[Ernesto González] ¿Debo participar en las actividades de la escuela? (II parte)

57 Compartidas
57
0
0
0
0
La semana anterior hicimos referencia a algunas actividades posibles a realizar por el centro en aras de incorporar a padres y madres como parte de la vida del centro. Hoy analizaremos otras. Citar a los padres de forma individual para hablar particularmente sobre su hijo, su desarrollo, su comportamiento, sus dificultades, etc., es muy beneficioso sobre todo al principio del curso o con aquellos padres algo tímidos o poco dados a hablar en las reuniones de sus cuestiones personales o familiares.

Un objetivo muy importante que debe intentar cubrir el docente – profesor guía es el de escuchar a los padres atentamente todo lo que quieran informarnos sobre su hijo. Se obtiene más información y se llega a mejores conclusiones escuchando las experiencias de los padres con sus hijos. También es cierto que a veces es necesario redirigir la atención y la conversación hacia donde nosotros queramos para que la reunión tenga un resultado concreto y eficaz. Por tanto, es recomendable facilitar la comunicación de los padres llevándolos suavemente a los puntos claves de la reunión, las conclusiones y las sugerencias.

Una sugerencia para aprovechar bien el tiempo de la reunión es prepararse, por parte del docente – guía, con antelación los temas claves que deberán ser tratados, el orden y las conclusiones a las que queremos llegar. Las reuniones con un grupo de padres para tratar algún tema de sus hijos es la forma más eficaz de conseguir su colaboración y su implicación en el proyecto educativo. Las reuniones grupales pueden ir desde la explicación del currículo del aula, la revisión de los objetivos del período escolar (por ejemplo: bimestre) y de los avances de los niños/jóvenes, hasta la búsqueda de soluciones a problemas generales de la infancia o específicos de algunos niños/jóvenes y familias.

Otro elemento, poco acostumbrado, es abrir las puertas a los padres y madres para que puedan entrar a las aulas, el receso en función obviamente de sus horarios laborales. De esta forma, pueden ver cómo se trabaja, cómo se porta su hijo (al principio es posible que mal, pero seguro que se acaba acostumbrando a la presencia regular de algún padre o madre en el aula), pueden apoyar al docente. Ver lo que supone enseñar y controlar a toda un aula puede incrementar el respeto que los padres puedan sentir hacia el trabajo de los profesionales.

El hecho de que los padres y madres puedan avizorar desde “adentro” la vida de la escuela les permitirán la posibilidad de tomar parte activa o solamente observar las actividades del centro y, concretamente, del aula donde esté su hijo. Un requisito para que esta filosofía tenga buenos resultados consiste en la tranquilidad con la que debe mantenerse el docente si hay un padre en el aula.

Cualquier situación debe desenvolverse como siempre ocurre, incluso, por ejemplo, si es su propio hijo el que tiene una conducta inadecuada en ese momento. Son precisamente en estas situaciones donde se puede orientar al padre sobre cómo comportarse cuando ocurra lo mismo en la casa, y son también donde el padre va a observar más atentamente lo que ocurre. La calma y la profesionalidad – de los padres y el o la docente – serán en estos casos imprescindibles.



Autor:
Ernesto Gonzalez , ciudadano nicaragüense, nacido en Cuba.
Experiencia laboral:
Lic. en Ciencias Pedagógicas con mención en química. 40 años de experiencia como docente en los niveles de educación media y superior; cursos de posgrado propios de la especialidad y en pedagogía; autor de libros de texto para la enseñanza media tanto en ciencias naturales, como sociales. Articulista para los periódicos La Prensa, El Nuevo Diario (nicaragüenses 2000-2008), actualmente para el periódico El Siglo 21 guatemalteco.
Correo electrónico:
[email protected]
Cuenta de twitter: @gonzlez_ernesto

.





NUEVO VIDEO:
No olvide de suscribirse a nuestro canal de YouTube y de activar la campanita.
57 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR