José Antonio Marina: Cómo formar maestros de élite

3K Compartidas
3K
0
0
0
0

       


La formación inicial docente está frente de un nuevo desafío: el formar profesores para trabajar en escenarios complejos, diversos y cambiantes,  con capacidades profesionales para un ambiente escolar  que “ya no tiene el monopolio del saber, […] que tengan en cuenta el fuerte impacto de las TICs en la producción, renovación y circulación de la información y el conocimiento; [que sean] capaces de interactuar con niños y jóvenes que tienen otros estilos y ritmos de aprendizaje, así como nuevos sistemas y códigos de comunicación e interpretación”.

El profesor y catedrático de investigación de Canadá en la Facultad de Educación de la Universidad McGill en Montreal, Quebec, Canadá, Joe Lyons Kincheloe afirma que  ahora “enseñar es una actividad incierta y compleja. Si el acto docente fuera conocido y constante, el profesorado no necesitaría hacer otra cosa que seguir los dictados de las generalizaciones empíricas y sus formadores sabrían exactamente qué enseñarles para asegurar su éxito profesional. El profesorado se percata hoy en día de que su situación profesional es específica para cada sociedad” (2001).

Publicación anterior recomendada:

Compartimos con fines únicamente educativos y de formación permanente partes de la publicación de El País (España) del profesor José Antonio Marina sobre la necesidad de fortalecer los estudios iniciales y despertar la motivación para actualizarse en los conocimientos y los recursos pedagógicos que respondan a un mundo todavía impredecible, como sostiene Peter Senge en el artículo precedente. Ponemos en claro que esta publicación la hemos actualizado y relacionado con la emergencia educativa que nos ha traído el cierre de las escuelas frente al COVID 19. Al final le indicamos el enlace para que lean la publicación completa de El País (28/05/2016). Esperamos que esta publicación, con otras publicaciones del profesor Marina, provoque el deseo de intercambiar opiniones y clarificar la propia vocación de los integrantes de esta comunidad educativa digital de la Web del Maestro CMF.

Profesores para una nueva normalidad educativa

La ley de Revans nos dice que “para sobrevivir, un sistema educativo debe aprender al menos a la misma velocidad con la que cambia su entorno”, y eso nos motivó a publicar dos artículos, en los cuales describimos con cuánta facilidad (y casi de manera imperceptible), el futuro educativo podía resumirse “con el acrónimo VUCA (vulnerabilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, en inglés)”, que nos  está exigiendo “el tener que seguir aprendiendo continua y eficientemente”.

En Política educativa en perspectiva 2015 de la OCDE, ya nos indicaba el estudio de 450 reformas educativas, y según la opinión de  Doug Ross, secretario de Empleo y Formación del Gobierno de Bill Clinton: “Los nuevos pobres serán aquellos que no puedan o no quieran aprender”. ¿Qué futuro les espera a nuestros estudiantes, si seguimos con paradigmas que ya no responderán a los desafíos que vendrán?

Consideramos, con el profesor Marina, que el factor determinante de la calidad de un sistema educativo es la calidad de sus docentes, pero “no es el único: le siguen la calidad de los equipos directivos, la autonomía de los centros y la colaboración con las familias”.

Sabemos que el protagonismo del profesorado está universalmente aceptado y que “incluso se han hecho estudios para calificar la profesión docente como una carrera de élite, pues cada día la sociedad encomienda a la escuela más responsabilidades. “Podríamos negarnos a aceptarlas, pero lo sensato es reclamar las ayudas necesarias para poderlas atenderlas bien”.

El profesor Marina afirma que por eso se propuso el “fortalecer la formación inicial con la implantación de un MIR educativo que incluyera dos años de formación práctica, trabajando ya en escuelas seleccionadas, bajo la tutorización de docentes especialmente preparados. [no solo para] formar bien a los nuevos profesores, sino [para] mantener esa formación a lo largo de toda su carrera profesional. Además, parece conveniente considerar que el gran agente educativo es el centro, lo que hace necesario que los docentes sepan colaborar, elaborar proyectos compartidos, convertir el centro en una organización que aprende. Para conseguirlo, es también necesario mejorar los equipos de dirección, establecer canales de cooperación con las familias más fluidas que ahora, y también rediseñar el cuerpo de inspectores”.

Publicación relacionada:

Otros factores a tener en cuenta para lograr los objetivos de la tarea docente

“Es cierto que la escuela no es el único factor que influye en el éxito educativo de nuestros alumnos. Estudios solventes indican que el origen socioeconómico determina el 50% de los resultados escolares. Por eso, una parte importante de las reformas educativas deben ir enderezadas a apoyar a las familias en peores condiciones económicas. Para muchos niños, la escuela es el único ámbito protector que pueden disfrutar. Las escuelas deben ser centros de irradiación que atraigan y dirijan esfuerzos sociales para ayudar a sus alumnos. Un reciente estudio publicado por WISE (World Innovation Summit for Education) indica que es necesario un nuevo tipo de líderes escolares y de políticas públicas para movilizar y dirigir los esfuerzos sociales a favor de niños y adolescentes”. Y no perder de nuestra mira el conocer e introducir en los currículos las nuevas destrezas para el siglo XXIl y “saber utilizar lo que se conoce”.

Publicación relacionada:

Para el Profesor José Antonio Marina,  es urgente y necesario dar una estabilidad a los planes educativos, porque toda experiencia educativa necesita tiempo para funcionar, y para ello se necesita poner especial atención en la calidad de la formación docente y su permanente actualización; aunque en este campo hay muchas cosas claras y algunos puntos que hay que, según nuestra propia realidad educativa, debemos comprometernos en mejorar.

La ruta nos parece clara, lo malo es que no hay camino hasta que no se quiera andar por él. Como dijo don Antonio Machado: “Caminante, no hay camino. Se hace camino al andar…”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País (España) en el siguiente enlace: CÓMO FPRMAR PROFESORES DE ÉLITE



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: