Seis factores y ocho recomendaciones para erradicar el acoso escolar

231 Compartidas
231
0
0
0
0
La UNESCO ha publicado un informe con datos cuantitativos y cualitativos extraídos de una serie de encuestas elaboradas en 144 países y territorios, que han intentado e intentan acabar con el acoso escolar. En esas estadísticas se confirma que “casi uno de cada tres estudiantes (32%) ha sido intimidado por sus compañeros en la escuela al menos una vez en el último mes y una proporción similar se ha visto afectada por la violencia física.

[…] La intimidación física es la más frecuente en muchas regiones, con la excepción de Norteamérica y Europa, donde es más común la intimidación psicológica. El acoso sexual es el segundo más común en muchas regiones. La violencia escolar y la intimidación afectan tanto a los alumnos como a las alumnas. El acoso físico es más común entre los niños, mientras que el psicológico es más frecuente entre las niñas. Además, aumentan también el acoso en línea y por teléfono móvil, dice el Informe”. El informe (en inglés), que “demuestra que, a pesar de la gravedad del problema, algunos países han hecho progresos significativos para reducir o contener el flagelo”. lo puede descargar aquí: DETRÁS DE LOS NÚMEROS: PONER FIN A LA VIOLENCIA Y EL ACOSO ESCOLARES,

Consideramos que para dialogar es importante tener claros los significados de los términos que usamos cuando hablamos sobre el acoso escolar o bullying, dada la amplia difusión (y algunas no tan serias). Entendemos que ACOSO ESCOLAR es tanto la violencia física, psicológica como sexual, entre compañeros de estudio, tanto dentro como fuera de la escuela.

Y precisamos: la VIOLENCIA FÍSICA como los ataques físicos, las peleas físicas, los castigos corporales y el acoso; la VIOLENCIA PSICOLÓGICA que incluye el maltrato verbal, el abuso emocional, la exclusión social y psicológica y la intimidación; y la VIOLENCIA SEXUAL que incluye tanto el intento como la consecución de actos sexuales sin consentimiento, contacto no deseado y acoso sexual. Le recomendamos ampliar esta información con este artículo que incluye el ciberbullying: Los 6 tipos de acoso escolar: físico, psicológico, verbal, sexual, social y ciberbullying

¿Manejan todos los miembros de su comunidad educativa el mismo concepto sobre el acoso escolar? ¿Cuánto se ha hecho para erradicar este “monstruo invisible” de algunos estudiantes? ¿Cuánto daño, cree Usted que hace el silencio, la indiferencia o la falta de planificación para erradicar el acoso de su ambiente educativo?

En las escuelas donde “se aplica la “Inteligencia Emocional” no hay problemas de conducta y mejoran las notas. Previene el bullying, la depresión y mejora los valores en alumnos. También hay efectos -sostiene Begoña Ibarrola- como la disminución del consumo drogas o tendencias suicidas”. BEGOÑA IBARROLA: APLICAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL PREVIENE EL ‘BULLYING’ Y EL CONSUMO DE DROGAS

El deseo de prevenir el acoso escolar y educar para su erradicación como una tarea ineludible de todos y cada uno de los miembros de una comunidad educativa, puede ayudar muchísimo a crear un ambiente propicio para el aprendizaje y crecimiento integral de todos. Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO, sostiene que el trabajo corporativo y responsable, puesto en práctica en los países que han logrado disminuir el acoso escolar, han sido el armonizar un fuerte liderazgo político y “otros factores como la formación, la colaboración, la información y el seguimiento”.

Según el informe de la UNESCO los factores que han reducido el acoso y la violencia escolar, son estos:

  1. Compromiso de promover un clima escolar y un entorno de aula seguros y positivos
  2. Sistemas eficaces de denuncia y seguimiento de la violencia y el acoso escolares
  3. Programas e intervenciones basados en datos empíricos
  4. Formación y apoyo a los docentes
  5. Respaldo y orientación al alumnado afectado
  6. Empoderamiento y participación de los estudiantes

¿Qué le parece si los socializa y dialoga en su escuela, los mejora, los enriquece, los adapta, o toma alguno de ellos? ¿Queremos hacer realidad que todos los niños, niñas y jóvenes tengan derecho a un entorno de aprendizaje seguro, inclusivo y eficaz? SI Usted cree necesario concienciar sobre la gravedad del acoso escolar, le sugerimos este artículo: “SI NO ERES PARTE DE LA SOLUCIÓN, ERES PARTE DEL PROBLEMA”

Todos sabemos lo importante que es la prevención del acoso y la violencia escolar. Necesitamos actuar con herramientas cada vez más experimentadas para erradicar el acoso escolar porque tiene un profundo efecto negativo significativo en la salud mental, la calidad de vida y el rendimiento académico de nuestros estudiantes

La UNESCO afirma que “los estudiantes que sufren estas vejaciones son casi tres veces más propensos a sentirse como extraños en la escuela y faltan a clase más del doble que aquellos que no sufren acoso, señala el informe. Además, obtienen peores resultados educativos y tienen también más probabilidades de abandonar la educación formal después de terminar la Secundaria”.

¿Deseamos “tomar el toro por las astas” y trabajar comunitariamente por un ambiente escolar más respirable, amigable y seguro? Si la respuesta es sí, y esa va unida al deseo de aprender de experiencias exitosas y de inventar caminos propios, les invitamos a conocer, socializar y ponderar estas recomendaciones para erradicar el acoso escolar de nuestros ambientes:

  1. Asegurar la existencia de legislación para salvaguardar los derechos de los niños y que se formalicen y cumplan políticas para prevenir y responder al bullying.
  2. Mejorar la disponibilidad de información precisa y fiable sobre la problemática e implementar proyectos de prevención y erradicación basados en evidencias de investigaciones.
  3. Formar y apoyar a los docentes para prevenir y responder ante el bullying.
  4. Promover proyectos de erradicación de la violencia escolar que impliquen y comprometan a toda la comunidad educativa, incluyendo estudiantes, maestros, personal escolar, padres y autoridades locales.
  5. Proporcionar información y apoyo a los estudiantes para que puedan hablar libremente si sufren acoso escolar y afrontar el problema.
  6. Promover la participación del alumnado para prevenir y responder a la violencia escolar y la intimidación.
  7. Respaldar de forma prioritaria a los niños y niñas que son especialmente vulnerables al acoso, ya sea por su raza, etnia, discapacidad, género u orientación sexual.
  8. Establecer un sistema de denuncias y mecanismos de asesoramiento para los afectados.

Estos factores y recomendaciones para reducir el acoso escolar han sido extraído de la publicación CÓMO ELIMINAR EL BULLYING, SEGÚN LA UNESCO.

Sabemos que estos factores, que han ayudado a algunos países  para reducir el acoso escolar, y estas recomendaciones, no son la panacea, pero comencemos por mentalizarnos comunitariamente que debemos planificar, implementar, escuchar y conocer otras iniciativas para promover una cultura de prevención e información sobre el acoso escolar con el apoyo y compromiso (según su edad, rol y formación) de los niños, niñas, adolescentes, padres de familia, personal docente, administrativo y de apoyo, para que no nos gane la maldad, la violencia, el egoísmo, la prepotencia, … que son sagaces como las serpientes venenosas, y hacen tanto daño a la tarea educativa.

“La dignidad de uno puede ser asaltada, vandalizada y burlada, pero nunca te la podrán quitar a menos de que te rindas” (Michael J. Fox).


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



234 Compartidas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



You May Also Like