ENSEÑAR Y ACONSEJAR, EN 12 PENSAMIENTOS QUE TODO DOCENTE DEBE DE LEER

0 Compartidas en:
0
0
0
0
0

Una de las tareas más importantes de los educadores es el “acompañamiento” de los estudiantes, porque es de persona a persona y porque ayuda a descubrir a cada uno sus riquezas particulares y desarrollar sus habilidades.

Diría Ken Robinson: “…cultivar el talento y comprender que este se expresa de forma diferente en cada individuo”. El buen maestro enseña y aconseja.

Compartimos doce pensamientos, aplicadas al mundo de la educación,  entresacados de las alocuciones del Papa Francisco que esperamos sirvan como estímulo para la creatividad docente, como incentivo a motivarse en la tarea del acompañamiento educativo.

Enseñar y aconsejar, en 12 pensamientos

1. Todo buen educador debe estar preparado para dar buen consejo al que lo necesita y enseñar al que no sabe.

2. El enseñar y el aconsejar se pueden vivir tanto en una dimensión sencilla, familiar, a mano de todos, como en el plano más institucional, organizado, en la escuela.

3. Cuántos niños sufren todavía analfabetismo, falta de instrucción. Es una condición de gran injusticia que socava la dignidad misma de la persona.

4. Una persona sin educación, sin instrucción o sin enseñanza, después se convierten fácilmente en presa de la explotación y de varias formas de malestar social.

5. Educar es restituir la dignidad a los pobres. Hay que llevar la educación a los más desfavorecidos, sabiendo que a través de este camino podrán superar la miseria y las discriminaciones.

6. Muchos educadores a través de un sencillo trabajo y pocas estructuras han sabido restituir la dignidad a muchas personas, formar en valores humanos y orientar también al trabajo.

7. Cuanto más crece la educación, las personas adquieren más certezas y conciencia, que todos necesitamos en la vida.

8. Una buena educación nos enseña el método crítico, que comprende también un cierto tipo de duda, útil para plantear preguntas y verificar los resultados alcanzados, en vista a un conocimiento mayor.

9. Aconsejar a los que tienen dudas equivale, sin embargo, a calmar ese dolor y ese sufrimiento que proviene del miedo y de la angustia que son consecuencias de la duda.

10. Aconsejar es un acto de verdadero amor con el que se pretende apoyar a una persona en la debilidad provocada por la incertidumbre.

11. En algunos momentos nos vienen dudas a todos, pero si busco, estudio, veo o pido consejo sobre qué hacer. ¡Estas son las dudas que hacen crecer!.

12. Como educadores tratemos de practicar la enseñanza y el consejo en el servicio a los hermanos, especialmente a los más necesitados.


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
0
Shares
0 Compartidas en:
Deja un comentario



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR