[Rosy Cisneros] Secuelas de la pandemia: impacto de uso de mascarillas

52 Compartidas
52
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos |


Entre las múltiples secuelas que la pandemia ha dejado, entre ellas la deserción escolar, bajo nivel académico, evidenciar los niveles socioeconómicos que no permiten el acceso a una educación de calidad para toda la población, los conflictos emocionales generados por el encierro y la falta de actividades tan importantes para el desarrollo que los alumnos estaban acostumbrados a realizar, debemos agregar el impacto negativo de la costumbre de usar el tapabocas.

Y la pregunta obligada es saber ¿en qué afecta su uso?

Los niños y jóvenes, necesitan desarrollar la inteligencia emocional, ya que es considerada en los últimos tiempos, como una de las herramientas más poderosas con la que las nuevas generaciones podrán enfrentarse a un futuro incierto. La tecnología ha venido a revolucionar la vida personal y profesional y las conexiones personales serán valoradas poderosamente para destacarse y lograr empleos/actividades que hasta el día de hoy ni siquiera se conocen.

Vean la entrevista que le han hecho a uno de los millonarios más jóvenes que actualmente han revolucionado al mundo, para entender la necesidad del desarrollo socioemocional: LA PREDICCIÓN DE MARK ZUCKERBERG SOBRE LOS TRABAJOS DEL FUTURO

Cuando los niños y los adolescentes utilizan el tapabocas en la escuela, el impacto se genera en diferentes aspectos a considerar, he aquí algunos de ellos:

  1. No son capaces de ver y aprender a entender las expresiones de quienes los rodean.
  2. Afecta el desarrollo lingüístico.
  3. No hay referentes para lograr la interacción con las personas.
  4. No se activan las neuronas espejo que son tan necesarias para el aprendizaje.
  5. Afecta al desarrollo de la empatía.
  6. Bloquea una vida emocional normal.
  7. Imposibilita un desarrollo adecuado de las áreas socioemocionales impidiendo acrecentar la inteligencia emocional.
  8. Ha creado en muchos de ellos, una forma de escudarse de lo que perciben como “defectos” (dientes, brackets, tamaño o forma de la boca/nariz).
  9. Se crea rechazo social.
  10. Se aumenta la baja autoestima en quienes la presentan.
  11. Se desarrollan estados emocionales de miedo, angustia, fobias.
  12. Puede irritar la piel.
  13. No pueden lograr la adecuada calidad del aire que respiran, y ellos necesitan aire fresco para mantener alerta al cerebro.
  14. Mantienen una idea constante de peligro, imaginando que sin su uso se pueden enfermar.
  15. Elimina la posibilidad de lograr la inmunidad cruzada* que es la forma en que sus cuerpos pueden defenderse de los virus.

También hay que tomar en cuenta que este virus llegó para quedarse, igual que el de la gripe, la influenza y tantos otros más, por lo que si pretendemos una educación para la vida, debemos enseñar a los chicos que existen distintas formas de cuidarse sin impactar su desarrollo integral.

Y llega hasta este punto otro tema que es necesario analizar, ya que a muchos padres de familia se les ha mal informado con respecto a la necesidad de que niños y adolescentes sean vacunados para no enfermarse.

Comparto un estudio que añade evidencia de que los niños no requieren estas inmunizaciones contra SARS-CoV-2 ofrecido por la Dra. Karina Acevedo Whitehouse, investigadora e inmunóloga mexicana que ha expuesto sus investigaciones científicas en las que de manera resumida argumenta la propuesta de no vacunación a menores para que los padres de familia tomen decisiones más certeras, basadas en explicaciones científicas en lugar de ser motivados por la desinformación que genera miedo.

  • El riesgo de enfermar gravemente es mínimo debido a diferencias en las respuestas inmunes que presentan ante la infección, en comparación con las respuestas que generan los adultos
  • El riesgo de morir es muy pequeño que el de enfermar ya que la tasa de supervivencia de COVID-19 en niños menores de 18 años es mayor de 99.9998%,
  • Los menores cuentan con inmunidad cruzada generada por la exposición a otros coronavirus humanos.
  • El riesgo que representan las vacunas es mayor que el beneficio que podrían tener con ellas, ya que simplemente no la necesitan y ya se cuenta con evidencia de que el daño que pueden llegar a ocasionar las vacunas vectorizadas (Astrazeneca, Janssen, CanSino), y las basadas en ARNm (Pfizer/BioNTech, Moderna).

Entonces ¿para qué exponer a un niño sano a un producto del cual se conoce muy poco sobre los efectos a mediano y largo plazo?

Todos estos argumentos están sustentados con evidencia científica, anexo las ligas para acceder a dicha información, en donde también se encuentra el libro que sugiero leer para identificar como el nocebo es capaz de influir en la enfermedad.

En el libro de Joe Dispenza “El placebo eres tú”, podemos aprender cómo la influencia de la mente puede impactar de manera negativa en la realidad de las personas, este efecto se llama nocebo y mi cuestionamiento es en qué medida la influencia de los medios de comunicación que bombardearon durante dos años a cerca del contagio y solo se escuchaba cifras enormes de muertos por covid en todo el mundo, ha infectado de manera permanente el pensamiento de los humanos que ahora piensan que el uso de tapabocas y las vacunas son la única opción para mantenerse sanos.

Mi propuesta es que los adultos responsables del futuro de niños y jóvenes, que son los maestros y padres, utilicen el conocimiento científico para dejar atrás el miedo que empuja a tomar medidas que van en contra de la salud emocional, mental y física de los chicos.

Finalmente, esta información será utilizada con fines informativos sin pretender que las decisiones que cada familia tome, sean juzgadas y mucho menos que provoque confrontaciones entre la comunidad escolar.

NOTA DE REDACCIÓN: La Web del Maestro CMF publica los textos originales de su autor, no necesariamente coincide con lo expuesto en el tema, no se hace responsable de las opiniones expresadas, y no promociona ningún producto, servicio, marca o empresa. Sugerimos a nuestros lectores conocer la identidad de su autora para tener mayores elementos de juicio y la pertinencia a su realidad educativa.


Autor:
Profa. Dra. H.C. Rosalina Cisneros Blancas. México. D.F.
Neuroeducadora ECC, Educando con Cerebro y corazón
Correo electrónico:
[email protected]
Cuenta de facebook: rosycisnerosneuroeducadora
Web: rosycisneros.net

.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: