Concepción Company: Decir todxs es impronunciable, no pertenece al patrón fónico del español

49 Compartidas
49
0
0
0
0
Concepción María del Pilar Company (1954), es Licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas (1980), Master (1983) y Doctora (1988) en Lingüística Hispánica en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Es profesora en su alma máter y ha ejercido la docencia en El Colegio de México, Universidad de Sonora, Universidad de Guanajuato, El Colegio de Michoacán, Universidad Autónoma de Aguascalientes y El Colegio de Sinaloa. Su experiencia docente también la ha ejercido en la Universidad de La Habana, Universidad de Salamanca, Universidad de Buenos Aires, Universidad Autónoma de Madrid, la Fundación Duques de Soria, Universidad de Santiago de Compostela, Universidad de Málaga, Universidad Nacional de Cuyo, Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Granada, Universidad de Barcelona, Universidad Autónoma de Barcelona, Universidad de Coimbra, Universidad de Maryland College Park, Universidad Hebrea de Jerusalén, Universidad de California Berkeley y Universidad de la República (Uruguay). (WIKIPEDIA).

Hemos querido resaltar la trayectoria formativa y la experiencia de Concepción Company, porque algunos comentarios a las publicaciones en la Web del Maestro CMF, nos recuerdan a la frase metafórica atribuida al mandato de Tigranes El Grande: “maten al mensajero”, según se narra en Vidas Paralelas de Plutarco, cuando un emisario le informó de la cercanía de Lúculo anunciándole su cercanía y que le vencería. (WIKIPEDIA). El mensaje quiere ser el principal apoyo a la formación permanente de los educadores. Además, como docentes, no podemos creer (sin el ejercicio del discernimiento y con mayores elementos de juicio) en todo lo que se publica en las redes.

El opinar sin (por lo menos) una corta reflexión, por el “aprieto de dar una respuesta”, puede contrario a la búsqueda de la Verdad. Consideramos que no es bueno para nosotros, ni un buen ejemplo para nuestros estudiantes, que necesitan desarrollar el pensamiento crítico con nuestro apoyo, el recibir “verdades a medias” o “cualquier respuesta” porque ellos -recordando al matemático polaco Jacob Bronowski, en su libro El ascenso del Hombre (2011)-, aunque nos parezca que traen cierto toque superficial de ingenuos, cierta desnuda irreverencia a sus estudios; no están aquí para rendir culto al conocimiento sino para ponerlo en tela de juicio”.

Les recomendamos el artículo relacionado: EL PROFESOR NO ES ALGUIEN QUE SABE ABSOLUTAMENTE TODO Y EL ALUMNO NO ES ALGUIEN QUE NO SABE ABSOLUTAMENTE NADA.

La profesora Company, afirma que “la moda” de “desdoblar en masculino y femenino algunas palabras, utilizar todxs, [email protected] o todes, así como separar entre lenguaje sexista y lenguaje inclusivo, y sostiene: «Mi planteamiento es que el respeto y la igualdad a las mujeres no se va a lograr si decimos presidente o presidenta, juez o jueza, sino que se va lograr cuando la mujer gane igual que un hombre y tenga las mismas posibilidades de acceso educativo, laboral, en salud, etc. que tienen los hombres, … […] igualdad es que me paguen igual si soy igual de buena, que yo tenga las mismas oportunidades de acceder a ese puesto que un arquitecto, o me paguen mejor si soy mejor».

«Yo reconozco, como mujer, que hay un gran problema de desigualdad entre hombres y mujeres, un problema social, sin duda, por supuesto que lo hay; no somos minoría biológica, pero sí se nos trata, como minoría; […] eso lo reconoce cualquiera que tenga ojos, pueda leer un periódico o redes o pueda oír radio y televisión, eso es una realidad».

ACERCA DEL LENGUAJE INCLUYENTE (07´03”)

Permítasenos insistir en lo importante que es conocer -como profesores- el correcto uso del “lenguaje libre de prejuicios e ideologías sociales en las cuales, (algunas veces), subyace conceptos discriminatorios, de intolerancia, de exclusión, de sexismo, de violencia, …” QUÉ NOS DICE LA RAE RESPECTO AL USO INDISCRIMINADO DEL GÉNERO MASCULINO Y FEMENINO.

Por motivos únicamente educativos compartimos tres preguntas y sus respuestas de la entrevista de Enrique Mendoza a Concepción Company, publicada por el Semanario ZETA (Tijuana, México), y que hemos (intencionalmente, con las disculpas) reducido; reconociendo la habilidad pedagógica, sus explicaciones plenas de ejemplos, y el gran conocimiento sobre un tema que con que respondió la profesora. Les sugerimos y recomendamos su lectura completa en el enlace que indicamos al final.

ENRIQUE MENDOZA: ¿Qué opina respecto a que desde instituciones gubernamentales se promueve el llamado “lenguaje inclusivo”?

CONCEPCIÓN COMPANY: «Pues a mí me parece que están gastando energías inútilmente, es una ridiculez. Yo soy la primera que quiero igualdad y he peleado y trabajado por ella como mujer, pero forzar la lengua y decir: los y las mexicanas, niños y niñas, queridos todos y queridas todas, -por cierto, ¿por qué tienen que ir los hombres por delante? -, me parece que es absolutamente antieconómico. Si usted dice: “El hombre es un ser racional”, no tengo ningún problema, yo no me siento excluida de ese enunciado genérico.

El meollo de esto es que tenemos que entender que la gramática es una serie de convenciones seculares, incluso milenarias, sedimentadas en forma de reglas, de hábitos y de rutinas, de muy lenta transformación, y debemos entender, cosa sabida, que el masculino no refleja sexo, refleja una convención indiferente al género. Si yo pregunto “¿cuántos hijos tiene?”, supongo que piensa en hijos e hijas, en todos; pero si yo le pregunto “¿cuántas hijas tiene?”, quedan excluidos; ésa es la prueba de que el masculino es indiferente. Mire, llevo tiempo diciéndolo, la manera gramatical de empoderarse las mujeres y de excluir a los hombres, si así lo desean, es decir todo en femenino: […].

Los dueños de la lengua somos los hablantes, podemos hacer cosas como escribir lxs, [email protected]; usted puede hacer lo que quiera porque el dueño de la lengua es usted, ella, yo, todos somos dueños de la lengua, pero la lengua funciona en tanto que es una convención social y que todos estamos de acuerdo en que sirve y significa algo. Las iniciativas grupales no tienen éxito gramatical.

[…] Escribir con x o con @ va en contra de la pauta de la lengua española, porque la lengua española no tiene ninguna sílaba con tres consonantes. Entonces, decir todxs es impronunciable, no pertenece al patrón fónico del español».

ENRIQUE MENDOZA: Pero quienes argumentan sobre el “lenguaje sexista”, aducen al sistema patriarcal…

CONCEPCIÓN COMPANY: «Nadie niega que en sus orígenes, las zonas que se marcan en masculino y femenino, hayan podido reflejar un sistema patriarcal, en las sociedades protoindoeuropeas, e incluso en la sociedad romana, hace unos 2,300 o 2000 años, claro que eran sistemas patriarcales, y a la fecha son sistemas patriarcales; pero las comunidades de lenguas que no tienen género, como el turco, como el árabe o como las lenguas amerindias en su mayoría, son sistemas patriarcales, entonces, poner toda la energía en desdoblar en estimados todos, estimadas todas es una energía inútil, porque la lengua es, vuelvo a decirle, un repositorio de hábitos, de tradiciones, de rutinas y nunca cambia por un decreto. […].

Yo lo que creo es que es una superficialidad decir que esto tiene que ver con cómo está estructurado el español, me permito decirlo: es una superficialidad y un desconocimiento profundísimo de la historia de la lengua decir que esto se debe a un sistema patriarcal; hay un montón de sociedades patriarcales cuyas lenguas no han marcado jamás un género».

ENRIQUE MENDOZA: ¿Por qué “la lengua no tiene sexo, no es ni incluyente ni excluyente”?

CONCEPCIÓN COMPANY: «Ninguna lengua tiene sexo, algunas tienen género. El género es una adscripción arbitraria, convencional, sedimentada por siglos, de que una comunidad de hablantes marca como masculino algunos aspectos, marca como una terminación de femenino a otros y marca neutro o como invariable otros.

En el caso del español, en una parte mínima de la lengua, el género coincide con el sexo de los individuos; es una zona que refiere a seres animados, […] por lo tanto, sigue aflorando la arbitrariedad y el carácter convencional. […].

Entonces, hay lenguas con dos géneros como el español, con algunos residuos de neutro; hay lenguas con tres géneros: masculino, femenino, neutro, como el latín; hay lenguas con cuatro o más géneros que marcan masculino, femenino, neutro, masculinos animados, femeninos animados, como el polaco; o sea, es totalmente arbitrario, no tiene que ver con la distinción de sexos ni con igualdad entre sexos».

La publicación de ZETA con la entrevista completa la encuentra en este enlace: “LA GRAMÁTICA NO TIENE SEXO, NO ES NI INCLUYENTE NI EXCLUYENTE”: CONCEPCIÓN COMPANY

“Emplea el lenguaje que quieras y nunca podrás expresar sino lo que eres”. (Ralph W. Emerson)

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF




49 Compartidas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR