Las actividades auténticas como herramienta de evaluación

689 Compartidas
689
0
0
0
0
Las actividades auténticas como herramienta para evaluar los aprendizajes son realistas, tienen un propósito genuino con valor más allá del aula y una audiencia definida. Presentan cierto grado de complejidad. Muchas veces requieren ser trabajadas en colaboración entre pares, utilizando diversidad de recursos.
Implican un trabajo de varias fases o etapas para llegar, de manera progresiva, a uno o varios productos previamente definidos y orientados por el docente a través de instrucciones y modelos de acción. A través de ellas los estudiantes evidencian su comprensión del contenido trabajado y su capacidad para utilizarlo en variadas situaciones propias de su vida en sociedad.

A continuación analizaremos en forma particular cada una de estas características.

  • Son realistas y plausibles y emulan del modo más cercano posible a la realidad. Las actividades auténticas tienden un puente entre la escuela y la vida fuera de ella. De esta manera, las actividades de evaluación adquieren significado porque son percibidas como relevantes para la vida. Si el fin último de la educación es garantizar la formación de ciudadanos críticos, reflexivos y competentes en distintos ámbitos –individuales, sociales, familiares, profesionales, científicos y laborales- entonces la propuesta de evaluación en el aula deben incorporar la valoración de esas características en el vínculo de los estudiantes con el contenido enseñado.
  • Son complejas e intelectualmente desafiantes. Generalmente proponen preguntas o plantean situaciones a las que los estudiantes deben dar respuesta a través de un trabajo de creación, valoración y/o investigación. No alcanza con recordar y aplicar conceptos o procedimientos. Muchas veces requieren de algún tipo de colaboración y trabajo en equipo. No evalúan conocimientos aislados, atomizados, arbitrarios ni artificiales. Son tareas relevantes y cargadas de significado para el estudiante, por lo que resultan interesantes y motivadoras.
  • Tienen un propósito definido, una finalidad que requiere buscar soluciones a situaciones novedosas. Generalmente se propone alcanzar un producto que realmente alguien necesita o puede necesitar en alguna situación concreta (real o simulada). Por ejemplo: elaborar una guía turística, escribir un artículo para un periódico, organizar una presentación pública en torno a un tema, escribir un cuento o poema que será publicado para los padres, realizar una encuesta en la comunidad, escribir una solicitud de empleo, organizar un evento, elaborar recomendaciones para intentar resolver una situación problemática en la comunidad barrial, diseñar un experimento científico que permita corroborar o rebatir ciertas conclusiones entre otras.
  • El producto final va dirigido a un público determinado, a destinatarios o audiencias reales, más allá del docente. Son productos para ser presentados a otros: a una institución social, a una repartición del gobierno, a una autoridad escolar, a un grupo de padres o a la opinión pública, por mencionar algunas posibilidades.
  • Ponen al estudiante en situación de desempeñar determinados roles, similares a los que llevan a cabo las personas en la vida real: se les propone asumir el rol de periodista, constructor, guía turístico, empleado de una tienda, moderador de un debate, científico, historiador o legislador, entre otros ejemplos posibles.

  • Por el anclaje necesario que deben tener las actividades propias de la vida real, los contextos de las tareas incluyen restricciones e incertidumbres. Los problemas que se proponen incluyen dificultades, limitaciones o aspectos restrictivos ante los cuales los estudiantes deben poner en práctica su creatividad, conocimientos y habilidades para sortearlos. Como las actividades admiten más de un camino o forma de realización, los estudiantes deben valorar alternativas y tomar decisiones. La creatividad muchas veces surge como forma de enfrentar y superar las limitaciones de la realidad.
  • Requieren que los estudiantes pongan en juego un variado repertorio de estrategias: investigar, ensayar distintas soluciones, consultar variedad de recursos, practicar, probar distintas alternativas, realizar ajustes y volver sobre sus producciones preliminares para refinarlas. A los largo del proceso son importantes las devoluciones del docente para orientar y
    reorientar la tarea.
  • Debido a la complejidad que generalmente tienen, están pensadas para que los estudiantes las desarrollen durante un periodo de tiempo más o menos extenso, no de una sola vez. Suponen el desarrollo de un proceso de trabajo que se puede dividir en fases a las que se les asigna tiempos realistas de ejecución y que terminan con la elaboración de un producto final o la resolución de un problema (Perkins, D. 2010).
  • Generalmente se desarrolla en contextos colaborativos, tal como ocurre en la vida real. Por lo general las personas, científicos, trabajadores y profesionales, realizan su trabajo en colaboración e intercambio con otros. Esto no significa que siempre que se propongan actividades auténticas se deba trabajar en equipo. Existen situaciones en la vida real que demandan el trabajo en forma individual y de esa manera deberían ser propuesta a
    los alumnos.
  • La autoevaluación y coevaluación son aspectos esenciales de la evaluación auténtica. Están siempre presentes en estas propuestas por ser procesos propios del trabajo individual y colectivo en situaciones reales. Mientras la autoevaluación favorece los procesos de autorregulación del aprendizaje, la coevaluación propende a desarrollar un papel activo y de ayuda recíproca donde se reciben aportes y se contribuye con nuevas ideas (sobre este aspecto nos extendemos con más detalle en el siguiente capítulo).

Tal vez le pueda interesar la siguiente publicación: EVALUACIÓN AUTÉNTICA: PRINCIPIOS, ORIENTACIONES Y EJEMPLOS

La siguiente figura sistematiza las diferencias existentes entre las tareas típicamente escolares, enciclopedistas, focalizadas en la adquisición del conocimiento en sí mismo y en el trabajo individual, y las tareas auténticas que promueven procesos de trabajo, el desarrollo de habilidades, el uso del conocimiento para resolver problemas con significado real y el trabajo colaborativo.

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.


ENLACE 1: LAS ACTIVIDADES AUTÉNTICAS COMO HERRAMIENTA DE EVALUACIÓN





ACTUALIZAMOS NUESTRA APP:
Puede descargar gratuitamente en: Google Play | Apple Store

701 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: