EDUCAR SE HACE CON CARIÑO, MUCHO CARIÑO, Y TIEMPO, MUCHO TIEMPO

0 Compartidas en:
0
0
0
0
0

Víctor Küppers nació en Holanda (1970), y vive en España. Es doctor en Humanidades, profesor de la Universidad de Barcelona y la Universidad de Navarra. Es conferenciante, formador, consultor y escritor (“Vivir la vida con sentido” y “El efecto actitud”). “En sus conferencias y seminarios, el profesor Víctor expone de manera divertida, práctica y emotiva las claves fundamentales para desarrollar el potencial de cada persona, sus sesiones giran en torno a principios y valores humanos, la importancia de luchar cada día para ser mejor persona y la necesidad de vivir con alegría, ilusión, entusiasmo, generosidad y grandeza nuestra vida personal y profesional…”. (PLATAFORMA EDITORIAL).

El profesor Küppers opina que “la vida es fantástica y un reto apasionante cuando uno descubre que lo más importante es luchar cada día para ser la mejor persona que puedes llegar a ser y ayudar a los demás a ser más felices. La Madre Teresa de Calcuta tiene una frase increíble: “que nadie llegue jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz”.  […] Tenemos que luchar cada día para que nuestra vida sea una obra de arte. […] Entre sus frases más polémicas y significativas están: “Vivimos en un mundo de tarados”, “Lo más importante es lo más importante”, “Las circunstancias no son lo mismo que las actitudes” y “En la vida nos damos cuenta de las cosas, tarde”. SOY VICTOR KÜPPERS, CONFERENCIANTE Y ESCRITOR, Y ASÍ TRABAJO.

Gracias al Proyecto de Aprendemos Juntos, del BBVA y El País (España), Víctor Küppers dialoga con profesores, un director de escuela, un estudiante de bachillerato, otro de magisterio, una madre de familia y un estudiante del Grado Transmedia. Por motivos únicamente educativos – pastorales compartimos los videos de la parte destacada y el diálogo completo, así como algunas preguntas y partes de las respuestas (con resaltados nuestros) que pretenden ser una invitación a visualizar y leer la transcripción completa en el enlace final.

¿qué consejo les podríamos dar [a nuestros hijos] para que sean felices?

“[…] Yo no soy nadie para dar consejos, pero, […] yo lo he resumido todo en tres ideas… La primera es el desarrollar la bondad, el ser buenas personas, al final, en la vida el talento es importante, el dinero es importante, el trabajo que tienes, tu cargo es importante, pero en la vida es mucho más importante ser buena persona. […] El segundo consejo que les doy es no perder nunca la alegría. La alegría ayuda mucho, pero la alegría no es ser payaso, chistoso o gracioso, es ese concepto de la alegría de vivir. […] Y la tercera y última cosa que les digo es, primero la bondad, la segunda es la alegría, y la tercera es, sobre todo, pensando en su trayectoria profesional. […]”.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE SABER ESCUCHAR?

(MOMENTO DESTACADO 4´44”)

… se puede aprender a ser optimista?

“[…] Primero, siendo consciente de que es una elección. Ser alegre no es una consecuencia, ser alegre es una elección, y hay personas que están comprometidas, que tiene ganas de vivir con alegría, y fallan una vez y siguen, fallan una vez y se vuelven a levantar, fallan una tercera vez… pero hay gente que lucha para vivir con alegría, y después esfuerzo, esfuerzo y mucho esfuerzo. […] Hay personas que, pese a todos los problemas personales y profesionales, siguen sonriendo, siguen trabajando con alegría, siguen trasmitiendo ilusión, y a las seis de la mañana. ¿Qué hacen esas personas?, porque si lo hacen algunas, lo podemos hacer todos. Pero es un problema, uno, de decidir, de compromiso y, la segunda, de esfuerzo, mucho esfuerzo, porque es una lucha titánica contracorriente, porque el entorno no ayuda a ir con alegría”.

… qué le dirías a los jóvenes de hoy que se sienten desmotivados y que piensan que no tienen futuro.

“[…] Yo le diría básicamente dos cosas: la primera, nunca hay que perder la esperanza, nunca. Cuando uno pierde la esperanza, cuando uno pierde el ánimo se ha acabado. Es verdad que la sociedad que hemos creado las generaciones anteriores es una sociedad complicada, difícil, que no ayuda nada a las personas jóvenes, pero uno no puede perder nunca el ánimo. Piensa que cuando pierdes el ánimo, pierdes lo mejor que tienes. […] La vida es estado de ánimo. […] Este es uno de los trabajos importantes que tiene un profesor, que nuestros alumnos no pierdan el ánimo porque el entorno tiende a que pierda el ánimo. […] Tú tienes un alumno sin ánimo y hay que ayudarle, porque la diferencia entre esa persona grandísima qué es o la persona mediocre que puede ser está en el ánimo, y estamos en un entorno que no ayuda a mantener el ánimo. La respuesta sería, primero, no perder nunca la esperanza, no perder nunca el ánimo, porque cuando lo has perdido se ha acabado, y lo segundo, también plantearse cuál es tu objetivo en la vida, qué es lo que te motiva, porque hay muchas personas jóvenes que están confundidas, y educar también quiere decir dar luz sobre cuál es el sentido que puede tener tu vida. Yo siempre he pensado que la felicidad en la vida es encontrar el sentido, y cada uno tiene el suyo, lo que se llama la vocación. […] … si algo te apasiona, lucharás para hacerlo cada vez mejor, además es un trabajo con el que te vas a ganar la vida, …”

… qué actitudes consideras que son importantes de enseñar para educar bien a nuestros hijos y también qué podemos hacer o que podríamos hacer si vemos, en un momento dado, que nuestros hijos dejan de brillar.

“[…] Lo importante es que entiendan que la vida va de actitud. Yo siempre lo reduzco a una. Una actitud que me gustaría que tuvieran mis hijos: la amabilidad. Yo creo que la amabilidad, primero porque nos falta, estamos en una sociedad en la que tratamos a las personas como bultos peludos con patas, y es una experiencia que tenemos todos. […] Lo peor de todo es que hemos asumido que es normal, no nos sorprende, no nos extraña, al contrario. […] los expertos han demostrado que la forma más rápida, más eficaz y más fácil, o sea rápida, eficaz y fácil, o sea rápida, que funciona y fácil de vivir con alegría es ser amable. Ser amable con los demás, y tenemos mil quinientas oportunidades para ser amables cada día, … […] cuando quieres ser amable, a veces tienes que escuchar a unas personas, a veces tienes que aguantar una puerta, a veces tienes que acompañar, a veces tienes simplemente que estar. Hay que desarrollar la paciencia, hay que ser generoso, esa es la gran ventaja también de ser amable. […] Porque aquello de: «yo poco tiempo, pero de calidad», es otro cuento chino, que alguien se inventó para tener la conciencia tranquila, …”.

EL VALOR DE TU ACTITUD

(VIDEO COMPLETO 54´54”)

… cómo podemos conseguir que los líderes del futuro sean los profesores, es decir, cómo podemos trabajar para que se hagan los grandes líderes y poder transformar la sociedad.

“… El papel de un líder no es decir a la gente lo que tiene que hacer y verificar que está hecho en tiempo y forma adecuado. El papel de un líder es el de influir, es el de inspirar, es el de transmitir, es el de contagiar, es el de ilusionar, es el de motivar, es el de ayudar, y eso tiene que ver con lo que transmites como persona. […] el trabajo de un líder es sacar lo mejor que llevan las personas, sacar lo mejor que llevan. ¿Cuál es tu trabajo como profesor?, tu trabajo como profesor es intentar sacar lo mejor que llevan los alumnos dentro, ayudarles a que saquen lo mejor, y eso requiere no tratarlos como una clase de veinte, cuarenta o sesenta, como un número, sino una a uno, por eso es un trabajo tan difícil el de profesor, es uno a uno. […] Al final, es poner en la cabecita de las personas, conforme van creciendo, aquellos valores y principios humanos que todos queremos para nuestra sociedad, porque ya lo tendrán cuando tengan veinticinco, treinta o treinta y cinco años y un día sean líderes, y sean gobernantes, […]”.

… Antes has comentado que es fundamental distinguir entre lo importante y lo verdaderamente importante. Quería saber si nos podía dar alguna pauta o algún truco para conseguirlo.

“[…] El problema es que nos ha tocado vivir una época donde todo va rápido, conducimos rápido, hablamos rápido, caminamos rápido, todo es urgente, todo es estresante, todo es para ya, y cuando uno va rápido, la vida se ve invadida por lo superficial, por lo urgente, por lo intrascendente, y no hay tiempo a veces para lo importante o nos damos cuenta cuando es tarde. […] Serenidad es aceptar que las cosas son como son, no como nos gustarían, las cosas son como son. Uno tiene que llegar al punto de aceptarlo, porque a partir de aquí la energía ya no la gastas quejándote, la energía la gastas construyendo, mejorando, avanzando. Pero hay mucha gente que no ha entendido lo de razonable, que lleva cinco años desahogándose … […] No aceptar lo que no nos gusta es lo que nos hace sufrir, no aceptar lo que no nos gusta, y esto le ha pasado a mucha gente, …”

… ¿qué recuerdas como lo más positivo y lo más negativo con respecto al sistema educativo?

“Alguna anécdota, qué recuerdo. Lo negativo lo tengo muy claro, de mi época de estudiante lo que recuerdo peor es aquel sistema de memorizar, vomitar. Yo seré muy corto, pero me costaba un montón, a mí memorizar… […] ¿Qué recuerdo positivo? Aquí me alargaría mucho, recuerdo profesores espectaculares, recuerdo clases divertidísimas, pero me voy a quedar… […] … recuerdo la solidaridad y el compañerismo que teníamos, […]”.

… he visto que en tus libros hablas de lo importante que es saber comunicarse bien con los demás, y quería saber si nos podrías dar algún consejo práctico para comunicarnos mejor.

“…Al final, ¿la esencia cuál es? Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti, es así de simple. Lo hemos oído muchas veces, pero es que es la verdad, es la verdad. […] Sonríe, nos gusta ver personas agradables, personas que sonrían, nos gusta mucho. Sé honesto, porque, al final, transmites la persona que eres, y en la comunicación con los demás ayuda. Sé una persona que escucha, y me detendré en esta, pero acabemos la lista. Sé una persona agradecida, sé una persona que valora a las demás, sé una persona que no tenga prejuicios,tolerante, también, con la opinión de los demás, no todos tenemos que estar de acuerdo, hay gente que no es nada tolerante. […] Escucha, escucha. Pero es un esfuerzo enorme, porque implica ser generoso, implica no pensar en mí, sino pensar en ti. […]”.

La transcripción completa de este conversatorio lo puede Usted leer aquí: ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE SABER ESCUCHAR?

Esta publicación corresponde a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN

“… cuando te van pasando cosas, aunque sean malas, con el tiempo vas descubriendo que eso que te pasó sirvió para algo, te hizo crecer. Son cosas que con el tiempo tienen sentido, y menos mal que pasaron, aunque en su momento fueran negativas”.


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
0
Shares
0 Compartidas en:
Deja un comentario



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR