Cuatro formas de hacer frente a los acosadores en las redes sociales. Cómo lo hizo una joven

152 Compartidas en:
152
0
0
0
0
Nuestros estudiantes, y nosotros mismos, podemos ser víctimas de personas que no entienden las “emociones sociales normales como la culpa, la empatía, la compasión o el remordimiento”, y que “necesitan ayuda de un profesional de la salud mental, como un terapeuta, un trabajador social, un psiquiatra o un psicólogo”.

La Universidad de Valencia nos dice que hay seis clases de “bullying” o acoso escolar, entre los cuales menciona el “ciber – bullying” o el “acoso cibernético”.

Tiina Mäkelä, directora para España y América Latina contra el ‘bullying’, nos dice que hay tres criterios por los que “podemos sospechar que es acoso escolar. Por ejemplo, si no hay diferencia de poder, se trata más bien de conflicto. O, también, el tema de las bromas. Por ejemplo, la justificación típica, ¿no? Esto era solo una broma. Si para mí es una broma pero para otra persona no lo es, pues tengo que parar, tengo que pedir disculpas y no continuar con la misma broma. Pero si yo continúo sabiendo que a otra persona no le gusta mi broma ya estoy entrando al dinamismo del acoso escolar”.

La joven británica Hannah Adams, de 17 años, quien sufrió el acoso on line, por ser pelirroja, nos cuenta las formas cómo hizo frente a esas personas que se metieron con ella de forma repetida, usando las redes sociales, porque se “creen que no encajan en un grupo de referencia”. El conocer su experiencia, publicada por BBC News y que compartimos (en parte) por motivos únicamente educativos, nos podría servir como recurso para analizar con nuestros estudiantes, con los padres de familia y toda la comunidad educativa, la necesidad de estar todos y cada uno convencidos que “aunque todos seamos diferentes, es importante tratar a todo el mundo con respeto”.

Estos son los consejos de Hannah Adams:

1. “NO TE LO QUEDES PARA TI”

Lo peor de todo es “no hacer nada” y quedárselo para uno mismo. Es importante y necesario contárselo a la gente. Ella confió en su madre, y fue lo que “realmente le ayudó” y le permitió obtener el apoyo que necesitaba, incluido el asesoramiento. También le ayudaron los grupos de apoyo. Así se sintió “menos sola y aislada”, y se inspiró a crear su propio grupo de ayuda para otros en su misma situación.

Los padres, los profesores o personas del entorno personal con autoridad de de quien sufre acoso on line, suelen ser las más cercanas ayudas a quienes recurrir, y sin que el acosador sepa cómo se han enterado.

2. MANTENTE SEGURO ‘ONLINE’

Aprender a mantenerse seguro mientras se navega por internet es “muy importante”. “Se trata de cosas simples como bloquear y denunciar comentarios, y darse cuenta de lo que sucede cuando reportas cosas”.

3. “ESTÁN BUSCANDO UNA REACCIÓN”

Una de las razones de los acosadores on line es buscar la reacción de su víctima. Y cuenta que “al principio yo les decía: ‘Por favor, para. ¿Por qué me estás tratando así?”, y me enfadaba con ellos, pero me di cuenta de que lo que buscan es atención. Cuanto menos caso les hacía, menos me molestaban”. Aprendió que no responder al abuso es el camino a seguir. También aconseja conservar, con “capturas de pantalla”, las pruebas de lo que sucedió.

4. MANTÉN TU MENTE DISTRAÍDA

Hannah usó “apps” de concienciación, con narraciones “relajantes” y ejercicios de respiración para ayudar a cuidar su salud mental, dice que “era una forma de escapar a lo que estaba sucediendo, pero de una manera mucho más sana”, Cada uno debe encontrar una manera para distraer su mente de lo que realmente está pasando. “No digo que así vaya a desaparecer. Pero no te afecta tanto porque has creado esta vida completamente nueva basada en lo positivo”.

“Pon en práctica el sentirte bien contigo mismo (aunque al principio lo debas fingir)”, recomienda el Portal Teenhealth, del hemos tomado algunas ideas anteriores, y que están en este enlace: CÓMO AFRONTAR EL ACOSO (O BULLYING).

Un artículo publicado por la REVISTA ESPACIOS, nos advierte (analizando la realidad de dos países), que “es fundamental que exista una integración curricular en los colegios, en la cual se instruya, informe y se trate abiertamente la problemática del ciberacoso, sus riesgos e implicaciones para los afectados y la comunidad escolar”, …  […], la necesidad de programas de prevención, y la preparación suficiente que involucren a los padres, estudiantes, maestros, directiva/os, personal de apoyo y coordinadores encargado/as.

Sostienen los especialistas Hennig, Cuesta, Férnández y Dorival, que se hace obligatorio el que los estudiantes aprendan qué información compartir, con quién compartirla y la importancia de estar atentos a los datos que “cuelgan” en sus muros o el de otros, pues en internet se genera una huella digital, y la información no puede ser eliminada; y por lo tanto “aquellas personas que comparten información inadecuada en internet son propensos a ser víctimas de ciberacoso. CYBERBULLYING, DETECCIÓN Y FACTORES DE ANÁLISIS: UN ESTUDIO COMPARATIVO.

“Me hicieron bullying cuando era joven y me hundió. Debes encontrar un camino para convertir esos sentimientos en algo proactivo… Hacer algo que vaya a hacerte una mejor persona mientras intentas superar ese resentimiento. Estancarte en ello solo te hará daño” (Demi Lovato).


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
152
Shares
152 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

900 juegos para clase de educación física

Además del clásico calentamiento que incluye carrera, estiramientos y ejercicios generales y específicos, también es interesante utilizar formas…