Los niños necesitan ser felices en el aula, no excelentes

12K Compartidas en:
12K
0
0
0
0
Definir lo que es la felicidad resulta un trabajo difícil puesto que el concepto es subjetivo. Esto quiere decir que la felicidad no se expresa en términos totalitarios y por tanto, no podemos decir que “la felicidad es una cosa determinada”. Sin embargo podemos decir que el término felicidad está asociado con el bienestar, con la alegría y la paz interior. Alcanzar la felicidad es un anhelo de todo ser humano.
Una de las metas de todo padre es lograr que sus niños sean felices. Ciertamente la felicidad no es un concepto constante sino que la felicidad, podríamos decir, que se constituye de pequeños momentos. Lo mejor que podemos hacer es enseñarles cómo ellos pueden ser felices.

A continuación publicamos con motivos educativos la publicación del del Blog La Izquierda Diario en donde Juan Castellanos, hace una reflexión sobre la felicidad de los niños en la escuela y sobre que cosas deberían motivar nuestra labor docente. Esperamos que la siguiente publicación sea de utilidad para la comunidad docente.

Los niños necesitan ser felices en el aula, no excelentes

En el artículo 3 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, que aborda la educación en el país, se menciona la palabra “excelencia”.

En la administración anterior, de Enrique Peña Nieto, se mencionó que la educación debía ser “de calidad”. La 4T de Andrés Manuel López Obrador detalló que la “Reforma Educativa” de Peña se había abrogado.

De ahí que para el nuevo gobierno el cambio está en una educación de “calidad” a una educación de “excelencia”. La “excelencia” educativa en la 4T es la más fiel muestra de la continuidad de la política educativa neoliberal del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Las competencias y la Nueva Escuela 

Muchos analistas, como Hugo Aboites y Lev Barriga, han insistido que la palabra “excelencia” viene del mundo empresarial y de las competencias en el mundo del trabajo.

Ser “excelente” es ser mejor: el más preparado, el más disciplinado, el más obediente, el que saca 10. Puedes ser “excelente” pero eso no te hace feliz. Incluso puede suceder lo contrario.

El alumno excelente es el que se separa del resto pues consigue el éxito en un mundo lleno de competencia.

Para los creadores del concepto, de esencia empresarial, el siglo XXI es el tiempo de las competencias. El mundo ha impedido garantizar la demanda y se encarece la oferta.

Las empresas no tienen vacantes, el mundo es cada vez más competitivo, los países cada vez más globales y tienen los estándares de calidad de los países avanzados y sólo las “personas excelentes” son las que están preparadas para sobrevivir.

La educación pues, está vinculada a contribuir con esta idea de mercado: llenar a los alumnos de conocimientos básicos para desarrollarse en el mundo del trabajo y ser mano de obra explotable exitosa en el mundo empresarial.

Los alumnos deben ser felices

La educación debe contribuir a la construcción de un ser humano feliz, no “excelente”.

La educación en México debe fomentar el espíritu de la solidaridad y no el de la competencia, del trabajo colectivo no el del individualismo, de la fraternidad no la del “éxito individual”, de la ayuda mutua no de la rivalidad.

Alumnos críticos, perspicaces, libres, emancipados, contra todo tipo de opresión y explotación: felices, esos son los niños y alumnos que México necesita.

La educación en México debe estar encaminada a la transformación del mundo en medio de la crisis mundial, a formar sujeto libres, preocupados por el medio ambiente, que acepten la diversidad, solidarios, fraternos, constructivos pero sobre todo: felices.

Pero no queremos sembrar ilusiones en que mientras persista la explotación, la opresión y la miseria de este sistema, nuestros alumnos podrán ser felices. Por eso, opinamos que las maestras y maestros debemos vincular la labor educativa a un esfuerzo por organizarnos y luchar junto a las madres, los padres de familia y otros sectores de trabajadores, en la perspectiva de una transformación radical de la sociedad.


Este contenido ha sido publicado originalmente por LA IZQUIERDA DIARIO en la siguiente dirección: laizquierdadiario.mx | Autor: Juan Castellanos



Total
12K
Shares
12K Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

900 juegos para clase de educación física

Además del clásico calentamiento que incluye carrera, estiramientos y ejercicios generales y específicos, también es interesante utilizar formas…