[Doctoranytime] Técnicas de control mental para eliminar el estrés

26 Compartidas
26
0
0
0
0

       


Diversos estudios han demostrado que el estrés crónico puede ser malo tanto para la mente como para el cuerpo ya que podría generar problemas como dolores de cabeza, presión arterial alta, estreñimiento, entre otros tantos.
Por ello, los especialistas recomiendan que para tener un cuerpo sano, es muy importante tener una mente sana; justo como lo mencionaba Juvenal, un poeta romano en una de sus Sátiras: “Orandum est ut sit mens sana in corpore sano” lo que significa “Oremos por una mente sana en un cuerpo sano”. Gracias a lo cierta que es esta frase es que ha sido utilizada en diversos contextos deportivos y educativos para expresar que tanto la salud mental como física van de la mano completamente.

Por ello, hemos consultado a una especialista y nos ha compartido algunas técnicas que podremos utilizar para mantener nuestra mente libre de estrés.

Técnicas para eliminar el estrés

Las técnicas de control mental que nos ayudarán a eliminar el estrés, también nos permitirán conocer y entrenarnos para combatir las reacciones que nuestro organismo tiene habitualmente ante diferentes situaciones. Las cuales pueden ir desde cognitivas y conductuales hasta fisiológicas y emocionales.

A pesar de que estas reacciones parecen ser “inofensivas”, realmente son las que si no controlamos o las manejamos de forma adecuada, terminan produciendo diferentes manifestaciones clínicas que pueden llevar al agotamiento psicosomático (síntoma físico que se supone producto de un padecimiento mental).

Ahora bien, la mejor manera de controlar los síntomas físicos es atendiendo la raíz cognitiva y emocional que genera dichos síntomas. Para lograr eso, la técnica por excelencia es discernir entre un pensamiento positivo y uno negativo, pero no el sentido de pensamientos lindos o no lindos, sino en términos de pensamientos que son verdad en comparación a aquellos que no lo son.

Desde la perspectiva de una de las corrientes de la terapia cognitivo-conductual llamada TEAM-CBT (por sus siglas en inglés), entendemos que los pensamientos negativos son aquellos que no son verdad (que nos mienten) y los positivos son aquellos que sí lo son. A modo de ejemplo, un pensamiento negativo puede ser “soy una tonta” y uno positivo sería “soy capaz a pesar de que a veces cometo errores”. En este sentido los pensamientos negativos son denominados así porque generalmente están basados en un pensamiento absoluto y derivan en sentimientos incómodos y finalmente en conductas que no nos favorecen.

En cambio los positivos dicen la verdad y son un tanto más suaves, pero generan un campo de acción, pues, siguiendo el ejemplo, con “ser una tonta” no hay nada que hacer, mientras que con “cometer errores” se abre un campo amplio de acción. Aunado a esto, los pensamientos que nos dicen verdades nos generan emociones que son mucho más fácil de gestionar y digerir.

Así que la próxima vez que se descubra pensando algo absoluto o teniendo un síntoma o reacción desproporcionada, pregúntese ¿qué pensamiento está detrás de esto?, ¿qué se está diciendo a sí mismo? Y atrévase a desafiar la veracidad de ese pensamiento para reemplazarlo por uno que sí sea verdad.

Adicionalmente, puede hacer respiraciones profundas para poder relajarse y lograr realizarse las preguntas que lo ayudarán a tomar control de sus pensamientos negativos para volverlos positivos y así eliminar el estrés.



Referencias:
  1. MedlinePlus

Agradecemos la colaboración de Rebeca Escapa, psicóloga, quien compartió y verificó la información para el desarrollo de este artículo. Es egresada de la Universidad Anáhuac con una Maestría en Psicología Clínica en trámite por la Universidad de las Américas. Cuenta con tres especialidades: Desarrollo Humano, Psicoterapia Gestalt y Psicoterapia de Adolescentes y con más de 10 años de experiencia. Se ha enfocado en la atención a adolescentes con discapacidad intelectual, autismo, problemas de conducta y oposicionismo, depresión, ansiedad, auto-lesión y relación con sus padres; así como al diagnóstico y entrenamiento en inteligencia emocional.







TAMBIÉN PUEDE LEER:

26 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: