Tres películas de mujeres que inspiran la vocación docente: Marie Curie, Antonia Brico y María Montessori

308 Compartidas
308
0
0
0
0

       


Tres connotadas mujeres que desde tres perspectivas diferentes enriquecen y motivan el amor por la tarea que es base de todas las profesiones del mundo. En estas tres películas podemos encontrar la motivación para revalorar la tarea docente en nuestras propias realidades educativas.
Las temáticas que aborda el Séptimo Arte son muy variadas, en esta oportunidad los invitamos a revisar estas tres historias que cuentan sobre la vida y experiencias de profesoras. Son relatos basados en hechos reales, que sirven como motivación en el trabajo diario en el aula y que nos transmiten la importancia del quehacer pedagógico por todo el planeta.

A continuación les compartimos estas tres historias que le pueden servir de motivación y como recurso educativo.

1. Madame Curie: la película que retrata a una gran científica del siglo XX y su lucha por la igualdad

Maria Salomea Skłodowska-Curie, más conocida como Marie CurieC o Madame Curie (Varsovia, 7 de noviembre de 1867-Passy, 4 de julio de 1934), fue una científica polaca nacionalizada francesa. Pionera en el campo de la radiactividad, fue la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades —Física y Química— y la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Universidad de París. En 1995 fue sepultada con honores en el Panteón de París por méritos propios.

Nació en Varsovia, en lo que entonces era el Zarato de Polonia (territorio administrado por el Imperio ruso). Estudió clandestinamente en la «universidad flotante» de Varsovia y comenzó su formación científica en dicha ciudad. En 1891, a los 24 años, siguió a su hermana mayor Bronisława Dłuska a París, donde culminó sus estudios y llevó a cabo sus trabajos científicos más sobresalientes. Compartió el premio Nobel de Física de 1903 con su marido Pierre Curie y el físico Henri Becquerel. Años después, ganó en solitario el premio Nobel de Química de 1911. Aunque recibió la ciudadanía francesa y apoyó a su nueva patria, nunca perdió su identidad polaca: enseñó a sus hijas su lengua materna y las llevaba a sus visitas a Polonia.6 Nombró el primer elemento químico que descubrió, el polonio, como su país de origen.F

Sus logros incluyen los primeros estudios sobre el fenómeno de la radiactividad (término que ella misma acuñó), técnicas para el aislamiento de isótopos radiactivos y el descubrimiento de dos elementos —el polonio y el radio—. Bajo su dirección, se llevaron a cabo los primeros estudios en el tratamiento de neoplasias con isótopos radiactivos. Fundó el Instituto Curie en París y en Varsovia, que se mantienen entre los principales centros de investigación médica en la actualidad. Durante la Primera Guerra Mundial creó los primeros centros radiológicos para uso militar. Murió en 1934 a los 66 años, en el sanatorio Sancellemoz en Passy, por una anemia aplásica causada por la exposición a la radiación de tubos de ensayo con radio que guardaba en los bolsillos en el trabajo11 y en la construcción de las unidades móviles de rayos X de la Primera Guerra Mundial.

Puede ampliar la historia en el siguiente:

2. “Antonia, una sinfonía”, cuenta la historia de una mujer que luchó para convertirse en la primera directora de la historia en dirigir una gran orquesta

Antonia Louisa Brico (Róterdam, 1902-Denver, 1989) fue una directora de orquesta y pianista neerlandesa de renombre que, desde el silencio de su trayectoria, revolucionó el mundo de la música.

Primera mujer en dirigir la Berliner Philarmoniker y la New York Philharmonic Orchestra, Brico es un ejemplo de superación y perseverancia. Durante numerosas décadas del siglo XX luchó incansablemente para hacerse un lugar entre los grandes de la música clásica, pero su destreza como directora chocó siempre con su condición femenina. La prensa, los altos cargos de varias orquestas y sobre todo la marginación social y laboral de las mujeres propias de la sociedad que la vio crecer le denegaron el reconocimiento que merecía. Entre otros, estudió con Paul Steindorff, Zygmunt Stojowski y Karl Muck. Ejerció también de profesora. Dos de sus alumnas fueron Philippa Schuyler, pianista prodigio y compositora, y Judy Collins, que posteriormente sería una reconocida cantante de música folk y mantendría siempre una relación estrecha con Antonia.

Puede ampliar la historia en el siguiente:

3. María Montessori: Una película que todo educador y estudiante de educación tendría que ver

Vale la pena saber que, en 1929, “María fundó la Asociación Internacional Montessori para preservar, propagar y promover los principios y las prácticas pedagógicas de las escuelas Montessori.

Mario Montessori participa muy activamente en su desarrollo, antes y después de la muerte de su madre. La sede de la Asociación se encuentra en 161 Koninginneweg, Ámsterdam, Países Bajos. Esta casa fue comprada por María y Mario antes de su regreso de la India. Vivieron allí hasta su muerte. Esta casa ahora sirve como un museo con documentos, libros, artículos y una sala con material Montessori. Cuando su madre murió, fue nombrado como su sucesor de la Asociación Internacional Montessori. En 1952 publicó un libro, Human Trends and Montessori Education”. (WIKIPEDIA). “Como consecuencia de una enfermedad que le causó ceguera, Mario Montessori murió el 10 de octubre de 1982. Hasta su muerte, continuó dirigiendo la Association Montessori Internacionale (AMI), […] que sería la encargada de salvaguardar el legado de la doctora Montessori” (Tita Llerandi).

Para quienes deseen visualizar en la versión original (italiano), compartimos la primera parte de la película UNA VITA PER I BAMBINI, colgada en YouTube por Antonio Esteves:

Puede ampliar la historia en el siguiente:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: