[Miguel Varela] El aprendizaje del adulto ante las nuevas modalidades de enseñanza

36 Compartidas
36
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos | |


En las últimas décadas, más aún en los últimos años, el aprendizaje en los adultos ha tenido un incremento sostenible. Esa tendencia, producto de los diferentes escenarios en el mundo laboral, de desarrollo profesional, a nivel salubrista y la entrada de las nuevas modalidades de enseñanza a nivel post secundario ha provocado que el adulto se mueva buscando alternativas prácticas para poder aprender un oficio o algún tipo de contenido, hasta el logro de títulos y certificados profesionales. Sin embargo, es evidente, que en la medida en que este fenómeno se da, se hace necesario que tanto el aprendiz como el que tiene la responsabilidad de enseñar y formar al adulto, incluyendo el ser “coach”, maestro mentor o supervisor tenga unos conocimientos básicos sobre los principios y marcos teóricos del aprendizaje y enseñanza a adultos.

En este artículo se estará trabajando y presentando las diferentes teorías y modelos prevalecientes en el campo de la pedagogía y la andragogía. Además, se presentarán las similitudes y diferencias con respecto al proceso de enseñanza y aprendizaje. Finalmente, se presentarán las mejores prácticas en el proceso de enseñanza y aprendizaje del adulto.

Principios del aprendizaje en adultos

El Departamento de Educación de Puerto Rico define andragogía como “el conjunto de técnicas de enseñanza orientadas a educar personas adultas” (DEPR, 2016). Lo anterior supone lo relacionado al proceso enseñanza aprendizaje de la población adulta. Por otro lado, Sierra (2006) define andragogía como la disciplina que enfatiza en los procesos educativos de personas adultas, para desarrollar sus conocimientos, uso de nuevas tecnologías y mantener sui desempeño profesional, personal y social. Alcalá (2001) la presenta como una combinación de arte y ciencia, desarrollada para incrementar el pensamiento, la autogestión y la creatividad del adulto, de tal manera que pueda autorrealizarse.

Para el logro de un aprendizaje exitoso en el adulto, producto de una enseñanza planificada, hay que estar claro en los principios que rigen, guían o dan dirección al aprendizaje de adultos. Estos principios son identificados por Ramos (2015) y aunque están diseñados para desarrollar planes de desarrollo profesional, resultan efectivos para lo que es el aprendizaje de adultos, como tal el maestro cooperador, el candidato a maestro y el supervisor de experiencias clínicas. Los mismo son refraseados de la siguiente manera:

  1. establecer, como una de las metas, el que el adulto se apodere de su propio aprendizaje.
  2. facilitar el establecimiento de un clima relajado, informal, cálido, colaborativo y de ayuda mutua, respetuoso y fortalecedor.
  3. identificar las áreas de oportunidad y establecer los objetivos en mutuo acuerdo con el adulto a ser impactado.
  4. promover la exploración y el análisis de las investigaciones relacionadas con el proceso de enseñanza y de aprendizaje de adultos.
  5. fomentar la presentación de la teoría, el modelaje o la demostración de prácticas efectivas o exitosas, la práctica en condiciones simuladas y la retro comunicación.
  6. ayudar a los adultos a comprender el significado de lo que se aprende, se debe aprender a aprender, aprender para la acción y sentirse cómodos con el proceso.
  7. permitir a los adultos el desarrollo de relaciones formales e informales para propiciar el pensamiento crítico y la reflexión en torno a sus creencias y prácticas educativas, a construir su propio significado en torno a los cambios propuestos, a trabajar con sus barreras hacia la transformación necesaria, a evaluar su desempeño, y a tomar sus propias decisiones.

Bustos (2020) identifica cinco (5) principios de aprendizaje en adultos que hay que tomar en consideración cuando se está planificado algún curso o sesión de aprendizaje dirigida al adulto. Estos son:

  1. participación: está relacionado a la efectividad del proceso de aprendizaje, este será mayor si quien aprende puede participar de manera activa en todo el proceso.
  2. repetición: útil para mejorar las habilidades y competencias, claro hay que contar con la participación de quien aprende.
  3. relevancia: cuando se tiene sentido e importancia para el aprendiz, la motivación es importante.
  4. transferencia: tiene que haber concordancia entre lo que se aprende y lo que se necesita aprender.
  5. retroalimentación: se provee la información necesaria sobre los logros del aprendiz permitiéndole confirmar el logro de una habilidad o conducta propiciando la consolidación del aprendizaje.

Señala Ramos (2002) que es “indispensable comprender la naturaleza del educador como adulto: (a) sus etapas de desarrollo en la vida, (b) etapas de desarrollo en el magisterio, sus características y (c) sus preferencias en el proceso de enseñanza aprendizaje”. Lo mismo se hace extensivo a cualquier adulto que pasa por el proceso de aprender. Knowles en (Ramos, 2002) presenta cinco (5) características que acompañan al educador en sus etapas de desarrollo y profesional y que son consecuencias de su naturaleza como adulto. Estas características son;

  1. a medida que la persona madura su autoconcepto se transforma de uno dependiente a uno autodirigido.
  2. la persona madura tiende a acumular un gran repertorio de experiencias que proveen un recurso para el aprendizaje.
  3. la disposición del adulto para aprender está orientada al desarrollo de tareas que les son asignadas a través de sus funciones sociales.
  4. La perspectiva del tiempo para el adulto cambia de una posposición de la aplicación inmediata de este y, por consiguiente, su orientación hacia el aprendizaje cambia de una centrada en las materias a una centrada en los problemas.
  5. los adultos son motivados a aprender por factores internos en vez de por factores externos.

Finalmente, resumiendo los principios y características presentadas previamente, Quick Digital Knowledge (2015) presenta varios consejos que facilitan el proceso del aprendizaje en los adultos; es necesario estimular el interés de los aprendiz adulto al orientar las actividades para la solución de problemas reales, todo objetivo debe ir dirigido a lograr una tarea, y no limitarse a la  memorización de contenido sin sentido, es necesario el planteamiento de de preguntas divergentes que propicien el recuerdo de la información, asociándolo a las experiencias personales del aprendiz adulto, hay que permitir que el aprendiz establezca su propia necesidad de aprendizaje, resulta básico desarrollar en el aprendiz compromiso en la evaluación de lo que aprenden y llevarlos a reflexionar críticamente, dada las características y necesidades o exigencias del aprendiz adulto es pertinente usar dinámicas grupales para promover la participación activa de todos los integrantes y conviene planificar tareas y objetivos realistas de tal manera que no se provoque frustración en el aprendiz.

Teorías del aprendizaje adulto

El proceso de aprendizaje en los adultos resulta un tanto diferente al de los no adultos. Por lo general el adulto como aprendiz tiene un cúmulo de información y conocimiento previo que los hace creer que solo funcionan con ellos. Este aprendiz adulto tiene el tiempo limitado, no pierde tiempo y está orientado a las tareas en específico, especialmente a las tareas que le resultan prácticas, pertinente y significativas, de forma rápida y efectiva.  A tales efectos, para brindar un mejor servicio y lograr resultados exitosos, es necesario desarrollar el conocimiento de cómo el adulto aprende. Así que se requiere tener dominio de las teorías que explican cómo ocurre el aprendizaje en este tipo de población. Conociendo las teorías se facilita el proceso de la planificación de cursos y sesiones de aprendizaje para adultos.

De acuerdo con el Blog Lobarda.com (2017), “las estrategias de enseñanza para adultos parten de la premisa de que éstos aprenden de manera distinta a los niños y jóvenes, y esto también se aplica al área de e-learning o aprendizaje remoto…pero en el caso de los adultos, para facilitar el aprendizaje hay que necesariamente entender cómo estas personas procesan y aprenden la información… son estudiantes con conocimientos previos e ideas muy claras acerca de lo que es útil para ellos…los adultos evidentemente son personas con mayores ocupaciones y no están dispuestos a perder el tiempo, buscan experiencias de aprendizaje que les ayuden a cumplir sus metas y satisfacer sus necesidades eficaz y rápidamente, pues no tienen tiempo que perder. Son más autónomos, prácticos y tienen una base de experiencia, bien sea de conocimientos o de vida”

Para atender lo expuesto previamente y ser exitoso con los adultos en su aprendizaje, es necesario tener un conocimiento básico de las teorías del aprendizaje de adultos.  Son múltiples las teorías sobre el aprendizaje de adultos, pero para propósitos de esta lección se estudiarán tres (3) de las más importantes o principales, las que se presentan a continuación.

Tabla 1: Teorías en el aprendizaje de adultos

Teoría

Postulado

Teoría de la andragogía

Tal vez la que más se conoce. Introducida entre la década del 70 y 80 por Malcolm Knowles. Es una teoría con mucha aplicación en el “e-learning”. Se basa en que los adultos aprenden de manera diferente a como lo hace la población joven.  El aprendiz adulto va directo al punto, sin rodeos obteniendo beneficios del conocimiento de forma. Las diferencias en cómo aprenden los adultos en comparación a los jóvenes requiere ser abordado de forma práctica.  Así que esta teoría trabaja con los siguientes aspectos básicos:

1.    motivación y necesidad de conocimiento: el aprendiz adulto se cuestiona continuamente y desea saber sobre la necesidad de aprender algo. Requiere tener una motivación continua. Se deben construir metas basadas en el interés y motivación del aprendiz, haciéndole consciente de los beneficios que recibirá y atendiendo sus sugerencias y puntos de vista para mejorar la calidad de los procesos en beneficio de su formación. Como parte de este aspecto hay que alinear el programa de aprendizaje a las experiencias previas del aprendiz adulto.

2.    voluntad y entusiasmo: aspecto muy relacionado al anterior, posiblemente un complemento o secuencia de este. Es necesario que el aprendiz sea capaz de considerar la importancia de los nuevos conocimientos tienen pertinencia para tener la voluntad de aprender, teniendo este aprendizaje un valor inmediato en sus vidas y en su desempeño. Hay que lograr que el aprendiz sea impactado de forma positiva y se conecte emocionalmente, participando e interactuando activamente durante el proceso dirigido a aprender. Hay que permitir que el aprendiz se involucre en el desarrollo de las ideas. Se tienen que generar actividades de aprendizaje en las que ellos mismos busquen y consigan las respuestas a sus dudas e interrogantes.

3.    experiencia: el aprendiz adulto carga consigo una gran cantidad de experiencias, las que le servirán de base y referencia. Estas le sirven de activo y recurso para poder analizar exitosamente y producir ideas innovadoras. Es necesario que con este aprendiz se pongan en marcha dinámicas interactivas que propicien su involucramiento y puedan conectar exitosamente con conocimientos previos.

4.    autonomía: el aprendiz adulto es autónomo y autosuficiente. Son personas independientes por lo que requieren exhibir mayor control en su proceso de aprendizaje. Hay que ser flexible en las técnicas de instrucción usadas con ellos, siendo lo más facilitador posible, que el aprendiz sea el protagonista de su aprendizaje.

5.    orientación: el aprendiz adulto es pragmático, o sea, aprenden mejor haciendo. Al diseñar actividades de aprendizaje se deben basar en tareas dirigidas o relacionadas a sus actividades laborales cotidianas. El propósito es que adquiera el conocimiento con más rapidez y logre tener una mayor habilidad y confianza a la hora de poner en práctica lo aprendido.

Teoría de aprendizaje transformacionalDesarrollada en el 1990 por Jack Mezirow. Postula cómo los procesos de aprendizaje en los adultos son construidos y diseñados para producir cambios de perspectivas y de esquemas mentales. Se parte de la realidad de que el aprendiz adulto presenta resistencia a prácticamente todo lo que es cambio o está asociado a este, protestando y boicoteando los mismos. De acuerdo con esta teoría el aprendiz adulto logra aprender cuando un nuevo concepto o significado se imparte sobre una experiencia anterior o cuando se logra ver desde una nueva perspectiva. Cuando un nuevo conocimiento lleva al aprendiz a ver las cosas de una forma distinta, provocando cambios radicales en las ideas, creencias o concepciones viejas. Sostiene la teoría transformacional que al diseñar actividades de aprendizaje se debe tratar de buscar una apertura de los esquemas mentales que tiene el aprendiz adulto, de tal manera que se provoque un impacto dirigido a cambiar las ideas viejas, inspirando a este y que inspire a ver la realidad de diferentes maneras, dando paso a una mayor flexibilidad y apertura de ideas. Si se trabaja con lo anterior, el aprendizaje transformacional estaría concentrado, tanto en la asimilación de los contenidos como en la reflexión del propio proceso, de que saber que los nuevos conocimientos adquiridos pueden hacer un replanteamiento de creencias y traer cambios sustanciales a nivel profesional y personal. La teoría transformacional está enfocada en tres aspectos:

1-    comprensión de nuevos conceptos y el cambio de patrones de pensamiento – es necesario hacer ver al aprendiz aquello que no conocen bien, despertando su curiosidad por aprender.

2-    fijar la importancia del nuevo conocimiento – igual que en la teoría andragógica, en esta teoría se observa la importancia de la motivación y valoración de lo que se aprende. Se lleva al aprendiz a cuestionarse el por qué y para qué sirve, logrando que pueda visualizar la importancia y los resultados del proceso.

3-    reforzar el pensamiento crítico. Dada las características que describen al aprendiz adulto y que lo hacen diferente en su forma de aprender y sobre las expectativas que tiene sobre lo que quiere aprender, es importante conferirle libertad para que puedan debatir ideas, reflexionar, evaluar sus creencias y pensamientos, incrementar su autoconocimiento, de esta manera estarán más abiertos y cómodos durante el proceso de aprendizaje, liberando y dejando fluir mejor esa capacidad transformadora

Teoría de aprendizaje experiencial

A.- Fue desarrollada por David Kolb Según la misma, el aprendizaje en un adulto parte básicamente de aprender de la experiencia. De acuerdo con Kolb, la mejor forma que tiene un adulto de adquirir y sintetizar nuevos conocimientos es a través de la asimilación de sus propias vivencias y experiencias, se es lo más pragmático.  Se aprende haciendo. El aprendizaje parte de realidades y experiencias relacionadas a esas realidades. Es de esa manera que el aprendiz adulto aprende los conceptos. Se habla de que es un aprendizaje se más activo y fácil que la persona lo ponga en práctica o lo utilice en su entorno. Para los adultos es más factible recordar y dar un significado a algo que hicieron y no algo que simplemente vieron. El aprendiz adulto combina la experiencia con el conocimiento y el comportamiento. Sus experiencias previas le han de que guiar en la ruta de un nuevo aprendizaje. Es considerada por muchos la forma más natural de aprendizaje. En la teoría, el aprendizaje se divide en cuatro (4) ideas fundamentales:

1-    experiencia – se refiere a la acción que genera el aprendizaje. El aprendiz adulto aprende mejor cuando tiene una vivencia concreta que va más allá de las páginas de un libro o de las palabras de un discurso o conferencia. La simulación o la evocación de situaciones reales, o de la acción misma sobre situaciones reales, para crear momentos que puedan ser recordados y que proporcionen alguna información relevante es la mejor forma de aprender.

2-    observación y reflexión – luego de que el aprendiz vive la experiencia, los pasa a observar y reflexionar sobre la misma, sobre el qué y sus efectos o consecuencias. Es importante que el diseño de aprendizaje combine el brindar experiencias con fomentar espacios para su análisis, para poder asimilar conceptos y conocimientos basados en lo experimentado.

3-    conceptualización – en esta etapa, tal vez la de mayor importancia, se contempla el desarrollo de la capacidad de la persona de comprender el significado de esa experiencia vivida en su realidad. Se denota el concepto abstracto de lo aprendido. Para ello el diseño del aprendizaje debe promover que los estudiantes expongan sus ideas y pensamientos para poder generar por sí mismos información práctica y estructurada para ejecutar dichos conceptos.

4-    experimentación o vivencia – en esta etapa, se pione en ejecución lo aprendido. Es importante concentrar al aprendiz adulto en la aplicación de actividades y prácticas que le permitan aplicar en concreto lo aprendido a través de la experiencia y de todo el proceso de aprendizaje, para a su vez generar nuevas experiencias que constituirán la base para adquirir nuevos conocimientos de manera cíclica.

Mejores prácticas en el proceso de enseñanza y aprendizaje del adulto

Previamente se ha estado presentando, de forma general, los principios y características que describen el aprendizaje de los adultos. De igual manera, se han definido tres (3) de las teorías de mayor relevancia en el estudio y entendimiento de este tipo de aprendizaje. De forma directa o indirecta se han estado presentando ventajas, desventajas, semejanzas y diferencias en relación en cómo aprende el adulto. Lo anterior implica que aquellas personas que están a cargo de enseñar a un adulto tienen que redefinir o cambiar esquemas, estrategias, métodos, técnicas y modalidades en sus patrones y estilos de enseñanza, dirigidos al logro de un aprendizaje exitoso y significativo en el adulto. Es importante establecer, que no es añadir nuevo conocimiento sobre lo que ya se tiene y se domina, es redefinir, ajustar y adaptar la metodología de enseñanza al nuevo perfil del aprendiz, un aprendiz adulto con otros intereses, necesidades, exigencias y motivaciones.

Miranda (2019) establece que los adultos aprenden de forma diferente a los niños y a los jóvenes, pero ese aprendizaje se distingue por ser reflexivo, introspectivo y experiencial. A tales efectos, tomando en consideración lo expuesto por la autora, el quien trabaje con un adulto tiene el reto de diseñar aquellas estrategias dirigidas al cumplimiento de las expectativas del aprendiz adulto, logrando de esta forma que alcance las metas de forma efectiva e inmediata. Resulta oportuno que se entienda en qué consiste el enfoque de enseñanza pedagógico y el andragógico. Hay elementos comunes entre ambas modalidades de enseñanza y aprendizaje, solo cambia el enfoque en que se aplica y los ajustes y adaptaciones en métodos, estrategias y técnicas para atender a las poblaciones a ser impactadas.

A tales efectos, las estrategias para atender al adulto en su aprendizaje deben tener las siguientes características:

  1. dirigidas a crear y mantener la motivación, el entusiasmo, el carácter, la fuerza de voluntad, la necesidad de adquirir conocimiento, la experiencia previa y la autonomía.
  2. que despierten la curiosidad del aprendiz, motivarlo a valorar lo aprendido y reforzar el pensamiento crítico.
  3. tomen en consideración las experiencias previas del aprendiz adulto, la   contextualización del aprendizaje, las vivencias, actitud reflexiva, dirigidas a provocar el análisis y que el aprendiz vea como llevar lo aprendido a la práctica.
  4. alineadas a las necesidades del aprendiz, acorde con sus antecedentes.

Márquez, López y Pichardo (2008), presentan las siguientes estrategias para atender el aprendizaje en el adulto:

  1. Comunidades de aprendizaje
  2. Aprendizaje integral acelerado
  3. Método de casos
  4. Educación en servicio
  5. Desarrollo profesional
  6. Micro aprendizaje
  7. Aprendizaje por autoconcepto. actitudes que lo propicien.

De igual manera Montes de Oca y Machado (2011) identifican otras estrategias prácticas en la enseñanza y aprendizaje del adulto. Estas son:

  • Aprendizaje basado en problemas
  • Aprendizaje basado en proyectos

De acuerdo con lo indicado previamente, son múltiples las estrategias de enseñanza que se pueden aplicar para trabajar con el aprendiz adulto. Entonces resulta pertinente que ante el vertiginoso aumento en las modalidades de enseñanza, especialmente a nivel universitario, las reuniones virtuales y la necesidad de desarrollo profesional, se revisite los aspectos del aprendizaje de adulto y se actualice de acuerdo a cada realidad.

NOTA DE REDACCIÓN: La Web del Maestro CMF publica los textos originales de su autor, no necesariamente coincide con lo expuesto en el tema, no se hace responsable de las opiniones expresadas, y no promociona ningún producto, servicio, marca o empresa. Sugerimos a nuestros lectores conocer la identidad de la(s) fuente(s) o de su autor, para tener mayores elementos de juicio y la pertinencia a su realidad educativa.

Referencias
  • Alcalá, A. (2012). Modelo de Aprendizaje Andragógico. Editorial Académica Española.
  • Blog Lorbarda.com. (22 de abril de 2017). Teorías de aprendizaje para adultos para diseñar con eficacia. orbada.com
  • Bustos, N. (15 de abril de 2020). Conoce los 5 principios del aprendizaje en adultos y su relevancia a la hora de seleccionar un curso de capacitación. bridgeenglish.cl
  • Knowles, M. (1980). The modern practice of adult education: From pedagogy to andragogy. New York: Cambridge.
  • Knowles, M. (1984). The adult learner: A neglected species. Houston Gulf.
  • Knowles, M. (2014). Andragogía: el aprendizaje de los adultos. Ciudad de México:
  • Alfaomega Grupo Editor.
  • Kolb, D. y Ronald, F. (1975). “Toward an applied theory of experiential learning”. En
  • Carly L. Cooper (ed.), Theories of Group Process. Nueva York: John Wiley & Sons, 33-57.
  • Márquez, F., López, L. y Pichardo, V. (2008). “Una propuesta didáctica para el aprendizaje centrado en el estudiante”. Apertura, 8 (8): 66-74.
  • Mezirow, J. (2000). Transformative Theory of Adult Learning. San Francisco: Jossey Bass.
  • Miranda, D. (13 de agosto de 2019). El reto de enseñar a los adultos: particularidades de las estrategias docentes. historico.mejoredu.gob.mx/
  • Montes de Oca, N. y Machado, E. (2011). Estrategias docentes y métodos de enseñanza-aprendizaje en la Educación Superior. scielo.sld.cu/
  • Quick Digital Knowledge. (18 de febrero de 2015). Consejos para facilitar el aprendizaje adulto. quick-dk.com
  • Ramos Rodríguez, I. (2015). Desarrollo profesional de los docentes: Enfoque
  • Andragógico, (2da ed.). Hato Rey, P R: Publicaciones Puertorriqueñas.
  • Ramos, I. (2002). Desarrollo profesional de los educadores y de las educadoras.
  • Publicaciones Puertorriqueñas.
  • Sierra, R. (2006). La Andragogía, modelo propicio para el desarrollo de la educación de  adultos. PROSPECTIVA, vol. 4, núm. 1, enero-junio, 2006, pp. 100-102, Universidad Autónoma del Caribe bridgeenglish.cl
  • mytcoavanza.com
  • lorbada.com
  • shiftelearning.com
  • sites.google.com
  • teoriasdelaprendizajeelsatobon.com
  • yoprofesor.org
  • cis6007recursosdidacticos20181.com

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: