los criterios a evaluar y en la fila superior se incluye una escala de valoración dicotómica, normalmente sí/ no. Es indispensable que en los criterios se consideren aspectos importantes del proceso de aprendizaje.

Guía de observación 

Es un instrumento con una lista de indicadores que pueden diseñarse como afirmaciones o preguntas que orientan lo que se desea observar. Puede emplearse para observar las respuestas o el desempeño de los alumnos durante una secuencia didáctica, un proyecto, un trimestre o el tiempo que el docente determine.

Actividades, productos e ideas para evaluar a los alumnos

Las siguientes actividades/ productos pueden ser empleados para evaluar; para ello se recomienda tener los indicadores o rasgos a evaluar bien definidos.

Mapa conceptual 

El mapa conceptual y en general cualquier organizador gráfico (mapa mental, cuadro sinóptico, etc;) puede resultar muy útil para emplearlo como instrumento para evaluar. Un organizador gráfico es una representación visual que comunica una estructura lógica de un tema o contenido.

Estos pueden ser utilizados en cualquier momento del proceso de enseñanza, pero son especialmente útiles al final del mismo como herramienta de evaluación, ya que permiten al alumno representar las ideas y conceptos  aprendidos acerca del tema.

Línea del tiempo 

La línea del tiempo es una representación gráfica de periodos cortos, medianos o largos (años, décadas, siglos o milenios). Mediante ella se pueden señalar la duración de distintos hechos o procesos, identificar cuáles sucedieron de manera simultánea, entre otros aspectos. Es especialmente útil para evaluar temas de la asignatura de historia.

Maqueta 

Una maqueta (también conocida como diorama) es una representación o modelo a escala de un objeto. Mediante ella se permite a los alumnos plasmar su creatividad y puede ser empleada por ejemplo para representar la estructura de un volcán, explicar los distintos tipos de relieve o algunas escenas relacionadas con la vida en la prehistoria.

Juegos 

El juego es una manera muy divertida de evaluar los aprendizajes que han logrado los alumnos acerca de un tema. Existen algunos juegos conocidos que pueden ser adaptados para concursos de preguntas y respuestas como por ejemplo: tronar globos, en el cual se pueden meter previamente preguntas en ellos; otro ejemplo es la ruleta preguntona. Con un poco de creatividad se puede hacer de la evaluación algo muy divertido.

Obra de teatro 

Las obras de teatro son una excelente opción para que los alumnos puedan demostrar lo aprendido en diversas asignaturas al tiempo que desarrollan la creatividad y su imaginación. Pueden utilizarse para representar pasajes históricos, biografías de diferentes personajes, entre otras temáticas.

Otra de las ventajas es que al redactar el guion se trabaja la expresión escrita, así mismo al presentar la obra se promueven otras facetas relacionadas con las artes.

Cómic o historieta 

El cómic o historieta es una serie de dibujos que da cuenta de un relato, puede estar acompañado o no de texto. Es posible emplearlo para evaluar temas de distintas asignaturas, ya que los alumnos pueden expresar lo aprendido de manera diferente y divertida.

Debate 

Un debate es un acto de comunicación en el cual dos o más personas opinan acerca de uno o más temas defendiendo su postura. Al emplearlo en el aula, los estudiantes apoyan sus opiniones en los conocimientos adquiridos sobre el tema para poder argumentar de mejor forma.

Baile 

Mediante el baile se permite a los alumnos demostrar de manera creativa  y simbólica lo aprendido acerca de un tema. Al mismo tiempo, cuando eligen la música y preparan la coreografía desarrollan distintas habilidades. ¿Cómo sería la coreografía y la música para explicar el Sistema Solar? ¿O sobre las partes de la célula?

Acróstico 

Un acróstico es una composición poética o normal en el que las letras con que inician cada verso u oración son leídas en sentido vertical y forman un vocablo o una frase. Puede ser empleado para que los alumnos den cuenta de lo aprendido de un tema.

Por ejemplo, se les puede solicitar que plasmen lo que saben acerca del magnetismo, para ello deberán escribir de forma vertical la palabra “magnetismo” y con cada letra inicial de esa palabra deberán expresar una idea acerca del tema.

Grabación de audio 

En una grabación de audio los alumnos pueden expresar lo aprendido acerca de distintas temáticas. Para ello el docente puede previamente diseñar preguntas orientadoras acerca de un tema, sin que esto se convierta en un cuestionario, sino para que sirvan de guía al estudiante para poder expresar sus conocimientos.

Herramientas digitales para evaluar 
  • Kahoot!: En esta plataforma el docente puede crear “quizs” en línea, para que los alumnos los respondan de manera individual o en equipo. Las preguntas son elaboradas por el profesor, pero también puede reutilizar kahoot! ya creados.
  • Google Forms: Esta herramienta permite a los profesores crear formularios en línea, para evaluar los temas estudiados. Una de las ventajas de utilizarla es que ofrece estadísticas para poder evaluar y corregir de forma sencilla.
  • QuizizzEsta plataforma permite crear tests en línea para luego enviarlos a los estudiantes. Una vez contestados, el docente recibe los resultados en los cuáles se pueden identificar los avances y lo que se necesita reforzar.
  • Infografías: Mediante las infografías los estudiantes pueden plasmar de forma visual lo aprendido de un tema. Al elaborarla analizan lo que aprendieron, lo sintetizan y lo dan a conocer de manera sencilla y atractiva. Algunas de las mejores herramientas para elaborarlas son: Canva  Piktochart.
  • FormativeEsta aplicación permite enviar a los alumnos materiales, lecciones así como preguntas para que puedan responderlas rápidamente mediante una tablet. Una de las ventajas de esta herramienta es que el profesor recibe las respuestas en tiempo real, por lo que los puede evaluar de inmediato.
Qué instrumentos puedes elaborar para evaluar las evidencias de los estudiantes

En esta retransmisión aprenderás qué instrumentos puedes elaborar para evaluar las evidencias de los estudiantes.

Referencia:
  • Revista digital “Investigación y Educación”. Número 26. Agosto 2006, Vol.III. Sevilla, España

Escrito por: Eva Mª Molina Soldán. Revista digital “Investigación y Educación”. Sevilla. España.  Fuente: www.csi-csif.es

Este contenido ha sido publicado originalmente por EDUCREA (Chile) en la siguiente dirección: educrea.cl

ENLACE DE LECTURA:

Descarga la guía completa en formato digital en los enlaces de la parte inferior.

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.


ENLACE 1: EVALUACIÓN, INFOGRAFÍA CON LOS TIPOS, TÉCNICAS E INSTRUMENTOS
ENLACE 2: TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN
ENLACE 3: INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN EN EL PROCESO ENSEÑANZA
ENLACE 4: INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN
ENLACE 5: INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN EN EL PROCESO ENSEÑANZA





TAMBIÉN PUEDE LEER:

594 Compartidas
1 Comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: