¿QUÉ SABEMOS DE LAS “ESCUELAS CHARTER”?

4 Compartidas
4
0
0
0
0

Una ESCUELA CHARTER (charter school) es un tipo de escuela pública bastante difundida en USA, Inglaterra, Argentina y Puerto Rico (hasta donde he podido encontrar), como una alternativa a las escuelas  públicas “regulares” (cf Wikipedia), porque tienen más oportunidades para innovar la educación, se acomodan a necesidades de estudiantes con dificultades de aprendizaje o problemas de comportamiento, a estudiantes más avanzados, o estudiantes interesados en las artes con planes de estudios temático o caracterizado o como otra alternativa para estudiantes de minorías y de bajos recursos. La mayoría son pequeñas, y se fundaron en los años 90’s, pero han crecido rápidamente.

En la actualidad hay leyes para escuelas charter en 41 estados de USA, el Distrito de Columbia y Puerto Rico, y hay más de un millón de estudiantes inscritos en más de 3,500 escuelas chárter (cf Siete cosas que usted necesita saber sobre las escuelas chárter, GreatKids). Son creadas y administradas por gestión de padres, gremios, empresas, cooperativas, compañías, maestros, grupos comunitarios, etc; como organizaciones sin fines de lucro, pero reciben una subvención del Estado por estudiante.

Allí “los padres harán valer sus opiniones por sobre las de los docentes ya que tienen un arma que es mortal: su hijo es matrícula y sinónimo de subvención anual, o sea, dinero”, opinan Bujalance y Moral (en enlace sugerido al final). En 1999 la experiencia de San Luis (Argentina), estableció que el sueldo del docente no podrá ser hasta mayor a un 50 % de lo que cobra un docente en el sistema oficial, según Federico Martín Maglio, (en FMM EDUCACIÓN).

Una escuela charter no necesariamente tiene los mejores resultados académicos, sin embargo reciben fondos del Estado y tienen sus propias campañas para obtener donaciones o fondos adicionales, gozan de menos regulaciones. Son dirigidas por compañías grandes y pequeñas, padres de familia, maestros, grupos comunitarios y organizaciones sin fines de lucro, que la supervisan y también pueden cerrarlas, si no se alcanzan las metas establecidas en su carta o estatuto (charter), el mismo que puede ser revocado o no renovado y sometido a revisión (cf Jesús Rafael Bujalance Mejias, José Ramón Moral Cruz “Las escuelas “charter” Características y desarrollo”).

Los Angeles Times, el día 10 de mayo del 2016, publica un artículo de Howard Blume, titulado: “Conforme un informe sindical, las charter están ‘desangrando’ a las escuelas tradicionales”, y nos hace conocer un estudio realizado por la compañía MGT of America, y que analiza la amenaza contra la solvencia de las Escuelas tradicionales del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD por sus siglas en inglés).

¿Tenemos experiencias como estas, en nuestro medio? ¿Qué opinión me causa a primera vista o conociéndolas? ¿Serán una propuesta de reforma guiada por los principios centrales del neoliberalismo? ¿Son semejantes a las escuelas de gestión privada que conocemos?... porque en cualquier momento nos las presentan como una “iluminación política”, para seguir experimentando con la educación de nuestros niños y jóvenes.

Les invito a conocer más sobre esta experiencia con más de 25 años de existencia, entre otros enlaces, los siguientes:


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



4 Compartidas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



You May Also Like