PRAXIAS LINGUALES PARA MEJORAR EL DESARROLLO DEL LENGUAJE ORAL

10K Compartidas en:
10K
0
11
0
0
0

La lengua es una estructura de gran importancia para hablar y para comer, por eso ante cualquier alteración el logopeda nos ayudará a practicar praxias linguales.

¿Alguna vez has escuchado que “la lengua es el músculo más fuerte que tenemos”? Es una afirmación relativamente común, pero es cierta sólo en parte. Efectivamente, la lengua es muy fuerte y tiene mucha movilidad. Sin embargo, la lengua no es un músculo. Es más bien un saco muscular, fijada al suelo de la boca y formada por 17 músculos, nada más y nada menos.

A continuación Compartimos con fines educativos – pastorales la publicación del Blog Atención Temprana, donde nos trae valiosa información sobre las Praxias y cómo debemos utilizarlas.

Praxias para mejorar la pronunciación

Cuando nuestro hijo tiene problemas para pronunciar correctamente un sonido, es frecuente que nos digan que la causa está en unas praxias incorrectas. Eso está bien, pero…..¿que son las praxias?. En los siguientes párrafos veremos que son las “praxias”, cuáles son las más comunes y cómo ejercitarlas.

¿QUE SON LAS PRAXIAS?

Las praxias son movimientos organizados, con dificultad variable, que se realizan para alcanzar un objetivo; en este caso, pronunciar correctamente los diferentes fonemas.

Es importante recordar que para hablar correctamente es necesario poseer una agilidad y coordinación de movimientos muy precisa.

Las praxias relacionadas con el lenguaje incluyen movimientos de los labios, la lengua, los músculos cercanos a la boca, la mandíbula y el velo del paladar. Estos movimientos varían en grado de dificultad y, aunque hay un rango de edad estimado en que deben estar alcanzados,  no todos los niños pueden realizarlos a la misma edad: “cada niño es un mundo”, y cada uno tiene su propio ritmo. Un ejemplo de esto es el rotacismo o dificultad para pronunciar la “r”. La articulación de este sonido requiere una gran agilidad y coordinación de la lengua  muy precisa y compleja que, generalmente, se adquiere a los seis años; pero esto no es universal, hay niños que lo logran antes de esa edad y otros que tardan un poco más.

¿CÓMO SE PRACTICAN LAS PRAXIAS?

  1. Siempre en un contexto lúdico, divertido y gratificante.
  2. Sentados frente a un espejo, así, tanto el adulto como el niño podrán observar los movimientos que ejecutan y compararlos. Además, el niño podrá ir observando sus progresos.
  3. Enseñando al niño el fonema “nuevo” en lugar de corregir el fonema mal articulado . Esto nos ayuda a evitar que el niño se centre excesivamente en corregir la articulación inadecuada; creando una tensión inútil en todos los órganos que tiene que poner en juego. 
  4. Organizando los ejercicios en bloques o secuencias de corta duración (2 a 3 minutos) y con pausas intermedias. De esta forma se evitará tanto la fatiga muscular como el cansancio y la falta de motivación por parte del niño.
  5. Practicando varias series de repeticiones para cada ejercicio. Esto permitirá que se den las asociaciones necesarias entre el sonido exacto de un fonema y los movimientos precisos de articulación correspondientes que servirán de base al elaborar los estereotipos correctos de articulación de los fonemas trabajados.
  6. Favoreciendo la toma de conciencia de la correcta respiración y movimientos por parte de los niños.
  7. Destacando los logros y avances del niño, ayudándolo a que el mismo los detecte.
  8. Practicando diariamente, al menos 15 minutos. Lo ideal es que este tiempo sea la sumatoria, al final del día, de pequeños lapsos de tiempo en los que “jugamos” con la boca, los labios, la lengua, etc. Podemos inventar juegos en los que el objetivo sea practicar las praxias. Los juegos son retos que encantan los niños y a los que no se pueden resistir; practicarán encantados y se lo pasarán genial.

TIPOS PRAXIAS

1. PRAXIAS LINGUALES.

  • Sacar y meter y la lengua, manteniendo la boca abierta.
  • Mover la lengua arriba y abajo, manteniendo la boca abierta.
  • Llevar la lengua de un lado a otro, tocando la comisura.
  • Con la punta de la lengua empujar una mejilla y otra alternativamente.
  • Colocar la lengua arriba y abajo, detrás de los incisivos superiores e inferior
  • Chupar, con la punta de la lengua, el labio superior en ambas direcciones.
  • Chupar, con la punta de la lengua, el labio inferior en ambas direcciones.
  • Chupar alternativamente, el labio superior e inferior con un movimiento rotatorio amplio.
  • Con la boca entreabierta dejar la lengua ancha y relajada, y estrecha y tensa.

2. PRAXIAS LABIALES.

  • Posición de beso y sonrisa, con los labios juntos.
  • Mover los labios delante y detrás, con los labios separados y enseñando los dientes.
  • Esconder los labios y sacarlos en posición de reposo.
  • Chupar el labio superior con el inferior.
  • Chupar el labio inferior con el superior.
  • Con los incisivos inferiores morder el labio superior.
  • Con los incisivos superiores morder los labios inferiores.
  • Imitar la posición labial de las vocales.
  • Distender la comisura de un lado y del otro, alternativamente.
  • Hacer vibrar los labios

3. PRAXIAS DEL VELO DEL PALADAR

  • Toser.
  • Hacer gárgaras con agua.
  • Hacer gárgaras sin agua.
  • Aspiraciones profundas, expulsando el aire por la nariz.
  • Bostezar
  • Tomar aire por la nariz y hacer espiraciones.
  • Emisiones de la vocal “a” viendo en el espejo el movimiento de los labios, y controlando la emisión de aire.

4. PRAXIAS DE MANDÍBULA.

  • Abrir y cerrar la boca lentamente.
  • Abrir y cerrar la boca rápidamente.
  • Abrir y cerrar la boca despacio y cerrarla despacio.
  • Abrir la boca deprisa y cerrarla despacio.
  • Masticar.
  • Mover la mandíbula inferior de un lado a otro, alternativamente.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Atención Temprana en la siguiente dirección: blogatenciontemprana.blogspot.com

EJERCICIOS

Ejercicios de respiración y de soplo

  • Tocar con la punta de la lengua los dientes superiores y los inferiores alternativamente.
  • Con la punta de la lengua empujar alternativamente las dos mejillas.
  • Pasear la punta de la lengua alrededor de los labios en un movimiento rotatorio.
  • Lamer el labio superior y el inferior.
  • Morder alternativamente la lengua doblada hacia arriba y hacia abajo.
  • Con la boca abierta, sacar la lengua fuera de la boca y mantenerla unos momentos sin ningún movimiento.
  • Desplazar la lengua hacia la derecha y la izquierda, dentro de la boca con ella cerrada y fuera con ella abierta.
  • Con la punta de la lengua con la boca abierta tocar distintos puntos del paladar y hacer cosquillas.
  • Introducir la lengua entre el labio superior y la encía, entre el inferior y la encía. Con la boca abierta o entreabierta.
  • Chasquear la lengua. Dar golpecitos suaves con la lengua detrás de los dientes de arriba, tocando los alvéolos y haciendo unos pequeños ruiditos.
  • Hacer vibrar la lengua (petorreo).
  • Imitar lo que hace un perro para beber agua.
  • Tocar el paladar duro y blando con la lengua.
  • Poner un poco de nocilla en los contornos de los labios y el niño intuitivamente sacará la lengua. Se puede utilizar en verano helados, polos.
  • Imaginar que tenemos un caramelo dentro de la boca y poner la lengua como si fuese el caramelo. También como las agujas del reloj y al revés.
  • Sacar y morder la punta de la lengua.
  • Sacar la punta de la lengua y soplar.
  • Intentar tocarse la punta de la nariz con la lengua.
  • Intentar tocarse la barbilla con la punta de la nariz.
  • Hacer vibrar la lengua contra el paladar.
  • Limpiarse los dientes superiores e inferiores con la lengua
  • Limpiarse los dientes con la lengua en forma de círculo.
  • Pasarse un caramelo de un lado a otro de la boca.
  • Sujetar con la punta de la lengua una gominola, una galleta, etc.
  • Lamer con la punta de la lengua una piruleta plana.
  • Se le darán trocitos de alimentos sólidos, como por ejemplo un trocito de plátano, de galleta, etc, que se colocarán:
  • − entre los dientes y el labio superior.
  • − entre los dientes y el labio inferior.
  • − debajo de la lengua.
  • − entre dientes y lengua, a un lado y a otro de la boca, primero en la parte superior de la boca.
  • Enrollar la lengua hacia atrás intentando tocar la úvula.
  • Doblar la lengua hacia atrás y morderla.
  • Doblar la lengua hacia atrás tocando los incisivos superiores y sacarla rápidamente al exterior.
  • Doblar la lengua hacia atrás tocando los incisivos superiores y sacarla rápidamente al exterior y soplando.
  • Hacer un canelón. Poner los labios en forma de “u” y sacar la lengua haciendo fuerza en la punta.
  • Hacer el cangrejo. Pasear la lengua por el paladar desde los alvéolos hasta el paladar tierno.
  • Serrar un tronco. Hacer vibrar la lengua detrás de los alvéolos (hacer la erre).

Ejercicios para la parte posterior de la lengua:

  • Hacer gárgaras con o sin agua.
  • Beber agua de un vaso.
  • Beber con un porrón de agua. Todos estos ejercicios son preparatorios para hacer después las guturales.

Ejercicios de ruidos onomatopéyicos

  • La imitación de un caballo ( /lalolalolalo/ ). Imitar el galope de los caballos, buscando diferentes sonoridades variando la abertura de la boca y la posición de los labios.
  • Llamar a un gato ( /bisbisbis/ ).
  • Imitar el ruido de una motor ( /brumbrum/ ).
  • Jugar a fantasmas ¡uuuh!, recomendado para los niños más pequeños
  • Imitar sonidos onomatopéyicos: un reloj, una trompeta…etc.

Ejercicios con pajitas:

  • Soplar y aspirar por una pajita.
  • Hacer burbujas con una pajita.
  • Tomar líquidos a través de una pajita.
  • Traspasar agua u otro líquido de un vaso a otro.
  • Chupar agua, retener en la boca y echar en forma de escopeta.
  • Poner agua en un vaso con trocitos de plástico y soplar.
  • Reunir papelillos aspirando.
  • Colocar la pajita en la comisura de la boca y soplar.

Ejercicios con velas:

  • Apagar la llama de una vela, colocando ésta a diferentes distancias de la persona a la que se explora.
  • Mover la llama de una vela sin que llegue a apagarse, controlando el soplo.
  • Encender varias velas y que las apague de un sólo soplo.
  • Encender varias velas y apagarlas de una en una.
  • Apagar velas con pajitas.

Ejercicios con papeles:

  • Mover soplando trocitos de papel o bolitas de papel de seda en una superficie lisa, controlando la distancia.
  • Aguantar un papel o un globo en el aire.
  • Trazar caminos mediante pajitas y soplar trocitos de papel a través de ellas.
  • Poner varios trocitos de papel encima de la mesa y pedirle al niño que los tire al suelo de un sólo soplo.
  • Con pajitas aspirar trocitos pequeños de papel.
  • Soplar diferentes bolas de papel: papel de plata, de seda, folio, etc.
  • Reunir trocitos de papel en un círculo soplando con pajitas.

MATERIAL DE DESCARGA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.


DESCARGA: PRAXIAS LINGUALES PARA MEJORAR EL DESARROLLO DEL LENGUAJE ORAL



Total
10K
Shares
10K Compartidas en:
Deja un comentario