Claves para favorecer el desarrollo cognitivo en niños

883 Compartidas
883
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos |


El desarrollo cognitivo es algo continuo, ya que desde el nacimiento un niño va adquiriendo capacidades cognitivas. En realidad incluso antes del nacimiento esta continua adquisición de capacidades va en aumento. Por tanto, es un proceso que ayuda a que los niños se adapten al entorno, aprendiendo habilidades de manera gradual.
Por otro lado, existen diferentes escuelas o modelos psicológicos que han estudiado el desarrollo cognitivo en la infancia. Desde las teorías psicoanalíticas de Sigmund Freud, la teoría del desarrollo psicosocial de Erikson o la Teoría del Aprendizaje de Jean Piaget. También la Teoría Sociocultural de Lev Vygotsky, las Teorías Conductistas hasta la Teoría del aprendizaje social de Albert Bandura.

¿Te gustaría ampliar tus conocimientos en este tema? Continua leyendo o consulta la importancia de realizar un curso de auxiliar de guardería para convertirte en un experto.

¿Cuáles son las áreas del desarrollo cognitivo en los niños?

Desde la infancia, todos los seres humanos pasamos por ciertas etapas de desarrollo caracterizadas por diferentes componentes y procesos. Esto hace que los niños tengan una determinada forma de comportarse y una mentalidad en cada una de esas etapas. Por supuesto, esto no significa que cada niño no sea completamente diferente. Pero, en términos generales, existen unos procesos comunes a todos los niños en cada etapa del desarrollo.

Las áreas del desarrollo cognitivo

El proceso global de desarrollo cognitivo podemos diferenciarlo en las áreas que siguen:

  • Social
  • Afectivo
  • Motor
  • Lenguaje
  • Pensamiento

No pienses, en modo alguno, que estas áreas son independientes. Se deben clasificar de esta forma para poder analizarlas. Como es natural, unas influyen en otras siendo el desarrollo integral.

Etapas del desarrollo cognitivo en la infancia

A continuación, nos centraremos en la teoría del desarrollo de Piaget por ser una de las más aceptadas y utilizadas.

Etapa sensoriomotora

Abarca de los 0 a los 2 años de edad. En esta etapa la inteligencia infantil es muy práctica y casi todo su mundo gira en torno a sí mismos. Viven en el aquí y el ahora. Por tanto, los niños se relacionan con el entorno a través de sus sentidos, percepciones y de las acciones directas en cada momento. En consecuencia:

  • Adquieren hábitos y se van dejando atrás los reflejos que inicialmente predominan la conducta del recién nacido.
  • Se manifiestan las acciones encaminadas a lograr un resultado y con estas los primeros esquemas mentales.
  • Progresivamente los niños van enfocando su atención hacia el mundo exterior y van adquiriendo procedimientos con los que sus conductas comienzan a ser intencionadas.

Al llegar a los 2 años los niños ya tienen capacidad de representación, es decir, saben identificar un objeto a distancia. Lo sabemos porque son capaces de buscar un objeto escondido. De esta forma comienza la siguiente etapa.

Etapa de pensamiento preoperacional

Desde los 2 a los 7 años. Los niños, en esta etapa se desarrollan de manera extraordinaria en cuanto al pensamiento mostrándose la función simbólica. Son capaces de pensar en el tiempo en cuanto a pasado y futuro. Vamos a exponer brevemente las características principales de esta etapa:

  • Pensamiento egocéntrico. Todo gira en torno a ellos o parten de sí mismos para comprender lo que ocurre a su alrededor. No pueden ponerse en el lugar de otro.
  • No son capaces de entender que ciertas características de los objetos permanecen invariables. Por ejemplo, no entienden que la cantidad de agua sea la misma en diferentes vasos: uno más alto y estrecho que otro.
  • Los niños a estas edades solo piensan y razonan desde lo particular a lo particular.
  • No son capaces de clasificar los objetos por similitud o diferencias. Por ejemplo, tenemos 5 canicas blancas y 2 verdes. El niño no deduce que hay 7 canicas totales y que esta cantidad es superior a la de canicas blancas.
  • Aparece el juego simbólico. Se va consolidando su lenguaje, progresa su desarrollo emocional y social.
Etapa del Pensamiento Lógico

Desde los 6 hasta los 12 años. Los niños van aprendiendo en base a los conocimientos de las etapas anteriores. Comienzan a tener razonamientos lógicos y ya pueden pensar en probabilidades. Comienzan a comprender que el pensamiento es flexible y reversible. Ya pueden pensar en hechos y relaciones y son capaces de ponerse en el lugar de otra persona.

¿Qué actividades o juegos favorecen el desarrollo cognitivo en la infancia?

En la primera etapa debes ayudar al niño mediante diferentes actividades a que enriquezca sus reacciones circulares. Por ejemplo, dar golpes con el sonajero. El niño siempre tiende a hacerlo igual y espera el mismo resultado. Introdúcele modificaciones. El niño se sorprenderá e irá aprendiendo nuevas conductas. Déjale explorar el mundo por sí mismo, que aprenda por ensayo y error. Ofrécele objetos que le ayuden a explorar el mundo, y a partir de los 18 meses puedes jugar a esconder objetos para encontrarlos.

En la segunda etapa de los 2 a los 7 años puedes jugar a juegos simbólicos, déjale experimentar por sí mismo y a través del juego. Se puede comenzar a introducir juegos más complejos a partir de los 5 o 6 años. Clasificar colores y formas es un ejemplo. Mediante estas actividades, los pequeños de casa irán desarrollando sus capacidades cognitivas.

En la etapa de los 7 a los 12 años los problemas de lógica o de matemáticas les ayudan a desarrollar el pensamiento. Los niños aprenden haciéndose interrogantes partiendo de las experiencias cotidianas, pueden jugar a juegos que les ayuden a relacionar hechos y consecuencias. Se les debe fomentar el pensamiento abstracto con juegos en grupo.

El papel de los profesores en el desarrollo cognitivo del niño

Como puedes imaginar, todas las actividades necesarias para lograr un adecuado desarrollo cognitivo en los niños se realizan de manera estructurada por los profesores. Por supuesto, en casa con la familia y con los amigos, también se produce este desarrollo. Nos referimos a hacerlo de forma planificada y con actividades especialmente enfocadas a lograr objetivos de desarrollo.

Por este motivo el papel de los profesores es fundamental en estas etapas. Ellos planifican, organizan y evalúan este proceso de manera profesional.

En la etapa preescolar, los profesores tienen un papel de suma importancia, ya que ayudan a suscitar el desarrollo cognitivo y a coordinar a los más pequeños para los retos y desafíos de su vida futura, por medio de ejercicios de matemáticas, la lectura, ejercicios de razonamientos y pensamientos críticos para la resolución de problemas.

En este tiempo de enseñanza preescolar, los niños y niñas comienzan a adquirir las herramientas esenciales y básicas para aprender los números, las letras, el abecedario, diferentes vocabulario y el lenguaje. Estás son habilidades trascendentales y necesarias para que los infantes se puedan comunicar y puedan seguir construyendo su proceso de aprendizaje a través de la lectura.

¿Por qué es importante el desarrollo cognitivo en los niños?

Porque de ello va a depender su bienestar y adaptación al entorno. Si un niño no puede o no logra madurar adecuadamente puede sufrir posteriormente problemas adaptativos y de integración social. Resulta decisivo que velemos porque nuestros niños logren superar las etapas con madurez y capacidad de adaptación.

El desarrollo cognitivo en la primera infancia puede determinar el correcto desenvolvimiento en los siguientes años y etapas escolares. Es decir, los niños y niñas que logran un correcto desarrollo cognitivo cuentan con habilidades y personalidades fuertes.

En los años más jóvenes suelen ser los mejores en la escuela. Si hablamos de los primeros años, serán los más capaces y rápidos de aprender a escribir algunas letras, trazar círculos, distinguir colores y formas y describir figuras más complicadas. En otros ámbitos, en estas primeras etapas, los pequeños que tengan su capacidad cognitiva desarrollada comprenden conceptos abstractos con mayor habilidad. Por ejemplo, saben la diferencia entre la mañana, la tarde y la noche. Los niños y niñas que cursan preescolar y tienen poca edad pero cuentan con esta capacidad cognitiva, suelen comenzar a participar en juegos más imaginativos con tramas más complejas.

Ahora ya sabes por qué es tan importante el desarrollo cognitivo en la infancia.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Instituto Europeo de Educación en la siguiente dirección: ieeducacion.com



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: