Las estrategias de enseñanza virtual más exitosas, las técnicas más utilizadas y los mejores consejos para su clase virtual

4K Compartidas
4K
0
0
40
0
Aunque tiene bastantes puntos en común con la enseñanza tradicional o presencial, la educación virtual requiere otro tipo de técnicas y herramientas para que ofrezca los resultados esperados. Aunque muchas de ellas ya las conocen, les contamos en este post las estrategias de enseñanza virtual más exitosas tanto para el profesor como para el alumno.

Ser un docente online no es solo cambiar una clase presencial por una online, enviar documentos electrónicos o crear foros para mostrar información adicional a la clase. Un tutor virtual debe reinventarse para aprovechar las herramientas que ofrece la tecnología, y, en muchos casos, debe diseñar nuevas tácticas que permitan un mejor aprendizaje en un medio virtual.

En esta ocasión vamos a tratar la enseñanza virtual en directo. No obstante, entendemos que este tipo de formación requiere algunos complementos o estrategias online adicionales que ayuden aún más al alumnado a recibir una formación de calidad. Y esta opción no está sólo en el profesor, sino en las características de la plataforma online que sustenta su enseñanza, que debe contar con las herramientas necesarias para que éste logre sus objetivos educacionales.

Estrategias de enseñanza virtual
  1. Blogs. Es una herramienta muy rica en cuanto a funcionalidades. Puede actualizarse con mucha frecuencia y la información aparece categorizada según el interés de su creador. Tiene un estilo informal o conversacional y posibilita el intercambio de opiniones entre alumnos y docentes. Como profesor online, puedes utilizarlo para colocar información adicional o páginas de interés, ahondar en temas que requieren mayor extensión o son difíciles de entender, tareas o asignaciones, imágenes o vídeos de cualquier tipo, etc.
  2. Comunidades o Foros. Los foros se convirtieron durante un tiempo en el mayor recurso de contacto con el alumnado de las empresas de e-learning. Sin embargo, seguro que tu experiencia personal no tiene buena opinión de esta herramienta. Por eso en Classonlive hemos dado un paso más allá y hemos creado comunidades, más pequeñas, que se pueden crear por curso, donde alumnos y profesor pueden resolver dudas e intercambiar opiniones de una manera mucho más ágil y eficaz que en los antiguos foros.
  3. Chat. Como hemos dicho, nuestra plataforma permite la creación de cursos en directo de muy distintas formas. En cursos para 150 asistentes, se hace necesario un chat donde todos los participantes puedan decir lo que deseen sin que el profesor pierda el ritmo de la clase. Las preguntas se guardan para que en el momento oportuno el profesor la resuelva una por una, aunque por supuesto, puede contestar al momento si lo desea.
  4. Correo electrónico. No es novedoso, pero si una de las estrategias más exitosas de enseñanza online. Tener la posibilidad de enviar mensajes al email del grupo de alumnos de un curso concreto no es algo que todas las plataformas de enseñanza ofrecen, por increíble que parezca. Las funcionalidades ya las conocéis.
  5. M-Learning. El aprendizaje móvil está en continuo crecimiento y es una estrategia de enseñanza que no debemos olvidar. El acceso a contenidos es rápido y facilita la colaboración entre los participantes.
  6. E-Training. El término describe la formación empresarial conducida vía e-learning. Más que una estrategia de enseñanza, puede ser un uso perfecto de la formación, pero queríamos incluirla en este listado porque es una de las opciones más utilizadas de la enseñanza virtual y siempre con una alta tasa de éxito.

  • Recuperación de información: permite al estudiante construir su propio conocimiento a través de la búsqueda y localización de información en Internet, el análisis y valoración de la misma. Es importante que el docente intervenga en forma mínima, dando solamente las pautas de orientación necesarias para la actividad; además, que prevenga al estudiante, haciéndole saber que no siempre la información que encontrará es totalmente válida y que, por lo tanto, la comparación de fuentes es necesaria.
  • Trabajo con materiales multimedia interactivos: esta modalidad consiste en el trabajo autónomo con materiales multimedia interactivos. Algunos ejemplos son: los tutoriales, ejercicios y actividades prácticas, cuyo objetivo es la ejercitación del pensamiento crítico o del pensamiento creativo mediante métodos de análisis, ejercitación, solución de problemas o experimentación. Un aspecto importante en esta técnica es que el docente debe evaluar muy bien el material que le entregará al estudiante, de manera que posea todos los requerimientos tanto en el área de competencias para su utilización como en los contenidos. Además, deberá establecer la guía para la utilización de éste, como por ejemplo, secuencias, ejercicios que deberá realizar como requisito, entre otras.
  • Contratos de aprendizaje: es una técnica muy interesante que establece una división de responsabilidades entre el docente y el estudiante. Se trata de elaborar un currículo adaptado a las necesidades educativas individuales, por cuanto el estudiante construye los conocimientos mediante los procedimientos que más lo motiven a aprender y los docentes establecen las metas que el estudiante deberá alcanzar. Esta técnica también puede ser utilizada en forma grupal. Debe realizarse en forma escrita, donde se establezcan todos los aspectos como metas, tiempo, procedimientos, personas involucradas, entre otros, con el fin de que sea de carácter formal.
  • Prácticas: como su nombre lo indica, esta técnica consiste en establecer un conjunto de prácticas que por medio de la red pueden ser supervisadas por profesionales calificados, brindando así un acercamiento controlado a una situación real. Es importante establecer exactamente qué se espera del estudiante durante el período de práctica, las actividades, el tiempo y sus funciones. El docente debe estar involucrado en el proceso y ofrecer las guías necesarias.
  • El aprendiz (apprenticeship): es una técnica en la que se establecen lineamientos para una situación determinada, donde el estudiante tiene el rol de aprendiz e interactúa con un experto. En la terminología anglosajona existen dos modalidades como aprendiz: el mentorage, donde el alumno trabaja como ayudante orientando y guiando a otros estudiantes-compañeros más inexpertos, y el estudiante colaborador, donde éste, además de guiar y orientar, se implica en la realización de trabajos individuales de los compañeros.
  • Técnicas centradas en el pensamiento crítico: se pueden utilizar actividades para seleccionar y evaluar información o soluciones potenciales, así como la organización de la misma. Pueden ser la creación de gráficos, ensayos sobre pros y contras, aspectos positivos y negativos, síntesis de lluvia de ideas, sumarios, reflexiones, esquemas, entre otros.
  • Técnicas centradas en la creatividad: pretende motivar y potenciar la habilidad creativa de los estudiantes para la solución de un problema o situaciones, incitando la imaginación, la intuición, pensamiento metafórico, la elaboración de ideas, la curiosidad, implicación personal en la tarea, conexión con las experiencias previas, habilidad artística, búsqueda de problemas, entre otras. El docente debe asumir un rol de gestor para la distribución de las actividades, así como apoyar en los ejercicios que se realicen.
  • Exposición didáctica: consiste en una presentación de un tema, donde se organizan los aspectos más importantes en unidades, haciendo énfasis en la diferenciación de los elementos básicos y secundarios. Usualmente, son clases cortas y persiguen objetivos que serán reforzados con otras actividades, porque son, por lo general, introducciones. Es importante que se apoyen en elementos gráficos, visuales o auditivos en forma de demostraciones, para después ser ampliadas con técnicas de actividad, pensamiento crítico, análisis u otras.
  • Preguntas al grupo: como su nombre lo indica es el lanzamiento de preguntas generadoras al grupo, que pueden ser a partir de un tema específico de investigación o de resultados o trabajos realizados por los estudiantes, lo que permitirá la apertura de un diálogo. Esta técnica es muy utilizada para foros como motivación inicial. Además, incentiva la participación, la autovaloración y permite al docente observar progresos y diagnosticar áreas que necesitan ser fortalecidas en los estudiantes.
  • Simposio, mesa redonda o panel: el simposio y la mesa redonda consisten en reunir varias presentaciones formales a cargo de un grupo de expertos que exponen diferentes visiones o aspectos divergentes de un mismo tema, guiados por un moderador. Posteriormente, se abrirá un espacio para las intervenciones de los estudiantes, para plantear preguntas o reflexiones. La mesa redonda, a diferencia del simposio, presenta una estructura más formal, y los expertos, además de presentar la información, poseen el espacio para discutir entre ellos las divergencias. Por su parte, en el simposio los participantes pueden mostrar puntos de vista divergentes o hablar de las mismas tendencias. En el panel los participantes discuten en forma de diálogo entre sí ante el grupo. Esta técnica es idónea para utilizar la herramienta del foro.
  • Entrevista o consulta pública: consiste en que los estudiantes puedan realizar preguntas y reflexiones a un experto acerca de un tema en concreto, así los estudiantes pueden ampliar información sobre la temática, resolver dudas o cuestiones, aclarar conceptos o procedimientos, entre otras. Es importante que los estudiantes realicen una investigación previa sobre el tema a tratar, con el fin de que puedan preparar las preguntas para la actividad.
  • Tutoría pública: esta técnica establece que el docente brindará a los estudiantes un espacio de conferencia electrónica con el objetivo de aclarar dudas, anunciar eventos, contestar preguntas frecuentes, entre otros aspectos que se pueden tratar.
  • Tablón de anuncios: el tablón de anuncios es un espacio para la interacción social entre los estudiantes donde intercambian inquietudes, problemas y puntos de vista. El tablón de anuncios permite ofrecer y buscar ayuda entre los miembros del grupo, comparten problemas, experiencias, reflexiones, recursos localizados, entre otros.
  • Exposiciones: son presentaciones de trabajos asignados previamente por el docente, pueden haber sido realizados en forma individual o grupal. Lo que pretenden es desarrollar el análisis y la síntesis de información, la reflexión, la creatividad, entre otros aspectos, ya que se presentan ante los demás miembros del grupo. Paralelamente, se puede abrir un espacio de discusión para las preguntas y aportes de todo el grupo, o mediante la moderación del docente, quien guiará los temas que son de interés o que necesitan profundizar.
  • Trabajo en parejas: existen varias formas para realizar esta actividad, por ejemplo, puede ser: asignar actividades dividiendo al grupo en parejas, analizar resultados con un compañero, realizar una entrevista, intercambiar los trabajos para revisión, entre otras.
  • Lluvia de ideas: su objetivo es poner en común el conjunto de ideas o conocimientos que cada uno de los miembros del grupo posea acerca de un tema determinado, y que con la moderación del docente (o persona designada para esa función) se pueda llegar colectivamente a una síntesis, conclusión o acuerdo. Toda idea es importante, por lo tanto, debe ser tomada en cuenta y escrita en forma textual con el fin de no sesgar los aportes. Cuando todos los miembros hayan expresado sus ideas, se procede a la clasificación y, por último, a la generación y votación de resultados.
  • Rueda de ideas: es similar a la lluvia de ideas, pero con la diferencia de que el grupo se divide en pequeños subgrupos, realizan sus aportes y seleccionan las 5 ideas que más identifiquen la situación o problema propuesto por el docente.
  • Votación: cada miembro del grupo o subgrupo aporta ideas, sugerencias o soluciones del tema establecido por el docente, que luego son sometidas a votación.
  • Valoración de decisiones: es realizar un análisis previo o posterior a una decisión según sea el caso, con el fin de determinar aspectos positivos y negativos, consecuencias, entre otros.
  • Debate y foro: es básicamente una discusión abierta de carácter formal; se cuenta con un moderador que puede ser el docente, quien tendrá la función de iniciar el debate, aclarar términos o cualquier otro aspecto y realizará el cierre mediante las conclusiones. La otra parte involucrada será el grupo de estudiantes, quienes tendrán la posibilidad de expresar opiniones sobre el tema, contrastar puntos de vista, hechos y teorías opuestas. El debate puede organizarse a partir de una experiencia o documentación previa, y en torno a una cuestión que presente diferentes partes o puntos de vista a tratar. Se debe, además, motivar la participación de los estudiantes e incentivar el análisis.
  • Subgrupos de discusión: en esta técnica el docente divide el grupo en subgrupos de 4 ó 5 personas, se les propone un tema que debe ser analizado desde diferentes perspectivas; los subgrupos deberán exponer sus conclusiones o resultados al grupo y, según la guía de moderación que establezca el docente, pueden entrar en un debate.
  • Controversia estructurada: se divide el grupo en dos grandes subgrupos, el docente asigna un tema y a cada grupo se le solicita buscar aspectos positivos o negativos del tema propuesto. Puede realizarse un debate en el momento, si los estudiantes están preparados, o en su defecto, dar un tiempo para la investigación.
  • Grupos de investigación: se le presenta al grupo un problema y cada subgrupo se encargará de estudiar una parte del mismo. Los miembros del subgrupo deberán realizar una exhaustiva investigación con el fin de convertirse en expertos del tema y compartirá sus conocimientos con los demás miembros del grupo. Por último, se unen todos los tópicos y se redacta un documento final.
  • Juegos de rol: su objetivo es analizar las diferentes actitudes y reacciones de los estudiantes frente a situaciones o hechos en concreto. Esta técnica se caracteriza por representación de “papeles”, es decir, los comportamientos de las personas. El docente establece un tema, determina los roles que se presentarán, y se indica a cada estudiante qué rol debe desempeñar. Seguidamente, se brinda un espacio para reflexión y construcción de argumentos, por lo general, en forma grupal. Para finalizar, se procede a la presentación mediante un debate o discusión, moderada por el docente.
  • Estudio de casos: su objetivo es llegar a conclusiones o a formular alternativas sobre una situación o problema determinado. El docente prepara un resumen de una situación o problema, contemplando todos los aspectos que necesitan los estudiantes para alcanzar las conclusiones de acuerdo con los objetivos que se persiguen. Les presenta el caso que puede ser resuelto en forma grupal, los grupos deberán exponer los resultados y se cierra con una discusión para comparar conclusiones.
  • Trabajo por proyectos: esta técnica parte de un tema ya sea propuesto por el docente o los estudiantes, se realizan actividades que irán generando resultados, que en forma acumulativa constituirán el producto final. Dicho producto puede ser expuesto a los compañeros con el fin de generar reacciones y opiniones al respecto.
  • Afiche: tiene como objetivo presentar en forma simbólica la opinión de un grupo sobre un determinado tema. Consiste en solicitarle a los estudiantes que se organicen en subgrupos y construyan un afiche sobre un tema asignado, donde se plasmen los resultados de la discusión en torno al tema. El subgrupo deberá presentar dicho afiche al grupo y solicitará que se realice una pequeña descripción de lo que se visualiza. Seguidamente, se les pedirá a los estudiantes del grupo que interpreten el afiche y, como cierre, los diseñadores del afiche explicarán el significado de los elementos y su intención.
  • Glosarios colaborativos:  Para la construcción de un glosario colaborativo el facilitador puede utilizar varias estrategias tanto centradas en el trabajo individual como recuperación de información, técnicas centradas en el pensamiento crítico y la creatividad, así como las de trabajo colaborativo, trabajo en parejas y valoración de ideas. Este ejemplo consiste que en lugar de que el facilitador realice un glosario solo, inste a sus estudiantes a que lo vayan construyendo a medida que encuentran términos desconocidos. De esta manera, los estudiantes tienen la responsabilidad de aportar las definiciones al glosario y esto ayuda a que recuerden la palabra y la definición correcta.  En la documentación del sitio Moodle (Glosario, 2008, ¶ 8), en la sección de Usos didácticos del glosario encontramos la siguiente estrategia:  A cada participante del curso se le podría asignar la tarea de contribuir al glosario con un término, una definición, o bien comentarios acerca de definiciones previamente incorporadas. Las definiciones múltiples (duplicadas), por ejemplo, podrían ser calificadas por usted y sus estudiantes de forma que sólo aquellas que obtuviesen la mayor puntuación quedasen definitivamente incorporadas al glosario. La organización de esta actividad es muy variable y depende de la cantidad de grupos y estudiantes con los que se cuenten, además de las temáticas que se desean abarcar, por lo tanto, se puede dividir en parejas o grupos, crear categorías por temas, clasificar las definiciones y puntuarlas o comentarlas entre otras.
  • Subgrupos de discusión: Las estrategias de trabajo colaborativo que implican discusión son recursos con un arma que puede utilizar el facilitador para la construcción de conocimiento entre los participantes y observar el avance de los mismos; este ejemplo consiste en dividir el grupo en subgrupos de 4 ó 5 personas, y se les propone un tema que debe ser analizado desde diferentes perspectivas. Los subgrupos deberán exponer en un foro sus conclusiones o resultados al grupo y, según la guía de moderación que establezca el facilitador, pueden entrar en un debate. La herramienta de la plataforma a utilizar será el foro.
  • Recuperación de información y juegos de roles:  Esta estrategia de trabajo colaborativo une dos de las técnicas que citamos anteriormente, consiste en asignar al estudiante la investigación y análisis de un determinado tema y abrir un espacio con la herramienta taller para que cada estudiante exponga su trabajo ante los demás compañeros. Para la evaluación se asignarán diferentes estudiantes con responsabilidades vinculadas a sus fortalezas, así por ejemplo, el estudiante que a lo largo del curso demostró buena redacción calificará ese rubro, el que tiene buena ortografía califica ese aspecto, y así sucesivamente con cada uno de los aspectos. Podemos utilizar diferentes tipos de estrategias de evaluación que ofrece la plataforma Moodle, por ejemplo: “No se ha calificado” con el fin de sólo obtener los comentarios de los miembros del grupo, o acumulativa, estipulando de manera que exista un balance o por criterio. Además, el facilitador puede asignar que se realice la autoevaluación con el fin de enriquecer más la actividad.
  • Crédito por uso de palabras: En este ejemplo se emplea la estrategia de recuperación de información y se utiliza la herramienta foro y la característica de autoenlace del glosario de moodle. Consiste en que después de que usted y sus estudiantes han definido los términos del glosario, se les puede animar a que utilicen dichas palabras en sus aportes a los foros y asignarle una parte de la puntuación o puntos extra cuando los términos sean usados de manera correcta según lo definido en el glosario. A medida que el facilitador u otros estudiantes puntúan entradas, pueden buscar rápidamente palabras del glosario resaltadas y conceder puntos por uso.
  • Preguntas y premios: Esta estrategia de trabajo individual consiste en asignar algún tipo de puntuación extraída en el curso, por ejemplo, en temas específicos que pueden servir como práctica para un examen. En momentos aleatorios, el docente coloca una pregunta en un foro, cuando el primer estudiante ingrese y coloque la respuesta correcta será premiado de alguna forma.
  • Exposición: Dependiendo de la modalidad del curso, los estudiantes podrían evaluar y retroalimentar a sus compañeros utilizando la herramienta taller. El facilitador podría emplear la técnica de exposición didáctica y solicitar a los expositores que compartan su presentación en la plataforma Moodle mediante la herramienta taller y ahí los estudiantes, después de observar y escuchar la exposición, podrán hacer los comentarios al respecto. Esta actividad se puede mediar de diferentes maneras, por ejemplo: el estudiante puede aportar la presentación antes de la exposición para recibir retroalimentación y mejorarla, se pueden establecer las personas que evaluarán la presentación antes -o si se quiere- después, para concentrar la atención de los estudiantes en las exposiciones, ya que no sabrán cuál presentación deberán evaluar.
  • Lluvia de ideas: Esta estrategia de trabajo colaborativo se puede utilizar para la apertura de foros  de diagnóstico o introducción de un tema en particular. El facilitador solicita a los estudiantes que coloquen en común el conjunto de ideas o conocimientos que cada uno posea acerca de un tema determinado, y con la moderación del facilitador o de un estudiante que se designe como moderador, se puede llegar colectivamente a una síntesis, conclusión o acuerdo; así mismo, se pueden valorar los conocimientos que poseen los estudiantes sobre el tema y tomar las acciones necesarias para reforzarlo o avanzar según corresponda.
  • Portafolio: La técnica de elaboración de portafolio forma parte de las estrategias de trabajo individual y las centradas en la presentación de información. Para este caso, la herramienta idónea de la plataforma Moodle es un WIKI de forma personal, donde cada alumno dispondrá de un espacio de acceso personal y restringido en la plataforma.  El uso del portafolio girará en torno a la resolución de actividades generales, para las que los estudiantes irán creando nuevas páginas en su “Wikicuaderno” personal.  El facilitador podrá realizar un seguimiento continuo de su actividad sin más que ir revisando el WIKI de cada estudiante. De esta forma, los estudiantes podrán disponer de todo su trabajo centralizado con una página inicial a modo de índice.
  • Controversia estructurada: Mediante el uso del foro y la estrategia de trabajo colaborativo “controversia estructurada”, el facilitador puede dividir el grupo en dos grandes subgrupos, asignarles un tema, solicitar a cada grupo que investigue más sobre el tema clasificando la información en aspectos positivos o negativos del tema propuesto y, por último, cada grupo deberá publicar en el foro los resultados de la investigación. Seguidamente, el facilitador abrirá un periodo de debate en el mismo.
  • Trabajos de investigación con retroalimentación: La realización de trabajos de investigación puede realizarse como una estrategia didáctica individual o grupal. En cualquiera de los dos casos, la herramienta taller puede ser muy útil, ya que permite establecer varias entregas de avances y recibir retroalimentación de los miembros del grupo, con el fin de culminar con un exitoso producto que de una u otra forma ha sido validado. Por ejemplo, el facilitador puede asignar la revisión de los avances dividiéndolos entre los participantes o grupos de los trabajos de investigación, así cada uno de los estudiantes observa los trabajos de investigación de los demás y realiza sus aportes y, de la misma forma, sus compañeros retroalimentan el trabajo de él. Es muy importante recordar la puntualidad en la entrega de valoraciones de los trabajos y es un punto que el facilitador puede tomar en consideración a la hora de calificar.
  • Exposición digital: El uso de diferentes estrategias ya sea individuales o colaborativas con la ayuda de la plataforma virtual Moodle da la posibilidad de que el facilitador proponga a los integrantes la búsqueda, o creación, de materiales digitales creativos para la representación de un tema, por ejemplo, crear una revista, periódico, boletín, presentación, cartel, afiche, video, un cuento, poesía, canción, entre otros. Después,  los materiales serán compartidos utilizando la herramienta de la plataforma más conveniente (foro, etiquetas, archivo de audio, taller, Wiki, entre otras).
  • Entrevista o consulta pública: Para esta técnica de trabajo colaborativo el facilitador puede utilizar la herramienta foro o chat de la plataforma Moodle e invitar a un experto, en alguna de las temáticas a tratar en el curso, solicitarles a los participantes que realicen aportaciones en el foro, por ejemplo realizar consultas, debatir con él, aclarar conceptos o procedimientos, entre otras. Es importante que los estudiantes realicen una investigación previa sobre el tema a tratar, con el fin de que puedan preparar las preguntas para la actividad.
  • Estudios de casos: Otra técnica de trabajo colaborativo es la evaluación de estudio de casos, donde el profesor asignará, ya sea en forma grupal o individual, un caso determinado, luego, los estudiantes lo resuelven y aportan sus resultados en la plataforma Moodle mediante la herramienta taller para compartirlos con los demás miembros del grupo y que estos los retroalimenten según la estrategia de evaluación establecida por el facilitador.
  • Resolución de ejercicios en grupos: Una estrategia de trabajo colaborativo puede ser la solución de casos con ayuda de la herramienta foro. En esta técnica se divide el grupo en subgrupos de 4 ó 5 personas, a cada grupo se le asigna una parte del ejercicio, cuando la resuelvan deben colocar su solución en el foro para que el grupo siguiente pueda resolver su parte. Es muy importante poner fechas máximas de entrega a cada subgrupo, para que así todos los subgrupos puedan realizar su parte y el ejercicio se termine en el tiempo previsto.
  • Rueda de ideas: Es una técnica de trabajo colaborativo, similar a la lluvia de ideas y que se puede emplear la herramienta foro o el Wiki. El primer paso es dividir el grupo en pequeños subgrupos, cada uno de los integrantes de estos subgrupos deberán realizar sus aportes y al final seleccionar las cinco ideas que más identifiquen la situación o problema propuesto por el facilitador. Se puede considerar la apertura de un chat o foro para que los participantes concilien la respuesta y abrir un Wiki o foro final para que publiquen las respuestas definitivas.
  • Trabajos de investigación colaborativos: Para la utilización de estrategias didácticas colaborativas la herramienta Wiki de la plataforma Moodle es una alternativa muy práctica que nos permite la creación de trabajos de investigación. El facilitador puede utilizar el foro o un chat como mecanismo de debate entre los participantes sobre el contenido del proyecto, cada grupo puede ir dando forma a su trabajo y puliéndolo a través de un Wiki. Además, el facilitador puede ir observando los avances y realizar las observaciones necesarias antes de que se entregue la versión final.
  • Apuntes de grupo: Normalmente, los apuntes de clase se hacen en forma individual. Una opción de trabajo en grupo puede ser la creación de apuntes de clase mediante la utilización del Wiki donde todos pueden colaborar y hacer las observaciones correspondientes hasta obtener un producto final que sirva de apoyo para los exámenes. El facilitador también puede ver el resumen realizado por los estudiantes y realizar los comentarios o modificaciones que considere.
  • Contrato de aprendizaje: Es una técnica que puede utilizarse como estrategia didáctica de trabajo colaborativo. Mediante la utilización de la herramienta Wiki, el facilitador establece la elaboración de un contrato de aprendizaje de forma grupal, donde los estudiantes establezcan las necesidades educativas, la forma en que les gustaría construir el conocimiento, las metas, el tiempo, entre otros aspectos. Éstos serán evaluados y negociados con el facilitador, quien también aportará sus condiciones y lo que espera de los estudiantes con el fin de obtener un acuerdo en firme y que beneficie a ambas partes. Como apoyo adicional se puede utilizar la técnica de valoración de decisiones mediante un foro si existiera alguna necesidad de llegar a un consenso en el contrato. Esta estrategia establece las pautas de calificación y comportamiento entre el facilitador y estudiante, transformando las clases, que eran vistas como una imposición, a un negocio en igualdad de condiciones parar lograr un fin en común.
Técnicas y estrategias de la enseñanza virtual

Enseñar bien siempre supone un vínculo sólido con quien está en situación de aprender. Es importante hacer sentir al alumno que esto es posible, además de generar su interés y acercamiento hacia la temática. Tu compromiso como docente se basa en desarrollar competencias que permitan responder a las exigencias del mercado laboral y social. Por ello, es necesario que te replantees cuáles son las técnicas y estrategias de enseñanza virtual que debes implementar para contribuir a un aprendizaje significativo. ¡Descubre la respuesta leyendo este post!

Enseñanza virtual, una cuestión de didáctica

Por todos es sabido de la importancia de la planificación para el desarrollo de un curso virtual y la implementación adecuada de las TIC, al menos si esperas promover el compromiso del alumno con su aprendizaje. Lo primero a tener en cuenta a la hora de lograr este objetivo es definir la didáctica que efectuarás en tu contenido.

Esta disciplina, encargada de las técnicas y métodos de enseñanza, te permitirá hacer un análisis previo de los alumnos en general y de cada individuo en particular. Dicho de otro modo, será una verdadera aliada para conseguir que todos los clientes de tu curso interioricen el contenido y puedan aplicarlo en su vida diaria.

La didáctica debe basarse en estrategias  

Dentro del entorno digital, los elementos que interactúan en el acto didáctico son: el docente, el estudiante, la materia y el contexto de aprendizaje. Estos componentes, en conjunto, conforman unas estrategias divididas en dos grupos principales:

  • Estrategias de aprendizaje. Consisten en un procedimiento o conjunto de pasos que un estudiante adquiere y emplea de forma intencional como instrumento flexible para aprender significativamente y solucionar las demandas académicas.
  • Estrategias de enseñanza. Éstas, que son las que nos interesan ahora, son aquellas ayudas ofrecidas por el docente para facilitar un procesamiento más profundo de la información.

Como ves, ser un docente virtual no sólo implica conocer la materia de estudio, sino en ser un especialista en la aplicación del contenido. Ahora te preguntarás: “¿qué estrategias de enseñanza aplicar en mi curso virtual?”

  • Centradas en el individuo. Aquí nos referimos a la utilización de técnicas que se adaptan exclusivamente a las necesidades e intereses del estudiante individual. Las herramientas que ofrece el entorno digital permiten que se eleve la autonomía, el control del ritmo respecto a la enseñanza y las secuencias que marcan el aprendizaje del estudiante.
  • Centradas para la enseñanza en grupo. Parte de la construcción de conocimiento grupal a partir de la información ofrecida.  Dentro de esta categoría intervienen dos roles: la figura del expositor (docente, experto o estudiante) y el grupo receptor del contenido. Sobre este último recaerá la responsabilidad de realizar actividades de forma individual para después compartir con el colectivo sus resultados.
  • Centradas en el trabajo colaborativo. Basadas en la construcción de conocimiento en forma grupo recurriendo a estructuras de comunicación centradas en la colaboración. Los resultados han de ser siempre compartidos por el grupo, donde es fundamental la participación activa de todos los miembros para conseguir una cooperación equilibrada y abierta hacia el intercambio de ideas. Por su parte, el docente debe brindar las normas y estructuras de las actividades además de realizar un seguimiento continuo y su posterior valoración.

¿Cómo definir las técnicas?

Una vez que hayas definido la estrategia que vas a implementar dentro de tu curso online, es necesario pasar a las técnicas que potencializarán tu contenido. Puedes abastecerte de muchas, incluso de las más innovadoras, aunque eso no significa que todas ellas sean factibles para tu producto.

  • Glosarios colaborativos. Con ellas fomentarás el pensamiento crítico, el trabajo colaborativo y la valoración de ideas. Evidentemente, ten en cuenta la cantidad de estudiantes a los que te diriges.
  • Subgrupos de discusión. La participación activa de los estudiantes hará que este elemento triunfe o no. Mostrar interés por la voz de los alumnos es importante, y la construcción de conocimiento a través de sus ideas, conclusiones o resultados un recurso que no debe dejarse de lado. ¡Propón debates entre ellos!
  • Lluvia de ideas. Los estudiantes comparten el conocimiento que tienen sobre un tema y el docente concluye para generar una síntesis sobre el mismo. Un aprendizaje significativo entre todos.
  • Preguntas y premios. Asigna algún tipo de puntuación para el alumno que responda correctamente a una pregunta lanzada durante la clase o en el foro para que perciba un premio de cara a las calificaciones.

Como puedes ver, este tipo de estrategias no son capaces de generar conocimiento por sí solas, la importancia del mediador y el correcto desarrollo de sus funciones marcará la diferencia. Aplica efectivamente estas técnicas y construye un espacio atractivo para el aprendizaje.

Estas son algunas estrategias que puedes poner en marcha para implementar actividades colaborativas en tu curso:

1. Intervenir en la formación de grupos:

Esta estrategia es muy importante para evitar que sean los propios alumnos quienes se reúnan según afiliación o preferencia. Los grupos colaborativos deben ser máximo de tres estudiantes de esta forma la responsabilidad del trabajo será equitativa.

Establece un determinado tiempo para conocer a los estudiantes, así podrás conocer las características de cada uno y organizarlos grupalmente de acuerdo a sus habilidades y capacidades. Si vas a realizar varias actividades, es recomendable que rotes a los integrantes, así conocerán a otros compañeros del curso y cambiarán la dinámica de trabajo grupal.

Otro método que puede ser bastante atractivo es que los grupos se organicen de acuerdo por el interés de cada estudiante por las temáticas a estudiar o desarrollar. O bien, puedes organizarlos según la región geográfica.

2. Motivar el intercambio colectivo de conocimientos

Esta es una estrategia muy efectiva que puede ayudarte para desarrollar en tus alumnos la resolución de conflictos y negociación. Si la actividad promueve intercambiar propuestas o contenidos entre los integrantes, se desarrollarán habilidades de comunicación.

Además, se fomentará el respeto por el criterio de las demás personas y los adentrará en la toma de decisiones consensuadas para presentar la respuesta que en grupo, consideren es la más apropiada. Así también, estarás fomentando el liderazgo.

Esto permite al mismo tiempo observar los comportamientos en el desarrollo de las tareas asignadas por grupo y cómo los estudiantes resuelven los problemas que surgen en el proceso de colaboración.

3. Fomentar la comunicación entre los estudiantes:

Si bien la comunicación entre compañeros puede ser complicada por los horarios o compromisos personales, el acompañamiento en su comunicación es necesaria.

Para ello, puedes presentarles las opciones que faciliten este intercambio: las redes sociales, una plataforma web específica para compartir información, etc. Es así como al organizar los lineamientos específicos para aclarar expectativas y responsabilidades, obtendrán mejores resultados.

El objetivo será que el grupo tenga una comunicación fluida. Puedes incluso pedirles a los alumnos que al final del curso compartan su experiencia de comunicación con todos sus compañeros que permita saber las ventajas o desventajas del medio utilizado.

4. Promover la responsabilidad colectiva:

Tu acompañamiento es vital en el proceso, es por ello que al ejercer como guía y conductor de la actividad al principio les dará a tus alumnos la seguridad para que, paulatinamente, ellos asuman su responsabilidad.

Esto les brinda la oportunidad para que ellos más tarde, desarrollen sus propias ideas o proyectos. Para esto, puedes orientarlos en los procesos a seguir para completar las fases del proyecto, que las planifiquen, definan el aporte de cada uno y se organicen.

Llegado ese punto, tu rol será solo el de supervisar y resolver dudas específicas. Así podrás intervenir para orientar a tus alumnos durante el desarrollo del trabajo.

5. Brindar acceso a los recursos de desarrollo de habilidades: 

Si bien las actividades colaborativas promueven el intercambio de conocimientos, este proceso requiere de habilidades específicas.

La resolución de conflictos, el análisis crítico, organización de tiempos, etc., son algunas habilidades que los estudiantes necesitan desarrollar. Para ello, puedes brindarles un repositorio de microaprendizaje que presente contenido, técnicas o escenarios de estos temas.

Otra opción es proporcionarles enlaces que contribuirán a su desarrollo en estas áreas. Ten en cuenta que tiene que ser un contenido dinámico y concreto, de forma que aporte a su formación sin recargarlos de trabajo.

Las actividades colaborativas son muy enriquecedoras en los ambientes virtuales puesto que posibilita a los estudiantes que no coinciden en tiempo y espacio, a trabajar en conjunto por un objetivo común mientras que aprenden a trabajar en equipo y a organizar sus responsabilidades.

80 consejos para la educación virtual

Estos consejos están pensados para la nueva educación, esa educación para las masas, es decir, la educación virtual. Estos Tips están desarrollados para que los estudiantes no pierdan sus motivaciones y sus ganas de aprender.

  1. Si los estudiantes no están respondiendo, se deben utilizar técnicas diferentes para incentivarlos a participar.
  2. No utilizar generalizaciones para referirte a tus alumnos, por ejemplo, “no lo consiguieron”, o “lo están haciendo muy bien”. En un aula virtual no hay “ellos”, ellos son “N+1” estudiantes únicos y diferentes.
  3. No se centre en las normas y las leyes. Concéntrese en crear un ambiente favorable de aprendizaje.
  4. Los estudiantes recordarán poco de lo que les enseñó, pero jamás olvidarán la manera en que lo hizo.
  5. La curiosidad y el cuestionamiento son las raíces de todo aprendizaje. No se moleste cuando sus estudiantes le hacen preguntas.
  6. Usted es un profesional. Esfuércese para proyectar esa imagen en todo momento.
  7. Sea accesible a los estudiantes después de salir del aula virtual. (Por ejemplo: Cree un grupo en Facebook.)
  8. Entienda cómo funcionan las evaluaciones y como puede sacarles el máximo de provecho para que los estudiantes aprendan con esta, no le preste mucha atención a la calificación que sacan.
  9. No se preocupe por los demás cursos virtuales que dictan las mismas habilidades que usted enseña, sea creativo y enseñe con pasión. Deje que esto sea el diferencial.
  10. Ayude a que sus estudiantes opinen y tomen posturas críticas.
  11. No caiga en el error de utilizar jerga difícil y vocabulario técnico. Los buenos docentes son capaces de enseñar a cualquier persona, cualquier conocimiento.
  12. Trate de mostrarse alegre y optimista.
  13. Entienda que enseñar es un don y un privilegio. Alguien en algún lugar haría cualquier cosa por su trabajo.
  14. Trate de desarrollar una buena relación con sus estudiantes.
  15. Muestre siempre diferente formas de enseñar, hágalo de manera diversa e innovadora.
  16. Si va a realizar un cambio en el contenido del curso, hágalo poco a poco.
  17. Deje su sello y su marca personal en todas las formas de dar conocimiento.
  18. De ejemplo, no solo hable, también actué.
  19. Aprenda a escuchar a los demás, tómese el trabajo de escuchar así no esté de acuerdo, cuando la otra persona termine asegúrese que termino y después de eso si exponga su punto de vista.
  20. Sea humilde y piadoso.
  21. Generalmente nunca se es tan bueno como se cree que es y de la misma manera nunca se es tan malo como se cree que es.
  22. Incentive las actividades en equipo.
  23. reconozca sus errores.
  24. Ayude a los alumnos a ver su propio potencial.
  25. Dese cuenta de que los estudiantes están creciendo en un mundo muy diferente al que usted se formó.
  26. Visualice el camino antes de comenzar el curso.
  27. Siempre trate de transmitir seguridad, teniendo  un método sencillo, fácil y coherente de transmitir información.
  28. Es difícil aprenderse todos los nombres de los estudiantes de un curso virtual. Sin embargo hágalo de los que más se interesan y participan. Estos son los que en un futuro van a hablar bien de usted.
  29. No se tome personal los problemas de conducta de algunos estudiantes. Simplemente deshágase de los comentarios soeces  y siga con su curso.
  30. No todos los estudiantes aprenden de la misma manera.
  31. Usted no está allí para enseñar, usted está ahí para ayudar a los estudiantes a aprender. Este es un importante cambio de paradigma, pero no quiere decir que no eres responsable cuando no estén aprendiendo.
  32. No le tengas miedo, ni menosprecies la educación virtual. Si se hace de la manera correcta es mucho más potente que la presencial.
  33. No enseñe un conocimiento del cual usted no se considere un experto.
  34. Trate de dejarles lecturas como tareas y que desarrollen posturas críticas frente a estas.
  35. Cuente con el tiempo del sus estudiantes, el único ocupado no es usted.
  36. Aprenda a felicitar, pero sin sonar condescendiente o a frase de cajón.
  37. Hay estudiantes que aprenden más con tareas, que con las lecciones tomadas directamente del curso virtual.
  38. Enseñe también a tolerar y a entender diferentes posturas.
  39. Haga recomendaciones de estudio a sus estudiantes antes de comenzar un curso.
  40. Conozca la diferencia entre el conocimiento teórico y el práctico.
  41. Nunca trate mal a un estudiante.
  42. Todo el mundo es carismático de alguna manera. Conózcase y utilícelo.
  43. Si el video, lectura, etc. Es muy largo, haga ejercicios de relajación y/o juegos en la mitad de estos.
  44. Si utiliza el sarcasmo o bromea  de manera jocosa de algún tema, tenga cuidado.
  45. No compita con otros profesores, solo su propia imagen se verá afectada.
  46. Por su seguridad no haga citas, ni asista a reuniones con alumnos. Diferente si es con otros docentes en un ámbitos académico e institucional.
  47. Use analogías y ejemplos. Incluso, mejor aún, haga que sus estudiantes creen analogías y creen sus propios ejemplos.
  48. Los mapas conceptuales son una manera fácil de resumir y explicar conceptos complejos.
  49. Entienda la virtualidad de un aula como si tuviera paredes transparentes, usted tiene acceso a estudiantes de todas las culturas, etnias y razas. Tenga en cuenta esto.
  50. Utiliza todas las herramientas digitales que pueda.
  51. Crea en sus capacidades y las de sus estudiantes.
  52. Confié en sus intuiciones.
  53. Recuerde que el canal por el que se mueve la información que usted está dando es la internet, tiene todo el material académico del mundo a su disposición, al igual que sus estudiantes.
  54. Si quiere enseñarles algo a sus estudiantes que no estaba propuesto en clase, hágalo. Si le nace hacerlo hágalo solo por el amor a la docencia.
  55. Siempre dele el crédito que sus pares se merecen, cite la bibliografía, eso es respeto y sus alumnos se darán cuenta de esto.
  56. Utilice la tipografía para jerarquizar información, es decir: Bold, Cursiva, resaltador, tachado, subrayado, etc.
  57. En lo posible haga horarios y cronogramas. Cúmplalos, no se desgaste haciendo las cosas a la carrera. Haga las cosas a conciencia y bien, sino no las haga.
  58. Si para crear contenido para sus clases tiene que leer mucho, cómprese una Kindle, tablets o acostúmbrese a leer en el computador, no saque fotocopias. El medio ambiente necesita más personas que hagan que hagan esto.
  59. Acostúmbrese a jugar juegos de memoria, mentales y puzzle. Esto hará que piense de una manera más estructurada y coherente. Usted también se puede divertir.
  60. Hacer preguntas buenas y con sentido no es fácil. ¡Aprenda a hacerlas!
  61. Aprenda de retórica del discurso y arquitectura de las ciencias y del conocimiento. Esto lo debe saber todo docente.
  62. Utilice adivinanzas, rompecabezas, paradojas e imágenes sorprendentes para tomar la atención de sus estudiantes.
  63. Trate de estar actualizado en la información, lea autores nuevos, la ciencia todo el tiempo está evolucionando y en crecimiento.
  64. Trate de usar un lenguaje jovial, trate de tener una buena relación con sus estudiantes, recuerde que después esa persona le puede enseñar algo a usted.
  65. Asegúrese de que sus estudiantes les tome menos trabajo aprender el conocimiento que usted da, con respecto al trabajo y el tiempo que le costó a usted. Si lo logra, quiere decir que está haciendo su trabajo de docencia muy bien.
  66. Cambie los ejemplos y las fotos para mantener activo el curso. Ponga diferentes tareas y ejercicios, para que sus estudiantes antiguos no pierdan las habilidades que ganaron.
  67. Dele importancia a la inteligencia emocional, a los valores y a la ética.
  68. No repita información en las clases  de los cursos que dé. Los estudiantes siempre se darán cuenta.
  69. Corra riesgos que otros no se han permito tomar, haga la diferencia.
  70. Trate de estar escribiendo sobre las habilidades y conocimientos que enseña.
  71. Llegue a los estudiantes emocionalmente, antes de hacerlo intelectualmente.
  72. Si tiene un público objetivo, encárguese de conocerlo.
  73. Cause una muy buena primera impresión en el video de introducción de la ficha del curso.
  74. Utilice ejemplos positivos, divertidos, no haga ejemplos condescendientes o que hagan sentir mal a algún alumno.
  75. Demuestre a sus estudiantes que usted cree en ellos.
  76. Déjese enseñar por sus estudiantes. El modelo de enseñanza online hace que cualquier persona pueda terminar en su salón de clases.
  77. Anticipar malentendidos.
  78. Tener múltiples fuentes de datos de fácil y rápido acceso, para así corroborar información.
  79. Por ejercicio, intente crear un curso con otro docente. Eso diversifica el campo y la forma en que dan el conocimiento.
  80. Debe usar como metodología de enseñanza la creación y desarrollo de proyectos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por classonlive.com y evolmind.com

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.


LECTURA 1: ESTRATEGIAS DIDÁCTICAS CREATIVAS EN ENTORNOS VIRTUALES PARA EL APRENDIZAJE





ACTUALIZAMOS NUESTRA APP:
Puede descargar gratuitamente en: Google Play | Apple Store

4K Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: