Si usted no cree en la necesidad de la formación permanente, no sirve para ser docente (III parte)

1K Compartidas
1K
0
0
0
0
El futuro de la educación y la tarea docente siempre dependerá del hoy, porque el final siempre es consecuencia del principio. La educación de mañana depende de lo que hagamos o dejemos de hacer hoy. Como profesores que nos ha tocado vivir el Siglo XXI, no debemos olvidar que “en tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que no existe” (Eric Hoffer).

Ha llegado la hora que los profesores optemos por una formación permanente buscada, deseada, cualificada y valorada, porque la idea de que los profesores tienen todas las respuestas y por eso lideran el aprendizaje ya no sirve, … LOS ESTUDIANTES SABEN QUE TODA LA INFORMACIÓN NO ESTÁ EN EL DOCENTE, TAMBIÉN ESTÁ EN GOOGLE.

Quizá le interese: SI USTED NO CREE EN LA NECESIDAD DE LA FORMACIÓN PERMANENTE, NO SIRVE PARA SER DOCENTE (I PARTE).

Para el licenciado colombiano Francisco Cajiao, hoy se requieren maestros eficientes, capaces de conseguir buenos resultados con currículos abultados y grupos numerosos de diversidad creciente; con un manejo perfecto de los recursos de la revolución de los medios de información y comunicación, saber ubicarse frente a “una variedad de valores, creencias y criterios de las familias y de los propios estudiantes que hacen trizas la autoridad moral que antes era sagrada”. “La mezcla de todos estos cambios comienza a afectar a quienes ejercen la docencia escolar. Cada vez hay más alertas sobre los índices de consulta psiquiátrica de los educadores. El deseo de estudiar la profesión no aparece en los jóvenes más brillantes. La insatisfacción de quienes la ejercen se replica de un país a otro. Podría decirse, parodiando a Freud, que el malestar de la cultura se expresa hoy en las aulas con una fuerza inédita. las facultades de educación deben cuestionar seriamente la formación que hoy se ofrece a quienes deberán ejercer una profesión tan importante y tan compleja por su intrincada relación con todas las manifestaciones culturales”. LA IDENTIDAD DE LOS MAESTROS.

La Cuarta Revolución Educativa, la más disruptiva de la historia del hombre, exige ofrecer una excelente y exigente formación inicial docente y una formación permanente o continua de calidad para los profesores; de tal modo que garanticen un servicio educativo real y eficiente, para que los niños y jóvenes desarrollen competencias claves que les permitan evolucionar en una sociedad democrática, construyendo el pensamiento crítico, el juicio y la corresponsabilidad del avance tecnológico hacia el bien común, ... en un proceso de integración en el cual, cada uno contribuya al desarrollo de la sociedad del conocimiento. Los profesores de la Cuarta Revolución Educativa deben ser expertos para propiciar la capacidad de análisis, reflexión y cuestionamiento de manera permanente de los estudiantes. Necesita manejar con habilidad los recursos que estimulen la imaginación, el ingenio y la creatividad —capacidades a las que hay que sumar la inquietud, la actitud y la voluntad—como los elementos motores que impulsan, la autoestima, las cualidades individuales y el trabajo en equipo en los estudiantes. ÉTICA Y EDUCACIÓN EN LA ERA DIGITAL: PERSPECTIVAS GLOBALES Y ESTRATEGIAS PARA LA TRANSFORMACIÓN LOCAL EN CATALUÑA.

Esta revolución educativa, con todos los avances tecnológicos y la inteligencia artificial, necesita del profesor en el aula como el agente singular e irremplazable. Esta responsabilidad hace más necesaria la debida, eficiente y perfecta formación permanente del docente. Quien esté en el aula hoy como docente, debe conocer la penetración exponencial del internet y las TIC en las aulas, y la exigencia de un cambio en la metodología de la enseñanza y la revisión de su rol en el aulaSI USTED NO CREE EN LA NECESIDAD DE LA FORMACIÓN PERMANENTE, NO SIRVE PARA SER DOCENTE (II PARTE).

La mayoría de nuestros ex estudiantes pertenecen a los llamados “millennials” (nacidos a partir de los 80), por los cuales (un buen número de profesores) seguimos cursos de actualización, sobre todo para manejar el mundo digital y enseñarles a aprender desde su hiperconectividad. Por ellos aprendimos a manejar nuevos recursos electrónicos y usar las TIC. Esa generación creció con una interacción familiar y fácil con dispositivos inteligentes, y nos exigió muchas horas de estudio y aprendizaje de actualización para hablar su lenguaje y comunicarnos eficaz y eficientemente con ellos. Pero ahí no terminó el desafío educativo. PETER SENGE: “EL PROFESOR DEL SIGLO XXI TIENE QUE ENSEÑAR LO QUE NO SABE”.

Ahora comienzan a ingresar los de la Generación Alfa (2010 – 2025), bautizada así porque es la primera del siglo XXI, para quienes lo digital, el estar “conectado” es natural y su nivel de exposición a la tecnología es algo que ninguna otra generación ha tenido. La generación Alfa viene con nuevos recursos de comunicación y aprendizaje, como el usar la voz como elemento de control, nuevas habilidades en el uso de las manos y otras partes del cuerpo para interactuar con los dispositivos, su interacción con los avances tecnológicos y digitales es más divertida, y les cuesta poco adaptarse a las nuevas rutas tecnológicas.

Por estos niños y jóvenes que tenemos en las aulas se nos exige una actitud de apertura a seguir aprendiendo terminologías y el uso de nuevos recursos y herramientas; porque “una buena enseñanza lleva a relacionar estrechamente los conocimientos con los valores, y esos conocimientos no llegan de forma mecánica o por transferencia, sino que son el resultado de una investigación que lleva reflexionar sobre aspectos que se relacionan con el tema abordado y de donde el educando llega a conclusiones propias, que son guiadas y analizadas por el educador a su cargo” (Anastacia Rivas Olivo).

Artículo relacionado: OTRO GRAN RETO PARA LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS: GENERACIÓN X, Y, Z y T.

Tenemos, como profesores, que desarrollar esa (nueva) actitud en el proceso de investigación de nuevas ideas, propuestas y aportaciones en el campo educativo. Tenemos que ser maestros competentes, instruidos, actualizados y dispuestos a aprender y desaprender; capaces de ayudar a nuestros estudiantes a descubrir su identidad, “reto mucho más difícil que resolver ecuaciones y redactar textos” (Francisco Cajiao). “El futuro no se puede predecir, sino que se tiene que construir, y nuestra actitud debe ser la de afrontarlo de una manera activa” sostiene Maija Berndtson, directora de la Biblioteca Pública de Helsinki (Finlandia). INNOVACIÓN EDUCATIVA ¿EN MAYÚSCULAS O MINÚSCULAS INNOVACIONES?

Según el especialista peruano, en temas educativos, León Trahtemberg, la diferencia entre la educación tradicional y la de vanguardia (con los hallazgos de la psicología, pedagogía y neurociencias), se diferencian por considerar: que los niños no son pequeños adultos, que el rol de la escuela no es enseñar (desde el maestro, currículo) sino crear condiciones para que el niño quiera aprender y aprende cosas no curriculares. Por lo tanto, la “verdadera revolución educativa asume al niño como ciudadano pleno desde que nace. Siente, piensa, actúa y aprende partiendo de sus experiencias que pueden ser placenteras o frustrantes, todo lo cual dejará huellas para toda su vida”. REVOLUCIÓN EDUCATIVA EN POCAS PALABRAS.

Y en no pocas realidades educativas se oye a las puertas de sus escuelas un cuestionamiento a sus programas curriculares, a una personalizada y excelente formación inicial docente, a reconocer otro tipo de interacciones, ya no solo entre los seres humanos sino también con otra clase de individuos que han surgido de la profundización de determinados dispositivos…. y “estamos presenciando el cuarto de estos cambios: el de la inteligencia artificial y la robótica”. [ALEX BEARD] SOLO NOS CUESTIONAMOS CÓMO VAMOS A ENSEÑAR LO MISMO QUE HEMOS ENSEÑADO EN LOS ÚLTIMOS 20 AÑOS

Nos debe interesar y emocionar que este acontecimiento histórico que se nos ha dado a quienes estamos en las aulas. ¿Serán capaces de aprender, pensar y actuar por sí mismos la inteligencia artificial, robots y programas, hasta independizarse de la tutela humana, al menos en teoría? “Quien diga que las máquinas no pueden hacer tal o cual cosa, se va a arrepentir”, afirma Paul Saffo, profesor de Stanford y experto en inteligencia artificial. “Hoy el sentido de la vida está ligado a la tecnología digital. Necesitamos un humanismo tecno-científico y digital” (Hervé Fische).

Artículo relacionado: NO A LA ESCUELA TRADICIONAL: CLAVES PARA ENTENDER LA REVOLUCIÓN EDUCATIVA.

En la IV Parte complementamos esta reflexión sobre la importancia de la formación permanente de los profesores para facilitar la participación activa de los estudiantes en su proceso de enseñanza – aprendizaje, la necesidad de  la ética, las normas y los valores, las transformaciones consensuadas en los procesos educativos, y el aporte de la experiencia pasada (de cada cultura) que debe ser apropiada y reconstruida,

“Mientras mayor es la isla del conocimiento, más grandes son las riberas del asombro” (Ralph M. Sockman).


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF





NUEVO VIDEO:
No olvide de suscribirse a nuestro canal.
1K Compartidas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR