23 de abril “El Día del Idioma” nos recuerda la importancia de escribir sin errores de ortografía para lograr trascender en la sociedad

24 Compartidas
24
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos |


Las Naciones Unidas desde su fundación, teniendo en cuenta su espíritu de paz, reconciliación y entendimiento, siempre ha optado por el multilingüismo, y por eso es que reconoce el árabe, el chino, el español, el francés, el inglés y el ruso como idiomas oficiales; mientras, el francés y el inglés serían los idiomas de trabajo de la Secretaría de las Naciones Unidas, como organización mundial que vela por los Derechos Humanos, ya que “si hablas a un hombre en una lengua que entiende, el mensaje llega a su cabeza. Si le hablas en su lengua, le llega a su corazón”. (Nelson Mandela).

En el 2010 la ONU decidió reconocer la riqueza de ese multilingüismo, estableciendo el Día de las lenguas en diferentes fechas, ello en relación a sus 6 idiomas oficiales: francés (20 de marzo), china (20 de abril), inglesa y español (23 de abril), rusa (6 de junio) y árabe (18 de diciembre). Es así como el 23 de abril, “Día del Idioma Español” o “Día de la Lengua Española en las Naciones Unidas”, se desea promover el español como idioma oficial en todas las esferas de su labor, así como su influencia en el desarrollo de la humanidad, de su historia y su cultura. La elección del día atiende al aniversario de la muerte del gran genio de las letras españolas, Don Miguel de Cervantes, fecha en que se celebra también, por iniciativa de la Unesco (1995), Día Mundial del Libro y de los Derechos de Autor.

Artículo relacionado:

“Para algunos, la lengua no es valiosa; para otros, es un bien y un don que deben cuidar tanto como su trabajo. Estos últimos son los que aspiran a poseer una cultura lingüística, pues saben que hablar y escribir mejor significa también respetar a sus interlocutores”, y entre los cuales deben estar los profesores, como afirma Alicia María Zorrilla, presidenta de la Academia Argentina de Letras, pues son éstos quienes tienen bajo su responsabilidad de enseñar a los niños y jóvenes el aprender a cuidar el buen uso del lenguaje. Si bien los padres de familia deben apoyar los conocimientos de la escuela, y de los docentes depende el que la gente escriba correctamente, es en la vida familiar donde debe formarse constantemente en correcto uso del idioma, para entusiasmar a nuestros niños y jóvenes en la lectura, “y conducirlos a entender la importancia de escribir sin errores de ortografía para lograr trascender en la sociedad. [...] Las palabras nos habitan, y habitamos las palabras”.

La comunicación en al ámbito escolar “debe ser entendida no solo como la simple transmisión de información entre emisor [...], sino como el proceso de intercambio de saberes y experiencias que contribuyen al fortalecimiento de las relaciones interpersonales entre los miembros de la comunidad educativa, en aras de contribuir a la formación de seres humanos capaces de convivir en la aldea global”, y teniendo en cuenta   que este es un proceso de comunicación educativa se caracteriza por ser dialógico y bidireccional. Los profesores debemos cultivar el lenguaje y velar por defender nuestro idioma de cualquier contaminación o “invasión”, para que nos comuniquemos con claridad, hablando bien y escribiendo bien. “En las escuelas, uno de los pilares que soporta la convivencia es la comunicación educativa dialógica, pues tiene entre sus finalidades generar cambios en el convivir cotidiano de estas instituciones que por mandato legal son responsables inmediatos en la formación de ciudadanos con sentido humano, respeto y cuidado de la naturaleza, de sí mismo y los demás; en aras de lograr una relación armónica entre sí”. Cf LA COMUNICACIÓN EDUCATIVA EN LA CONVIVENCIA ESCOLAR: UN ANÁLISIS GENERAL DESDE EL CONTEXTO SOCIAL

FELIZ DÍA DEL IDIOMA (01´ 40”)


Lo profesores, además de querer, cultivar y cuidar personalmente el correcto uso idioma español, por ser referentes de los estudiantes debemos de resguardar el buen uso del español siguiendo las orientaciones de la RAE, institución dedicada a la regularización lingüística entre el mundo hispanohablante. Los profesores debemos ser especialistas, -como una condición fundamental para ejercer la docencia-, en “armonizar los contenidos gramaticales” con los conocimientos que deseamos aprendan nuestros estudiantes, y que nos exige mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucho trabajo de búsqueda, en la preparación de nuestras clases, el reforzamiento de los saberes y la evaluación de los contenidos aprendidos, pero de frutos magníficos, reconfortantes y de grata satisfacción profesional, como sostiene la académica y lingüista Zorrilla, quien nos anima a enseñar con pasión, para que los estudiantes “aprendan a dudar de lo que saben para fortalecer sus vínculos con las palabras. La labor docente consiste en hacer lo imposible para desterrar lo que se ignora acerca de nuestra lengua”. cf DÍA DEL IDIOMA ESPAÑOL: “SOMOS LO QUE DE LA LENGUA HACEMOS”

El idioma es un componente fundamental de una cultura, y es a través del lenguaje como expresamos nuestra su forma peculiar de captar el mundo circundante y el tipo de relaciones que hemos establecido como costumbres. “En él se encuentran simbolizadas las situaciones que más frecuentemente enfrenta el grupo humano en su vida cotidiana y que fueron las que obligaron a crear un sistema de comunicación. [...] Cada logro o conquista cultural hecha por el pueblo está presente en el idioma. Es el idioma la expresión más elevada de la cultura. El sirve para expresar nuestras alegrías, nuestras penas, nuestros sueños, nuestras frustraciones; en fin, todo ese riquísimo mundo psíquico que poseemos las personas y los pueblos, cuyo contenido proviene del entorno inmediato”. (Cf Gabel Daniel Sotil García).

Publicación recomendada:

Consideramos que la celebración del Día del Idioma Español, como una lengua muy rica en expresiones, sinónimos, adjetivación y vocablos, y hablada por más de 580 millones de habitantes, el 7.6% de la población mundial (Fundéu BBVA); no debe tener carácter exclusivamente académico y escolar, sino debe extenderse a toda la sociedad con la intervención de los estados por medio de sus secretarías y ministerios de educación, pues su cuidado y correcto uso, que mantienen las tradiciones de nuestros pueblos, debe ser cultivada en las escuelas y con la custodia de las familias, quienes eligen el centro educativo con la cual desean compartir el desarrollo integral de sus hijos.

Este día debe prevalecer la fuerza del idioma con su sonoridad, su romanticismo, su gramática que nos permite comunicarnos y su ortografía que dice cuánta grandeza hay en las palabras. Como educadores, trabajemos junto padres de familia y profesores por comunicarnos con claridad lingüística, aprendamos a enseñar la importancia que tiene el saber leer y comprender el mensaje. Hoy, con mucha frecuencia, leemos y escuchamos en los medios de comunicación, especialmente en las redes, “atropellos contra la riqueza de nuestra lengua. Algunos dirán que lo importante es que haya comunicación. Una cosa es comunicarse y otra emplear correctamente el idioma. [...] La escritura exige un alto nivel de conocimiento de la lengua. Un grueso número de jóvenes y adultos han descuidado los elementos básicos del idioma: puntuación, ortografía, gramática, conexiones, uso adecuado de las palabras. Y la vida académica y profesional cobra con dolor estos errores en cualquier momento”. ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ CELEBRAR EL DÍA DEL IDIOMA?

Necesitamos docentes que posean la capacidad de enseñar “con pasión”, con toda la carga emocional del idioma español. Profesores que no solo conozcan estructura la fonémica del lenguaje, sino que tengan la excelencia de enseñar “cómo utilizar las estructuras del lenguaje en el proceso de creación de significado. Un bello casamiento entre la teoría y el método, pero sin olvidar que la teoría siempre precede al método”, como sostuvo el profesor Paulo Freire, una opinión más -y especializada- sobre la importancia del idioma, como medio de comunicar una cultura, un espíritu propio de esta humanidad, a través de la educación. ¡Qué importante es que los profesores sepan leer, reflexionar y comprender lo que leen, y sean maestros en trasmitir con claridad y entusiasmo el idioma español!

Lectura recomendada:

Aunque no es el tema central de este artículo, es sabido que “dependiendo del país, se tiende a enfatizar la palabra “castellano” como el nombre oficial que se le otorga a nuestra lengua, mientras que en otros prevalece el término “español”. Sabemos que los conquistadores que llegaron a América hablaban y establecieron el castellano, lengua romance procedente del latín hablado, perteneciente a la familia de lenguas indoeuropeas, como el idioma ordinario, y que es actualmente el idioma oficial en España, gran parte de América, Filipinas, Guinea Ecuatorial y otros lugares del mundo. Hoy en España, también coexisten con el castellano otras lenguas oficiales: catalán, valenciano, gallego, euskera y aranés (que tan solo cuenta con 2800 hablantes nativos). ¿Castellano o español? la RAE reconoce ambas terminologías como correctas puesto dice que son sinónimos.

Solo como apunte a esta publicación, compartimos con ustedes una opinión del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, quien “enciende un poco la pradera” al usar castellano y no español para escribir en el idioma de Cervantes, y afirmar que “el castellano hablado anda por la calle, en cambio al castellano escrito lo tienen preso desde hace varios siglos en ese cuartel de policía del idioma que es la Academia de la Lengua. Tratar de liberarlo, reduciendo cada vez más la distancia entre el castellano escrito y el castellano hablado, es una tarea en que debemos empeñarnos los escritores de lengua castellana, y en la que de hecho estamos empeñados los novelistas latinoamericanos”. (Libre, mayo de 1972).

Permítannos compartir y “engarzar” algunos pensamientos, para expresar que saber bien nuestro idioma es tan importante hoy que “actualmente, el destino del mundo depende, en primer lugar, de los estadistas y, en segundo lugar, de los intérpretes” (Trygve Halvdan Lie); que “nuestra lengua es el reflejo de nosotros mismos” (Mahatma Gandhi); que “la historia del lenguaje, la vida del lenguaje son al mismo tiempo la historia y la vida del espíritu humano(George Steiner), que “el gran peligro de la globalización es que nos empuja a una megalengua común” (Umberto Eco); y que como educadores, al enseñar a aprender a usar el lenguaje  debemos hacerlo siempre con “palabras significantes, honestas y bien colocadas, dando a entender nuestros conceptos sin intrincarlos ni oscurecerlos” (Miguel de Cervantes).

“El idioma es el mapa de ruta de una cultura. Te dice de dónde viene su gente y hacia dónde va”. (Rita Mae Brown).

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: