La postura que adopta el estudiante en clases y los riesgos que traen para su salud

484 Compartidas
484
0
0
0
0

       


El docente prepara sus clases para impartir el conocimiento en sus estudiantes pero, sera que en cada clase que prepara toma en cuenta el desarrollo físico de ellos, o será que toma poco tiempo para reflexionar lo importante que resulta cada postura que adopta el estudiante y los riesgos que traen para la salud, bueno es difícil saber cuantos lo ponen en practica y queda a conciencia de cada uno, lo cierto es que se necesita crear la cultura de la prevención para que el estudiante se vuelva responsable del cuidado de su salud física y aprenda algunos consejos que le servirán para el resto de la vida.

El objetivo de este blog es informar y sensibilizar a profesores y alumnos sobre los factores de riesgos de ciertas posturas y actuaciones que existen en el ámbito escolar, así como promover comportamientos seguros y fomentar la participación del profesorado como vectores transversales preventivos.

Cuando un estudiante presenta dolencias en los músculos o deformaciones en su esqueleto, muy seguramente están relacionados con la adquisición de malas posturas o carga de maletines con exceso de peso.

Los profesionales de la educación que tiene a su cargo niños de baja estatura por su edad, suelen sufrir grandes trastornos de la vos, cefaleas, dolores de cintura, ensimismamiento de las vértebras cervicales.

Si no se cambia de hábitos

Con el pasar de los años estos problemas se transforman en afonías totales, migrañas y depresión, hernias de disco, várices, retención de líquidos, osteoporosis e hipertensión.

Por tal razón se requieren los buenos hábitos posturales que prevengan futuros trastornos músculo-esqueléticos, he aquí algunos de los concejos para poner en practica:

  • Siéntese con la espalda recta y pegada al respaldo, pies apoyados y sin cruzar las piernas.
  • Sujeta bien la mochila a la espalda y lleva solo lo que necesites.
  • Al tomar apunte espalda inclinada ligeramente hacia adelante y la cabeza recta.
  • Duerme el tiempo suficiente y desayuna ante de ir a clase.
  • El teclado a la altura de los codos, la pantalla frente al teclado y separad entre 45 y 60 cm de sus ojos.
  • Como pasas mucho tiempo sentado haz ejercicio físico.
  • Si utilizas el ordenador hazlo solo el tiempo necesario, correctamente sentado, con una adecuada iluminación.

La idea es que los escolares realicen una serie de actividades para comprender la necesidad de sentarse bien, frente a una mesa, frente a la pantalla del computador, de tomar adecuadamente bulto, bolso o morral y saber llevar peso sin que se dañe su columna vertebral, a realizar las tareas domésticas de forma adecuada para su espalda y musculatura, a subir y bajar escaleras correctamente, saltar, ir en bicicleta, tomar cosas ubicadas en zonas elevadas, etc., de una forma conveniente para su estructura ósea, y ampliar su conciencia de autocuidado postural en otros actividades cotidianas y básicas como son dormir e inclinarse al cepillarse los dientes.

Artículo relacionado:

El modo de escribir que adopta un estudiante es muy importante por eso es necesario tener en cuenta lo siguiente:

Modo correcto de escribir:

El escritorio usado para hacer sus tareas debe tener la altura adecuada. Para mantener la espalda erguida apoya en el respaldar del asiento, los pies del niño deben llegar al piso, mientras la mesa debe aproximarse a los codos cuando sean flexionados.

Los cuadernos y libros deben colocarse al lado derecho si el niño es zurdo, o lo contrario si es diestro. El peso del cuerpo necesita situarse sobre el extremo que no se escribe.

Cuando el niño se disponga a escribir debe hacerlo apoyando el brazo junto a la muñeca sobre la mesa, y cogiendo el lápiz correctamente, tanto en la colocación como en la presión normal que se hará mientras se escribe.

La buena postura al escribir favorece la atención del niño, y mejora el proceso de lectura o escritura; los cuales son necesarios para el aprendizaje infantil. Como un punto adicional, la salud del pequeño se ve beneficiada en la formación de los huesos.

Fuente y créditos de imágenes: Fisiotherapy / Fuente: @VaniaVitteriFisioterapia

ÁMBITO DE APLICACIÓN DE LA ERGONOMÍA

La ergonomía se puede aplicar al estudio de cualquier actividad, de las personas que realizan cualquier tarea o desarrollan cualquier función.

Es por esto que, adquiere gran importancia la antropometría y el diseño físico de los espacios, teniendo en cuenta si se personaliza para un individuo o para un colectivo, si éstos tienen limitaciones físicas o perceptivas.

Desde el punto de vista temático la ergonomía se divide en las siguientes áreas:

  • Ergonomía de puestos o sistemas.
  • Ergonomía preventiva o correctora.
  • Ergonomía física, subdividida a su vez en las siguientes áreas:

  Ergonomía geométrica, ambiental y temporal.

La aplicación de la ergonomía en los centros escolares supone elaborar un plan o programa ajustado a las necesidades y posibilidades de la institución. En el caso que nos ocupa, la ergonomía escolar se preocupa del alumnado y de los docentes, de su adecuada integración en el entorno para mejorar su confort y rendimiento.

En el ámbito escolar no se presta demasiada atención al aspecto de la ergonomía, pero el hecho de proponer en las instituciones educativas un estudio ergonómico podría mejorar el confort del profesorado y del alumnado, y una reducción de la carga mental en ambos.

Una correcta aplicación de la ergonomía puede mejorar la satisfacción laboral del personal docente y contribuir a la mejora de los aprendizajes y el rendimiento en el alumnado.

Por tanto, en el contexto escolar habría que empezar a trabajar los aspectos ergonómicos a efectos de prevenir estos “daños para la salud” que pueden ser perniciosos para el equilibrio mental y social de los individuos, llegando a materializarse en dolencias de tipo somático o psicosomático.

CONFORT AMBIENTAL

El ambiente del aula debe mantener una relación directa con el individuo, y conseguir que los factores ambientales estén dentro de los límites de confort, con el fin de conseguir un grado de bienestar y satisfacción.

Los factores que intervienen en el concepto global de confort ambiental en los lugares de trabajo son los relativos a iluminación, ruido, temperatura, humedad, ventilación, la actividad física y el tipo de vestimenta.

En un centro escolar podemos distinguir, de forma general, dos tipos de ambientes térmicos: uno destinado a actividades sedentarias como es el aula y otro destinado a actividades dinámicas como es el gimnasio.

Para una correcta ventilación de las aulas ésta debe ser directa al exterior.

Las ventanas deben ser de fácil apertura y de una superficie y tamaño adecuados a la eficaz ventilación y renovación de aire de las aulas.

Para una correcta temperatura en las aulas sería conveniente la instalación de un sistema eficaz de calefacción que permita mantener una temperatura mínima en invierno de 17º.

ILUMINACIÓN

Se considera una iluminación adecuada aquélla que, independientemente de que sea natural o artificial, sea suficiente en relación con la superficie del local y con la tarea a realizar y no provoque deslumbramiento ni contrastes marcados en las sombras.

La iluminación de las aulas es relevante, ya que una correcta iluminación del aula, interviene en el mejor rendimiento y el bienestar tanto del alumnado como del profesorado.

La Iluminación debe ser preferentemente natural, en caso de ser artificial, tendrá una intensidad mínima de 1000 lux, en caso de utilizar lámparas fluorescentes, éstas se montarán en paralelo.

Una iluminación incorrecta, o por debajo de estos valores puede causar fatiga visual y otras consecuencias derivadas de ésta.

RUIDOS

La contaminación acústica en el ámbito escolar también juega un papel muy importante, en los centros escolares el ruido que se percibe puede ser interno (conversaciones, juegos, gritos, movimientos de sillas y mesas, etc.) y externo (tráfico, paso de aviones, alguna industria, campos de deportes en los alrededores, etc.). La existencia de ruidos disminuye el rendimiento del alumnado, puede provocar estrés, conductas agresivas y en los peores casos sordera temporal o definitiva.

Para reducir el ruido que procede del exterior se deben disponer ventanas dobles, aislar zonas fuentes de ruidos como el gimnasio y salón de actos. En cuanto al ruido interior, debemos controlar el ruido que se hace en los pasillos y escaleras, no permitir gritar en el patio durante las horas de clase, tener cuidado al mover las mesas y las sillas.

Los valores límites de contaminación acústica varían según los reglamentos municipales pero de forma general, el nivel de ruidos en los centros docentes no debe superar 40 db.

MOBILIARIO

El mobiliario, junto a las mochilas, son las mayores causas de dolores de espalda registradas en el alumnado. A la hora de elegir el mobiliario en el aula es importante pensar en criterios ergonómicos. El alumnado permanece sentado más del 80 % del tiempo que están en el centro, por ello es necesario que las sillas y mesas estén adaptadas a la altura y características del alumnado.

El tamaño de la silla, la posición del respaldo y la altura de la mesa son algunos de los criterios ergonómicos a tener en cuenta, a la hora de elegir el mobiliario para que éste se adecúe a las características del alumnado. Para que siga estos criterios ergonómicos será necesario que el mobiliario escolar esté homologado, según la ISO 9002. Los muebles deben garantizar un adecuado nivel de comodidad y facilitar la adopción de posturas correctas durante el desarrollo de las tareas escolares.

Las mesas de los ordenadores han pasado de ser mobiliario utilizado un par de horas a la semana a ser un mobiliario habitual para el trabajo del alumnado con la incorporación de las TIC en los centros, por ello, es necesario prestar mayor atención al diseño ergonómico, más saludable y cómodo, de éstos. Hábitos saludables como sentarse con la espalda recta y no torcer el cuello se favorecen si el mobiliario escolar es el adecuado, sobre todo cuando por razones económicas dos alumnos/as deben compartir un mismo ordenador, según se desprende del estudio realizado por el Instituto de Biomecánica de Valencia en colaboración con la empresa valenciana Federico Giner.

Entre las recomendaciones para  al alumnado cuando se sienta delante del ordenador se encuentran las siguientes: deberán situarse la pantalla como mínimo a 40 centímetros de distancia frente a los ojos, y con la parte superior de la misma a su altura o ligeramente por debajo; el teclado ha de estar lo suficientemente bajo para no tener que levantar los hombros y para que brazo y antebrazo formen un ángulo mayor de 90º; debe haber suficiente fondo para poder apoyar los antebrazos en la mesa; deben evitarse o reducirse los giros del cuello y de las muñecas, aproximándose a la configuración de las articulaciones que se da cuando el niño está de pie, erguido; finalmente, las dimensiones de la silla deben permitir que los pies estén bien apoyados en suelo, que las pantorrillas no estén presionadas por el borde del asiento y que la espalda esté claramente apoyada en el respaldo. Asimismo, es aconsejable que la iluminación siga los principios establecidos en el apartado anterior de iluminación, de manera que se eviten los reflejos en la pantalla.

CONCLUSIÓN

La ergonomía es la asignatura pendiente del mobiliario en los centros de enseñanza.

Desde que se han introducido los ordenadores en los centros, éstos han pasado de ser una herramienta de trabajo de la materia de informática a ser un medio de enseñanza fundamental, simultáneo a libros y otros materiales. El aumento de las horas que el alumnado pasa ante el ordenador puede provocar dolores de espaldas cuando no se tiene un mobiliario adecuado o si se comparte el mismo monitor, lo que implica que no puedan mirar de frente, sino que tengan que girar el cuerpo para ver la pantalla.

Si hacemos una analogía del alumnado y el aula con los puestos de trabajo, podemos decir un/a alumno/a no es más que un/a trabajador/a en su puesto de trabajo que es el aula, y su trabajo es aprender y conseguir su desarrollo personal, al igual que un/a trabajador/a rinde mejor en unas condiciones óptimas el aumento de comodidad y bienestar logrado por un correcto diseño repercute en un mayor rendimiento de las tareas desarrolladas en el ámbito escolar.

BIBLIOGRAFÍA

Hernández, C. (2004): Manual de ergonomía. Incrementar la calidad de vida en el trabajo. Málaga, Agapea.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Ergonomía Educativa en la siguiente dirección: ergonomiaeducativa.blogspot.com

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.



LECTURA 1: LA IMPORTANCIA DE LA ERGONOMÍA EN EL SALÓN DE CLASES







TAMBIÉN PUEDE LEER:

488 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: