La educación es el mejor camino para lograr el respeto a las niñas y mujeres, como valor moral y social

159 Compartidas en:
159
0
0
0
0
EL escritor irlandés Laurence Sterne afirmó que el respeto por nosotros mismos guía nuestra moral y que el respeto por otros, guía nuestras modales; para recordarnos que el respeto empieza por sí mismo y que se aprende en casa, y que es uno de los valores más importantes para la convivencia familiar y social. Sea cual sea la realidad familiar de cada estudiante, cada uno de ellos viene a la escuela con una experiencia de respeto a sus hermanos y sus vecinos. En la escuela tenemos la tarea de consolidar lo aprendido sobre el respeto, como uno de los valores morales más importantes del ser humano, pues es fundamental para lograr una armoniosa interacción social.

“Respetar a los otros es ser capaz de comprender y aceptar que existen esas diferencias individuales, pero, sobre todo, entender que como miembros de una sociedad somos iguales. A todas las personas se les debe respeto por el simple hecho de ser personas”. Desde el hogar y en la escuela, debemos aprender a aceptar a la otra persona y no pretender cambiarla. Respetar a otra persona es no juzgarla por sus actitudes, conductas o pensamientos. No se le reprocha nada ni esperamos que sea de otra forma” (cf Andrea García Cerdán). El respeto “es la base sobre la que se sustentan las relaciones entre las personas y, por tanto, es esencial para que exista una sana convivencia y para que haya armonía dentro de la comunidad” (cf Dra. Sara María Saborido).

Sin embargo ¿Cómo explicar a los niños que es normal que, a veces, nos sintamos molestos, cuando algo no nos gusta o nos desagrada de otra persona? ¿Cómo podemos educarles para que sepan que ese “no estar de acuerdo” no es justificación, ni motivo para gritar, golpear o decir insultos como respuesta? ¿Cómo educar para trabajar con los otros sabiendo que a veces, las diferencias son parte de una riqueza que suma? ¿Qué hacer para no imponer un criterio a los demás?… creemos que a estas y otras preguntas se responde con la educación, como el camino más largo, pero el más seguro para lograr desterrar la intimidación y madurar en el respeto por el otro, en nuestro proceso de una socialización sana.

En este artículo, por motivos únicamente educativos, queremos proponerles una reflexión sobre el trato a las niñas y a las mujeres. El por qué educar a los niños en el respeto a las niñas. Deseamos invitarles a abordar específicamente el respetarlas, no por ser “débiles” o “sexo débil”, sino porque se les reconoce su especial diferencia y enriquecedora complementariedad con los niños y hombres. La ONU afirma que “empoderarlas y lograr la igualdad de mujeres y hombres como socios y beneficiarios del desarrollo, los derechos humanos, la labor humanitaria y la paz y la seguridad”. Y comenzamos por afirmar que “respetar a la mujer no es, ni debe ser, un acto altruista del hombre que quiere mostrarse caballeroso y atento con un ser inferior. La dignidad de la mujer es por ella misma”. No porque es su mamá, su hija o su hermana; sino porque que las diferencias físicas nos complementan, no nos jerarquizan; no por alguna superioridad, sino porque son compañeras en el camino de la vida.

Creemos que podemos partir de la premisa, que “la familia debe ser la cuna del aprendizaje y el fomento del respeto. Si un niño no respeta a sus padres, será difícil que lo sienta por otras personas. […] para que el niño aprenda a respetar es importante que tanto la familia como los profesores en la escuela le enseñen a hacerlo desde el ejemplo para generar relaciones sanas y efectivas”. CÓMO PROMOVER EL RESPETO A LOS COMPAÑEROS DESDE EL AULA.

El valor del respeto a los otros, y específicamente a la mujer se practica primeramente en el hogar. A los profesores nos toca consolidar ese valor en la comunidad educativa, por medio de un diálogo cercano y necesario con nuestros padres de familia (sea cual sea su situación conyugal), y el recomendarles que, entre otras cosas, se les sugiere que tengan en cuenta que:

  • hay que darle a los hijos e hijas las mismas oportunidades de crecimiento;
  • que la hermana no es una servidora de los hermanos;
  • que todos participan equitativamente en las labores del hogar y en la escuela;
  • que no se corrige a las niñas por el hecho de ser mujeres;
  • que el respeto del otro es un valor y que hay que aceptarlo, practicarlo y defenderlo;
  • y que las decisiones se toman al escucharse y ponerse de acuerdo sin importar si son mayoría hombres o mujeres. Cf EL RESPETO A LA MUJER.

Este video con el audio (en italiano) del Papa Francisco, colgado en YouTube por El Observador de la Actualidad, y que compartimos por motivos únicamente educativos, nos permite conocer la opinión personal del Papa sobre el rol y la importancia de la mujer en la vida de la sociedad y del mundo.

PAPA FRANCISCO: LA MUJER ES PARA TRAER ARMONÍA (2´01”)

Para ayudarnos en nuestra tarea de educar a nuestros niños en valores basados en el respeto, la autonomía y la dignidad de las niñas y de todas las personas; compartimos el siguiente video, que se realizó en Italia (Fanpage.it), sobre la reacción de los niños al pedirle que abofeteen a una niña (Salp her: children·s reacctions). ¿Lo vemos?

EN EL MUNDO DE LOS NIÑOS, LAS MUJERES NO SON GOLPEADAS (3´19”)

Este otro video es una imitación del anterior, con niños de diferente contexto y en español colgado por El Mañana 360.

GOLPÉALA (2¨33”)

También nos puede ser útil este otro video con niños del mundo árabe (subtitulado en inglés) colgado por Behold Productions.

DESVENTAJA (العيب  El 3eib) (2´34”)

Finalmente, compartimos un cuarto video de FORMANDO TEC, que les animamos a visualizar personalmente y luego con sus estudiantes y/o padres de familia, y dialogar sobre el valor del respeto y las consecuencias frente una mala educación y/o aceptación indiferente de la violencia (en este caso específicamente) contra una niña.

TODO COMIENZA CON UNA FALTA DE RESPETO (1´01”)

“Eduquemos bien a nuestros hijos. Y eduquemos hijas que sepan respetar a los hombres, pero también respetar a otras mujeres, mujeres que sepan que no tienen que ganarse un lugar en el mundo, sino que tienen que hacer que su lugar sea el mejor lugar para ellas mismas” (Caro Saracho).


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
159
Shares
159 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

900 juegos para clase de educación física

Además del clásico calentamiento que incluye carrera, estiramientos y ejercicios generales y específicos, también es interesante utilizar formas…