Educación religiosa: El saludo de adviento, en tiempo de pandemia

52 Compartidas
52
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos | |


En este tiempo de espera de la Navidad, (Adviento para los católicos), deseamos compartir, con los profesores, padres de familia y educadores en general, un “subsidio” o recurso que contiene la reflexión que hace el P. Juan Carlos Martos (desde España) a los participantes de La Fragua, (encuentro de formación permanente que se hacen todos los años en español e inglés). Esta publicación la hacemos con fines únicamente educativos de apoyo a la tarea docente y la formación permanente de los educadores.

Ojalá les sea útil este recurso en tiempo de educación a distancia, para profundizar la reflexión sobre la importancia del saludo “gratuito y sincero”, el ser portadores de esperanza en el seno familiar y la comunidad educativa digital, y sobre todo apoyar el equilibrio y la salud emocional y mental de nosotros y los otros.   Agradecemos al P. Martos, quien nos ha autorizado a compartir el video y el texto de su mensaje, para uso educativo.

SALUDOS GRATIS (04´ 24)

“Me ha parecido sugerente hablaros en esta ocasión del valor que tiene el saludo. Ahora no nos podemos saludar con abrazos y besos. Pero incluso un buen saludo es muy valioso incluso con mascarilla y a distancia cautelar. Un saludo sincero y gratuito ilumina zonas ciegas y visibiliza el mismo amor de Dios. Él viene a saludarnos.

Contemplamos en este Adviento el gesto sencillo de María e Isabel, dos mujeres que se visitan y se saludan mutuamente. Un gesto que podemos tejer nosotros también en los pequeños encuentros de cada día con las personas con las que nos cruzamos. Porque hay modos de saludar que dan la salud. Esa salud deseada y tan indefensa en estos tiempos de pandemia. Saludemos a los otros haciéndoles sentir que los vemos realmente, que nos alegra su presencia, que es bueno para nosotros que estén ahí. Una de las muchas bendiciones del papa Francisco es que ha “saludado” con amorosa cercanía a colectivos humanos a los que muchos solemos mirar con desconfianza.

Cultivemos un modo de saludar que encienda la luz que hay en el otro. Digamos a los otros “Bendita tu vida”, como le dijo Isabel, con su existencia ya avanzada, a una joven María que recién comenzaba la aventura más grande jamás contada.

Artículo recomendado: NO HAY CONVIVENCIA SIN RESPETO. NO HAY BUENA COMUNICACIÓN SIN RESPETO

Demos gracias también, en estos días, por todas esas personas que nos bendicen, que a pesar del daño que nos causamos unos a otros, que siguen creyendo en la bondad esencial del ser humano. Ellos son sacramento del Adviento de Dios.

Hay una creencia judía que afirma que en cada época en la tierra aparecen 36 justos. Nadie los conoce, ya que se confunden con hombres y mujeres comunes. Pero ellos llevan a cabo una misión en silencio. No es otra que sostener el mundo con la fuerza del amor. La leyenda sigue diciendo que, cuando finalmente mueren, esas personas justas están muy heladas por haber hecho suya la aflicción de cada persona. Están tan heladas que Dios tiene que cobijarlas en sus manos y tenerlas allí por espacio de mil años, para infundirles un poco de calor.

Artículo relacionado: HUMBERTO MATURANA: LO FUNDAMENTAL DE LA CONVIVENCIA ES LA HONESTIDAD Y EL MUTUO RESPETO

Podemos nosotros formar parte de esos “36 justos”: como ángeles sin alas que abren cauces hacia una vida más abierta, ofrecida, simplificada, entretejidaNo consintamos que el sufrimiento nos arrebate nuestra capacidad de asombro y de ternura. Que nuestras presencias tengan para los demás el mismo efecto que provocan los niños. Nunca nos sentimos amenazados por esos rostros infantiles. Al contrario, deseamos que nos adentren en su esfera, que nos abracen, que nos comuniquen algo de la suavidad que los acompaña.

Que en medio de las penas que causa la pandemia, demos muchos saludos gratis. Que su calor de misericordia vuelva las vidas de los demás más cálidas, confiadas y serenas. A todos vosotros, hermanos, miles de saludos gratis”.

NOTA DE REDACCIÓN: Los resaltados y (algunas) letras cursivas son nuestros. El P. Martos, nos ha ofrecido más recursos para el tiempo que resta del Adviento y Navidad, que compartiremos con quienes compartan la tarea evangelizadora de las familias y las escuelas.

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *