[Miguel Varela] El aprendizaje socio emocional y su importancia en el entorno educativo

468 Compartidas
468
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos | |


Sin duda alguna, las realidades educativas que han tenido que afrontar y enfrentar, con impactos directos o indirectos, los diferentes escenarios educativos alrededor del mundo y la forma y manera en que se da el encuentro estudiante docente, requiere que se preste atención a la necesidad y pertinencia del aprendizaje desde una perspectiva socio emocional. Si bien es cierto que siempre este componente del proceso enseñanza aprendizaje ha sido importante, hoy su vigencia es de mayor trascendencia y magnitud.

A lo largo de este escrito se estará presentando su importancia, sus implicaciones y cómo aplicarlo para obtener el mejor resultado del estudiante en el escenario educativo, independientemente la modalidad o metodología de enseñanza que se esté usando, sea esta presencial, virtual, a distancia o hibrida.

¿Qué implica el aprendizaje socio emocional?

Para entender un poco lo que es el aprendizaje socio emocional, se hace necesario incorporar los estudios en inteligencia emocional. Para la década del 1990 alcanzó prominencia y pertinencia todo lo relacionado al campo de la inteligencia emocional. El área de la enseñanza, dada su definición y composición, también ha sido impactada por lo que es el estudio de la inteligencia emocional. Daniel Goleman (1995, 1996) la definió como la forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos. Para este, se engloban habilidades, tales como; el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental. Según Goleman, incluye; autoconsciencia, habilidades sociales, autorregulación, empatía y motivación. Cada uno de esos elementos son importantes a la hora de aprender. Es la habilidad para tomar conciencia de las propias emociones y de las personas, así como la capacidad para regularlas. Para Salovey y Mayer (1990,2007) es la capacidad que posee y desarrolla la persona para supervisar tanto sus sentimientos y emociones, como los de los demás. Es Habilidad cognitiva de percibir, conocer y regular las emociones propias y ajenas, así como su interrelación con los pensamientos y la conducta. Fernández y Ramos  (2002) la define como la capacidad para reconocer, comprender y regular las emociones propias y las de los demás. En otras palabras, según el autor citado, es la base de las habilidades sociales.

Por otro lado,  Castro (2019), indica que cuando se habla de aprendizaje socio emocional debe considerarse tanto los aspectos cognitivos como emocionales y éticos. A través del mismo se trabajan e integran los conceptos, valores, actitudes y habilidades que permiten al alumno y al docente comprender y manejar sus emociones, construir una identidad personal, mostrar atención y cuidado hacia los demás, colaborar, establecer relaciones positivas, tomar decisiones responsables y aprender a manejar situaciones retadoras, de manera constructiva y ética,  generar un sentido de bienestar consigo mismos y hacia los demás. Además, facilita el comprender y aprender a lidiar de forma satisfactoria con los estados emocionales impulsivos o aflictivos,  lograr que la vida emocional y sus relaciones  interpersonales sean una fuente de motivación y aprendizaje para alcanzar metas sustantivas y constructivas en la vida.

Entonces, la pregunta obligada para entender la importancia del aprendizaje emocional es , ¿cómo  las emociones afectan el Aprendizaje?. Estremera y Fernández (2004), Montañez y Latorre (2008) dan respuestas a esa pregunta. Según estos, las emociones afectan el aprendizaje ya que el estudiante se disfruta más el aprendizaje, se promueve la construcción de nuevos conocimientos, se optimiza el rendimiento académico, disminuye la agresividad, favorece la creatividad, aumenta la habilidad de percepción, aumenta la comprensión, aumenta la concentración, mejora la memoria, crea significado a lo que se enseña y logra adaptación a ambientes de trabajo.

La UNESCO, 2003, establece que para que el aprendizaje socio-emocional sea efectivo y duradero tiene que ser construido con base en relaciones cuidadosas y comprensivas, teniendo en consideración la existencia y realidad de un ambiente escolar y de salón de clase cálido,  pero con exigencias. Lo anterior supone un cambio en los paradigmas, de mayor pertinencia en los tiempos de la aplicación de nuevas metodologías de enseñanza, educación remota, virtual o hibrida. Si se considera lo expuesto por la UNESCO y se a[plica a la realidad actual de los sistemas educativos a nivel mundial, entonces hay que considerar que el proceso de enseñanza aprendizaje se tiene que  trabajar e integrar los conceptos , valores, actitudes y habilidades que permiten;  comprender y manejar emociones,  construir una identidad personal, mostrar atención y cuidado a los demás, colaborar y establecer relaciones positivas, tomar decisiones responsables y aprender a manejar situaciones retadoras. Lo anterior se lograra construyendo buenas comunidades de aprendizaje, tema que ha sido presentado en otras escritos. De igual manera requiere de un compromi8so genuino de los componentes detrás del proceso enseñanza aprendizaje, docentes, docentes admistrativos, padres y estudiantes.

Por otro lado, la Fundación Sanford Harmony de National University en la Jolla California (consultado 2020), ha desarrollado programas para atender y dar apoyo a padres, docentes y estudiantes sobre cómo ser exitoso en la educación remota. Estos programas ya habían sido implantados en muchas escuelas a través de los Estados Unidos, bajo condiciones diferentes a la que el mundo vive con la pandemia del COVID -19. De igual manera, la Fundación Sanford Harmony ha desarrollado diversas investigaciones que sirven de marco referencial para trabajar con el aprendizaje socio emocional, desde otras instancias. Invito a los lectores a que puedan consultar los escritos y resultados de las investigaciones a las que se hace referencia. Sostiene la Fundación Sanford Harmony que con el aprendizaje socio emocional  se pretende desarrollar, entre otras áreas,  la diversidad, empatía, comunicación, solución de problemas y relación entre pares.

Es importante resaltar que el impacto del aprendizaje socio emocional está estrechamente relacionado al campo del neuro aprendizaje, a la evolución en los diferentes enfoques de enseñanza y a los diferentes contextos de aprendizaje.

El docente y su rol en el aprendizaje socio emocional: implicaciones

Hay que puntualizar que el aprendizaje socioemocional requiere del compromiso de diversos componentes del proceso enseñanza aprendizaje. Uno de estos componentes, sin lugar a dudas, uno de los más importantes, es el docente, su rol e importancia puede ser resumido en una frase de la autoría de Santiago Kovadloff, “el maestro cabal contagia la alegría de estudiar. Su palabra alcanza el corazón del estudiante, lo transforma, genera en él una predisposición al aprendizaje nacida de la empatía. De modo que alecciona bien, en el sentido que más importa, quien despierta la emoción de aprender.”

De igual manera, el portal educativo Webdelmaestrocmf.com (2017, 2020), presenta varias cualidades o características que identifican al maestro en su dimensión de desarrollo del aprendizaje socio emocional y, por ende, la enseñanza socio emocional. Aunque esas características le describen en su dimensión emocional, representan parte de la ecuación básica en la aplicación del aprendizaje socio emocional. Las  características son las siguientes:

  • Conectado con su misión, con su vocación y valores en su día a día.
  • Presente en el aula, en cuerpo, alma y emoción, disfrutando del aquí y el ahora.
  • Consciente de sus emociones y sabe canalizarlas para dar lo mejor de sí mismo.
  • Plantea objetivos concretos y alcanzables, siendo coherente en sus acciones.
  • Mantiene relaciones constructivas con profesores y padres.
  • Capaz de resolver los conflictos de forma creativa y cuidando sus emociones y las de los demás.
  • Capaz de ser empático con sus alumnos y, desde esa empatía, educarles y hacerles crecer.
  • Ejemplo a seguir, un modelo de conducta emocional  y social saludable.
  • Sabe escuchar y dar retro comunicación
  • Sabe hacer preguntas que abren posibilidades y orientan hacia la acción a sus alumnos.
  • Aprovecha las múltiples ocasiones en el aula y fuera de ella, para desarrollar en sus alumnos aspectos importantes.
  • Atiende la autoestima, la creatividad, la iniciativa, la tolerancia a la frustración, las habilidades de comunicación y trabajo en equipo.

Para atender el aprendizaje socio emocional y sus dimensiones, el docente debe procurar hacerse una serie de preguntas, y claro, formular las posibles respuestas para cada una de ellas. Entre las preguntas claves están; ¿soy consciente de cómo se siente cuando el alumno no hace caso o no responde como se espera que haga,  según su edad?, ¿cómo se siente cuando no hace lo que le han enseñado o lo que los libros dicen que debería hacer?, ¿cómo se sienten los alumnos en las diferentes situaciones del día a día?, ¿qué les hace felices o les pone contentos, qué les enfada y qué les entristece?, ¿soy consciente al actuar de que lo que hago como docente afecta a los niños?, ¿suelo utilizar el diálogo para resolver problemas cotidianos de convivencia?, ¿ hasta que punto las estrategias que se están usando en la sala de clases han permitido ser exitoso (a) en el manejo de las emociones?

Rodríguez (2015), identifica una serie de estrategias dirigidas a potenciar el aprendizaje socio emocional en el proceso enseñanza aprendizaje. Sobresalen las siguientes; despertar interés por el contenido y propiciar una actitud positiva, conectar el estudio de los contenidos con los intereses y motivaciones, planificar teniendo en cuenta tiempo de dificultad, concentración, actividad y descanso, implicar al alumno en su propio proceso de aprendizaje y favorecer el aprendizaje desde diferentes canales perceptivos.  De igual manera , Calle, Remolina y Velásquez (2011) presentan estrategias dirigidas a maximizar la canalización de las emociones en  el aprendizaje y aprovechamiento académico; resaltar los aspectos positivos por encima de los negativos, valorar más los aciertos que los errores, valorar más las cualidades que los defectos, valorar más el esfuerzo que los resultados, buscar el equilibrio entre la tolerancia y la exigencia, poseer una actitud positiva, reconocer las propias emociones y la afectividad, encontrar el equilibrio entre expresión y control, colocarse en el lugar del alumno para captar sus emociones, demostrar capacidad de tomar decisiones adecuadas integrando lo racional y lo emocional, conservar la motivación, integrar polaridades, es decir, lo cognitivo y lo emocional,  inculcar la capacidad de superar las dificultades y frustraciones ilusión e interés y cultivar la autoestima y la confianza.

Otros estudiosos presentan las siguientes claves que el docente puede usar para fortalecer el aprendizaje socio emocional; creación de rutinas diarias para que el alumno exprese cómo se sintió durante el día; qué le sucedió y cómo lo solucionó, hablarle sobre momentos en los que han sentido mucha tristeza, enojo o alegría, a lo largo de su vida, organizar sesiones de juegos de mesa; interrogar a todos los participantes al momento de avanzar, ganar o perder, llevarlos (a) al espejo y hacer notar sus capacidades emocionales y realizar una lista de emociones que conozcan, y hagan un dibujo de cómo imaginan que son las “caras” y los “cuerpos” de cada uno/a de ello/as.

Sin duda alguna, el aprendizaje socio emocional requiere de atención inmediata, su impacto en el aprovechamiento académico es evidente. Múltiples investigaciones en el campo de la inteligencia emocional, inteligencia social y neurociencia así lo manifiestan. Las investigaciones son concluyentes en la relación directa entre el mismo y el aprovechamiento académico y éxito escolar. Resulta imperativo atender las emociones y el factor social de los alumnos y los docentes, especialmente ante las metodologías y modalidades de enseñanza que se están aplicando. La salud emocional y social de ambos componentes del proceso enseñanza aprendizaje requiere de un monitoreo continúo. Lo observado y el “assessment” efectuado ayuda en la toma de decisiones practica y en beneficio de todos.

Referencias

  • Álvarez, X. (2010). Manejo de las emociones en la educación. Revista Vinculando.
  • Bisquerra, R. (2000). Educación emocional y bienestar. Barcelona: Praxis.
  • Calle, M., Remolina, N. y Velásquez. (2011). Incidencia de la inteligencia emocional en el proceso de aprendizaje. Revista Publicación Científica en Ciencias Biomédicas, Vol. .9 No. 15 – enero – junio 2011.
  • Estremera, N. y Fernández – Berrocal, P. (2004). Inteligencia emocional, calidad de las relaciones interpersonales y empatía en estudiantes universitarios. Clínica y salud, 15. 2004.
  • Evans, D.  (2002). Emoción. La ciencia del sentimiento. Madrid: Taurus.
  • Durlak, J.A. (2011): “The impact of enhancing students’ social and emotional learning: a meta-analysis of school-based universal interventions”. Child            Development, 82, 405-32.
  • Fernández-Abascal, E., Martín, M. y Domínguez, J. (2001). Procesos Psicológicos. Madrid: Ediciones Pirámide.
  • Fernández-Berrocal, P. y Ramos, N. (2002). Corazón y razón. En Fernández-Berrocal, P. y Ramos, N. (Eds.). Corazones inteligentes. (pp. 17-34). Barcelona: Kairós.
  • García, J.A. (2012). La educación emocional, su importancia en el proceso de aprendizaje. Revista Educación, vol. 36, núm. 1, p.p. 1-24. Universidad de Costa Rica.
  • Goleman, D. (1996). La inteligencia emocional. Barcelona: Kairos.
  • Goleman , D. (2001). Emotional Intelligence: Issues in Paradigm Building. En Cherniss, C. y Goleman, D. (Eds.). The emotionally intelligent workplace.(pp.13-         26). San Francisco: Jossey-Bass.
  • Ibáñez, N. (2001). “El contexto interaccional en el aula: una nueva dimensión evaluativa”, Estudios Pedagógicos 27: 43-53.
  • López, O. (2008). La inteligencia emocional y las estrategias de aprendizaje como predictores del rendimiento académico en estudiantes universitarios. Tesis de Maestría.
  • Maturana, H. (1992). Las contribuciones de Humberto Maturana a las ciencias de la complejidad y a la Sicología Chile: Instituto de terapia cognitiva.
  • Mayer, J.,D. y Salovey, P.(2007). ¿Qué es la inteligencia emocional? En J.M. Maestre Navas y P. Fernández Berrocal (Coord.),Manual de inteligencia          emocional. Madrid:Pirámide.
  • Montañez, J. y Latorre, J. (2008). ¿Es la inteligencia emocional una cuestión de género? Socialización de las competencias emocionales en hombres y mujeres y sus implicaciones. España: Universidad de Málaga.
  • Mora, F. (2016). Cuando el cerebro juega con las ideas. Madrid: Alianza Editorial.
  • Salovey, P. y Mayer, J. (1990) Emotional Inteligence. Baywood Publishing  Co. Inc.
  • Subramaniam K. et al. (2009): “A brain mechanism for facilitation of insight by positive affect”. Journal of Cognitive Neuroscience 21(3), 415-432.
  • Stahl A. E., Feigenson L. (2015): “Cognitive development. Observing the unexpected   enhances infants’ learning and exploration”. Science 348(6230), 91-94.
  • Vivas, M., Gallego, D. y González, B. (2007). Educar las Emociones. Producciones      Editoriales, C.A., Venezuela.
  • https://webdelmaestrocmf.com

.


Autor:
Miguel A. Varela Pérez , ciudadano americano, nacido en Puerto Rico.
Experiencia laboral: Master en Educación con especialidad en Administración y Supervisión Educativa, Bachiller en Ciencias con concentración en Biología, 32 años de experiencia como docente y docente administrativo, en áreas de enseñanza de Ciencia General, Biología y Química en el nivel secundario, director escolar en los niveles primarios y secundario, Supervisor de Ciencias, Superintendente de Escuelas, 27 años como profesor universitario en Programas de Preparación de Maestros. Administrador del Blog Desde Mi Salón, colaborador en periódicos regionales y programas radiales.
Correo electrónico: [email protected]
Facebook: Desde-Mi-Salon
Cuenta de twitter: @varelapma
Web: wordpress.com

.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



También le puede interesar: