“El discurso del rey”, una película que enseña sobre el liderazgo, el coraje y la superación personal, así como también muestra el miedo, la inseguridad y la ansiedad de las personas que sufren algún trastorno en la comunicación

196 Compartidas
196
0
0
0
0

       


El discurso del rey es una película británica del año 2010, dirigida por Tom Hooper y protagonizada por Colin Firth, Óscar al mejor actor por su interpretación de Jorge VI, Geoffrey Rush y Helena Bonham Carter. La película contó con el aplauso del público y de la crítica, que alabaron la calidad interpretativa de sus actores. Pero además del brillante trabajo interpretativo, debemos destacar la importancia de los decorados, del vestuario… que dibujan escenas que nos trasladan a la época del propio Jorge VI.

El discurso del rey nos acerca a lo más íntimo de un personaje histórico: el rey Jorge VI del Reino Unido, y lo hace de forma magistral. Su impecable guion y su gran calidad artística y cinematográfica le valieron a la película el Óscar al mejor guión y a la mejor película, entre otros galardones. En definitiva, un excelente trabajo que nos acerca a un problema bastante olvidado por el cine: la tartamudez.

A través de un personaje histórico, nos adentramos en la inseguridad y la ansiedad que acompañan a las personas que sufren este trastorno de la comunicación. El miedo a hablar en público, la ansiedad que conlleva y las rudimentarias técnicas de la época harán de Jorge VI un hombre inseguro, lleno de temores. Unos fantasmas que harán que se sienta incapaz de dar un discurso a la altura de su condición de duque y, posteriormente, de rey.

Vea la película completa

Con la ayuda de un peculiar logopeda, Lionel Logue, Jorge VI comenzará una terapia que, más allá de ayudarle con su problema comunicativo, le hará entablar una fuerte amistad con Logue y le permitirá sacar a la luz sus temores más profundos. Al mismo tiempo, los espectadores asistimos a un lado más humano de la realeza y disfrutamos con los desafíos que propone Logue, adentrándonos no solo en los problemas derivados de la tartamudez, sino también en la historia del siglo XX. Sin sobresaltos, elegante y amena, así es El discurso del rey; una película que, nunca mejor dicho, nos dejará sin palabras.

Lo que podemos aprender de “El Discurso del Rey”
1. Cree en ti

Bertie, como niño, fue objeto de burlas o desprecio por los hombres más poderosos de su familia. El entorno refuerza el complejo y Bertie consolida la creencia de que nunca podrá curarse.

Como muchos oradores principiantes a los que les cuesta hablar con autoridad, el rey tuvo que superar esa falta de autoconfianza. La persistencia y la medición del progreso es el secreto para recorrer ese camino.

2. Admite que necesitas ayuda

El ego del rey se pone a prueba en esta historia. Tuvo que dejarse aconsejar por su mujer, Elisabeth, y dejarse tratar por el especialista, Logue.

Ninguna persona se convierte en una gran oradora por sí sola. Y ya sabes que nosotros no creemos en lo de la oratoria genética. Todo se aprende, solo tienes que confiar en los expertos que estamos ahí para ayudarte.

3. Échale horas

En un momento de la película, Bertie se da cuenta de que tiene que dedicarse en serio a las tareas e invertir gran parte de su tiempo a los ejercicios de Logue. Es entonces cuando empieza el progreso.

Bertie aprende que no hay atajo alguno ni fórmula mágica, la preparación es el único camino al éxito.

4. Impulsa tu crecimiento en cada experiencia.

Jorge VI tuvo que descubrir que para mejorar tenía que enfrentarse a la situación que le aterrorizaba, aprovechar cada oportunidad para exponerse y practicar.

Porque, ¿cómo se aprende a hablar en público? Pues hablando en público. Nada mejora más las competencias que ponerlas a trabajar en su contexto. La teoría está bien, enriquece el intelecto pero no desarrolla la habilidad. Por eso en nuestras formaciones todo se hace con prácticas.

5. No escondas quien eres

Bertie partía de un punto muy complicado, con muchas dificultades, pero en unos de sus primeros logros fue capaz de superar la retransmisión en vivo por radio a más de 50 países.

Y no lo hizo perfecto, pero enamoró a la gente. Su tartamudeo lo humanizó y la gente comprendió su espíritu de superación viéndolo como un héroe.

Así que mi mejor consejo cuando trabajo con mis clientes es mejorar desde el propio estilo. Imitar, querer convertirte en quien no eres, no funciona. Genera un distanciamiento (en el mejor de los casos) con la audiencia. Por eso ser auténtico es lo mejor que puedes ofrecer a tu audiencia.

El discurso del verdadero rey – Rey Jorge VI – 3 de septiembre de 1939

Si en estos días quieres visionar (o revisionar) esta película te servirá para reforzar estas enseñanzas y, espero, que un impulso de motivación para mejorar tus habilidades.

Siempre es interesante fijarse en aquellos que tuvieron que recorrer nuestro mismo camino. Y “El Discurso del Rey” es un gran ejemplo de cómo la persistencia y el trabajo bien dirigido acaba dando sus frutos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por La Mente es Maravillosa y Speakers Lab

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.



LECTURA 1: DISCURSO DEL REY – PELÍCULA COMPLETA





199 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: