Papa Francisco: Sobre la inclusión real de las personas con discapacidad

54 Compartidas
54
0
0
0
0

       


La Asamblea General de las Naciones Unidas en 1992 instituyó el 03 de diciembre como Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y la UNESCO ha propuesto algunas estrategias para la inclusión que faciliten la realización plena y completa de los derechos humanos de todas las personas que presentan alguna deficiencia física, intelectual o sensorial que a largo plazo afectan su forma de interactuar y participar plenamente en la sociedad. “Las personas con discapacidad a menudo tienen dificultades para acceder a servicios, educación u oportunidades de empleo. […] Si bien la pandemia de COVID-19 ha generado una crisis humana sin precedentes, también ofrece una oportunidad para repensar la inclusión de la discapacidad”. UN MUNDO MÁS ACCESIBLE Y SOSTENIBLE: LA RESPUESTA A LA COVID-19 (CORONAVIRUS) INCLUSIVA RESPECTO DE LA DISCAPACIDAD

Muniba Mazari, activista, artista presentadora, modelo, cantante y oradora motivacional paquistaní, Embajadora Nacional de ONU Mujeres Pakistán opina: “Por primera vez, el mundo ha experimentado el autoaislamiento. Y yo sé exactamente cómo se siente: hace 12 años que uso una silla de ruedas” […] “Seamos más amables y más abiertos con los demás. Este es el momento de ser más considerados y mostrar más empatía” (cf Ibidem). «La inclusión o la exclusión de la persona que sufre al costado del camino define todos los proyectos económicos, políticos, sociales y religiosos. Enfrentamos cada día la opción de ser buenos samaritanos o indiferentes viajantes que pasan de largo» (FT, 69).

Sabemos que la palabra es una herramienta y con ella se pueden construir grandes proyectos y también derribar barreras, de allí la importancia de la palabra en el trato hacia las personas con alguna discapacidad. Por eso es conveniente saber que “en ciertos ámbitos, términos como «discapacitados», «ciegos», «sordos», etcétera, aún empleándose correctamente, pueden considerarse despectivos o peyorativos, ya que para algunas personas dichos términos «etiquetan» a quien padece la discapacidad, lo cual interpretan como una forma de discriminación. En esos casos, para evitar conflictos de tipo semántico, se usan a veces las expresiones «personas con diversidad funcional» o «personas con discapacidad» (Wikipedia)“.

DISCAP, el portal de las personas con discapacidad, afirma que aunque existen términos que se encuentran en el diccionario, no deben utilizarse, como minusválido, minusválida. Y es mejor entender que algunas personas no son discapacitadas ni minusválidas, “sino que tiene una discapacidad específica, que podrá limitar en algún aspecto el desarrollo de algunas de las tareas cotidianas de su vida. Pero gracias a las ayudas técnicas, productos de apoyo, y al diseño para todos, poco a poco, esas discapacidades lo son menos. Como dicen expertos en el campo de la accesibilidad y la discapacidad “a veces la discapacidad no está en nosotros, sino en el entorno”, que no es el adecuado, y que nos pone límites o barreras”. LA IMPORTANCIA DE LA PALABRA EN EL TRATO HACIA PERSONAS CON DISCAPACIDAD, NO MINUSVÁLIDOS

Como educadores, es importante y necesario tener en cuenta que nuestra tarea en las aulas y fuera de ellas, es también el cuidar y acompañar a algunos estudiantes con discapacidad, preparándonos en el manejo profesional -de acuerdo a nuestra tarea docente-, de los trastornos del proceso enseñanza-aprendizaje y de las limitaciones físicas que pudieran tener alguno(s) de nuestros estudiantes. Nuestro acompañamiento docente nos exige actualizarnos en el uso de las tecnologías actuales, “pero sin absolutizarlas”; haciéndonos cargo de “las situaciones de marginalidad con fuerza y ternura; caminar con ellos y “ungirles” de dignidad para que participen activamente en la comunidad civil y eclesial. Es un camino exigente y también fatigoso, que contribuirá cada vez más a la formación de conciencias capaces de reconocer a cada uno de nosotros como una persona única e irrepetible”. “Se han hecho grandes progresos para las personas con discapacidad en el ámbito de la medicina y del bienestar, pero todavía hoy constatamos la presencia de la cultura del descarte y muchos de ellos sienten que existen sin pertenecer y sin participar”. Cf MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO POR EL DÍA MUNDIAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

El Papa Francisco en su Discurso al Cuerpo Diplomático (12/01/2015), afirmó que debemos ser conscientes de los numerosos “exiliados ocultos” que viven en nuestros hogares, en nuestras familias y en nuestras sociedades. Y es por eso que, en esta oportunidad, como un posible recurso para nuestra tarea educativa, compartimos algunos pensamientos que podrían ser de utilidad para nuestros encuentros presenciales o virtuales, en los cuales tengamos que tratar el tema de la inclusión real de las personas con discapacidad.

DIÁLOGO DEL PAPA A NIÑOS CON DISCAPACIDAD EN COLOMBIA (05´ 20”)

Nos hemos permitido, libremente tomar algunos pensamientos que el Papa Francisco ha expresado con ocasión del Día de la Persona con Discapacidad en los años 2020 (cuyo lema es «Reconstruir mejor: hacia un mundo post Covid-19 que incluya la discapacidad, accesible y sostenible») y 2019:

  • “Para la cultura del descarte, difundida en nuestro tiempo, «partes de la humanidad parecen sacrificables en beneficio de una selección que favorece a un sector humano digno de vivir sin límites. Nse considera ya a las personas como un valor primario que hay que respetar y amparar, especialmente si son pobres o discapacitadas”.
  • “La cultura del descarte afecta principalmente a los sectores más frágiles, entre los que se encuentran las personas con discapacidad”.
  • “En los últimos cincuenta años la conciencia de la dignidad de cada persona ha aumentado, lo que ha llevado a tomar decisiones valientes para la inclusión de cuantos padecen una limitación física y/o psíquica. Sin embargo, todavía subsisten en el sustrato cultural demasiadas expresiones que contradicen de hecho este enfoque, debido a una mentalidad narcisista y utilitarista”,
  • “Hoy se constatan actitudes de rechazo que conducen a la marginación, sin considerar que, inevitablemente, la fragilidad pertenece a todos”. 
  • “En realidad, hay personas con discapacidades incluso graves que, aun con gran esfuerzo, han encontrado el camino hacia una vida buena y rica de significado, como hay muchas otras “normalmente dotadas” que sin embargo están insatisfechas, o a veces desesperadas”. 
  • “La vulnerabilidad pertenece a la esencia del ser humano”. 
  • “Es importante promover una cultura de la vida, que afirme continuamente la dignidad de cada persona, en particular en defensa de los hombres y mujeres con discapacidad, de cualquier edad y condición social”.
  • “La pandemia que estamos viviendo ha puesto en evidencia aún más las disparidades y las diferencias que caracterizan nuestro tiempo, sobre todo en detrimento de los más débiles”.
  • «El virus, si bien no hace excepciones entre las personas, ha encontrado, en su camino devastador, grandes desigualdades y discriminación. ¡Y las ha incrementado!».
  • “Una primera «roca» sobre la que se deba edificar nuestra casa es la inclusión”. 
  • “De hecho, a menudo nos encontramos en el camino de la vida con personas heridas, que en ocasiones llevan precisamente los rasgos de la discapacidad y la fragilidad”.
  • “La inclusión debería ser la «roca» sobre la que las instituciones civiles construyan programas e iniciativas, para que nadie quede excluido, especialmente quienes se encuentran en mayor dificultad. La fuerza de una cadena depende del cuidado que se dé a los eslabones más débiles”.
  • “Deseo que se pongan a disposición de quienes los necesitan, en cuanto sea posible gratuitamente, incluso a través de las nuevas tecnologías, que han demostrado ser tan importantes para todos en este período de pandemia”. 
  • «[Asumamos] actitudes y acciones de solidaridad y servicio hacia las personas con discapacidad y hacia sus familias. El objetivo está en que lleguemos a dejar de hablar de “ellos” y lo hagamos sólo de “nosotros”».
  • “Para “reconstruir mejor” nuestra sociedad es necesario que la inclusión de quienes son más frágiles comprenda también la promoción de su participación activa”.
  • «Peor que esta crisis, es solamente el drama de desaprovecharla» 
  • “Animo a cuantos, cada día y a menudo en el silencio, se sacrifican en favor de las situaciones de fragilidad y discapacidad. Que la voluntad común de «reconstruir mejor» pueda desencadenar sinergias entre las organizaciones tanto civiles como eclesiales, para edificar, contra toda intemperie, una “casa” sólida, capaz de acoger también a las personas con discapacidad, porque está construida sobre la roca de la inclusión y de la participación activa”.

La fuente de estas frases, tomadas libremente por la Web del Maestro CMF con fines educativos y de formación permanente, es éste: MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA EL DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD 2020

  • “Pienso en las personas de todas las edades, especialmente en los ancianos, que, también por su discapacidad, a veces se sienten como una carga, como “presencias engorrosas”, y corren el riesgo de ser descartadas, de que se les nieguen perspectivas laborales concretas para participar en la construcción de su propio futuro”.
  • “Estamos llamados a reconocer en cada persona con discapacidad, incluso con discapacidades complejas y graves, una contribución singular al bien común a través de su biografía original”.
  • «Reconocer la dignidad de cada persona, sabiendo que no depende de la funcionalidad de los cinco sentidos» (cf. 11/06/ 2016).
  • “Necesitamos desarrollar anticuerpos contra una cultura que considera algunas vidas de serie A y otras de serie B: ¡esto es un pecado social!”
  • “Tengan el valor de dar voz a quienes son discriminados por su discapacidad, porque desgraciadamente en algunas naciones, todavía hoy, se duda en reconocerlos como personas de igual dignidad, como hermanos y hermanas en humanidad”.
  • “Hacer buenas leyes y derribar las barreras físicas es importante, pero no es bastante, si no cambia también la mentalidad, si no superamos una cultura generalizada que sigue produciendo desigualdades, impidiendo que las personas con discapacidad participen activamente en la vida cotidiana”.
  • “Los prejuicios producen, además de barreras físicas, también limitaciones al acceso a la educación para todos, al empleo y a la participación”.
  • “Una persona con discapacidad, para construirse a sí misma, necesita no sólo existir sino también pertenecer a una comunidad”. 

Estos pensamientos han sido extraídos de: MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA EL DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD 2019

El informe de la Naciones Unidas nos exhorta a tener en cuenta que “la inclusión de la discapacidad dará lugar a una respuesta a la COVID-19 y una recuperación posterior que serán más beneficiosas para todos, al contener más sistemáticamente el virus y permitir reconstruir mejor. Hará que los sistemas sean más ágiles y capaces de responder a situaciones complejas, llegando primero a los más rezagados”. INFORME DE POLÍTICAS: UNA RESPUESTA A LA COVID-19 INCLUSIVA DE LA DISCAPACIDAD

“La vida no es fácil para nadie. Pero ¡qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar alguna cosa, y esa cosa hay que alcanzarla, cueste lo que cueste”. (Marie Curie)



REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF





54 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.