Técnicas y estrategias didácticas para mejorar tus clases virtuales

4K Compartidas
4K
0
0
0
0
Aunque tiene bastantes puntos en común con la enseñanza tradicional o presencial, la educación virtual requiere otro tipo de técnicas y herramientas para que ofrezca los resultados esperados.
Ser un docente online no es solo cambiar una clase presencial por una online, enviar documentos electrónicos o crear foros para mostrar información adicional a la clase. Un tutor virtual debe reinventarse para aprovechar las herramientas que ofrece la tecnología, y, en muchos casos, debe diseñar nuevas tácticas que permitan un mejor aprendizaje en un medio virtual.

Si bien el aprendizaje en línea no es nuevo, a veces, las herramientas que usa el profesor quedan limitadas a los correos o diseño de evaluaciones. Mantener y diseñar estrategias dentro de la educación virtual es un aspecto que no se debe olvidar.

En esta oportunidad les traemos con motivos educativos cinco ideas presentadas y publicadas en el Blog Elerning Fácil y cinco técnicas publicadas en el Blog Elerning Masters que muestran algunos tips para mejorar las clases virtuales cuando eres un profesor online. Esperamos que esta publicación les sea de utilidad.

Estrategia didáctica 1: Recopila de información en las plataformas

Las plataformas online tienen la facilidad de estar sumergidas en el mar de la hipertextualidad. Como estrategia, antes o después de impartir una lección, crea módulos en los que el alumno deba indagar, analizar o comparar la información para establecer una opinión personal.

Una buena idea es que, como docente, hagas preguntas en los foros para asignarle recompensas o puntuaciones adicionales al primero que conteste. Esto generará que el alumno se interese por estar constantemente revisando la plataforma para mejorar sus calificaciones. Genera condecoraciones (en Moodle se llaman Insignias) que el alumno pueda compartir tanto en redes sociales como laborales.

También podrías recomendarles links de revistas especializadas a tus alumnos y hacer evaluaciones basadas en los últimos aspectos descubiertos en el área de las lecciones. Recuerda que esto puede ser un arma peligrosa porque si bien mantienes al alumno al día, requiere que tú también los estés. Deberás revisar constantemente tu contenido para que las lecciones sean actuales y no se vean arrastradas por nuevas teorías o contenidos.

Estrategia didáctica 2: Haz acuerdos con tus estudiantes

En muchos casos el alumno se siente desmotivado porque la información de un curso en línea le parece genérica y no responde a sus intereses o necesidades. En este sentido la intervención del docente puede ser trascendental para evitar la deserción. Una buena estrategia es diseñar lecciones adaptados al estudiante. Si bien debes tener una columna vertebral que garantice la calidad del curso, ten cierta flexibilidad para incluir las inquietudes del alumno dentro del programa y las evaluaciones. Además, podrías tener un buzón de sugerencias en el cual los navegadores de internet puedan proponer cursos o carreras. No seas discreto cuando lo hagas. Anuncia tu aula virtual como un sitio que se adapta a las necesidades de los internautas.

Estrategia didáctica 3: Invita a expertos a tus clases

Es mucho más sencillo que una persona pueda conectarse a un ordenador (computadora) que trasladarse a un espacio determinado. Aprovecha esta facilidad,  lleva a tus aulas virtuales todo tipo de profesionales en el área que ofreces. Como docente, encárgate de contactar a expertos que amplíen teórica y prácticamente el contenido. Puedes recopilar una serie de preguntas para que sean respondidas por los profesionales o invitarlos a videoconferencias. En caso de que optes por la segunda opción, procura grabar a tu invitado para que los alumnos puedan revisarlas posteriormente.

Estrategia didáctica 4: Convierte a tus estudiantes en orientadores

Una de las mejores formas de aprender es enseñar. Un profesor debe ser un experto manejando el contenido. El hecho de orientar a otra persona hace que sientas una mayor necesidad en apropiarse del material. Una buena estrategia es involucrar a los alumnos más avanzados con la formación de los nuevos ingresos. Propón evaluaciones en las cuales tus alumnos deban generar pruebas, hazlos tutores de otros trabajos o crea asignaciones en las que deban innovar formas para explicar el contenido visto y hazlas públicas.

Estrategia didáctica 5: Cuelga los trabajos de tus estudiantes

No seas el único que tenga acceso a las entregas de tus estudiantes virtuales. Comparte los trabajos y utilízalos para que los nuevos alumnos puedan superar a los antiguos. Crea foros y discusiones en los que puedan comentar las asignaciones de otros e incluso que los autores puedan subir sus notas mejorando el contenido. Si consideras que tus estudiantes pudiesen ofenderse, no olvides que esta puede ser una herramienta totalmente anónima.

Recuerda que todas las estrategias deben tener en su esquema elementos que motiven al alumno ya que es muy común que los estudiantes deserten por falta de estímulos. Atrévete a crear nuevos métodos de evaluación o de presentación de la información adecuado al contenido y tipo de alumno que sueles tener.

Técnicas y estrategias de enseñanza virtual

Nuestro compromiso como docentes es desarrollar en nuestros estudiantes competencias que les permitan responder a las exigencias del mercado laboral y social. ¿Entonces qué técnicas y estrategias de enseñanza virtual se deben implementar para que los estudiantes construyan un aprendizaje significativo?

La enseñanza virtual, una cuestión de didáctica:

La planificación y organización del contenido y desarrollo de un curso virtual como una adecuada implementación de las TIC en espacios virtuales son procesos esenciales para que el curso en línea promueva el compromiso del estudiante con su aprendizaje y finalice el curso.

Para lograr este objetivo, de primero será necesario que definas la didáctica que implementarás en tu curso. La didáctica es una disciplina que se ocupa de las técnicas y métodos de enseñanza para que esta sea efectiva y que sirve de apoyo a los docentes para seleccionar y desarrollar contenidos.

Esto permite además hacer un análisis previo del contexto de los alumnos en general y de cada individuo en particular. En otras palabras, la didáctica nos ayuda a que los conocimientos alcanzados por los alumnos se interioricen y puedan ser aplicados en su vida diaria.

Una didáctica basada en estrategias:

En un entorno virtual de aprendizaje, los componentes que interactúan en el acto didáctico son: el docente, el estudiante, el contenido o materia y el contexto del aprendizaje.

Todos estos elementos, en conjunto, conforman las estrategias didácticas que se componen en dos grandes grupos.

Las estrategias de aprendizaje que consisten en un procedimiento o conjunto de pasos o habilidades que un estudiante adquiere y emplea de forma intencional como instrumento flexible para aprender significativamente y solucionar problemas y demandas académicas.

No obstante, las que nos interesan con especial atención son las estrategias de enseñanza, que son todas aquellas ayudas planteadas por el docente, que se proporcionan al estudiante para facilitar un procesamiento más profundo de la información.

Pero entonces puedes preguntarte: ¿qué estrategias de enseñanza aplicar en un curso virtual?

Ser un docente virtual requiere ser un “especialista en la materia de estudio”, pero también ser “especialista en la aplicación del contenido”. A continuación, encontrarás las estrategias didácticas que te ayudarán, según tus objetivos, en la organización de tu curso:

Estrategias centradas en la individualización de la enseñanza:

Se refiere a la utilización de técnicas que se adaptan a las necesidades e intereses del estudiante. Las herramientas que brinda el entorno permiten que se eleve la autonomía, el control del ritmo de enseñanza y las secuencias que marcan el aprendizaje del estudiante.

Estrategias para la enseñanza en grupo, centradas en la presentación de información y la colaboración:

Parte de la construcción de conocimiento grupal a partir de información suministrada. Intervienen dos roles: el del expositor que puede ser el docente, un experto o un estudiante y; el grupo receptor de la información.

Este último tendrá la responsabilidad de realizar actividades en forma individual que después compartirá al grupo en forma de resultados.

Estrategias centradas en el trabajo colaborativo:

Se basa en la construcción de conocimiento en forma grupal empleando estructuras de comunicación de colaboración. Los resultados serán siempre compartidos por el grupo, donde es fundamental la participación activa de todos los miembros de forma cooperativa y abierta hacia el intercambio de ideas del grupo.

El docente brindará las normas, estructura de la actividad y realizará el seguimiento y la valoración.

¿Cómo definir las técnicas?

Una vez que has definido la estrategia que implementarás es necesario que determines las técnicas que potencializan el contenido. Si bien hay muchas técnicas innovadoras, no significa que todas ellas sean factibles para tu curso.

A continuación, te comparto un listado de las técnicas que puedes implementar y que motivarán el aprendizaje en tu curso:

  • Glosarios colaborativos: fomenta el pensamiento crítico, el trabajo colaborativo y la valoración de ideas. Tomar en cuenta la cantidad de estudiantes.
  • Subgrupos de discusión: implica la discusión para la construcción del conocimiento entre los participantes. Las conclusiones o resultados pueden exponerse en un foro o proponer un debate.
  • Preguntas y premios: consiste en asignar algún tipo de puntuación como práctica para un examen. Aleatoriamente, el docente coloca una pregunta en un foro, el primer estudiante que responda correctamente puede recibir algún tipo de premio.
  • Lluvia de ideas: se utiliza para la apertura de foros de diagnóstico o inducción a un tema en particular. Los estudiantes comparten el conocimiento que poseen sobre un tema y el facilitador concluye para generar una síntesis sobre el mismo.
  • Portafolio: individualmente, en la plataforma Moodle se propone utilizar WIKI. El uso del portafolio girará en torno a la resolución de actividades generales, para las que los estudiantes irán creando nuevas páginas en su “Wikicuaderno” personal.

Estas son tan solo algunas técnicas que puedes desarrollar en tu curso. Otras que puedes tomar en cuenta son: controversia estructurada, entrevista o consulta pública, estudio de casos, rueda de ideas, apuntes de grupo, contrato de aprendizaje y muchas más.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Elerning Fácil y Elerning Masters





SÍGANOS EN YOUTUBE:
Conecte de manera rápida y eficiente.

4K Compartidas
2 comments
  1. Todo muy bonito pero no veo como pueda ayudar a clases de matemáticas de prepa, al menos que sólo se busque (y con dificultad) un aprendizaje básico, lo cual se aleja de las expectativas de calidad deseadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: