DÍA DEL PADRE Y MAESTRO

3 Compartidas en:
3
0
0
0
0

Casi todos pronunciamos, entre nuestras primeras palabras, la palabra “papá”. “«Padre» es una palabra conocida por todos, una palabra universal. Indica una relación fundamental cuya realidad es tan antigua como la historia del hombre”.

Y para manifestar un homenaje de gratitud a los padres, resaltando su importancia en la familia y cuánto significa su presencia en el desarrollo de toda la humanidad; en el mundo hay fechas diversas para celebrar esta fecha que todos la llaman Día del Padre.

Independientemente de cuál sea la fecha de la celebración en su país, desde la Web del Maestro CMF, en este tercer domingo de junio, queremos rendir homenaje a los padres que también desempeñan la transcendental tarea de educar en una institución educativa a niños y jóvenes que (usualmente) no son sus hijos. Y permítanos identificarlos como padres maestros en este artículo.

Les sugerimos una anterior publicación:

EL NUEVO ROL DEL MAESTRO.

Hoy se ha llegado a afirmar que nuestra sociedad es una «sociedad sin padres», (especialmente en la cultura occidental), en la cual la figura del padre estaría simbólicamente ausente, desviada, desvanecida. Y como maestros, necesitamos que nuestros estudiantes tengan muy clara la referencia de la figura paterna y la importancia de su cercanía, su ternura, su autoridad, su ejemplo, su protección y sus consejos, como una necesidad natural para crecer y desarrollarse sana e integralmente. El Papa Francisco también nos recuerda que “la ausencia de la figura paterna en la vida de los pequeños y de los jóvenes produce lagunas y heridas que pueden ser muy graves”.

La docencia es un oficio que requiere reconocimiento y respeto, y el maestro “tiene que tener crédito y ser confiable, porque eso es la autoridad”, que el problema de la crisis de autoridad en la familia se traslada a la escuela. Los valores que antes correspondían inculcarlos a la familia, y el maestro daba por descontado cuando llegaba a la escuela; hoy se ve (en algunos lugares) que no es así, sino que se le agrega esta tarea al maestro.

EMILIO TENTI: HOY SE LE EXIGE AL MAESTRO TENER MÁS HERRAMIENTAS DE TIPO PSICOLÓGICAS QUE PEDAGÓGICAS.

Compartimos con fines únicamente educativos, este bien logrado video, colgado en YouTube sobre todas las tareas que realiza y los personajes en que se convierte un padre a los ojos de sus hijos.

Los padres maestros tenemos que ser realistas, y sabemos que a nuestras aulas pueden llegar estudiantes que se sienten “huérfanos” porque no sólo los padres están ausentes, sino porque algunos tampoco dialogan con ellos, han descuidado su deber educativo, no dan el ejemplo acompañado de las palabras, no les proveen el alimento y el vestido, y hasta vulneran abiertamente los principios, los valores y las reglas mínimas de convivencia que necesitan para crecer y desarrollarse.

El padre maestro, asume una responsabilidad que tiene un matiz propio, con características singulares de su naturaleza de ser hombre. No es un informante o instructor neutro, ni híbrido: es el profesor, es el padre maestro. Y es este hombre (con nombre, apellido e historia) es el que recibe una confianza y cumple una autoridad concedida por los padres de familia a otro padre de familia. Y de aquí surge el debido respeto que cada estudiante siente y tiene por su profesor, por su maestro. Sin embargo, así como en la vida familiar; en la vida escolar “se ha experimentado una decadencia muy alarmante en el grado de respeto y seriedad con que los alumnos tratan a sus maestros. Por muchas razones, les ven de igual a igual y, respaldados por algunas leyes mal interpretadas de protección al menor, se comportan de forma apabullante, indisciplinada y muy irrespetuosa hacia el colectivo docente”. EL RESPETO HACIA LOS PROFESORES.

[socialpug_tweet tweet=”El padre maestro es consciente que debe estar preparado por su experiencia como padre de familia, pero también en su propia asignatura, y dotado además de sabiduría…” display_tweet=”El padre maestro es consciente que debe estar preparado por su experiencia como padre de familia, pero también en su propia asignatura, y dotado además de sabiduría, para desempeñar una “paternidad educativa” liberada de todo patronazgo; a toda imposición desde fuera; a la falta de respeto, humillación o menosprecio; a no respetar o censurar los tiempos del proceso personal de aprendizaje; a ser obstáculo en el proceso de emancipación y autonomía, … Y, sobre todo a tener ese “sexto sentido” para no invadir el rol de los padres de familia.”]

Si bien para los padres de familia, no es fácil educar a un niño o joven en libertad, con cuanta mayor razón los padres maestros han de tener muy claro que su servicio, su tarea, su rol, su papel, como docente, como profesor, como maestro; tiene obligaciones, límites y protocolos propios de intervención y comunicación. Nunca deben olvidar que son solo y únicamente el apoyo que los padres han buscado y escogido para enseñar a aprender a sus hijos.

La responsabilidad fundamental del padre maestro es la pedagógica, para que esos niños y jóvenes a él confiados, aprendan a aprender, adquieran conocimientos, descubran sus habilidades, desarrollen sus competencias, afiancen y consoliden los valores, adquieran una conciencia crítica, manejen sus emociones, sepan convivir con tolerancia, solidaridad, cooperación y colaboración, que no se dejen robar sus sueños y utopías, que sus cualidades y logros se orienten a buscar el bien común y crezcan en el correcto uso de la libertad y la responsabilidad, para asumir la construcción de su futuro y el de la sociedad. Y que debe (ordinariamente) realizar con itinerarios educativos diferentes a los de sus hijos.

Esta es la (larga e interminable) lista de las tareas que ha asumido el docente que es padre y maestro, y que, al lograrlas sus hijos y sus estudiantes, las engastarán una a una, en una corona, y se la ceñirán para la eternidad.

“Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.
Sin embargo…
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado”. (cf Teresa de Calcuta)

¡FELIZ DÍA DEL PADRE, MAESTRO, PROFESOR!

“Cuando un maestro se da cuenta que sus maestros tuvieron razón, ordinariamente es porque ahora tiene estudiantes que creen que él está equivocado”. (cf Charles Wadsworth).


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
3
Shares
3 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR