La taxonomía de Bloom y sus actualizaciones

Google News   | Grupo   | Grupo   | App   |  |   |

La idea de establecer un sistema de clasificación de habilidades, comprendido dentro de un marco teórico, surgió en una reunión informal al finalizar la Convención de la Asociación Norteamericana de Psicología, reunida en Boston (USA) en 1948. Se buscaba que este marco teórico pudiera usarse para facilitar la comunicación entre examinadores, promoviendo el intercambio de materiales de evaluación e ideas de cómo llevarla a cabo. Además, se pensó que estimularía la investigación respecto a diferentes tipos de exámenes o pruebas, y la relación entre éstos y la educación.

El proceso estuvo liderado por Benjamín Bloom, Doctor en Educación de la Universidad de Chicago (USA). Se formuló una Taxonomía de Dominios del Aprendizaje, desde entonces conocida como Taxonomía de Bloom, que puede entenderse como “Los Objetivos del Proceso de Aprendizaje” [1]. Esto quiere decir que después de realizar un proceso de aprendizaje, el estudiante debe haber adquirido nuevas habilidades y conocimientos.

Se identificaron tres Dominios de Actividades Educativas: el Cognitivo, el Afectivo y el Psicomotor. El comité trabajó en los dos primeros, el Cognitivo y el Afectivo, pero no en el Psicomotor. Posteriormente otros autores desarrollaron éste último dominio.

Taxonomía de Bloom de habilidades de pensamiento (1956)

Descargue las tablas en formato PDF (7 páginas, 170KB)

Lista de ejemplos: (Marco de referencia de productos que pueden usarse para demostrar la aplicación del esquema de habilidades de pensamiento)

Taxonomía revisada de Bloom (2001)

Descargue las tablas en formato PDF (7 páginas, 170KB)

En los años 90, antiguos estudiantes de Bloom, Lorin Anderson y David R. Krathwohl, revisaron la Taxonomía de su maestro y la publicaron en 2001 [3]. Uno de los aspectos clave de esta revisión es el cambio de los sustantivos de la propuesta original a verbos, para significar las acciones correspondientes a cada categoría. Otro aspecto fue considerar la síntesis con un criterio más amplio y relacionarla con crear (considerando que toda síntesis es en si misma una creación); además, se modificó la secuencia en que se presentan las distintas categorías. A continuación se presentan las categorías en orden ascendente, de inferior a  superior y se ilustran con la siguiente imagen:

(Diagrama adaptado del trabajo de Wilson, Leslie O. 2019)

Además del cambio de sustantivos a verbos para denominar las categorías de la taxonomía de Bloom, otro aporte importante en esta revisión de 2001 fue hacer énfasis en los niveles de conocimiento, tres de los cuales ya habían sido enunciados por Bloom en 1956: fáctico, conceptual, procedimental y metacognitivo. Según Anderson & Krathwohl (2001), el conocimiento fáctico incluye los elementos básicos que cada estudiante debe saber para familiarizarse con una disciplina o resolver problemas en un área determinada (hechos esenciales, terminología, detalles o elementos); el conocimiento conceptual se enfoca en las interrelaciones existentes entre diferentes elementos básicos (conocimiento fáctico) dentro de una estructura más grande de conocimiento que permita a cada estudiante operar con ellos juntos (clasificaciones, principios, generalizaciones, teorías, modelos o estructuras); el conocimiento procedimental indica cómo hacer algo y demanda al estudiante poner en funcionamiento métodos de investigación, criterios para usar ciertas habilidades, algoritmos, técnicas y métodos generales; y, por último, el conocimiento metacognitivo está relacionado con la cognición en general, así como con el conocimiento consciente de cómo se aprende y cómo se regula ese proceso de aprendizaje (reflexividad y conocimiento de uno mismo).

Taxonomía de Bloom para la era digital (2008)

Descargue las tablas en formato PDF (7 páginas, 170KB)

Han pasado más de cincuenta años y la Taxonomía de Bloom continúa siendo, para los educadores, herramienta fundamental para establecer en las diferentes asignaturas objetivos de aprendizaje. Recientemente, el doctor Andrew Churches actualizó la revisión del año 2001 (Lorin Anderson y David R. Krathwohl) [3] para ponerla a tono con las nuevas realidades de la era digital. En ella, complementó cada categoría con verbos y herramientas del mundo digital que posibilitan el desarrollo de habilidades para Recordar, Comprender, Aplicar, Analizar, Evaluar y Crear.

Hacer clic en la imagen para ampliar

Taxonomía de Bloom asociada al modelo SAMR (2013)

Descargue las tablas en formato PDF (7 páginas, 170KB)

En el año 2013, la especialista en Educación y Tecnología Kathy Schrock asoció la Taxonomía de Bloom con el modelo SAMR desarrollado por el profesor Rubén Puentedura. Este modelo tiene como objetivo facilitar a los docentes la integración de las TIC en procesos educativos de manera que ayude a los estudiantes alcanzar un alto nivel de logro. El modelo SAMR sirve de guía a los docentes en el diseño e implementación de actividades de aprendizaje mediante cuatro enfoques de uso de las TIC en el aula: Sustitución, Ampliación, Modificación y Redefinición. Por su parte, la Taxonomía de Bloom sirve de guía a los docentes en el diseño de actividades de aprendizaje orientadas al desarrollo de habilidades cognitivas de orden superior.

(Diagrama inspirado en el trabajo de Rubén PuenteduraAndrew Churches & Kathy Schrock)

Este contenido ha sido publicado originalmente por Eduteka en la siguiente dirección: eduteka.icesi.edu.co | Autor: Juan Carlos López García

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

DESCARGUE LAS TABLAS EN FORMATO PDF



Total
11K
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prev
Métodos y estrategias para impartir clases de forma dinámica

Métodos y estrategias para impartir clases de forma dinámica

Next
La autoestima se logra cuando yo sigo luchando, perseverando, creo en mi sueño y lucho por él

La autoestima se logra cuando yo sigo luchando, perseverando, creo en mi sueño y lucho por él



También te puede interesar esto




error: Contenido protegido