Manual de evaluación con Rúbricas – Colección 2019

712 Compartidas
712
0
0
0
0
Uno de los instrumentos que más se adaptan al trabajo por tareas son las rúbricas, en este artículo veremos su concepto, como se diseñan, ventajas e inconvenientes así como diferentes herramientas TIC que facilitan su elaboración.
Las rúbricas son guías de puntuación usadas en la evaluación del desempeño de los estudiantes que describen las características específicas de un producto, proyecto o tarea en varios niveles de rendimiento, con el fin de clarificar lo que se espera del trabajo del alumno, de valorar su ejecución y de facilitar la proporción de feedback (retroalimentación) (Andrade, 2005; Mertler).

Compartimos con fines educativos – pastorales la publicación del portal Mundo Bizarro del Profe Novato escrito por 

Rúbricas para evaluar contenidos y competencias

1. Las rúbricas para evaluar contenidos y competencias en la nueva educación del s.XXI

No es la primera vez que os hablo de innovaciones educativas. Más que nada porque creo fervientemente en una revolución de la educación tal y como ha venido siendo hasta ahora.

En este artículo –Innovaciones educativas del s.XXI, pero ¿de qué estamos hablando?– hago un pequeño resumen de lo que estamos viviendo en los centros y en nuestras aulas. Incluso explico terminología y metodologías que se están poniendo de moda.

Si eres de los novatos más novatos, entra también ahí que te interesa.

Ten en cuenta esto: no las explico a fondo porque, por un lado, no las conozco todas y, por otro, porque estoy en pleno cambio en mi modus operandi del aula, así que tampoco soy una experta.

Yo os cuento todo lo que voy aprendiendo y cómo lo pongo en práctica con los chavales. Por tanto podemos ir aprendiendo todos a la vez.

Pues bien, lo que nos interesa saber a groso modo es que todas estas nuevas metodologías suelen tener unos elementos en común y el más importante de ellos es que el alumno se haga responsable y participe activamente en su propia educación.

No todo el conocimiento debe provenir del docente sino que hay gran parte que puede adquirir el alumno por su cuenta, siempre bajo la supervisión y guía del profesor.

Por tanto, se crea un cambio de rol: el alumno adquiere el conocimiento y el profesor ayuda, guía y es el líder. El docente transmite muchos otros valores y habilidades que no el mero contenido conceptual, sobre todo aquel que el alumno puede obtener por sus propios medios.

En definitiva, el profesor utiliza otras herramientas y recursos para facilitar esa adquisición autónoma del conocimiento al alumno.

Y aquí entran las rúbricas.

Dentro de este tipo de metodologías -incluso es posible en la más tradicional- las rúbricas adquieren una importancia máxima.

Es la manera en que nosotros comunicamos a nuestros alumnostanto los diferentes elementos que les vamos a evaluar -o incluso autoevaluarse ellos  mismos- como los diferentes niveles de concreción.

En definitiva, en un mismo lugar les especificamos qué es aquello que van a aprender y qué es lo que deben saber o hacer para hacerlo de la mejor manera y al 100%.

En cuanto a nosotros, nos resultará muchísimo más fácil poder evaluar no solamente los conocimientos en sí, sino también habilidades, competencias, procesos, etc. Todo aquello a lo que le demos importancia en el aula y en el transcurso de la materia.

Por ello, de forma bastante genérica, aquellos docentes que se decantan por utilizar metodologías innovadoras en el aula, también lo hace por incluir las rúbricas en su día a día.

2. Vamos a por ellas.  ¿Qué narices son las rúbricas?

Vale, he estado hablando que si la rúbrica por aquí que si por allá, pero aún no la he explicado como toca. Es como si os estuviera hablando de motores sin el mismo chisme delante. Totalmente absurdo, ya lo sé.

Pues bien, primero una muestra, sólo a modo de presentación. Luego os pondré más ejemplos y os los detallaré mejor.

2.1. Esquema básico de la estructura de una rúbrica.


Esquema de una rúbrica de Ma José GR

Así que lo que nos interesa saber de aquí son los dos cuadrados azul clarito:

  • Ítems que vamos a evaluar:

Es cada uno de los aspectos que nosotros queremos que nuestros alumnos trabajen, aprendan, desarrollen o adquieran.

Si estamos hablando de una actividad en sí, como sería un texto narrativo, en la parte de la izquierda tendremos una casilla para la adecuación, coherencia, cohesión y ortografía.

Por el contrario, si lo que estamos evaluando es un trabajo grupal, seguramente tendremos una casilla para el contenido, presentación, para la utilización de las herramientas TIC, trabajo cooperativo.

O bien, si lo que queremos es evaluar el nivel de adquisición de las competencias tratadas a lo largo de la materia Cultura clásica, tendremos unos recuadros para la competencia digital, competencia aprender a aprender, conciencia y expresiones culturales y la lingüística.

  • niveles de desempeño o adquisición:

Es el grado que el alumno ha alcanzado en cada uno de los ítems.

Suele haber 4 niveles, siendo el 4 el grado de máxima nivel y el 1 el de menos. Por tanto iremos marcando en cada uno de los ítems qué nivel ha alcanzado cada alumno. Quien dice del 1 al 4, también puede llamarlo como quiera: “asumido, bastante asumido, poco asumido, nada asumido”, “siempre, a menudo, pocas veces, nunca”.

Así que para obtener la máxima puntuación, debe haber alcanzado un 4 en cada uno de los ítems. Así luego con una simple regla de 3 tendríamos el resultado final para cada chaval.

  • ¿Qué pasa con esos cuadraditos blancos?

Wait, que aún nos queda lo más heavy.

Es en estas casillas donde describiremos cada ítem según el nivel, siendo 4 lo más correcto y 1 lo más flojo. Dentro pondremos todo aquello que el alumno puede hacer, aplicar o desarrollar a lo largo de la tarea o de la misma materia.

Justamente nos fijaremos en estos recuadros para determinar cómo ha realizado la tarea, hasta qué punto a asumido el concepto, cuánto se ha implicado y colaborado o qué grado de adquisición tiene de la competencia.

2.2. Entonces para sacar la nota…

Pues bien, una vez que ya hemos marcado y tenemos claro qué nivel tiene cada ítem de la izquierda, sólo nos queda sumar.

Así la nota máxima es 16, si consigue tener todo impecable y marcada las 4 casillas de la izquierda. Por ello 16 equivale al 10. La nota mínima será el 4, que equivaldría a un 2,5.

Como veis en las rúbricas no existen el cero.

Siempre tendrán algo de nota ya que se evalúa todo el proceso de realización de la tarea, inclusive la presentación del propio material. Aquí demuestran que son responsable, un valor que debemos potenciar por todos lo medios. De ahí que me niego a poner ceros si me entregan la faena.

También se le puede asignar a cada ítem un tanto por cien diferente en cuanto a la nota final, no hace falta que cada aspecto puntúe lo mismo. Pero esto ya depende de nosotros y la tarea que estemos evaluando.

Particularmente, como veréis luego en los ejemplos, yo funciono mejor distribuyendo la nota sobre 10 en cada uno de los aspectos y niveles. Supongo que es otro de los vestigios de la escuela tradicional que tengo arraigada, y que poco a poco iré perdiendo.

Prueba – error – prueba.

Así de simple y así de fácil.

Es lo que siempre os digo, hay que ir introduciendo los cambios poco a poco, a nuestro ritmo, sintiéndonos a gusto y cómodos. ¿Qué no funciona? Reflexionamos, cambiamos si hace falta y lo volvemos a intentar. ¿Vuelve a fallar? Pues probamos otra cosa diferente.

En fin, por si tengo algún vaguillo de más en la sala, os dejo las equivalencias.

16 = 10

15= 9,4

14 = 8,75

13 = 8,12

12 = 7,5

11 = 6,,87

10 = 6,25

9 = 5,62

8 = 5

7 = 4,37

6 = 3,75

5 = 3,12

4 = 2,5

3. Ejemplos de rúbricas para evaluar.

Chicos, esto lo hago porque sois vosotros. Os voy a mostrar con qué trabajo yo en mi aula. Así que ya os podéis sentir muy honrados, jajaja.

Lo mío es mostrar todo mi mundo al mundo entero. ¡Qué menos que las rúbricas también!

Fuera bromas tontas, os voy a poner 3 ejemplos de las rúbricas que utilizo yo en mi aula. En ellas os voy a mostrar cómo evalúo diferentes tipos de tareas. Ya os aviso que la puntuación es sobre 10 y está desglosada.

Incluyo una cuarta, basada en 4 ítems y 4 niveles de adquisición donde se evalúa una competencia básica. Este tipo de rúbricas vienen bien para saber el grado de asimilación de la competencia que se está trabajando en el aula.

Lo más normal es que en cada materia se trabaje diferentes, sobre todo en aquellas que no son troncales y tienen un carácter muy definido. Pero aún así, siempre hay alguna que destaca más en importancia dentro de la asignatura.

La cuestión es que tengáis ejemplos y visualicéis que todo es evaluable mediante una rúbrica. ¡Y ya está!

  • Rúbrica para evaluar el proyecto “Hacemos de profesores” (Cultura clásica, 4º ESO)

Contexto:

Mediante parejas se tienen que preparar una sesión entera de la materia, donde tratarán y trabajarán un ámbito de la religión grecoromana.

No sólo deberán explicar al resto de clase el contenido, sino que deberán crear diferentes tareas o actividades, tanto de asimilación del contenido como para potenciar alguna habilidad relacionada. Disponen a su alcance todo el material TIC del aula y dos sesiones previas para trabajar en grupo e idear su sesión.

También se evaluará su actitud como alumnos cuando los otros compañeros estén realizando su papel de profesor.

  • Rúbrica para evaluar un texto narrativo (Castellano de refuerzo, 3º ESO)

Contexto:

En las materias troncales, durante el curso de 3º de la ESO, se desdoblan los grupos, creando uno más. De esta manera la ratio en las clases son más pequeñas y da pie a crear un grupo en el cual se trabaje de manera totalmente adaptada. Es el grupo más pequeño y se trabaja a nivel competenencial, de esta manera se individualiza mejor y se tiene más recursos para personalizar la atención que necesitan.

Siempre trabajaban los textos con las rúbricas delante, haciendo una revisión final autoavaluándo su trabajo. Después les devolvía el texto con mi puntuación y la suya, y juntos valorábamos qué había que modificar y de qué manera.

  • Rúbrica para evaluar el trabajo cooperativo “Los mitos sobre la mesa” (Cultura clásica, 3º ESO)

Contexto:

La tarea final del cuatrimestre consiste en realizar en grupos cooperativos un juego de mesa sobre un mito que ellos eligen. No sólo se valora los objetos en sí (el juego de mesa y sus componentes) sino también el proceso de creación.

Tendrán para trabajar y organizarse dos sesiones de la materia, así puedo observar cómo cooperan entre ellos.

Lo más guay es que dejamos las últimas dos sesiones sólo para que presenten el juego, sino para que los pongan en práctica, compartiendo su trabajo y su tiempo de una manera muy divertida.

  • Rúbrica para evaluar la competencia digital (Latín 4º ESO)

Contexto:

Para que veáis hasta qué punto son útiles las rúbricas, en una materia tan lingüística como es el latín yo uso una para evaluar el grado de adquisición de la competencia digital.

Le doy mucha importancia al uso de las TIC y los recursos electrónicos y online que tenemos. Fomento continuamente la pasión por las nuevas tecnologías y las innovaciones educativas relacionadas con ellas, e intento transmitírselo a mis alumnos continuamente.

Así que valoro muy positivamente que hagan el esfuerzo por conocer y saber utilizar correctamente y de manera responsable las este tipo de tecnologías.

Esta rúbrica no la relleno yo, sino que son ellos mismos quienes se autoevalúan.

Y lo hacemos tanto al inicio de curso como al final. No quiero una nota, quiero que ellos sean conscientes de su grado de conocimiento y manejo de la tecnología que tienen al rededor y de la importancia que tiene en su educación.

Os recomiendo que hagáis esto con vuestros alumnos, les hace reflexionar de mala manera. ¡A mí me funciona muy bien! (Casi siempre jajaja)

4. Herramientas online para hacer rúbricas.

En este punto no me voy a extender mucho, porque sino se nos haría eterno este artículo.

Pero como sabéis que me encanta hacer tutoriales y daros a conocer todas las herramientas TIC y TAC que conozco, no creo que tarde en haceros uno sobres estas en concreto.

Estamos hablando de Rubistar y CoRubrics.

Ambas son online y son gratuitas. Y en verdad son super útiles. Aunque si os tengo que recomendar una de las dos, mi favorita es Rubistar, por su sencillez y fácil uso.

Son una especia de banco de información para crear nuestras rúbricas. Os ponen la plantilla, elegís el tipo de contenido o tarea que queréis evaluar (los tipos vienen ya marcados) y ¡ualá! ¡Mágia!

Tienen ítems ya creados en relación a la tarea, y según el ítem se os rellena la casillas blancas con diferentes textos dependiendo del nivel.

Por ejemplo, si quiero crear una línea del tiempo, me viene por defecto poner cómo ítem “título” “fechas” “imágenes”. Entonces, cuando elijo el ítem “título”, automáticamente se rellenan los 4 cuadrados con la información de mejor a peor según el nivel.

Así de fácil.

Por supuesto que todo es personalizable y podéis customizar cualquier casilla, ítem o nivel. Pero gracias a ese banco de datos sobre rúbricas, mucho del trabajo se facilita y nos ahorra tiempo.

¿Qué pega tienen?

La apariencia. La odio.

Siendo como soy una tía que se fija en el detalle y me encantan las cosas bonitas y agradables a la vista, el formato en que te descargas una rúbrica de Rubistar es hiper simplón y soso. Sin nada de chispa, ni una pizca.

Por lo que lo que hago yo -y espero que el resto de la humanidad- es copiar el resultado en una plantilla que me guste más. Pero bueno, que la faena extra es mínima en comparación la mejora de calidad de la rúbrica.

Echadle un ojo a esta que hice para un ejercicio del curso de Flipped Classroom y me decís si no es fea de narices.

5. Cómo empezar a usarlas.

Como siempre, os voy a dar unos poco consejos y truquitos para que vayáis probando esta herramienta para evaluar.

5.1. Rúbricas para evaluar contenido y tareas en el aula.

  • Elige una tarea que domines, conozcas cada detalle y ya sabes cómo reaccionar ante cada imprevisto.
  • Medita bien cada ítem: a qué le das más importancia y a qué menos.
  • Te aconsejo también que tengas claro qué competencias vas a potenciar con la tarea, ayuda a aclarar los ítems.
  • Empieza describiendo cada ítem sobre el nivel 4: ¿Cuál sería la perfección? ¿Qué deben hacer o comportarse para tener el 10?
  • Luego redacta las casillas del nivel 1.
  • Finalmente ves en graduación rellenando las que te queden.
  • Tenla siempre a su alcance, como en un Moodle.
  • Guíales en la utilización y hacer autoavaluaciones para repasar la tarea.

5.2. Cómo introducir las rúbricas en una programación didáctica.

  • Pruébalas siempre antes en el aula. Es lo que te digo continuamente, no metas nada en la programación si no lo controlas al 100% y lo conoces a la perfección. Por tanto, si tienes la posibilidad, trabaja esas rúbricas antes.
  • Intenta siempre tener alguna rúbrica más genérica, que puedas utilizar en diferentes tareas, como para evaluar la resolución de problemas matemáticos, textos narrativos o exposiciones orales.
  • De vez en cuando, o bien unas por Unidad Didáctica, introduce una rúbrica para evaluar una tarea concreta, única en toda la programación.
  • Si quieres, puedes hacer rúbricas para evaluar las competencias que trabajas a lo largo del curso, tal como hago yo con las TIC en 4º.

Resumiendo: las rúbricas para evaluar contenidos y competencias son hiper útiles.

Espero que os haya quedado claro esto y que, si erais unos escépticos al respecto, hayáis visto la luz.

Porque las rúbricas son muy prácticas y muy molonas.

Recordad que éstas sirven para evaluar diferentes aspectos de nuestros alumnos no atendiendo únicamente al resultado final, sino a toda una serie de ítems y el grado de desempeño de cada uno de estos.

Además, las rúbricas deben ser conocidas por los alumnos antes del inicio de la materia o la tarea.

Es un recurso que favorece muchísimo el aprendizaje más autónomo, ya que sabe qué es lo que pretendemos en cada una de las tareas. Es más, si ellos mismos las usan tanto para revisar y evaluar su tarea como para autovaluarse, les ayudará de una forma brutal a sentirse parte del proceso y a conocerse ellos mismos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Mundo Bizarro del Profe Novato en la siguiente dirección: profenovato.com 
Rúbricas ya elaboradas por las profesoras de 5º y 6º de Primaria.

Nota: En el archivo de descarga encontrará rúbricas para inicial, primaria, secundaria y universidad.

6. Herramientas TIC Para Crear Rúbricas
  1. Rubistar
  2. Evacolmix
  3. Additio
  4. Rubrics fot teachers
  5. TeAchnology
  6. Rubric Maker
  7. Corubric
  8. iRubric
  9. Google forms
  10. ERubrica

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

MATERIAL DE DESCARGA

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

ENLACE MEGA.NZ: COLECCIÓN RÚBLICAS 2019
ENLACE MEGA.NZ:
MANUAL DE EVALUACIÓN CON RÚBLICAS




759 Compartidas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



You May Also Like