9 CONSEJOS PARA UN AMBIENTE ATRACTIVO Y SEGURO EN EL AULA DE CLASES

0 Compartidas en:
0
0
0
0
0

La creatividad de los docentes para ambientar un salón de clases, es siempre sorprendente, sobre todo cuando hay cariño, expectativa, ilusión y un deseo inmenso de ser feliz en ese espacio que llamamos aula.

El objetivo principal es que los estudiantes se encuentren a gusto, que el material didáctico esté a mano, que permita un contexto que inspire el aprendizaje, que los estudiantes exploren y desarrollen sus talentos, y sobre todo que “dé gusto estudiar”. Es muy halagador ver cómo los estudiantes mismos se entusiasman (cuando se les solicita) por mejorar ese espacio en el que estarán mucho tiempo y el que es organizado con su opinión.

En primaria mi profesor nos animaba a hacer con “carrizo” los marcos de los cuadros de los héroes nacionales, los símbolos patrios, los mapas, esquemas y dibujos de la flora, la fauna, etc., y creo nos hizo mucho bien. Hace un poco de años, les llamamos “aulas funcionales” en un colegio, cada salón era ambientado con el material didáctico y los recursos propios del área. Desde que se ingresaba, se familiarizaban con la asignatura. Fue una experiencia que no agotó ni la riqueza creativa, ni el entusiasmo.

Con esa premisas, hoy compartimos con Ustedes, el artículo sobre la ambientación segura del aula y consejos para el profesor, publicado en el PORTAL DE EDUCACIÓN, Blog Educativo del Docente, y que compartimos con fines únicamente educativos – pastorales.

¿Se ambienta el aula por el trabajo en equipo? ¿Hay sensación de seguridad y confianza dentro de esas cuatro paredes?

9 consejos para tener un ambiente seguro en el aula de clases

Visito muchas aulas. Y siempre estoy fascinado por la variedad de formas en que los  maestros empiezan el nuevo año escolar y también con la forma en que “arreglan sus aulas”. A partir de estas visitas y mis propias experiencias como docente, me gustaría ofrecer mis mejores sugerencias para mantener su salón de clases, un lugar acogedor, y el lugar indicado y  seguro para aprender.

1. Trabajar en comunidad.

Rutinariamente incluyen estrategias y actividades en sus lecciones, como permitir  a los estudiantes a expresar sus pensamientos e ideas, construir relaciones y la colaboración práctica. Esto le ayudará a crecer y mantener una sensación de seguridad emocional en su salón de clases.

2. Publicar trabajos de los estudiante.

Cuando muestras de ensayos, poemas, proyectos y exámenes adornan  las paredes, no a las habitaciones de los estudiantes. Cuando miran a su alrededor y ve su propia escritura, que sin duda experimentan un mayor nivel de comodidad. Dicho esto, si se necesitan carteles informativos, pregunte a sus estudiantes para crearlos.

3. Admitir cuando usted no sabe.

Los estudiantes aprecian cuando mostramos nuestra humanidad. Decir “yo no estoy muy seguro. ¿Alguien más sabe o puede que le gustaría compartir con nosotros?” es algo muy poderoso.

4. Leer con sus estudiantes.

El mensaje que esto envía: me gusta leer. Yo no sólo te digo esto y nivel de cuánto usted lee, leí de lado a lado con usted. Usted ve mis expresiones faciales como me cuesta entender algo difícil y que se ve cuando me siento la emoción en una parte triste o divertida. Soy un lector, también.

5. Mantenga la calma en todo momento.

Una vez un profesor pierde la calma con una clase o estudiante, se necesita mucho tiempo para reconstruir esa sensación de seguridad y confianza dentro de esas cuatro paredes. Salir justo fuera de la puerta y tomar unas cuantas respiraciones. Vale la pena.

6. Aprovechar todas las oportunidades para modelar Bondad.

Ellos seguirán.

7. Modelo de vulnerabilidad.

Se apreciará esto. Si estamos pidiendo a los niños a escribir y hablar las  veces que se han sentido miedo, solo, confundido, etc., tenemos que estar dispuestos a hacer lo mismo.

8. Cuidado con las consecuencias.

Una consecuencia debe proceder un no-negociable. Los estudiantes necesitan saber que hay una consecuencia para aquellas infracciones graves. Ellos necesitan pruebas para creer que son seguros en cada aula.

9. Sonreír a menudo.

El dicho anticuado en la profesión docente es esperar hasta Navidad para sonreír. Esto es simplemente una tontería. Deje que los niños vean esas hermosas sonrisas. Si  más sonrisas ofrecemos a los estudiantes, más nos recibirán.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Portal Educación en el siguiente dirección: portaldeeducacion.com 



Total
0
Shares
0 Compartidas en:
Deja un comentario



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR