NO CUENTES LO QUE TE HAN ENSEÑADO, SINO LO QUE HAS APRENDIDO

1 Compartidas en:
1
0
0
0
0

José Ramón Gamo Rodríguez no repara en sus conferencias en desvelar que él padeció un trastorno de aprendizaje. Se lo detectaron con 16 años. Luego se entregó a su combate desde la ciencia y la investigación, comprendiendo que “el cerebro es el órgano principal en los procesos de aprendizaje. Conocer su funcionamiento nos ayuda a comprender las dificultades que presentan los niños con déficit de atención con o sin hiperactividad. Este conocimiento nos permite establecer nuevas y eficaces estrategias que les facilitan el aprendizaje y minimizan sus dificultades”.

Y dice a los profesores: “… hay que revisar qué es lo que estamos haciendo metodológicamente en las aulas con los procesos de enseñanza porque lo que dice la investigación es que si modificamos la metodología de enseñanza hacia métodos activos, que es hacia donde está yendo la educación en países más avanzados en Europa, minimiza el impacto del TDAH a nivel de aprendizaje hasta el punto que hay niños que no presentan dificultad de aprendizaje. Y esto sería la clave” JOSÉ RAMÓN GAMO: “EL SISTEMA EDUCATIVO NO AFRONTA EL TDAH; ESTOS NIÑOS DEPENDEN DE LA VOLUNTAD DE LOS MAESTROS”.

José Ramón Gamo es socio fundador de Centros CADE (Centro de Atención a la Diversidad Educativa), que son un proyecto de la Fundación Educación Activa y ofrece evaluación y tratamiento de patologías del aprendizaje relacionadas con el fracaso escolar y social de niños que presentan dificultades específicas como: Dislexia, retrasos del lenguaje, hiperactividad, disfasias, trastorno del aprendizaje no verbal (TANV), dificultades sociales, etc. JOSÉ RAMÓN GAMO.

Pasó de la patología a la vocación. Con 16 años tuvo la suerte de dar con un grupo de especialistas que le ayudaron a superar su dislexia y déficit de atención, y que le motivaron a estudiar sobre los trastornos del aprendizaje para poder ayudar a niños. Es especialista en Audición y Lenguaje, neuropsicología infantil y del Desarrollo, Master especialista en neuropsiquiatría infantil; aparte de estar siempre dispuesto a dar conferencia y dialogar como lo evidenciamos en los videos de nuestra SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN.

José Ramón Gamo es especialista en neuropsicología infantil. En un tono cercano y fresco, explica cómo podemos incorporar la neurodidáctica a la educación y los conocimientos científicos que mejorarán el proceso educativo de los niños. En la línea apuntada por el investigador John Hattie, quien opina que “responsables políticos, líderes escolares y educadores deben reconocer diferencias dentro de las escuelas como el problema fundamental en la educación y concentrar sus esfuerzos en esta área”. JOHN HATTIE LO QUE NO FUNCIONA EN LA EDUCACIÓN: LA POLÍTICA DE LA DISTRACCIÓN.

Empieza su presentación diciendo: “para mí esto es una profesión que me apasiona y, por lo tanto, hace que me dedique en cuerpo y alma a intentar transformar el sistema educativo. Se lo tengo que agradecer, sobre todo, a los de dificultad de aprendizaje, que ha sido mi primer foco de motivación. Cuando yo empecé a estudiar quería hacer Psicología para poder dedicarme a los niños con dislexia”

“NO PODEMOS DEJAR QUE EL FRACASO ESCOLAR DEFINA A LOS NIÑOS CON TDAH”

Desde su propia experiencia, con términos muy propios del vocabulario de España, (que sugerimos consultar en la RAE) y con todo el tiempo a su disposición, el profesor José Ramón responde (los resaltados son nuestros) a cuestiones como éstas:

Parece que desde la comunidad médica y científica está admitido el TDAH, pero hay sectores que lo niegan. ¿Qué es? ¿Existe el TDAH? 

“Me da igual si le ponemos un nombre y lo etiquetamos. Estos niños expresan unos síntomas que les generan una repercusión diaria. Y trastornos serios en su vida a nivel social, académico, en las relaciones, en la conducta, y a esto hay que atenderlo. Y no podemos entrar en una discusión respecto a si existe o no existe porque lo que existe es el trastorno. Por lo tanto, atendamos el trastorno”.

¿Hay diferencia entre el TDA y TDAH?

“Los TDA, más impacto en lo escolar. Los TDAH, impacto en lo escolar, en el aprendizaje, por la atención, pero también mucho a nivel social y comportamental”.

A mí me gustaría saber cómo podemos diferenciar un niño especialmente movido o travieso de un niño con TDAH.

“Solo cuando les aburrimos o lo que hacen es muy mecánico o muy repetitivo. Si los niños en el aula están como rabos de lagartija, lo estamos haciendo mal, les estamos aburriendo. Entonces, ¿diferenciarlo? Por el impacto.

¿Qué tendríamos que tener en cuenta los profesores dentro del aula si tenemos un niño con TDAH?

“Es muy importante que el maestro tenga un conocimiento de lo que pasa neurológicamente con estos chavales y entender que su funcionamiento siempre va a estar en lo que esperaría de niños 3 o 4 años más pequeños respecto a autonomía, planificación, concentración, control de impulsos, regulación de sus emociones… Y no asociarlo a la capacidad intelectual”.

Quería preguntarte cómo tienen que ser las escuelas para que tengan en cuenta a estos chavales con TDAH, para que tengan más sensibilidad al problema. 

“[…] Lo primero que hay que hacer es cambiar el sistema formativo en las escuelas de Magisterio. No puede ser que los de Magisterio aprendan las mismas cosas que aprendí yo hace casi 30 años, o que aprendieron mis maestros hace casi 50 años. Y esto es una aberración” […].

“NECESITAMOS MAESTROS QUE GENEREN MENTALIDAD DE CRECIMIENTO EN LOS CHAVALES”

Estos alumnos con TDAH suelen interrumpir bastante en clase, y llamar la atención de los compañeros. ¿Cómo podemos nosotros gestionar en el aula esta situación para que afecte lo menos posible a ellos y a los demás?

“[…] Tú, como maestra y adulta conoces las necesidades. Tú pones sobre la mesa cuáles son las necesidades, que los chicos participen en cuál es la norma, por qué de esa norma, qué consecuencias, la lógica, y que de ese burro no se baje ningún maestro. […]”.

¿Qué sabemos del uso de las tecnologías y los niños con TDAH? ¿Les influye de alguna manera?

“Sabemos muy poco. Estamos en un momento emergente con este tema. Sabemos muy poco, hay muy poca transversalidad todavía en el uso de las tecnologías. […]”.

A mí me preocupan estos niños porque a veces tienen una mala autoestima. O baja autoestima. Incluso son rechazados por sus propios compañeros, e incluso por los adultos. Y esto puede desarrollar una depresión infantil. ¿Qué señales de alerta tendríamos que tener en cuenta ante esta situación? 

“[…] Si tú ves que un chaval de repente está mucho más alterado a nivel comportamental, o está con mala gestión emocional, y tiene mucha labilidad, se cabrea por una chorrada, y monta una bronca que no parece lógica respecto al detonante, tienes que sospechar alteración del estado de ánimo, sabiendo los escenarios que tienen”.

La transcripción completa, si le interesa, la puede Usted leer haciendo clic aquí: VIVIR CON DÉFICIT DE ATENCIÓN.

Esta publicación pertenece a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN.

“A quien no le guste esta profesión, que no esté en esta profesión. Porque la capacidad que tenemos de influencia en los niños y de mejora de su calidad de vida, es determinante. Y a los padres, deciros que el sentido del humor es fundamental para el manejo del TDAH”.


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
1
Shares
1 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR