Bernabé Tierno: La ansiedad, la cólera y la ira son las emociones que más enfermedades psíquicas y físicas pueden producir

0 Compartidas
0
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos | |


“El éxito es una cuestión de perseverar cuando los demás ya han renunciado” (Wiliam Feater).
“Lo que vale no es una victoria ocasional, lo que realmente cuenta son muchos pequeños triunfos sucesivos” (Robert J. Ringer)
“La paz interior es la luz que viste a las personas” (R. Ramis Alonso)

Es comúnmente admitido que toda persona mentalmente bien equipada, necesariamente es persona reflexiva. Es fundamental, por tanto, reflexionar y medir la trascendencia de nuestras palabras y de nuestros actos. Pero, además, el equilibrio mental y psíquico incluye, sin duda, la salud física. La simultaneidad del equilibrio físico y mental es una realidad, obligada y necesaria en toda personalidad madura. Los siguientes puntos nos ayudarán a comprender mejor la interacción entre los distintos componentes del equilibrio psicofísico.

ASERTIVIDAD (01´ 37”)

  • Razonar de forma objetiva. La persona equilibrada ha de tener siempre la inquietud sana de ver las cosas con objetividad y llegar hasta las causas de los hechos y de las conductas, razonando acertadamente, con mesura y profunda reflexión.
  • Serenidad, calma y dominio de sí. No es posible la objetividad y el juicio sereno, si nos encontramos bajo los efectos de impulsos incontrolados como la ira y la venganza o cualquier otra pulsión. La serenidad, la calma y el dominio de nosotros mismos, que constituyen la conditio sine qua non para la objetividad y la reflexión serena, hemos de activarlos cada día mediante la práctica de la relajación física y mental.
  • Dialogicidad, espíritu abierto. El tercer componente del equilibrio mental y psíquico es la dialogicidad, la actitud para estar abierto a los demás, tener un espíritu generoso y ser capaz de ponerse en el lugar del otro y comprenderle desde su mismidad y desde su propia circunstancia, por paradójico que pueda parecerle a algunos.
  • Salud. Sin duda, la salud es una de las más importantes llaves de la felicidad y del equilibrio en cualquier ser humano. ¿De qué nos pueden servir todos los honores, riquezas y fama, si carecemos de salud? La salud, en gran medida, es el resultado de lo que cada uno hacemos en beneficio del buen funcionamiento de los órganos de nuestro cuerpo. Cuidar de nuestra salud es, sobre todo, no cometer abusos, prevenir antes que curar. Dejo a la reflexión del lector los puntos básicos de los que depende la salud:
    • Alimentarse correctamente: comer de todo de forma moderada.
    • Respirar bien, buscar el aire puro y fresco y el contacto con la naturaleza. Ejercicios frecuentes de respiración profunda.
    • No descuidar el ejercicio físico, practicar algún deporte de manera racional y adaptada a la edad y posibilidades. Como dice el doctor Hawley: «El ejercicio fortalece los músculos, especialmente los del corazón, contribuye a la oxigenación de la sangre y mejora la salud».
    • Al trabajo ha de seguir el necesario descanso reparador. Duerme lo que necesites, tómate un descanso semanal y disfruta las vacaciones.
    • El Sol, el aire puro y la Naturaleza son fuentes de salud; bebe en ellas sin limitaciones.
    • Toma, al menos, dos litros de agua por día y sólo agua, especialmente una o dos horas antes de comer y dos o tres horas después.
    • Prescinde por completo del alcohol y del tabaco, que son los dos destructores más habituales de la salud.

Artículo recomendado:

  • Lucidez mental y psíquica. La conjunción y perfecta interacción entre un razonamiento objetivo, mesurado y profundo, la actitud de calma y control de sí mismo y el practicar habitualmente la dialogicidad con espíritu abierto, comprendiendo la propia realidad y la de los demás, conducen al estado de lucidez mental y psíquica de las personas que obran responsablemente, asistidas por una profundidad reflexiva.
  • El sentido común y las soluciones maduras y sanas. Son productos de cuanto hemos venido señalando en los apartados anteriores, contando siempre con un saludable estado de salud, haciendo buena la ya clásica frase mens sana in corpore sano.
  • Armonía psicofísica como actitud. Es la generadora de pensamientos positivos y acciones eficaces; está presente en cualquier toma de decisión y da sentido y consistencia a la propia vida.

CÓMO VENCER LA IRA Y LA ANSIEDAD

“El héroe no es impulsivo. Se prepara”. (David Seabury)

“No hay nada brillante ni excepcional en la historia de la vida salvo, quizás, esta única cosa: hice aquello que, a mi juicio, tenía que ser hecho. Y cuando mi mente decidía hacerlo, yo entraba en acción”.(Roosevelt)

 “El éxito es una cuestión de perseverar cuando los demás ya han renunciado”. (Willian Feater)

La ansiedad, la cólera y la ira son las emociones que más enfermedades psíquicas y físicas pueden producir. Cuando nos dominan, nos olvidamos de toda sensatez Son los grandes enemigos del equilibrio psicofísico. La ira y la ansiedad se aprenden. Son hábitos que se adquieren observando a los padres, fundamentalmente. La ira representa un fallo en la comunicación humana. Hay quien utiliza la ira para infundir miedo y controlar a los demás. Otros se consideran víctimas y la emplean para racionalizar su escasa autoestima y falta de éxitos. Finalmente, la ira puede deberse a un desequilibrio químico.

¿Cómo vencer la ira y la ansiedad? Dando tiempo a que el tálamo (estación de paso de sensaciones y pulsiones) trasmita el estado de cólera o ansiedad a la estación de la razón y de la reflexión del cerebro.

Cuando la ira, la cólera o cualquier pulsión tienda a dominarnos, respiremos profundamente, despacio, con lentitud, dando tiempo (contar hasta cien) a que sea la frialdad del cerebro (que piensa y controla) y no el tálamo (caliente e irreflexivo) que se haga cargo de la situación.

A cuanto llevamos dicho deseo añadir algunos principios básicos que, al propiciar de manera directa una actitud mental positiva, indirectamente también contribuyen a que el equilibrio y la armonía física y psicológica del individuo se potencien y mantengan. Ahí van esos principios:

Primera realidad. Los problemas son una parte integral y continua de la experiencia de la vida y lo sensato y práctico es aceptar que la realidad de la vida humana está plagada de dificultades, que los problemas son un componente de la vida y que es absurdo perder el tiempo en lamentaciones. Por eso, las personas sobresalientes y sensatas tienen algo en común, que es no desanimarse y «pasar a la acción», sabiendo que los fracasos ofrecen una información valiosísima para indicarnos con claridad cuáles son los caminos o alternativas que ya no debemos seguir la próxima vez. Hay que convertir los fracasos en “guías útiles y no en señales de rendición, como afirma LE. Casona, y determinar con claridad qué debemos hacer cómo, cuándo y con qué medios.

Publicación relacionada:

Segunda realidad. Nada tiene una sola cara y por cada punto positivo hay otro negativo, por cada negación, una afirmación compensadora El universo está regido por una ley natural del equilibrio, equivalente a la ley de compensación de Emerson: «día-noche», «vida-muerte», «calor-frío», «electrones-protones», «macho-hembra»…. Apoyados en esta ley natural de compensación y equilibrio en la que todos estamos Inmersos podemos afianzar la confianza en nosotros mismos e incrementar sin medida nuestra fe y esperanza de lograr lo que, nos proponemos y tratar de descubrir lo antes posible la compensación positiva de cada situación negativa. El secreto del éxito estaría, por tanto, en maximizar lo positivo de cada situación negativa y conseguir que cada fracaso nos proporcione las semillas de un éxito equivalente.

Tercera realidad. El que aparezca la compensación positiva ante cualquier hecho negativo sólo es cuestión de insistir sin desfallecer; de tiempo y de tesón. […].

Cuarta realidad. Una buena forma de lograr nuestros propósitos es forjarnos una rica y poderosa imagen mental, nítida y clara y sentirnos ya como si lo hubiéramos logrado, con la misma euforia y entusiasmo. Según la teoría holográfica del Dr. Pribam, nuestra mente tiene la facultad de alojar imágenes holográficas tridimensionales de aquello que visualiza de forma imaginaria. Las imágenes holográficas estimulan los sentidos y las transforman en equivalentes físicos, en realidades Si nuestra mente cree firmemente que algo es cierto, entonces estimula los sentidos para atraer nosotros cuanto sea necesario para convertir la imagen en su equivalente realidad física. [… «Si estamos en condiciones para recibir una cosa, ésta aparecerá» (Napoleón Hill)].

 

Quinta realidad. Tener siempre nuestra mente abierta a la esperanza sin límites, apoyándonos en los logros obtenidos, en experiencias anteriores que hayan sido positivas. Se trata de creer en nosotros mismos y de sentirnos capaces, puesto que lo hemos sido en otras ocasiones. Si, por el contrario, centramos nuestra atención sólo en las experiencias pasadas que fueron un fracaso, cerraremos al instante la puerta de la esperanza y de la confianza en nosotros mismos reduciendo en gran medida las posibilidades de éxito.

Publicación anterior recomendada:

Sexta realidad. Utilizar siempre el pensamiento alternativo o la costumbre de encontrar nuevos caminos, nuevos recursos, nuevas alternativas cuando surgen los problemas y dificultades; jamás caer en el absurdo de quedarse bloqueado e inactivo, lamentando nuestra incapacidad, desgracia o mala suerte.

Séptima realidad. Tuya es la elección. No hay nada especial que abra las puertas del éxito. El logro de resultados positivos tiene que ver poco con una inteligencia superior o con poseer habilidades especiales. Se trata solamente de «pasar a la acción», de «elegir» llevar a la práctica estos hábitos sencillos que las personas de éxito practican cada día. Es el hábito de la autodisciplina, de la responsabilidad y de hacerse cargo de uno mismo, que se hace patente en la acción continuada y esperanzada, lo que produce resultados verdaderamente satisfactorios. Las palabras mágicas son: tesón en la acción inteligente”.

Por motivos únicamente educativos y de formación permanente compartimos esta publicación. En las redes puede Usted encontrar enlaces que ofrecen descargas PDF (gratuitas) de esta obra del profesor Tierno. Nuestra Fuente es:  VALORES HUMANOS (pág. 49-51).

Dejamos constancia, que nos hemos permitido intercalar enlaces relevantes y un video relacionado, así como indicar que las letras en negritas y cursivas, son nuestras. Con este recurso deseamos escuchar al profesor Tierno, y sobre todo reflexionar con quien nos sugiere que “una lectura sosegada que facilite tu aprendizaje hacia el equilibrio psicofísico y hacia una profunda paz interior, de la que te sentirás cada vez más pleno, a medida que te adentres en sus páginas. Toda la obra pretende ayudarte a saber vivir y a ser feliz”.

Esta publicación pertenece a la SERIE SOBRE LOS VALORES, LA EDUCACION Y LA DOCENCIA

“Busca, como compañeras de viaje, a personas que te ayuden a crecer: positivas, bondadosas, generosas, esforzadas, con buen humor…”.

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *