El Manual de Carreño: descarga gratuita PDF

1 Compartidas en:
1
0
0
0
0
Sabemos que tanto la educación como la cortesía, la urbanidad o los buenos modales se siembran y crecen (inicialmente) en el hogar, y algún tiempo después, con la ayuda de los profesores se consolida en la escuela. El filósofo Platón (S IV a.C.), maestro de Aristóteles, tenía muy claro que “el objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano”. Y este aspecto es tan importante en el desarrollo humano que, según el historiador, crítico social y ensayista escocés Thomas Carlyle, “la educación y la cortesía abren todas las puertas”.

Pero parece que no siempre ha sido fácil enseñar y aprender los buenos modales o las normas de urbanidad. En el siglo IV a. C. Sócrates, profesor de Platón dijo: “Nuestros jóvenes de hoy en día aman el lujo, tienen pésimos modales y desdeñan la autoridad, muestran muy poco respeto por sus superiores y pierden el tiempo yendo de un lado para otro, y están siempre dispuestos a contradecir a sus padres y tiranizar a sus maestros”.

[socialpug_tweet tweet=”Para los padres de familia el enseñar las normas de urbanidad, de convivencia, de buenos modales, para que sus hijos tengan un “buen” comportamiento, no solo lo sienten que es una de sus…” display_tweet=”Para los padres de familia el enseñar las normas de urbanidad, de convivencia, de buenos modales, para que sus hijos tengan un “buen” comportamiento, no solo lo sienten que es una de sus responsabilidades, sino que también los profesores lo sentimos como un reto que cada día nos exige creatividad y mucha, mucha paciencia; sobre todo, para no traspasar o invadir los roles que corresponde a la familia y la que corresponde a la escuela.”]

Lo que sí queda claro es que ambas, familia y escuela, debemos sentir que somos espacios complementarios y debemos hacerlo hablando el mismo idioma, de mutuo consenso. El buen comportamiento y los buenos modales en la escuela evidencian una “buena crianza” en la casa; la práctica de las normas de urbanidad y cortesía en la familia se manifiestan en la vida escolar.

LOS NIÑOS BIEN EDUCADOS EN CASA SE PORTAN BIEN EN LA ESCUELA

Ordinariamente los buenos modales y las reglas de “comportase bien” se aprenden de manera verbal (o por señas), o por imitación, y por relación directa del niño con sus progenitores. Y luego de ese aprendizaje natural, los recibimos en las escuelas. Y es aquí, donde los profesores debemos reflexionar sobre el cómo colaborar en la consolidación y formación en valores de los niños y niñas que nos confían los padres de familia: incluso ayudándoles (en algunas instituciones educativas) con reuniones de información, coordinación y las Escuelas de Padres. Recordemos que “un rey puede hacer un noble, pero no puede hacer un caballero” (Edmund Burke).

LOS PADRES Y LOS PROFESORES DEBEN REMAR EN LA MISMA DIRECCIÓN

Los futuros hombres y mujeres de nuestras sociedades necesitan padres de familia que sepan que “la base de la urbanidad, de la buena educación, es moral…”, y profesores educados en una excelente, seria y responsable formación inicial docente. Ambos son referentes naturales de fortaleza emocional y resiliencia; de carácter y generosidad, de justica y de magnanimidad, de responsabilidad y de tolerancia, … Consideramos que los agentes educativos que apoyan y apoyarán la consolidación de la urbanidad y las buenas maneras de comportarse de los niños y jóvenes, deben de preparase para esta tarea.

PADRES, EDUQUEN CON SU EJEMPLO, CON AMOR. DESTIERREN TODO ODIO O RESENTIMIENTO

[socialpug_tweet tweet=”Los niños y jóvenes necesitan padres de familia y profesores que sean capaces de usar todos los recursos educativos para evitar que no se extienda una generación digitalizada, temerosa…” display_tweet=”Los niños y jóvenes necesitan padres de familia y profesores que sean capaces de usar todos los recursos educativos para evitar que no se extienda una generación digitalizada, temerosa, incompetente, manipulada, superficial, sometida, sin estima personal, sin claridad en los valores, en búsqueda de una felicidad descartable, … como la que considera el profesor alemán Josef Kraus en su artículo:”]

CRÍTICA AL SISTEMA EDUCATIVO ACTUAL: «¡ABAJO CON LA PEDAGOGÍA PELUCHE!»

Como un recurso para ayudarnos en este desafío educativo, existe desde hace más de un siglo el “MANUAL DE URBANIDAD Y BUENAS MANERAS” o “MANUAL DE URBANIDAD Y BUENAS MANERAS DE CONSULTA INDISPENSABLE PARA NIÑOS, JÓVENES Y ADULTOS” o MANUAL DE URBANIDAD Y BUENAS MANERAS PARA JÓVENES DE AMBOS SEXOS o MANUAL DE CARREÑO, escrito en España en 1853 por Manuel Antonio del Rosario Carreño Muñoz, político y escritor venezolano (1812-1874). Este compendio ha sido considerado (por muchos años) como “una alternativa para encontrar una orientación que permita integrar esfuerzos y creatividad, a fin de modelar la “urbanidad”, por “medio de un atento estudio de las reglas de la urbanidad, y por el contacto con las personas cultas y bien educadas”. Escrito con la finalidad de enseñar al individuo en el manejo de las buenas costumbres, que consideró fundamental para la educación. (cf WIKIPEDIA).

Aquí tenemos un texto impreso por la Tipografía Mogollón (Cartagena), y que puede ser DESCARGADO, por motivos únicamente educativos, desde este enlace: COMPENDIO DEL MANUAL DE URBANIDAD Y BUENAS MANERAS

Esta obra fue, durante mucho tiempo, declarada en diversos países hispanoamericanos, como un libro de texto para las escuelas públicas, con la finalidad de aprender las normas de urbanidad, como virtud o manifestación de virtud: reflejo exterior de realidades interiores, con la intención de integrar positivamente a los niños y jóvenes en la vida ciudadana. Cf EL MANUAL DE URBANIDAD Y BUENAS MANERAS DE MANUEL ANTONIO CARREÑO.

 “El libro comienza con tres capítulos introductorios, “Deberes morales del hombre”, en donde desarrolla esas obligaciones para con Dios, para con la sociedad, para con nuestros padres, para con la Patria, para con nuestros semejantes y para con nosotros mismos, por el solo hecho “de formar parte del género humano”.

“El manual se divide en “Deberes morales del hombre” y “Urbanidad”. Cada uno contiene capítulos donde se dan a conocer las lecciones aplicables en distintas situaciones y espacios. También contiene subcapítulos donde se presenta y se jerarquiza lo contenido en el capítulo. Esta estructura facilita la lectura del manual, ya que, si se necesitaba consultar un dato en específico, por ejemplo: modales en la mesa. No era necesario leer todo el manual, sino que, por medio de la consulta del índice, el lector encuentra lo que necesita en “Urbanidad”.

Al inicio de cada capítulo y subcapítulo, se justifica la existencia de esa regla y se concluye con la presentación de las normas. Algunas ediciones del manual contienen imágenes, que ilustran la norma o sugieren algún movimiento corporal adecuado para la situación.” (cf WIKIPEDIA).

Compartimos, por motivos únicamente educativos y de formación permanente este enlace: DESCARGAR EL MANUAL DE CARREÑO

Ponemos a su consideración la oportunidad para leer o releer (y mejor con su comunidad educativa) el Manual de Carreño, y aunque para algunos sea “un libro pasado de moda, una reliquia de la antigüedad”, nos permitimos compartirlo en dos versiones (con propiedad intelectual), que nos ayuden al conocimiento, juicio y diálogo reflexivo de los profesores y padres de familia, (y de los estudiantes), esperando que sepamos aprovechar su mensaje. Una de las cualidades de este manual es su lenguaje positivo, familiar y simple. Quizá sus consejos puedan ser (todavía) útiles en este tiempo de la velocidad digital, de nuevos referentes de comportamiento, de héroes imaginarios que inundan las pantallas salas de proyección, de computadores y móviles…; descartando aquellas que ya no van (o ya fueron); y mejorar aquellas puedan ser puestas en valor.

¿Qué opina Usted de la lectura del MANUAL DE URBANIDAD Y BUENAS MANERAS ¿Cree que puede ser útil, hoy, su contenido? ¿Cree que sería importante o es posible actualizarlo? ¿Qué manual, compendio o reglamento sobre urbanidad y buenas costumbres usa su comunidad educativa?

“La educación no se hereda, se conquista” (André Malraux)

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

MATERIAL DE DESCARGA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.


DESCARGA: EL MANUAL DE CARREÑO: DESCARGA GRATUITA PDF
DESCARGA: COMPENDIO DEL MANUAL DE URBANIDAD Y BUENAS MANERAS



Total
1
Shares
1 Compartidas en:
Deja un comentario



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR