SOMOS MEDIO MILLÓN DE EDUCADORES FELICES Y MOTIVADOS QUE DESEAMOS ENSEÑAR A APRENDER MEJOR, PARA EL MUNDO DE MAÑANA

33 Compartidas
33
0
0
0
0

La emoción que sentimos al llegar al significativo número de 500,000 seguidores de la Web del Maestro CMF, nos motiva a dar gracias a todos y cada uno de Ustedes, porque son únicos, singulares y distintos como lo son los “variados cristales” (con el debido respeto y admiración) de un caleidoscopio. Gracias porque Ustedes son educadores en su hogar, en la escuela y en la sociedad, y se dan un tiempo (tantas veces esquivo y tacaño), para entrar en las redes y moverse en este mundo de la educación digital lleno de magia, de fantasía, de creatividad, de innovaciones, de utopías, … que no admite ni soporta ningún imperativo, como el verbo leer, amar y soñar, como nos dijo Don Jorge Luis Borges. Cada uno de Ustedes es una fragmento importante y único, que colabora y suma en la construcción de esta sorprendente, colorida, curiosa, emocionante, original y única figura caleidoscópica de nuestra comunidad educativa digital.

Es verdad que muchos de nosotros fuimos formados con conocimientos y métodos de ayer, pero las circunstancias, los retos, los desafíos y las exigencias por enseñar a aprender mejor para el mundo de mañana (que será el mundo de nuestros estudiantes) nos han puesto frente a disyuntiva de seguir con nuestro libro de texto y nuestros recursos pedagógicos de ayer o ingresar al mundo educativo digital, a este inmenso territorio (siempre por explorar), del ciberespacio. Parangonando a Don Miguel de Unamuno, estoy seguro que los educadores de la Web del Maestro CMF, deseamos ser más padres de nuestro porvenir, que hijos de nuestro pasado.

Nuestro acercamiento emocional y nuestra empatía cibernética provocada, al menos en parte, por este ser miembros de una comunidad educativa digital tejida en el telar de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, al servicio de la construcción de una nueva civilización; tiene un cierto aire de mágico y asombroso, porque sin mirarnos ni conocernos, nos comunicamos para enriquecernos mutuamente en el mundo de la ciencia, del conocimiento y de la humanización; para seguir progresando en nuestra realización personal y para consolidar nuestra responsabilidad en revalorizar la labor docente, a fin de que sea respetada y todos los maestros seamos tratados con dignidad y decencia. Nuestra plataforma fue pensada para que la autoestima y la formación permanente docente sea el fundamento de una nueva educación, que busque seguir dando frutos sin descuidar los resultados; que privilegie el criterio de gratuidad sin perder la eficiencia; y que sea un espacio donde la excelencia no implique una pérdida de la solidaridad, la justicia y la equidad (cf Papa Francisco).

El seguir las publicaciones de un portal educativo, como lo hacemos cada día nosotros, supone que estamos siempre dispuestos a escuchar, conocer y dialogar con otras experiencias educativas. En la Web del Maestro CMF, somos parte de una comunidad educativa muy numerosa, plural y naturalmente heterogénea, pero apuntamos al Bien Común. Sabemos que lo enriquecedor de estar en esta comunidad, es conocer para aprender y ver en qué nos puede ayudar el itinerario educativo de otros educadores; para así ahorrarnos hacer otra vez caminos ya recorridos (por ignorar las experiencias de otros o por falta de humildad), y aprovechar mejor nuestro tiempo, que es a la vez el más valioso y el más perecedero de nuestros recursos (John Randolph).

Aquí estamos algo más de 500,000 apasionados por la educación, y de parte de ellos, me tomo la libertad de expresar nuestra gratitud y decir que valoramos mucho, muchísimo la inspiración que suscitan las opiniones, las propuestas y las sugerencias, la colaboración de tantos educadores que nos envían sus escritos; la perseverancia y paciencia de quienes están detrás de cada publicación; la capacidad creativa de los técnicos en informática; la generosidad de los educadores que nos permiten compartir (gratuitamente) sus opiniones, sus ideas y sus experiencias; … gracias a todos los educadores que caminan a nuestro lado, porque vamos aprendiendo las palabras del filósofo chino Confucio: “quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, ése puede considerarse un maestro”.

Sigamos trabajando motivados y felices, sin prisa, pero sin pausa, desde la Web del Maestro CMF; por una educación que “canalice hacia la vida la inmensa energía creadora que durante siglos hemos despilfarrado en la depredación y la violencia, y nos abra al fin la segunda oportunidad sobre la tierra …” (Gabriel García Márquez).


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



33 Compartidas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR