No hay otro modo de apropiarte de palabras nuevas si no es leyendo

33 Compartidas
33
0
0
0
0
Eduardo Alfredo Sacheri (1967), es un profesor universitario y escritor argentino. Estudió la carrera de Historia y dio inicio a su carrera como autor literario escribiendo relatos cortos, en especial cuentos en torno al mundo del fútbol. Ha publico los libros de relatos “Los Traidores y Otros Cuentos” (2000) (llamado en su país “Esperándolo a Tito y Otros Cuentos De Fútbol”), “Te Conozco, Mendizábal y Otros Cuentos” (2001), “Lo Raro Empezó Después, Cuentos de Fútbol y Otros Relatos” (2004) y “Un Viejo Que Se Pone De Pie y Otros Cuentos” (2007). También son sus obras “El Secreto De Sus Ojos” (2005), “Aráoz y La Verdad” (2009), “Papeles En El Viento” (2012), “La Vida Que Pensamos” (2013) y “La Noche Que Te Amé” (2020), Con “La Noche De La Usina” (2016) ganó el Premio Alfaguara. [cf AlohaCriticón).

El profesor Sacheri dice que siempre fue un lector voraz y el leer sentía que le hacía bien. “Durante toda la universidad casi no pude leer ficción porque estaba tapado de estudio. A los veinticinco o veintiséis coincidió que ya estaba terminando mi tesis de licenciatura, estaba más tranquilo en ese sentido, pero al mismo tiempo muy movilizado emocionalmente porque con mi mujer estábamos pensando en ser padres. Me costaba mucho dormir y empecé a levantarme a escribir cuentos para no tener la noche en blanco. Después de escribir, me iba y me dormía, aunque fueran dos horas, o tres, y al día siguiente me iba a trabajar. Así fue como empezó y los cuentos no tenían otro objetivo que ese”. EDUARDO SACHERI: «SOMOS TAN INGENUOS QUE SEGUIMOS VIENDO EL FÚTBOL COMO UN JUEGO»

Artículo recomendado: RECOMENDACIONES DE J. K. ROWLING PARA SER UN BUEN ESCRITOR

Este artículo lo hemos elaborado teniendo como fuente la publicación de la serie APRENDEMOS JUNTOS, de El País (España), BBVA y Editorial Santillana -cuyo enlace lo señalamos al final de este artículo-, considerando que podría ayudarnos en nuestra tarea educativa, por lo que les sugerimos leer la transcripción completa. Además, dejamos claro que la elección de los fragmentos, los resaltados y letras cursivas son nuestras. La visualización de los videos consideramos que sería un excelente recurso para el diálogo y el manejo acompañado en la construcción del pensamiento crítico, de los tres agentes del proceso educativo.

UNA SOCIEDAD SIN EDUCACIÓN SERÍA UN MAL LUGAR PARA VIVIR (MOMENTO DESTACADO 06´ 15”)

EDUARDO SACHERI: “[…] Creo que las personas nos contamos historias para darle sentido a lo que sucede. Para ponernos desde otra posición, salir de nuestro lugar específico del mundo e intentar ver la vida desde otro lado. Necesitamos narrarnos, necesitamos contarnos nuestras vidas o las vidas de otros, o vidas ficticias, para intentar encontrar sentido a nuestras vidas, a nuestros deseos, a nuestros temores, a nuestros fracasos, a nuestras pérdidas, a nuestras aventuras y hasta a nuestros triunfos.

[…] pertenezco a esa multitud que amamos leer desde la niñez. Yo me defino más como lector que como escritor. Si hay algo vinculado con los libros y las historias que me acompaña desde la niñez es la lectura, no la escritura. Siento que me puse a escribir casi por accidente, por casualidad. […] lo primero que escribí fue una carta a mi padre, no fue una ficción, pero fue tan benéfico el impacto que me produjo redactar esa carta imposible, fue tan bueno esto de sacar de mí un duelo, un fantasma, un dolor, una duda, una pregunta y ponerlo en un papel que sentí que de ahí en adelante era una tarea catártica que me iba a servir de ahí en adelante. […] en mis historias yo hablo de lo que me pasa, de lo que siento, de lo que deseo, de lo que temo, de lo que odio, pero lo hago ocultándome en la ficción.

Artículo recomendado: EN LAS ESCUELAS TIENEN UNA LISTA DE LECTURA ABURRIDÍSIMA, PASADA DE MODA

[…] Además de mi carrera como escritor, mi trabajo como tal, mi otro trabajo es ser profesor de Historia en lo que en Argentina llamamos colegio secundario, liceo, instituto. Bueno, no sé cómo se llama en cada país, pero con adolescentes de 16 o 17 años. Hace algunos años dejé mis clases en la universidad y me quedé solamente con estas clases. […] Estudié un montón de años en la universidad para dar clases, para enseñar aquello que yo había aprendido y porque me parece que es un trabajo importante que compartamos lo que sabemos. Me parece que es un trabajo útil enseñar. Útil en el mejor de los sentidos. Todo trabajo es útil, permite llevar un plato de comida a una mesa. Todo trabajo es útil. Pero un trabajo en el que sentimos que de cierto modo hemos mejorado la vida de otro, me parece que es todo un privilegio y creo que enseñar incluye ese privilegio. […] Me parece que es un lindo complemento para un trabajo tan introspectivo, tan ensimismado, tan silencioso y tan metido para adentro como es la escritura. La docencia es pura apertura, pura conexión, puro contacto, puro establecer un puente intelectual y afectivo con otras personas, entonces, insisto, desde el punto de vista de lo que a mí me conviene, creo que dar clase me propone un equilibrio que para mí es absolutamente beneficioso.

LA DOCENCIA ESTABLECE UN PUENTE INTELECTUAL Y AFECTIVO CON OTROS  (VIDEO COMPLETO 25´ 00”)

[…] más allá de lo múltiple que resulta hoy en día la noción de educación, y de enseñanza, y de fuentes de educación… […] me parece que las personas que dedican su vida a aprender para poder compartir lo que han aprendido, me parece que sigue siendo importantísimo, como modelo de conexión y como modelo de algo que tiene valor. Personas que se dedican durante años a aprender para compartirlo, están dándole valor a aquello que aprendieron y a la vocación de decir: «Bueno, yo me dediqué durante años a aprender esto y ahora me dedico a compartirlo con ustedes». […] los profesores en particular, insistimos en lo importante que es leer, que nuestros alumnos lean. […] Creo que la lectura te abre el mundo. […] No hay otro modo de apropiarte de palabras nuevas si no es leyendo. Porque esas palabras nuevas en su contexto, es como uno las entiende, uno no entiende las palabras en abstracto.

Artículo relacionado: SI NO LEES, NO SABES ESCRIBIR. SI NO SABES ESCRIBIR NO SABES PENSAR

[…] El diccionario es una muleta imperfecta en el sentido de que, aunque estén las definiciones… hacer carne esas palabras solo se logra leyendo, encontrándolas, dichas, utilizadas, siendo de provecho en algo que alguien está escribiendo. Y cuantas más palabras conocemos, en más cosas podemos pensar. […] cada día en cada una de nuestras clases, los que amamos la lectura y los que amamos la posibilidad de intentar contagiar ese amor, creo que operamos con esa convicción de fondo. Para mí la pasión, como tantos otros conceptos humanos, es compleja. […] creo que mi literatura en general se nutre de mi vida cotidiana, de mis geografías, de la gente que me rodea, de los ámbitos que han poblado mi vida, y el fútbol es uno de esos ámbitos, es el juego que más me gusta. […] los juegos, cualquier juego, y el fútbol es un juego, permiten, me parece, sacar afuera instancias muy complejas de nuestro pensamiento, de nuestros deseos, de nuestras vidas y vivirlas de modo simplificado.

Artículo relacionado: JUEGOS PARA APRENDER A LEER

[…] No digo tampoco que lo único que seamos sea eso que aparece cuando jugamos: ese desborde, esa emocionalidad absoluta. Pero eso que aparece forma parte de nosotros. […] Yo siento que una sociedad sin educación sería un muy mal lugar para vivir porque sería, precisamente, una sociedad de puras pasiones, de puros deseos desenfrenados donde los más débiles serían los que pierden. Donde los más fuertes, los más enérgicos, los más violentos, los más ricos… tendrían vía libre para imponer ese deseo sobre los demás. […] La educación es la que instala un principio de racionalidad, de equilibrio, de orden… discutible, mejorable, revisable, pero orden armónico de alguna manera, que el puro imperio de la pasión solo destruiría y haría mucho más difícil la vida de la mayoría.

[…] A veces me pregunto si esta crisis realmente nos podrá dejar algún tipo de enseñanza. Por un lado, pienso: «Bueno, es algo tan global, tan enorme, tan profundo, tan imprevisto, que necesariamente tiene que marcarnos de alguna manera». Por otro lado, en contraposición, tiendo a pensar que la inercia del ser humano es muy fuerte. […] creo que al menos todo esto que estamos viviendo seguro que nos permite recordar al menos lo absolutamente provisorio que es todo equilibrio de la vida, todo acuerdo entre los seres humanos que formamos una sociedad. Y la vida misma es absolutamente frágil, provisoria y sometida a fuerzas inesperadas y rotundas”

Los videos y la transcripción completa de esta reflexión los pueden Ustedes leer aquí: LA DOCENCIA ESTABLECE UN PUENTE INTELECTUAL Y AFECTIVO CON OTROS

Esta publicación corresponde a la SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN

“Escribir ficción para mí es reflexionar sobre la vida en general, sobre la vida de verdad, nuestras emociones y sentimientos reales. Nuestras culpas reales o cómo nos plantamos frente a esa culpa…”.


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF





TAMBIÉN PUEDE LEER:

33 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: