CEPAL – UNESCO: Retos y estas lecciones para la educación en tiempo de pandemia

73 Compartidas
73
0
0
0
0

       


La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), han publicado (Agosto 2020), un documento cuyo objetivo es visibilizar la diversidad de consecuencias que las medidas tomadas por la emergencia sanitaria mundial, tendrán sobre las comunidades educativas a corto y mediano plazo, así como plantear las principales recomendaciones para sobrellevar el impacto de la mejor manera posible,  proponiendo algunas medidas para paliar sus efectos.

Sabiendo que “incluso antes de enfrentar la pandemia, la situación social en la región se estaba deteriorando, debido al aumento de los índices de pobreza y de pobreza extrema, la persistencia de las desigualdades y un creciente descontento social”.

LA PANDEMIA OBLIGÓ A REPENSAR LA EDUCACIÓN DEL MUNDO (02´ 42”)

Según el documento La educación en tiempos de la pandemia de COVID-19, “la crisis tendrá importantes efectos negativos en los distintos sectores sociales, incluidos particularmente la salud y la educación, así como en el empleo y la evolución de la pobreza (CEPAL, 2020a). Por su parte, la UNESCO ha identificado grandes brechas en los resultados educativos, que se relacionan con una es igual distribución de los docentes, en general, y de los docentes mejor calificados, en particular, en desmedro de países y regiones con menores ingresos y de zonas rurales, las que suelen concentrar además a población indígena y migrante (UNESCO, 2016a; Messina y García, 2020)”.

Artículo relacionado: EDUCACIÓN A DISTANCIA: ¿SOLUCIÓN A UNA EMERGENCIA O IMPROVISACIÓN EDUCATIVA?

“En el ámbito educativo, gran parte de las medidas que los países de la región han adoptado ante la crisis se relacionan con la suspensión de las clases presenciales en todos los niveles, lo que ha dado origen a tres campos de acción principales: el despliegue de modalidades de aprendizaje a distancia, mediante la utilización de una diversidad de formatos y plataformas (con o sin uso de tecnología); el apoyo y la movilización del personal y las comunidades educativas, y la atención a la salud y el bienestar integral de las y los estudiantes”.

La información, que puede ser de gran utilidad para las autoridades, pero también para todas las comunidades educativas de América y España, ha sido recogida de 33 países hasta el 7 de julio de 2020, y “permite constatar que en el ámbito educativo gran parte de las medidas tomadas se relacionan con la suspensión de las clases presenciales en todos los niveles educativos”.

El contenido de este interesante documento – informe, cuyo enlace para descargar, lo compartimos por motivos únicamente educativos y de formación permanente al final de esta publicación de la Web del Maestro CMF, tiene los siguientes títulos:

1. Medidas educativas durante la crisis generada por la pandemia de COVID-19.

“A la fecha de elaboración del documento solo 8 de los 33 países contemplan entre las medidas adoptadas para implementar las actividades de aprendizaje a distancia la entrega de dispositivos tecnológicos (Argentina, Chile, Colombia, El Salvador, Jamaica, Perú, San Vicente y las Granadinas y Uruguay). El Uruguay cuenta desde hace varios años con una política de Estado que incluye la entrega de dispositivos (computadoras portátiles o tabletas) a la población escolar (en el marco del Plan Ceibal). Además, para llevar a cabo las actividades de aprendizaje a distancia, 14 países consideran entre sus estrategias la provisión de recursos para la capacitación de docentes, especialmente en lo referente a herramientas para el uso y manejo de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC)”.

2. Continuidad de los aprendizajes e impacto curricular.

“Un aspecto controvertido y complejo se refiere a los criterios y enfoques para la toma de decisiones respecto a los aprendizajes prioritarios y la forma de realizar ajustes. Una alternativa es la lógica de la selección de aquellos contenidos más relevantes, que se priorizan sobre otros. Otra perspectiva es integrar los contenidos y objetivos de aprendizaje en núcleos temáticos interdisciplinarios que hagan posible abordar diversas asignaturas a la vez por medio de tópicos que resulten especialmente pertinentes y relevantes para el alumnado en el contexto actual, mediante metodologías de proyectos o investigaciones que permitan un abordaje integrado de los aprendizajes. Este enfoque requiere valorar la autonomía docente y desarrollar competencias sofisticadas entre las profesoras y los profesores”.

Artículo recomedado: ¿EL COVID 19 HA CAMBIADO LA EDUCACIÓN PARA SIEMPRE? ALGUNOS CAMBIOS EDUCATIVOS IRREVERSIBLES DESPUÉS DE LA PANDEMIA.

III. Cuán preparados estaban los países para la continuidad educativa en línea: exacerbación de las brechas digitales.

“La desigualdad en el acceso a oportunidades educativas por la vía digital aumenta las brechas preexistentes en materia de acceso a la información y el conocimiento, lo que —más allá del proceso de aprendizaje que se está tratando de impulsar a través de la educación a distancia— dificulta la socialización y la inclusión en general. Es preciso entender estas brechas desde una perspectiva multidimensional, porque no se trata solo de una diferencia de acceso a equipamiento, sino también del conjunto de habilidades que se requieren para poder aprovechar esta oportunidad, que son desiguales entre estudiantes, docentes y familiares a cargo del cuidado y la mediación de este proceso de aprendizaje que hoy se realiza en el hogar”.

IV. Adaptación de los procesos de evaluación.

“… se hace necesario el desarrollo de orientaciones o ajustes normativos para resolver asuntos com la promoción de las y los estudiantes y la aplicación de evaluaciones estandarizadas o de gran escala. Algunos países han optado por evitar la repetición y proyectar la continuidad y la recuperación educativa para los años siguientes, así como por cancelar o postergar las evaluaciones, o bien aplicar enfoques y metodologías alternativos para examinar y validar el aprendizaje”.

V. Necesidades de apoyo a docentes y directivos escolares.

“La acción pedagógica y las nuevas demandas encuentran al personal docente con una formación y una disponibilidad de recursos que tienden a ser insuficientes para los retos que supone adecuar la oferta y los formatos pedagógicos a estudiantes en entornos desfavorecidos”.

VI. Impacto psicológico y socioemocional en la comunidad educativa.

“Las medidas de confinamiento significan, para gran parte de la población, vivir en condiciones de hacinamiento por un período prolongado, lo que tiene graves implicancias para la salud mental de la población y en el aumento de la exposición a situaciones de violencias hacia niños, niñas y adolescentes”.

VII. Priorización de grupos vulnerables.

“La Agenda 2030 y el ODS 4 identifican a la niñez, la juventud, las personas con discapacidad, aquellas que viven con VIH/sida, las personas mayores, los pueblos indígenas, las personas refugiadas, desplazadas internas y migrantes (ONU, 2015, párr. 23) como aquellos grupos cuyo desarrollo se debe priorizar. En la región, las brechas por condición étnica y racial en el acceso y el logro educativo también son muy relevantes y se asocian a una exclusión y discriminación histórica y estructural hacia la población afrodescendiente e indígena (CEPAL/UNICEF, 2019; CEPAL, 2017 y 2018). La combinación de estos ejes de desigualdad social refuerza los círculos de exclusión y de vulnerabilidad”.

VIII. A modo de cierre.

“En síntesis, la actual pandemia de COVID-19 plantea retos importantes para los sistemas educativos y sociales de los países de la región, que deberán abordarse de manera articulada. También deja lecciones valiosas acerca de lo que es realmente prioritario para la vida en comunidad. Estos retos y estas lecciones nos brindan hoy la posibilidad de replantearnos el propósito de la educación y su papel en el sostenimiento de la vida y la dignidad humanas, para que nadie se quede atrás.”.

Artículo relacionado: PACTO EDUCATIVO: PARA APRENDER AL MENOS A LA MISMA VELOCIDAD CON LA QUE CAMBIA NUESTRO ENTORNO (PARTE I)

“En este escenario, y dadas las próximas etapas de la pandemia y los fenómenos o procesos de crisis mundial futuros o con los cuales ya convivimos —como el cambio climático—, es cada vez más frecuente que en los discursos de actores clave se señale la necesidad de repensar la educación dando prioridad entre los nuevos contenidos a la preparación de las y los estudiantes para comprender la realidad, convivir y actuar en tiempos de crisis e incertidumbre, tomar decisiones a nivel individual y familiar e impulsar soluciones colectivas a desafíos urgentes que contribuyan a la transformación estructural del mundo”.

Descargar documento de CEPAL – UNESCO: LA EDUCACIÓN EN TIEMPOS DE LA PANDEMIA DE COVID-19

“¿Cómo podemos prepararnos para un nuevo futuro en la educación? ¿Cómo repensar que otra educación es posible? … Otra educación es posible cuando una educación remota empieza a articular varias estrategias desde la educación en línea, la educación a distancia, la educación en casa, la educación innovadora, la educación mediada con tecnología, entre otros”. (The Conversation 25/10/2020)


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF





TAMBIÉN PUEDE LEER:

73 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.