EL QUE NO PERDONA TIENE, DE ALGUNA FORMA, EL CORAZÓN DAÑADO

14 Compartidas en:
14
0
0
0
0

La periodista Irene Villa González (Madrid, 1978), a los doce años sufrió un grave atentado de ETA junto a su madre. Como resultado de la explosión de una bomba perdió las dos piernas y tres dedos de la mano izquierda. Es Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, tiene además estudios de Psicología y Humanidades. Fue elegida una de las Top 100 Mujeres Líderes más influyentes de España 2013 – 2016. Ha publicado sus libros: “Saber que se puede. Recuerdos y reflexiones de una víctima del terrorismo” (200), “Saber que se puede, veinte años después” (2011), “Nunca es demasiado tarde, princesa” (2013), “El libroabrazo” (2015) y “Como el sol para las flores” (2015). (cf WIKIPEDIA).

Para Irene el perdón, “es una liberación”. “No se puede vivir con odio y rencor. Mi madre me enseñó que el odio sólo hace daño a quien lo siente, que bastante tienes con superar algunas cosas en tu vida como para hacerlo con rencor”. Y aconseja a madres y padres a hacer hijos resilientes al bullying y a la crítica. Es necesario que todos asumamos lo que realmente le pasa, y que mucho más fácil rodeados de cariño, pues sin el dolor es inevitable, es opcional el quedarse en ese sufrimiento de por vida.

El aporte a la educación que vienen haciendo El País, Editorial Santillana y BBVA, a través de su serie APRENDAMOS JUNTOS, UN PROYECTO DE EDUCACIÓN PARA UNA VIDA MEJOR, nos ofrece el diálogo de Irene Villa con un variado auditorio. Los temas que trata, versan sobre sobre el niño interior, el consejo de su madre, la frustración, la actitud proactiva, la fuerza de voluntad, los valores, el respeto, la responsabilidad, la resiliencia, la autoestima, el fracaso, la educación inclusiva, y temas que muestran su espíritu de superación que hoy comparte para animarnos a creer que “siempre hay algo que mejorar”. Por motivos únicamente educativos y de formación permanente ofrecemos partes escogidas de este conversatorio (sugiriendo leer la publicación completa); y los videos de la entrevista completa y del momento más destacado.

ELENA: … ¿qué has aprendido de las adversidades que te han ocurrido en la vida?

IRENE VILLA: “…yo creo que de la adversidad es de lo que más se aprende. Porque cuando el camino es fácil, bueno, uno lo transita con naturalidad, normalidad, pero pocas lecciones dan cuando no te pasa nada y cuando todo está bien.

[socialpug_tweet tweet=”Es maravilloso que todo esté bien, pero a mí la adversidad me ha enseñado… pues a agarrar la vida con una fuerza y con unas ganas de vivir. La adversidad me…” display_tweet=”Es maravilloso que todo esté bien, pero a mí la adversidad me ha enseñado… pues a agarrar la vida con una fuerza y con unas ganas de vivir. La adversidad me ha enseñado que la vida no se acaba si tú no quieres.”]

Y me ha enseñado a valorar simplemente el hecho de estar viva, ese regalo que es el estar aquí, el poder disfrutar de un montón de cosas. Yo creo que la clave está en ver más posibilidades que limitaciones. Cuando ocurre la adversidad, uno solo ve la dificultad, el problema, la adversidad. Pues cambia el foco. Enfócate en la respuesta, la solución, en lo bueno y lo positivo, que siempre, por muy negativa que sea la realidad, por muy negro que veamos todo, siempre hay una luz al final del túnel. Esa esperanza, que es la luz al final del túnel, que es una esperanza que tenemos en nuestro interior y que siempre tenemos que tener presente, es la que va a hacer que salgas fortalecido de ese desierto. Y que a veces es que no hay otra opción. Uno no sabe lo fuerte que es hasta que ser fuerte es tu única opción”. […] hay que meterte de lleno y afrontar esa adversidad porque vas a conocer a un nuevo yo muchísimo más fuerte que el que tenías antes. […] Crecer es una trampa que te va limitando tu mente. Es verdad, te va como encorsetando. Te vas poniendo máscaras, capas de cebolla, vas escondiendo, a lo mejor, tu esencia, ese niño interior, esa niña interior. Yo reivindico ese niño que todos tenemos en nuestro interior, porque es ese niño que es el que vive, es el que se entusiasma, es el que tiene una creatividad sin límites, una imaginación superpotente. […]”

“CUANDO SER FUERTE ES LA ÚNICA OPCIÓN” (Diálogos completos 42´37”)

RAMÓN: … La fortaleza con la que recibiste eso y cómo te has levantado, es digna de mención. Me gustaría que me dijeses de dónde sacaste esas fuerzas.

IRENE VILLA: “Lo más importante… La persona que me dio la clave de mi vida fue mi madre. Ella, sin un brazo y sin una pierna, vino a mi hospital y me dio el consejo que me ha servido, no en ese momento, en toda mi vida: “Hija, esto es lo que tenemos. Y con esto vamos a tener que vivir toda la vida. Tenemos dos opciones: vivir amargadas, sufriendo, maldiciendo a los terroristas, que tienes todo el derecho del mundo, por lo que nos ha pasado. O decidir que tu vida empieza hoy y que vas a luchar por tener la vida lo más parecida a la vida que tú tenías”. […] Uno no puede florecer hasta que no acepta que eres lo que eres. Y yo, teniendo este ejemplo en mi casa, es que yo no podía decepcionar a mi madre y a tantísima gente que iba al hospital a decirme: “Ánimo, Irene, no estás sola. Estamos contigo, vas a salir adelante”. Ciertamente, fue un antes y un después elegir ese camino”.

ELENA: … Me gustaría que nos aconsejaras cómo podemos gestionar mejor la frustración.

IRENE VILLA: “… lo principal para no quedarte en la frustración es aceptar lo que ha ocurrido, porque es cierto. Si no lo podemos cambiar, pues ¿para qué vas a estar preocupándote por algo que no hay vuelta atrás? Es como lo de mirar hacia atrás y echando de menos, y pensando en que “un día, yo tenía”, “un día, yo era”. Y eso te frustra porque, en el presente, estás con nostalgia, echando de menos cosas que ya no van a volver. Yo creo que es clave aceptar. […] la frustración, es como un callejón sin salida. De ahí ya no sales. La frustración, la autocompasión… […] la aceptación es mágica porque te hace ampliar un abanico de posibilidades y un arco iris de colores frente a ti. […] Y tener una actitud proactiva. ¿Qué es una actitud proactiva? Pues querer mover tu vida hacia donde tú quieras. […] con una autoestima en su sitio, que cuesta mucho tenerla en su sitio, que es muy frágil y fluctúa, pero con una buena autoestima, no hay nada en este mundo que el ser humano se proponga y que no consiga. Porque esa autoestima, esa fe en ti, ese creer que puedes y saber que puedes hacerlo, es lo que te abre las puertas. Y la frustración te las cierra.

“¿PUEDE EL PERDÓN CURAR EL DOLOR?” (Momento destacado 04¨34”)

MARÍA: … Me gustaría preguntarte qué consejo le darías a un chico o chica de nuestra edad que está pasando por un momento complicado.

IRENE VILLA: “[…] Pienso que hay que quitarse los miedos, expresar y comunicar todo. Porque a veces esa incomunicación hace crecer el problema. Un problema que, como te digo, si lo cuentas ya no es tal, te lo sacas. […]. Bueno, es que eso es importantísimo. Por eso la sociabilidad decimos que es un predictor de la felicidad. Tener amigos. ¿Por qué? Porque tú puedes desahogarte, puedes contar, puedes compartir las penas y que se hagan más pequeñas y llevaderas. `…]”.

LUIS: … me gustaría saber tu opinión sobre qué valores debemos transmitir a esos niños y esos adolescentes hoy en día.

IRENE VILLA: “La verdad es que eso es lo más importante, los valores humanos que les transmitamos … […] los valores de las tres erres. Vuelvo a esto porque las reglas mnemotécnicas me encantan, porque así no se nos olvida: respeto. Sobre todo, a uno mismo, porque si tú no te respetas a ti, es que nadie te respeta.[socialpug_tweet tweet=”Y si no respetas al otro, tampoco esperes que te respeten a ti. Responsabilidad. Y la tercera erre, que es algo muy característico del ser humano, y en concreto, todos…” display_tweet=”Y si no respetas al otro, tampoco esperes que te respeten a ti. Responsabilidad. Y la tercera erre, que es algo muy característico del ser humano, y en concreto, todos los que hemos sufrido la adversidad, no nos ha quedado otra opción, que se llama resiliencia.”]

Que es la capacidad que tiene el ser humano de mantenerse inquebrantable frente a una tragedia. […]”.

CARMEN: … ¿cómo podemos afianzar esa autoestima y enseñarla a nuestros niños?

IRENE VILLA: “La autoestima… es el origen de una vida plena y feliz. Pero es extremadamente frágil. […] como padre y como madre, y los educadores también, tienes que decir: “Bueno, es que él hará bien unas cosas, pero tú harás bien otras cosas. Cada uno estamos aquí con un talento distinto”. Y todos, absolutamente todos, tenemos un potencial increíble. […] Tu autoestima no tiene que depender de nada externo, tiene que ser algo del interior. […]El trabajo, muchas veces, pone a prueba tu autoestima, porque es dar lo mejor de ti. Estudiar también, porque estás fortaleciendo esas capacidades que tienes para aprender, para asimilar cosas nuevas. […]”.

RICARDO: … ¿qué importancia le das a la concienciación sobre la discapacidad en los colegios, en los centros educativos?

IRENE VILLA: “[…] todo lo que sea abrir tu mente y quitarte prejuicios es fundamental. […] Yo creo que la diversidad tiene que verse, que somos diferentes, somos únicos, y que hay gente que está entera y hay gente que le falta un brazo. […] el estar juntos creo que hace que aprendamos. […] la infancia es maravillosa porque son esponjas, un diamante que pulir. Que ayudemos a esos niños y a esos jóvenes a sacar lo mejor que llevan dentro, que es su capacidad de conseguir lo que quieran. […]”.

La transcripción completa del conversatorio de Irene Villa, la puede Usted encontrar haciendo clic aquí: ¿PUEDE EL PERDÓN CURAR EL DOLOR?

Esta publicación pertenece a la serie de entrevista y videos: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN, que desde la Web del Maestro CMF pretende motivar a escuchar las propuestas de especialistas de diferentes campos de la vida y de tan diversas realidades sociales, para que, como educadores, con criterio de innovación y progreso, sepamos tomar (no copiar) lo que creamos importante, descartar lo que no es posible experimentar en nuestro entorno de servicio o mejorar sus experiencias.

“No somos víctimas, somos responsables. No vale agarrarse a lo que me pasó o a lo que perdí o a lo que me quitaron, tu vida empieza hoy y sólo tú tienes las riendas de tu vida”. (ALETEIA)


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
14
Shares
14 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

900 juegos para clase de educación física

Además del clásico calentamiento que incluye carrera, estiramientos y ejercicios generales y específicos, también es interesante utilizar formas…