Miguel Salas Díaz

Miguel Salas Díaz: Es posible que los niños que tienen un mal resultado en lectura los tengan también en otras asignaturas

Miguel Salas Díaz (Madrid 1977), se licenció en filología hispánica en la Universidad de La Coruña (España). Ha trabajado como profesor en Valladolid, en cuya universidad se está doctorando en literatura comparada, Nápoles y Urbino. Ahora vive en Manchuria, China, enseñando castellano en la Universidad de Lenguas Extranjeras de Dalian. Con su primer libro de poemas, La luz, ha ganado en 2006 el Premio de Arte Joven de la Comunidad de Madrid.

Ahora enseña en el Colegio Santa María del Pilar de Madrid y en la Universidad Pontificia de Comillas. Además, es traductor, autor de dos libros de poemas, de un álbum infantil traducido a cinco idiomas y de una novela. Durante cinco años fue columnista de La Voz de Galicia. Ha escrito: Las almas nómadas, La luz, Mala Baba “Antología malvada de poesía folklórica infantil española”, Mitos patrióticos “Apuntes sobre la construcción del nacionalismo español en la literatura. del siglo XX”, Ni temeré las fieras y (En) plan lector “Sobrevivir a la adolescencia sin dejar de leer”. (Cf GOOGLE)

La periodista Marta AguirreGómezcorta, entrevistó pata NIUS (10/06/23) al profesor Salas, y por motivos únicamente educativos y de formación permanente, compartimos partes del diálogo, anotando que muchas de las palabras resaltadas en negritas y cursivas, si nuestras; así como indicar que entre corchetes decimos que hemos omitidos partes del texto original. Los temas que tocan, respecto a la lectura relacionados con el quehacer educativo, especialmente con los adolescentes, el gusto de leer, el interés de las obras clásicas y el uso de la lectura digital, entre otros aspectos que pueden ser de su interés. Les sugerimos leer el texto completo de la entrevista en el enlace que indicamos al final, recordando la sabia reflexión del escritor argentino Jorge Luis Borges: “El verbo leer como el verbo amar y el verbo soñar no soporta el modo imperativo”

Les invitamos a visualizar el siguiente video de Aprendemos Juntos 2030 del BBVA, en el que el profesor Francesco Tonucci nos dice que debemos enseñar a “aprender a leer o escribir para escribir, no para demostrar que sé escribir, ni para pasar un examen”.

APRENDER A LEER Y ESCRIBIR ES EL MEJOR REGALO PARA TUS HIJOS (05´ 04”)

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA: ¿Por qué los adolescentes abandonan la lectura?

MIGUEL SALAS: “La dejan porque son adolescentes y suelen abandonar actividades más individuales o familiares por la vida social. […] en los tiempos modernos ha aparecido el teléfono móvil que les ofrece un ocio de baja calidad que les exige muy poco esfuerzo y eso les lleva a no tocar un libro”.

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA: ¿Por qué es importante que lean?    

MIGUEL SALAS: “Porque fomenta muchas cosas. Empezando por lo más básico, todas las competencias lingüísticas que tienen efecto en otras asignaturas. Es muy fácil equivocarse al resolver un problema de matemática porque no has entendido el enunciado. Pero, además, la lectura fomenta la interioridad, la empatía, la evasión bien entendida, la capacidad de alejarse de los problemas por un ratito para coger fuerzas…”.

Publicaciones relacionadas:

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA:   … Muchas veces el problema no es solo que no lean, sino que no entienden lo que leen.  

MIGUEL SALAS: “Va unido. Si uno no intenta desarrollar su capacidad de lectura leyendo, acaba teniendo grandes problemas de comprensión. Y a los nueve años eso es fundamental porque es una edad en la que utilizan la lectura para aprender otras materias. Eso hace que los niños que tienen un mal resultado en lectura los tengan también en otras asignaturas”.

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA: ¿Existe alguna fórmula mágica para que los adolescentes vuelvan a leer?   

MIGUEL SALAS: No, si no ya la hubiera patentado y me hubiera hecho rico. Es una combinación de factores compleja pero no difícil. […] Hay una frase que yo digo mucho que es: “Leer para ellos, leer con ellos y leer delante de ellos”. Mientras son pequeñitos hay que leerles. Cuando van cumpliendo hábito lector, crear espacios y momentos en la familia donde se lea y no haya pantallas diferentes, que no esté cada uno con su móvil o su tableta. Y, por supuesto, hay que hablar con ellos de lo que uno está leyendo, de lo que están leyendo ellos; rodearles de libros; llevarles a la librería; hacerles socios de la biblioteca, es decir, que la lectura sea un elemento presente en el día a día. Si los adultos llegamos a casa, agotados del trabajo, y nos ponemos a mirar el móvil o a ver una serie facilona que no nos exija ningún esfuerzo, lo normal es que los niños nos imiten y, entonces, la lectura desaparece de la casa”. […]

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA: Has mencionado antes lo importante que es que los hijos vean a sus padres leer y, sin embargo, hay padres que leen muchísimo y sus hijos no abren un libro.

MIGUEL SALAS: “Es normal porque los que tenemos la edad de ser padres ahora no hemos pasado una adolescencia con un aparatito al lado que nos ofrece una cantidad de ocio prácticamente infinito, de muy mala calidad y que nos exige muy poco esfuerzo. Esto es como todo en la vida. Uno se esfuerza cuando sabe que va a producir un resultado beneficioso o placentero. Sin embargo, niños que no han leído nunca no saben lo que les ofrece la lectura. Lo normal es que se queden con formas de ocio más simplón y más sencillas. […] Hay que estar atentos a que el móvil no les lleve a dejar de hacer cosas importantes, como deporte o lectura”.

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA: ¿Nos tenemos que acostumbrar a que los jóvenes lean a través del móvil o de una tableta?    

MIGUEL SALAS: El móvil no es un dispositivo de lectura, sino de ocio múltiple con un montón de distracciones. […] La lectura exige tiempo, sosiego, profundidad. Y un teléfono móvil ofrece justo lo contrario: dispersión y superficialidad. Evidentemente, podemos leer El Quijote en el móvil, pero el propio dispositivo nos va a llevar a que nos distraigamos constantemente. Por no hablar del efecto de la luz azul, […]”.

Artículos de lectura recomendada:

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA: Muchos adolescentes se excusan de que no leen por la cantidad de deberes que tienen. Aseguran que al acabar están tan agotado que lo último que les apetece es ponerse a leer.

MIGUEL SALAS: “[…] debemos hacerles entender como adultos que hay tiempo para todo. La lectura, aunque sea más exigente en un principio, cuando te acostumbras, puede ser mucho más relajante. […] Me permite meterme en un mundo imaginario en el que yo construyo mucho más que si me lo ponen en una pantalla, […]. La lectura absorbe más y permite un mayor descanso de la mente. […]”.

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA: ¿Qué opinión tiene de las lecturas obligatorias de las que luego se tienen que examinar?   

MIGUEL SALAS: “Hay que separar lo que es el plan lector del colegio, destinado a que los niños se conviertan en lectores, del estudio de los clásicos. […] se debe evaluar de otra manera, […] los libros que se han leído. […] debe haber una selección del profesor y una contextualización de los fragmentos que se leen para que lo relacionen con su vida y les parezca interesante. Eso sí se puede evaluar a través de trabajos o exámenes”.

MARTA AGUIRREGÓMEZCORTA: ¿Está de acuerdo con las adaptaciones para un público juvenil de las grandes obras?   

MIGUEL SALAS: “No he tenido buenos resultados. […] el lenguaje les queda lejos y su mundo también. Y lo que hay que hace es acercárselo. Esas obras lo que hacen es simplificar el argumento y el lenguaje y al final les acaba aburriendo igual y se pierde muchísima calidad literaria. Lo que yo propongo es lo contrario: que se utilicen las obras originales pero que trabajen y se contextualicen con los niños. Hay que leerles en alto en clase. Contarles la historia, explicarles la época y sus peculiares y luego preguntarles qué opinan, qué tiene que ver con sus vidas. Al final se consigue que se interesen por estos clásicos. […]”.

Permítanos recomendarle la lectura completa de esta entrevista en este enlace: Miguel Salas, experto en lectura adolescente: “hay que leer para ellos, con ellos y delante de ellos”

“Si la pedagogía imperante propone que el alumno debe estar permanentemente estimulado, que debe divertirse en todo momento, y además responsabiliza de ese estímulo a terceras personas (cuando los niños no se enganchan a la clase no es culpa suya, sino del profesor), no se le está educando para que dé una oportunidad a actividades como la lectura, que exigen de esfuerzo y paciencia, y para que se responsabilice de su propia motivación”. (HOLA 09/06/2023)

NOTA DE REDACCIÓN: Las ideas y opiniones expresadas en este diálogo, no son necesariamente las de la Web del Maestro CMF, y no comprometen en modo alguno sus políticas de formación permanente y revalorización de la tarea docente. El título corresponde a un pensamiento o respuesta del entrevistado. No respondemos a preguntas hechas al entrevistado. Sugerimos a nuestros lectores conocer la identidad de los dialogantes, para tener mayores elementos de juicio y su pertinencia, de manera tal que ayude a su reflexión desde su realidad educativa.

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Comparte este artículo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede leer:





Se desactivó la función de seleccionar y copiar en esta página.