[Ernesto González] ¿Estarán preparados realmente los estudiantes?

68 Compartidas
68
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos | |


¿Si te mencionara los nombres de Sócrates y Platón y, que responderías? Si pensaste en que ambos fueron filósofos – tanto de la occidental como de la universal – de la Antigua Grecia y que el primero fue maestro del segundo estarás en lo cierto.
Lo que sí posiblemente desconozca es que ellos debatieron por primera vez el concepto de autonomía del estudiante, autonomía que aún no se logra alcanzar cuando conservamos el modelo tradicional de relación profesor/alumno, aprendizaje que se centra en un aula impulsada por el profesor donde el alumno sigue el camino de aprendizaje trazado y de ahí no existen ni atajos, ni desvíos.

Ser autónomo implica la capacidad que debe poseer el estudiante del alumno para hacerse cargo de su propio aprendizaje, que, a diferencia de ser dependiente del maestro, el alumno asume la responsabilidad de su propia trayectoria.

Evidentemente no se logra en un dos por tres; a un bebé cuando está en el proceso de aprender a caminar, no se le suelta desde un primer momento, sino que los padres estarán atentos ante una posible caída para evitarla, soltando poco a poco, donde observan como en un comienzo sus piernecitas tambalean ante una posible pérdida de equilibrio, posteriormente ellos aprenden a sostenerse de los objetos sólidos – la cuna, un mueble, etc. – hasta lograr sostenerse por sí solo.

Esta analogía es válida para que de forma gradual el estudiante logre ser autónomo, con la ayuda de un docente – instructor donde juegue los roles siguientes:

  • Facilitador: el profesor como coordinador auxiliar para apoyar el aprendizaje del alumno.
  • Consejero: el maestro como mentor, disponible para ayudar al alumno cuando éste lo solicite.
  • Recurso: el docente como fuente de orientación a los materiales para ayudar a indicarle al alumno a las fuentes correctas de conocimiento.

Eso sí, será necesario establecer las llamadas condiciones efectivas, tales como:

  • Cultivar la distancia: el estudiante y el instructor deben entender que el papel del instructor es facilitador en lugar de tutor.
  • Establecer independencia: los estudiantes no deben confiar en el maestro como la fuente de conocimiento del curso y en su lugar buscarlo por sí mismos.
  • Diseño y plan: el alumno debe construir su propio plan de estudios, estrategia de aprendizaje y trayectoria personalizada.
  • Asumir la responsabilidad: los alumnos deben tomar decisiones y responsabilizarse por lo que aprenden.
  • Ser consciente de sí mismo: los alumnos deben desarrollar un sentido de sus propios estilos de aprendizaje, enfoques y preferencias, algo que el instructor generalmente supervisa.
  • Aprovechar las comunidades de pares: si tenemos un grupo de alumnos autónomos, pueden, en una situación ideal, evaluarse y evaluarse mutuamente.
  • Documentar el progreso: A medida que establecemos la autonomía del alumno, los alumnos deben documentar continuamente sus propias evaluaciones de cómo han estado progresando.

Y, ¿cuáles han de ser los beneficios cuando se logre la autonomía por parte del estudiante?

  • El cultivo de un agudo sentido de independencia de toda la vida, tanto dentro como fuera del salón de clases y el trabajo.
  • La mentalidad de pensar fuera de lo común donde se logra fomentar la innovación y el pensamiento libre.
  • Un mayor sentido de curiosidad intelectual y una avidez de conocimiento que no siempre se encuentran para seguir técnicas de instrucción comunes.

Por supuesto que no resulta sencillo lograrlo, al ser todo un proceso y ejemplo de ello reciente lo hemos tenido con el período de habernos visto afectado por la pandemia (estudiantes, docentes, padres de familia), donde fue necesario mover la balanza del aprendizaje hacia una mayor autonomía del estudiantado, con el apoyo de materiales complementarios; horarios disímiles para ser atendidos vía chat, clases por televisión, conferencias vía digital, por parte del docente.

Que resultó una experiencia, diría que un capítulo tal vez no con el mayor éxito, teniendo en cuenta las grandes disparidades en el acceso a la tecnología y en la capacitación no suficiente del profesorado, pero que sí supo ser autónomo para dar una respuesta, la mejor posible y se logró en parte, lo que constituyó un nuevo aprendizaje.

Lo que antes – por cierto, no muy antes en tiempo – la tarea constituía la única actividad de autonomía para posteriormente ser evaluado, hoy los retos son más, mucho más con el empleo de la tecnología, por tanto, el modelo tradicional podría “hacer aguas y comenzar a hundirse”.

Con la verdadera autonomía, el estudiante cambiará el modelo, el docente tradicional más temprano que tarde saldrá de “la ecuación” y dependerá del estudiante manejar su propia experiencia de aprendizaje, que, a diferencia de ser dependiente del maestro, el alumno asumirá la responsabilidad de su propia trayectoria.

¿Estarán preparados realmente los estudiantes para lograrlo, los habremos preparados los docentes, las instituciones lo suficiente para ello?

NOTA DE REDACCIÓN: La Web del Maestro CMF publica los textos originales de su autor, no necesariamente coincide con lo expuesto en el tema, no se hace responsable de las opiniones expresadas, y no promociona ningún producto, servicio, marca o empresa. Sugerimos a nuestros lectores conocer la identidad de la fuente o de su autor, para tener mayores elementos de juicio y la pertinencia a su realidad educativa.


Autor:
Ernesto Gonzalez , ciudadano nicaragüense, nacido en Cuba.
Experiencia laboral:
Lic. en Ciencias Pedagógicas con mención en química. 40 años de experiencia como docente en los niveles de educación media y superior; cursos de posgrado propios de la especialidad y en pedagogía; autor de libros de texto para la enseñanza media tanto en ciencias naturales, como sociales. Articulista para los periódicos La Prensa, El Nuevo Diario (nicaragüenses 2000-2008), actualmente para el periódico El Siglo 21 guatemalteco.
Correo electrónico:
[email protected]
Cuenta de twitter: @gonzlez_ernesto

.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



También le puede interesar: