76 ANIVERSARIO DE “EL PRINCIPITO”, TRECE REFLEXIONES SABIENDO QUE LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS

0 Compartidas en:
0
0
0
0
0

En el 76 aniversario de la publicación de “El Principito” (6 de abril de 1943), considerado como el libro no religioso más vendido del mundo, compartimos con Ustedes algunos pensamientos que nos pueden ser útiles en nuestra tarea educativa. La obra del escritor y piloto francés Antoine de Saint-Exupéry, es un libro infantil para todas las edades, en el que trata las aventuras de un joven “astronauta” que viaja por el espacio sin necesidad de traje ni de nave espacial, y cómo va descubriendo la extraña forma en que los adultos ven la vida, provocando a reflexionar acerca del valor del amor y las relaciones humanas.

“Exupéry de la mano de El Principito, transmite un mensaje de tolerancia, paz, ecología y amistad que nunca se agota. Así sus célebres frases como “lo esencial es invisible a los ojos” o “uno es siempre responsable de lo que domestica”, constituyen sentencias de calado filosófico en un relato en el que también destaca la invitación a conservar el espíritu de la infancia porque “Todas las personas mayores fueron al principio niños, aunque pocas de ellas lo recuerdan”.

10 DATOS DE “EL PRINCIPITO” PARA ENSEÑAR A TUS ALUMNOS Y AYUDARLOS A SER MEJORES PERSONAS

Como anécdota, Antoine de Saint-Exupéry nos cuenta que sufrió un accidente en el desierto de Libia, en diciembre de 1935 junto a su compañero André Prevot. Según escribió en sus memorias, sólo tenían para alimentarse, uvas, dos naranjas y un poco de vino. La deshidratación les hizo dejar de transpirar al tercer día, aseguraba. Durante su larga caminata por las dunas, con alucinaciones visuales y auditivas provocadas por la sed, el piloto empezó a entablar un diálogo entre sus dos yosel que cree que no hay esperanza y el que la tiene, el que razona y el que imagina. El narrador del relato es su yo de adulto y El Principito es él mismo de niño. Al final, les rescató un beduino en su camello. Pasa su convalecencia en Nueva York, donde escribe el relato, que dedica a su amigo Léon Werth, escondido en la Francia ocupada por los nazis.

El 31 de julio de 1944 cuando, a las 13:30, su avión de combate Lightning P38 desapareció de los radares del cuartel general norteamericano. El piloto cubría una misión en la que debía fotografiar las defensas alemanas en la zona de Normandía. El objetivo de la operación era obligar a las tropas germanas a emprender la retirada definitiva a su país. Su cuerpo nunca se encontró. En cualquier caso, El Principito le sobrevivió. (cf “EL PRINCIPITO” DESPEGA).

PARA PROFUNDIZAR EL MENSAJE EN NUESTRA COMUNIDAD EDUCATIVA

Sin dejar de resaltar la importancia de la lectura del libro, recordemos que “hay quienes dicen que hay libros que te enseñan a vivir. Si eso es cierto, El Principito es uno de ellos”, pero ahora como apoyo educativo, les invitamos a ver este pequeño resumen colgado por Éxito X Minuto en YouTube:

RESUMEN ANIMADO DE “EL PRINCIPITO”

Ahora deseamos compartir con Ustedes trece frases de El Principito, publicadas (algunas de ellas) por La Opinión de Murcia (España), que hemos adecuado y redactado con mensajes sobre nuestra misión de educadores, y que nos pueden ser útiles para la reflexión en nuestras aulas y/o reuniones con los diversos niveles y grupos educativos.

“Por sus amplias resonancias éticas, las enseñanzas de ´El Principito´ son estudiadas en colegios de todo el mundo, pero también por todos aquellos que buscan en la literatura respuestas a preguntas que hombres y mujeres se formulan con frecuencia. “El Principito” pone al adulto ante el espejo de lo que es y lo que fue como niño, y como su evolución se encuentra marcada por conceptos como la amistad, la soledad, el amor, la tristeza o la riqueza”.

1. “TODOS LOS MAYORES HAN SIDO PRIMERO NIÑOS (PERO POCOS LO RECUERDAN)”.

Incluida en la dedicatoria, esta frase ilustra como el hombre se olvida de manera paulatina de lo que significaba ser niño, un tramo de la vida en el que la bondad y la ilusión están más presentes. Crecer con el alma sana, tener la bendición de samaritanos que nos curen o nos lleven a curar las heridas de las batallas por crecer, … harán de los padres de familia y profesores, auténticos “maestros”.

2. “CAMINANDO EN LÍNEA RECTA NO PUEDE UNO LLEGAR MUY LEJOS”

Una frase para hacer mención a la importancia de equivocarse, tomar caminos inesperados y asumir riesgos en el camino de la vida. La sorpresa, está siempre en todo mensaje de amor, por eso hace que el corazón vibre en la espera, porque no se sabe lo que vendrá.

3. “LOS HOMBRES YA NO TIENEN TIEMPO PARA CONOCER NADA; COMPRAN LAS COSAS YA HECHAS A LOS COMERCIANTES; PERO COMO NO EXISTEN NINGÚN COMERCIANTE DE AMIGOS, LOS HOMBRES, LOS HOMBRES YA NO TIENEN AMIGOS”.

Exupéry previó con acierto como el progresivo cambio de una sociedad artesanal a otra industrial deterioraría la comunicación y las relaciones humanas, una idea que muchos ven reflejada en el mundo actual, con múltiples herramientas para interactuar pero con amplias capas de la sociedad que confiesan sentirse solas. Busquemos como educadores que nuestras relaciones sean mirándonos a los ojos y siempre con humildad.

4. “CONOZCO UN PLANETA EN EL QUE VIVE UN SEÑOR MUY COLORADO. NUNCA HA OLIDO UNA FLOR. NUNCA HA CONTEMPLADO UNA ESTRELLA. NUNCA HA AMADO A NADIE”.

Un llamamiento a la pasión, al amor y a la necesidad de que el hombre no olvide sus raíces. Abandonarse al trabajo y hacer de él el núcleo central de la vida no hará a los hombres más felices. La educación siempre debe darse desde la realidad personal y “pisando la tierra”.

5. “SE DEBE PEDIR A CADA CUAL LO QUE ESTÁ A SU ALCANCE REALIZAR”.

Una idea para ilustrar como la exigencia del hombre debe centrarse en terrenos donde su capacidad de trabajar se encuentre con su habilidad para disfrutar, en lugar de hacer de la vida un lugar repleto de insatisfacciones. ¿Conocemos a nuestros estudiantes?

6. “FUE EL TIEMPO QUE PASASTE CON TU ROSA LO QUE LA HIZO TAN IMPORTANTE”

La motivación, la emoción, el entusiasmo, las ilusiones son elementos básicos para cualquier empresa en la vida. Quienes enseñan con alegría y con mucha imaginación, logran despertar la atención y la memoria. Cuánto tenemos que hacer, como educadores, para que valoremos y enseñemos a valorar el esfuerzo que se pone en hacer una tarea, en lograr un objetivo, en creer que “si tú quieres, todavía es amanecer” (P. Casaldáliga).

7. “NO ERA MÁS QUE UN ZORRO SEMEJANTE A CIEN MIL OTROS. PERO YO LE HICE MI AMIGO Y AHORA ES ÚNICO EN EL MUNDO”.

Pocas frases en la historia de la literatura universal han resumido de manera más sencilla y brillante el sentido de la amistad, un concepto clave en ´El Principito´. Respetar a las personas y su proceso de crecimiento emocional, solo se logrará con educadores que valoran el esfuerzo y que todos los seres humanos somos “iguales, pero diferentes”.

8. “ES MUCHO MÁS DIFÍCIL JUZGARSE A SÍ MISMO, QUE JUZGAR A LOS OTROS. SI CONSIGUES JUZGARTE RECTAMENTE ES QUE ERES UN VERDADERO SABIO”.

Un pasaje que hace incidencia en la importancia de desterrar prejuicios y, sobre todo, en la necesidad de conocerse a uno mismo, saber sus fortalezas y debilidades, y a partir de ahí obrar en consecuencia, con respeto a los demás y a uno mismo. Tenemos que aprender y enseñar a ser honestos, pero también compasivos comenzando por perdonarnos nuestros errores, porque de ellos solo aprendemos si nos arrepentimos. Quien no se perdonó un error, andará con esa herida en el alma (por siempre), y no debería estar en la educación.

9. “HE AQUÍ MI SECRETO, QUE NO PUEDE SER MÁS SIMPLE: SOLO CON EL CORAZÓN SE PUEDE VER BIEN; LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS”.

Una frase que resume como la belleza y la felicidad que el hombre busca en su día está presente en el amor que es capaz de dar y recibir. Una manera tan sencilla de describir la experiencia que muchos hemos tenido: mirada de una madre para decirnos tantas cosas; y cómo podemos valorar en la educación “los detalles”.

10.“ME PREGUNTO SI LAS ESTRELLAS SE ILUMINAN CON EL FIN DE QUE ALGÚN DÍA, CADA UNO PUEDA ENCONTRAR LA SUYA”.

Mantener siempre la ilusión es sinónimo de esperanza o deseo, por eso este niño nos enseña que los sueños no envejecen, que siempre estamos comenzando, que del aprender y del enseñar no están escritas las últimas recetas, ni los últimos caminos, porque están siempre en constante renovación y rejuvenecimiento.

11. “SI VIENES, POR EJEMPLO, A LAS CUATRO DE LA TARDE; DESDE LAS TRES YO EMPEZARÍA A SER DICHOSO”.

Tener ilusión y expectativa es esencial para empezar a emocionarse. Creer que la felicidad nos espera, hace que sigamos en movimiento y luchando por nuestros sueños. Cada tarea en la vida, tiene una huella personal, y cada educador tiene que trasmitir la alegría que da el caminar en busca de la Verdad. Nadie tiene derecho, ni debemos permitirle, que nos roben las esperanzas.

12. “LAS PERSONAS MAYORES NUNCA PUEDEN COMPRENDER ALGO POR SÍ SOLAS Y ES MUY ABURRIDO PARA LOS NIÑOS TENER QUE DARLES UNA Y OTRA VEZ EXPLICACIONES”.

Una manera de enseñarnos el esfuerzo que también hacen los niños por comprender a los mayores; y que a veces se ignora o “no se ve”. Recordemos a los educadores que el diálogo, la apertura, el tender puentes, el tener signos de acercamiento y empatía, siempre serán caminos educativos para el crecimiento y la realización personal tanto de los educares como del estudiante. El afecto se recuerda más que el conocimiento evaluado.

13. “TENER UN AMIGO ES UN VERDADERO PRIVILEGIO Y SI UNO SE OLVIDA DE ELLOS SE CORRE EL RIESGO DE VOLVERSE COMO LAS PERSONAS MAYORES QUE SÓLO SE INTERESAN POR LAS CIFRAS Y LOS NÚMEROS. PARA EVITAR ESTO, HE COMPRADO UNA CAJA DE LÁPICES DE COLORES”.

Dejamos esta frase para el final, parodiando al Nobel de Literatura (1929) Thomas Mann “esto es para locos, no para cualquiera”. El Principito es una cantera para los educadores que sienten la alegría de saberse creadores diarios de caminos para aprender a aprender; que acompañan a sus estudiantes hasta ver sus caras felices; a escuchar con satisfacción las voces y los gritos de los patios durante el recreo; a mirar de lejos personas que fueron sus estudiantes y ahora piensan por ellos mismos, son responsables, se puede confiar en que son hombres y mujeres que vuelan con sus alas, …

Le sugerimos leer estas y otras reflexiones sobre las frases en: DIEZ ENSEÑANZAS QUE NOS DEJA “EL PRINCIPITO”.  

Demos gracias al escritor Antoine de Saint-Exupéry y al “Principito” que encontramos en el camino de nuestra educación, y que nos enseñaron a creer que “la autoridad se apoya antes que nada en la razón”. Gracias a los padres de familia y profesores que nos enseñaron y enseñan a creer que nuestros sueños se pueden hacer realidad.

Quizá le interese la publicación anterior que complementa este artículo: 10 ENSEÑANZAS DE “EL PRINCIPITO” PARA ENSEÑAR A TUS ALUMNOS Y AYUDARLOS A SER MEJORES PERSONAS.

“Cuando mires al cielo, por la noche, como yo habitaré en una de ellas, como yo reiré en una de ellas, será para ti como si rieran todas las estrellas. ¡Tú y solo tú tendrás estrellas que saben reír!”


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
0
Shares
1 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR